jueves, 23 de diciembre de 2010

EL PUENTE DE ABBÁS IBN FIRNÁS (III)

Una vista general

Con un aún amenazante cielo esta mañana, me desplacé hoy 23 de diciembre de 2010, al puente para tratar de dar fe a su casi culminación. El personal estaba dándole los últimos toques, acicalándolo para la inauguración definitiva. Bien es cierto que acabará en una glorieta, cercana al Parque Joyero, en la carretera del Aeropuerto, en espera del tramo que lo enlace definitivamente con la carretera de Palma del Río, un tramo complicado por tener que salvar tres caminos de hierro, el convencional hacía Málaga y el convencional para Sevilla y de alta velocidad para Sevilla y Málaga, de difícil ejecución constructiva y presupuestaria en este caso por los malos tiempos que nos ha tocado vivir.

Escultura central que representa a Abbás Ibn Firnás con sus alas volando.

Tiempos crueles y desgraciados, gracias al insaciable capitalismo (que ahora llaman mercados, como daños colaterales a los asesinatos de civiles en las guerras ), que campa a sus anchas por el mundo y al que nadie culpa de la problemática que sufrimos, sólo son culpables las pensiones y los sueldos de los trabajadores, que padecen una resignación alienante y lamentable. Mientras los grandes empresarios siguen ganando inmorales repartos de beneficios, sin responder con su patrimonio real, no con el de la empresa, a gestiones algunas seguramente delictivas, cínicas, como una que ante el embargo de uno de ellos que los capitaneaba, sólo tenía el pobre para pagar su embargo seiscientos euros, vamos el miserable importe de un salario mínimo, y que tuvo la desfachatez de pedirle a la clase trabajadora que trabajase más y cobrase menos, pero que seguro que sus sustanciosos sueldos, o repartos, de la temporada de vacas gordas los tiene como muchos, a buen recaudo. Y no me refiero como se puede comprender a los pequeños empresarios que esos si que pagan con su peculio particular, y algunos con su vida, si no a los especuladores y grandes corporaciones. Todo ello con la colaboración de gobernantes servilistas, que han perdido el sentido de la dignidad ideológica, y buitres acechando su caída definitiva, para coger lo que les apetezca con el mínimo esfuerzo.

Desde Amargacena

Volviendo al puente, parece que la inauguración podría ocurrir la semana que viene, antes de que acabe 2010 o en los primeros días del 2011. Son bastantes años de trabajos y de dificultades, bien en forma de restos arqueológicos, o de intensas lluvias. La prueba de carga se ha efectuado sin problemas, y seguido las recomendaciones de la Confederación Hidrográfica –no sé si se sigue llamándose así- en cuanto a la luz o vanos del mismo. No he tenido la posibilidad de colarme para poder hacer las fotografías “in situ”, y las que aporto son de las cercanías, desde ambas orillas, así como unos cortos vídeos. 

Desde la orilla izquierda

Con unos centímetros de más, por la acumulación de barro en las suelas de las botas, que fue harto difícil quitarse, decidí hacer una última fotografía desde la carreta de las Ermitas, a distancia, aprovechando una búsqueda de exteriores de la película El Cristo de los Faroles, para ese experto cinematográfico que es nuestro colega Werrybee. 

Desde la orilla derecha (1)

Hemos pasado en esta ciudad de un Puente Romano, que soportaba la N-4, y el llamado Puente Nuevo; al del Arenal que también estuvo un tiempo sin ir a ningún sitio; el de la autovía, que pasó desapercibido, lo mismo que cuando pasas por él, que no te das cuenta que estás pasando el gran río de Andalucía, y que seguro no contó con las problemática de cualquiera de los puentes en los que interviene el gobierno municipal; 

Desde la orilla derecha (2)

una pasarela puente enmohecida, siguiendo la moda del momento, cuya inauguración “medallista” nos iba a llevar al Megapalacio caro e inacabable del Sur, también idea de la era “medallista”, que le está costando a esta ciudad un ojo de la cara, pasarela que sustituyó una obra de Calatrava y que se marchó por la obstinación del gobierno municipal a Mérida, después de quitarse la arena de las zapatillas el afamado arquitecto;  Al de Andalucía esbelto y moderno, pero que aún está inacabado, como casi todas las sintonías de esta ciudad –hay otro en la ronda norte que posiblemente se caerá antes de que la faraónica obra que lo tiene que complementar se terminé, ¡cuánta inversión para el automóvil en todas las ciudades!-, y ahora el que nos ocupa.

Soportes orilla derecha

De dos a siete puentes, en corto espacio de tiempo, si tenemos en cuenta el que pasó del Romano al Nuevo, que fueron siglos. Los demás se han ido midiendo en décadas y alguno en lustros. Como el que no se conforma es porque no quiere, mal vale tarde que nunca. Sirva esta entrada para cerrar una trilogía dedicada al casi paisano del siglo IX, Abbás ibn Firnás primer hombre en volar, eso sí, después de Ícaro.

Paneles informativos

Dos trabajos anteriores dedicados a este puente:



Desde la sierra

Vídeos




En un amplio universo de noticias referidas a Abbás ibn Firnás, me permito poner una muestra de los enlaces para el que quiera profundizar en su conocimiento.










Fotografías y vídeos de la entrada del autor, el resto de su correspondiente web, blog o medio informativo.