domingo, 14 de febrero de 2010

OTRA MADRUGADA DE ESCÁNDALO, EN ESTE CASO POR CULPA DE LA TESTOSTERONA,


Pelea callejera
Fotografía de la pelea por Marta.


-¡¡Marta me dijo que ibamos a follar, y luego se va contigo!!

-¡¡Pues a mí me chupo la polla no me la folle!!

-¡¡La polla me la vas a chupar tu!!

-¡¡Pero es que es una puta!!

-¡¡Una puta no es…!!

Vaya con la señorita Marta, imitadora de “Mesalina”. Pero no estaba allí Marta, sólo el que decía haber mojado y el que le hubiera gustado mojar, otras niñas y los “colegas” de los afectados.

Seis de la madrugada de un domingo. Es la tónica las madrugadas de los domingos, y de los sábados, y de los viernes… Tres grados centígrados. Un grupo de chavales, seguro que no sobrepasaban los veinte años algunos. Un coche semideportivo conducido por una niña, seguro que explotada por cualquier patrón, a la que los padres le dejan todo el dinero que gana. Se ponen a trabajar, les pagan lo que marca la ley sí, pero las condiciones son excesivas, horas extras discutibles, trabajos de diferente categoría, etc. y no colaboran al mantenimiento de su casa, todos los ingresos para ellos. Eso es un craso error nuestro, de los padres. Todo el dinero para ellos que lo gastan en la letra de coche, ropa, y viernes y sábados de farra, luego está el mantenimiento del coche que también vale lo suyo. Y los problemas. Afortunadamente no son todos, no se puede generalizar, pero son bastantes.

Otros, seguro que con menos dinero porque son “estudiantes eternos”, de a pie, a los que financian los padres, eran los beligerantes. Esto es una noche si y otra no, no voy a caer en el tópico de la droga que puede ser, pero es que el alcohol es una droga, y no me creo y no es posible que estén toda la noche con un refresco de cola. Llegaron a las manos, unos intentaban separarlos, otros temerosos de la llegada de la policía, miraban de vez en cuando por la esquina de la calle de entrada a la plaza. Una de las chicas le decía que "no debían pelearse por una guarra de mierda". Hubo un forcejeo entre los rivales por Marta y luego los separadores.

 Llegada del primer vehículo policial
Llegada del primer vehículo policial.

Media hora después llegó la policía, ignoro si por una llamada de algún vecino o por casualidad, que ya es. Intervino, pregunto qué pasaba y le dijeron, no pasa nada es una discusión sin importancia. Pues cada mochuelo a su olivo. Y bajaron las voces. Ya estaba todo el barrio despierto, e iniciaron la marcha cada uno para su sector. Otro coche de policía. No me lo creo. Pero sí otro coche de policía, no es por nada, es porque hay poca dotación policial y esto es un barrio de la periferia. Cuando llegó el segundo ya estaba todo calmado. Charlaron los profesionales entre ellos y siguieron después su ronda.

 Llegada del segundo vehículo policial
Llegada del segundo vehículo policial.

Las delgadas niñas del coche deportivo se quedaron todavía un poco más dentro de él, otro vociferante -antes- chaval, se acercó al coche y todo era una balsa de aceite, ahora hablaban como si en un monasterio cisterciense estuvieran. El coche policial tuvo que apartarse para que pasara otro vehículo y, como la pantera rosa, de puntillas se fueron las niñas motorizadas con su coche. Volvió la normalidad, bueno a los que se levantan tarde no, pues ya estaban todos despiertos, a los madrugadores como yo nos da igual.

Hay textos antiguos que hablan de las broncas callejeras, que acaban como el Rosario de la Aurora, no es por lo tanto nuevo.

“En otros lugares se referían a que, si tenemos en cuenta que a esas horas de la madrugada andaban rondas de jóvenes pendencieros -y no tan jóvenes- por las calles, y que hasta no hace mucho eran frecuentes las confrontaciones por motivos políticos o religiosos, la cuestión acababa también en bronca”

Aquí el motivo era puramente del motor que mueve al mundo, el sexual. Lástima que la pelea no fuera por hacer un mundo mejor, sin problemas laborales, sin inmorales sueldos de muchos, de reparto equitativo de la riqueza, laico. Y los padres de todos tan tranquilos en sus casas, pensando que sus hijos e hijas son gente formal, que beben lo justo y no se meten en líos. Y a lo mejor lo son, porque no van a ser así todos los jóvenes pero... el alcohol, los placeres de la carne, y la noche, son siempre abono de problemas.



Vídeo de la bronca.



Llegada de la policía.

