miércoles, 20 de abril de 2011

D. SILVERIO GUTIÉRREZ ESCOBAR, ALMA MATER DEL MUSEO DE HISTORIA LOCAL DE VILLANUEVA DE CÓRDOBA.

D. Silverio y la sala del Museo

Museo de Historia Local de Villanueva de Córdoba. De momento la sede del Museo lo es a su vez de la Asociación de Amigos del Museo de Historia Local. En un edificio del Siglo XVII, de la Plaza de España de la localidad, con entrada principal por la plaza y otra fachada a la calle Plazarejo. En su planta alta, señalaba Juan Ocaña, que el pavimento de esa planta está a veinticinco centímetros por debajo de los tres balcones que dan a la plaza de la Plaza de España, lo que le llevo a imaginar que esos huecos eran ventanas.

Útiles de labranza tardorromanos y visigodos

Hasta finales del XIX fue usado el edificio como ayuntamiento. Luego ya en el XX como escuela, después se habilitó como mercado de carne, Dispensario Antipalúdico y Casa de Socorro, Juzgado Comarcal. En las cercanías de la democracia fue Juzgado de Paz. Antes había sido sede del partido único del franquismo, sede del Movimiento Nacional, como llamaban los fascistas a su organización.

Ruedas de molino y detalle de la altura de los balcones

El aspecto burocrático puro y duro, la inscripción en el Registro de Museos de Andalucía, en 2006. Lo que le da el amparo -que no lo es sino para normativas, muchas de ellas difíciles de llevar a cabo-, de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Pero las normas son las normas y los esfuerzos son en la mayoría de los casos personales o de grupos, sin interés económico alguno en defender la cultura de su tierra.

Una vista del museo

Cuando nos presentaron a D. Silverio Gutiérrez, nos impresionó, es un personaje de categoría, peculiar, con gran personalidad, nos dio la imagen de un sabio, pero autodidacta, según nos confirmó el desarrollo de la conversación y de sus tesis. Profundamente enamorado de la historia arqueológica de su tierra y sintiendo una enorme pasión por ella.

Otra vista de la sala

Un luchador nato por conseguir que el terruño tenga un museo en condiciones, donde puedan ser expuestas todas las piezas valiosas que contiene el actual. En una palabra el alma mater del Museo, pero no interpretando alma con el significado hebreo de espíritu –que también puede ser-, sino con el latino de nutricia, en este caso proveedor de material y cultura.

D. Silverio un verdadero personaje

Al abrirnos el Museo nos dijo muchas veces que lo consideráramos almacén, la escasez de espacio, una sola sala, y la cantidad de material a exponer, da para muchas vitrinas, por ello la enorme mescolanza organizada del material, que las fotografías nos confirma. A pesar de ello las siete u ocho que tiene permiten junto con material alrededor de tener una visión de su amplio contenido. 

Ánfora, estela y piedra de molino

Es mucho el trabajo por hacer, relacionar, datar, y exponer por épocas. Que son todas las del ser humano, desde sus orígenes. D. Silverio nos manifestó que él era carpintero aficionado a la arqueología, a la investigación, y a recuperar el pasado de su tierra, que en el fondo es la nuestra y nuestra historia, y no tan lejana.

La "joya de la corona" del Museo

Tuvimos la satisfacción de escuchar, a las múltiples preguntas que le hicimos, creíbles teorías que chocaban frontalmente con las de los textos. Nos explicó detalladamente, como estimaba eran utilizados ciertos útiles de edades remotas, cuando las piedras eran las herramientas cotidianas del ser humano. Como determinadas marcas en ellas servían para, o bien introducir los dedos, o sujetarlas con las manos. Y decimos teorías creíbles porque ante los ejemplos evidentes no se las podía poner en duda.

