sábado, 13 de febrero de 2010

EL LEGADO DEL EMIR


Portada del libro


El jueves 11 de febrero a las 20 horas, en el salón de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, calle Capitulares 2 (frente al Ayuntamiento) se celebró la presentación del libro de Rosario Lara Vega y José Ramón Rico Muñoz "El Legado del Emir". El acto estaba previsto que lo presidiera el Delegado de Cultura de la Junta, Joaquín Dobladez pero no pudo -en este caso el don de la ubicuidad de los Delegados no funcionó-, y lo tuvo que presidir Antonio Sánchez Villaverde, Alcalde de Montoro. La mesa estuvo formada por los autores Rosario Lara Vega y José Ramón Rico Muñoz, Antonio Sánchez, Jesús Peláez, el editor, y Rafael Jiménez.

Mesa de la presentacion
Mesa de la presentación

Antonio Sánchez manifestó que no tenía previsto presidir la presentación, pero que con la ausencia del Delegado le había tocado en suerte. Hizo un chiste sobre su lugar en la mesa, que él estaba mejor en la izquierda que en el centro, lugar que no le gustaba, tuvo palabras de admiración para sus paisanos montoreños, y mencionó a antiguos amigos de la política que allí se encontraban.

Intervencion Jesus Pelaez
Intervención del editor Jesus Peláez

Jesús Peláez, el editor, le precedió, preciso como siempre, didáctico, no glosó en plan editor, que lo era, sino como si hubiera formado parte del equipo creativo de la obra, que también lo formó en el aspecto revisión de pruebas, correcciones, etc. dijo, después de haberlo leído la obra muchas veces durante el trabajo, haber leído el libro una vez impreso en dos tardes, al igual que su vecina. Le faltó decir el nombre de ésta, lo que generó sonrisas. En la última lectura el libro le enganchó y le pareció otro distinto. Leyó un pasaje del mismo.

Intervencion rafael Jimenez
Intervención de Rafael Jiménez

Rafael Jiménez, estuvo literario, comedido pero exacto en sus apreciaciones, sin dejar de ser modesto como es, con amplios conocimientos, tanto de los autores como de la materia. Supo estar a la altura del momento a pesar de que dijo sentirse suplente –para mí fue titular indiscutible-, consiguiendo hacer calar en la audiencia su ameno mensaje. Alguna de sus exposiciones fueron luego tema del debate.

Intervencion de la autora Rosario Lara
Intervención de la coautora Rosario Lara

Los autores, como padres de la criatura, desglosaron y se repartieron los comentarios. Me llamó la atención que, a pesar de las intervenciones que les antecedieron, siempre había una parcela no tocada. Rosario, a la que al final todos –como amigos- acabaron llamando Chari, estuvo dotada de una oratoria fluida y precisa. Luego la siguió su esposo, el coautor José Ramón, que a pesar de comenzar diciendo que lo habían dicho todo, utilizó su parte del argumento para no repetir, parecía un entrenado capítulo al alimón. Creo que ni a propósito pudo salir mejor. Jugó incluso con una parte que de suspense dijo tener la obra, y despiezo el trabajo desde su concepción hasta verla fuera en la imprenta.

Intervencion del coautor José R. Rico
Intervención del coautor José R. Rico

Después, en un coloquio improvisado, como siempre, hubo quien protagonizó el debate incluso haciendo preguntas que no venían al caso. Sin embargo, otro asistente puso el dedo en la llaga al preguntar porque se estaba ocultando este capítulo tan importante de la historia de nuestra ciudad. Culpó a las creencias y poder de la religión para anular esa parte de nuestra historia, que hizo pensar a más de uno que la Inquisición no se abolió con la Constitución de Cádiz, sino que en nuestros días los equivalentes de la “Santa Inquisición” citada, incluso llegan hasta el papado. Se observa como poco a poco, con la sutileza de que son maestros se va anulando la historia, imparablemente, hasta el nombre de la Mezquita, en los libros de texto, en los folletos turísticos, etc.

En el debate, creo que no se cortó adecuadamente la personalización del mismo por el primer interviniente, e hizo –muy oportunamente- decir al autor imitando a Paco Umbral,

-¡Yo he venido aquí a hablar de mi libro!

Cuestión que distendió y acabó con esos protagonismos de algún sector del público que trata siempre, en todos los debates, de capitalizar los mismos, privándonos a los demás de saber y principalmente a los autores, de exponer adecuadamente su obra.

En suma, un interesante libro que ya he leído, y que creo saber el secreto de la cubierta, y que es…

¡No, no lo digo, adquiéranlo ustedes!


Fotografias: Pedir disculpas por la baja calidad de las mismas fruto de la utilización de una sensibilidad mayor para no utilizar el flash.