Aquí se acaba la bronca, con la llegada de la Policía, luego una vez pasado todo llegó otro coche como he mencionado, posiblemente en previsión de que la cosa hubiera adquirido proporciones mayores. Afortunadamente no fue así. Bien han empezado estos chicos el día de San Valentín. Me acordé de otra noche de San Valentín en Chicago (USA).

¡Joder con la testosterona! ¡Quién tuviera esos niveles! ¡Y vaya tela con Marta!

7 comentarios :

Talbanés dijo...

Te aseguro, por experiencia, que es sorprendente la cantidad de pendencias que se producen las noches de marcha entre chavales por las razones más peregrinas y sin sentido... aunque esta vez si se puede decir que era la clásica pelea entre nenacos por una chica jeje. Al menos al final no pasó nada y nadie acabó mal. Un saludo Paco, espero que no te desvelaras después y cogieras rápido el sueño jeje, hasta pronto.

Paco Muñoz dijo...

Querido amigo Talbanés, llevas razón es muy normal pero no es nada nuevo, en cuanto a desvelarme ya ves a la hora que te estoy contestando, soy bastante madrugador, incluso los domingos.
Un saludo

Lisístrata dijo...

Esas chicas es q no saben tp elegir a los hombres, jejeje, si fueran más inteligentes, ellas "darían a su cuerpo alegría macarena" con en pluridiversidad pero con estilo y discreción y ellos, inteligentes tb, se llevarían ese placer a su tumba tras evocarlo miles de veces hasta ese entonces, pero sin malos rollos de posesiones y testosteronas desatadas, ejejje. pero ay! la ignorancia en cóctel con el sexo y rociado encima de etílico! mala cosa!

¡lo que aún queda por cultivar desde la educación poldioj!

Muy buena crónica de nuestra realidad inmediata, Paco.

Lisístrata dijo...

jejejeje, al cerrar vuelvo de nuevo, jajaj, porque se me ha ocurrido un final, en vez de la poli se tenía q haber presentado Marta y, así como vestida Olivia Newton Jhon en de Greasse, tenía que haberle dicho al q llora:
_oye guapín yo me voy con quien me sale de las agujas de mis tacones, si te dije lo q te dije fue por no oírte y darte un par de ostias, estabas de un pesao con el puto follar que tiraba para atrás.
Marta se vuelve al otro chulito y le dice:
_ y tu chulo cabrón, no fantasees tanto q un día de estos te la voy a poner de corbata como digas lo q no debes y llámame puta si quieres, me resbala la calle abajo, peor sería q me dijeras mamá. Ahí os quedáis miserables!

o no? la chica no tiene tanta sagacidad como para enfrentarse a dos capullos rebozados de testosterona y si se entera no dirá una palabra? o le llorará al más cabroncete (como suele suceder a las jóvenes) para q siga teniéndola como su juguete sexual cuando le plazca? quien sabe.

ya ves, empecé riéndome sólo imaginar la primera situación y la última me ha puesto triste.

Paco Muñoz dijo...

Ambas entradas tuyas son como debían ser. A mí muchas veces me supera la moda de la diversión de hoy, sobre todo lo de la bebida, lo otro, lo de la "jodienda" pues no tiene enmienda, ha ocurrido siempre y siempre ocurrirá. Lo que me sienta mal es la publicidad, muy dado en los "machos", ya sabes lo que se folla en las tabernas, lo mismo que se cazan las mejores piezas y se pescan los mayores peces. Estoy de acuerdo contigo. De todas maneras, en el fondo, la que liaban los capuletos y los montescos en su pueblo, por las calles, o las "ches" de los Borgia, o si vieras, estoy leyendo líos de bragas y conventos y es que vaya tela.

Lisis he visto lo de las nevadas, bueno he visto, tus vídeos no son ni un "trailer", que digo "trailer" son visto y no visto. Son muy cortitos.

Salú

Lisístrata dijo...

Paco, yo tengo una cámara de esas q regalan en la primera comunión, y fue con ella q saqué los vídeos, por tanto poca calidad. Ademásm en la nevada hice a propósito q fuesen visto y no visto, ya q luego me cuesta mucho tiempo subirlas a la red y sólo quería una "prueba del delito", para lo cual basta.

Espero tu opinión sobre ese libro que lees de los Borgia y sus enjuagues y dime y diretes "chechuales" y políticos.

salú pa t@s

Paco Muñoz dijo...

En primer lugar mi cámara es de primera comunión como la tuya, si vieras la envidia que me da de algunos y algunas, cuando sacan su Nikon o Canon último grito y disparan. Pero ya quisieran estos tener algo que a ti te sobra, a la vista de tus "afotos", y es sensibilidad.

El libro son los "Casos Notables de la Ciudad de Córdoba" , que me lo regaló el otro día el editor, Paco Baena. Y como siempre la "jodienda no tiene enmienda".