Urna funeraria reconstruida

Reconstrucciones perfectas de elementos cerámicos. Recuperación del hierro de distintas épocas en útiles de labranza y otros, que parece no se le daba el valor adecuado. Mucho trabajo científico para detallar por un lego en la materia -quien suscribe, que a buen seguro equivocará una época, un resto o describirá erróneamente otro- en poco más de un folio. Muchos años de desvelos y anhelos, mucha lucha contra la burocracia. Qué pena que los intereses políticos no pasen por la defensa del patrimonio.  

Puntas de lanza, hachas, piedras, flechas...

El detenernos en lo que llamó Manuel Gómez la joya de la corona, una vitrina con multitud de elementos de trabajo de la prehistoria. Puntas de flecha, instrumentos de corte, hachas de piedra pulimentadas, ajuares funerarios, restos de incineraciones, y un etc. amplio de restos arqueológicos de todos los tiempos y épocas. Todas perfectamente ordenadas, por modelos y seguramente por épocas. Muchos años dentro de una pequeña vitrina el contenido de la vitrina que cariñosamente llamaron la joya de la corona jaroteña. 

Placa imitación.

Ya quisieran para sí muchas ciudades tener lo que D. Silverio llama almacén temporal. Se le ilumina la mirada cuando piensa que está próximo a tener Villanueva de Córdoba un Museo de Historia Local acorde con la calidad de sus fondos actuales, para goce y disfrute de los jarotes en primer lugar y los cordobeses en general. Para que las nuevas generaciones aprendan a defender el patrimonio local y conozcan los modos de vida de sus ancestros. Se le ilumina el rostro, cuando piensa que esas piezas recuperadas las usaron habitantes de estas tierras hace muchos cientos de años, algunas miles.

Restos de una incineración

Como para muestra siempre basta con un botón, en la revista “Arte, Arqueología e Historia”, en su número 14 del pasado enero, se presentó un trabajo de D. Silverio llamado, “Historiografía para el conocimiento del patrimonio arqueológico megalítico de la zona oriental de la penillanura de Los Pedroches”, que merece la pena leer para comprender muchas cosas de la zona.

Una vasija reconstruida

Para finalizar, fiel a la hospitalidad jaroteña, a la petición de una indicación para salir en dirección a la A-423 dirección Cardeña, nos dijo que le siguiéramos y nos sacó hasta la misma carretera, que si bien Villanueva de Córdoba no es una populosa población, nos hubiéramos mareado hasta encontrar la salida. Allí nos despedimos hasta una próxima visita, que ojalá coincida con la inauguración oficial de la nueva sede del Museo de Historia Local, no sin llevarnos el convencimiento que D. Silverio Gutiérrez Escobar, es el alma mater del Museo.

Variadas piezas, puntas de flecha, hachas, etc.

Vidrios, un trozo de inscripción y diverso material

D. Silverio explicando su teoría.






Añadido gracias a un comentario.

Por el interés que contiene un comentario anónimo (por el hecho de que el colaborador no lo ha puesto en el texto), añadimos una fotografía algo más significativa del fragmento de la escultura romana y el capitel corintio, además del texto integro explicativo de la contradicción de la decisión administrativa que, en nuestra opinión, bien podían ser las dos, la mencionada y el Ajuar del Minguillo, aunque a lo mejor quien tiene que decidir valora más la cultura romana.

Fragmento de estatua yacente romana y capitel corintio

Texto del comentario

“A pesar de la opinión respetable del amigo Silverio, no deja de ser significativo y llamar la atención, sin embargo, el hecho de que para la Junta de Andalucía "su joya de la corona" no sea ese Ajuar del Minguillo que se describe en el artículo periodístico, sino el Bien de Interés Cultural del yacimiento arqueológico de Majadalaiglesia (El Guijo) y por ende dos de sus Bienes Muebles depositados actualmente en el Museo Local de Villanueva (ver pág. nº 105 del BOJA nº 64 de 5 de Abril de 2010). Esos dos Bienes Muebles son un capitel corintio romano y un fragmento de una escultura sedente romana, bienes los dos procedentes del primitivo Museo (o colección) de Villanueva creado (sacado de la nada) en 1980 por un Grupo (cuatro alumnos y un profesor) galardonado con cinco premios nacionales en el programa de RTVE, "Misión Rescate", Museo (o colección) que ha sido la base, el cimiento, el germen, el origen del actual Museo de Villanueva de Córdoba. Las dos piezas citadas reconocidas como Bien de Interés Cultural aparecen al fondo en sendos pedestales dentro de la imagen cuyo pie de foto se titula "Ruedas de molino y detalle de la altura de los balcones".
Fotografías del autor.
Bibliografía varia.

13 comentarios :

Conchi Carnago dijo...

Que personaje mas curioso, me gusto mucho conocerlo, me encanta la gente que se cuestiona lo ya establecido, y nos demostró que sus teorías eran mucho mas verosímiles que las de los arqueólogos con los que no estaba de acuerdo. La mañana fue muy didáctica y amena, los padres de Guadalupe, encantadores.

Paco Muñoz dijo...

Es un verdadero personaje, con mucha profundidad y sobre todo licenciado en la universidad de la calle, del campo en este caso, que es una de las mejores. Y coincido en tu apreciación respecto a Manuel y Mercedes.

Diego Cardador dijo...

Me ha impresionado mucho las colecciones que muestras en este museo sobre todo los útiles de labranza. No sé no me esperaba algo así en Villanueva, la ignorancia de uno...

Otro sitio más que apunto en la lista de lugares a visitar, gracias Paco, me estás agrandando la lista muchísimo!

Vértice dijo...

Conocí a Silverio hace un par de años y la verdad me dejo impresionado, su saber aprendido como autodidacta, su conocimiento de la arqueología y sobre todo su amor por la tierra.
Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Diego, cualquier rincón de esta tierra no deja de asombrarnos a cada momento. Tienen previsto trasladar el Museo a la antigua estación de ferrocarril, pero es imposible reflejar todo lo que hay en las vitrinas y rincones.

Emilio (Vértice), ya ves lo que dice que él también se impresionó y eso que Emilio conoce nuestra provincia (y parte del extranjero, tiene la mejor colección fotográfica de Córdoba) como la palma de su mano.

Saludos a los dos

Anónimo dijo...

A pesar de la opinión respetable del amigo Silverio, no deja de ser significativo y llamar la atención, sin embargo, el hecho de que para la Junta de Andalucía "su joya de la corona" no sea ese Ajuar del Minguillo que se describe en el artículo periodístico, sino el Bien de Interés Cultural del yacimiento arqueológico de Majadalaiglesia (El Guijo) y por ende dos de sus Bienes Muebles depositados actualmente en el Museo Local de Villanueva (ver pág. nº 105 del BOJA nº 64 de 5 de Abril de 2010). Esos dos Bienes Muebles son un capitel corintio romano y un fragmento de una escultura sedente romana, bienes los dos procedentes del primitivo Museo (o colección) de Villanueva creado (sacado de la nada) en 1980 por un Grupo (cuatro alumnos y un profesor) galardonado con cinco premios nacionales en el programa de RTVE, "Misión Rescate", Museo (o colección) que ha sido la base, el cimiento, el germen, el origen del actual Museo de Villanueva de Córdoba. Las dos piezas citadas reconocidas como Bien de Interés Cultural aparecen al fondo en sendos pedestales dentro de la imagen cuyo pie de foto se titula "Ruedas de molino y detalle de la altura de los balcones".

Paco Muñoz dijo...

Estimado comentarista anónimo. Me he permitido incluir tu observación así como una fotografía más detallada de las piezas a las que te refieres, en la entrada.

Muchas gracias por tu aclaración y aportación que, si dices tu nombre y no tienes inconveniente lo añadiré al texto.

Anónimo dijo...

Hola, soy el Anónimo que no quiere dejar de ser anónimo, pero te dejo esta pista:

http://cordobapedia.wikanda.es/wiki/Museo_de_historia_local_de_Villanueva_de_C%C3%B3rdoba

Paco dijo...

Pues lamento mucho que mi torpeza sea tanta, o que no tenga capacidad de determinar quien eres, allí no conozco nada más que a D. Silverio. He puesto en la entrada la referencia del Museo en Cordobapedia.
Un saludo y gracias.

Anónimo dijo...

En relación con lo que comentas, ¿he de creer que, como solo conoces a Silverio, tampoco conoces a Juan el vicepresidente de la asociación museo?.
Siento de verdad que no tengas otra manera para contactar contigo que no sea ésta y conversar en privado para que conozcas algo más que la única versión que te han contado sobre el Museo, es decir, que oigas a otras partes. Supongo que te sonará lo de "las partes" por lo que tengo entendido que has estudiado en la Universidad.
Un saludo y mil gracias por insertar antes mi comentario sobre los BIC (escultura y capitel) dentro del tu artículo como ahora el enlace de Cordobapedia.
P/D.- No te esfuerces que no nos conocemos de nada.

Paco Muñoz dijo...

Efectivamente sólo conozco a D. Silverio, y lamento no conocer a D. Juan que, como dices es el Vicepresidente del Museo. Si me pasas tu correo electrónico ya estamos en contacto, así de simple. Por otra parte no entiendo eso de que sólo conozco una versión, pues claro que es así, yo visito el pueblo con motivo de una exposición de joyas, me intereso por el Museo y llaman a D. Silverio y el nos lo abre y explica algunas piezas que allí se exponen, todo ello en una visita relámpago de menos de media hora, que como comprenderás da para muy poco y lo que observo es mucho interés por parte de la persona que nos abre y nos lo explica. Luego investigo algunos trabajos suyos para documentarme más, por simple interés. Entonces no puedo saber de polémicas u otras cuestiones que siempre hay en todas las asociaciones, o empresas, casi siempre por cuestiones de protagonismo personal, es más debo decirte que siempre considero importante escuchar a toda las partes, eso siempre enriquece, y aclararte que para saber eso de “las partes” no hace falta ser o haber sido universitario, yo estoy trabajando desde los nueve años y mi universidad ha sido otra que la que tu mencionas, es la de la vida y afortunadamente ya llevo algunos años a cuestas. Concretando anónimo –podías haber puesto tu nombre para que por lo menos me pudiera dirigir a ti correctamente-, ya ves que no tengo ningún problema para poner las versiones que quieras, la tribuna es libre, pero fíjate que la primera y segunda vez he puesto las versiones de un desconocido, de un “anónimo”, y lo que escribas en los comentarios se queda escrito -no tiene censura previa ni posterior-, lo que pasa es que sería más importante hacerlo con nombre y apellidos, así la gente que lo lea le dará más valor. Y terminar diciéndote que no me interesan las polémicas locales y ni los dimes ni diretes, bastantes problemas tenemos ya para asumir más, que no nos atañen. Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Como comprenderás no puedo dar datos personales aquí públicamente y máxime después de haber recibido ciertas presiones con amenazas de judicializar por haber contado la parte que no se cuenta del Museo (o no se quiere contar porque molesta y ensombrece). No son dimes y diretes, ni polémicas personales, de eso nada.
Así es que, reitero que si el blog tuviera un apartado donde contactar para dar el correo y otros datos en privado y que no apareciese a la luz pública como cualquier comentario pues sería mejor. Tampoco en el perfil del Autor del blog hay algún dato que posibilite el contacto con el mismo: por ejemplo su e-mail o un espacio donde enviar sugerencias y datos privados, como tienen otros blogs.
Gracias por todo. Saludos.

Paco Muñoz dijo...

El correo del blog es: 7fmc@wanadoo.es

Saludos.