domingo, 19 de junio de 2011

EL CINE MAGDALENA HA MUERTO, DESCANSE EN PAZ.

Desde la puerta de entrada.

Un paseo por la mañana del domingo19 de junio, casi de madrugada (las ocho), cuando aún los restos de la “tomatina” flamenca de este año 2011 estaban sin recoger de las calles, cuando ojerosos jóvenes desayunaban en algunos bares, y otros descansaban del atraco cultural de un solo golpe, de la pasada noche. Cuando me lamentaba de que, cien millones de pesetas era el costo de este evento. Costo señalado, sin meter los extras de los empleados municipales del orden y de la limpieza, que los habrá. Y trataba de asimilar lo que son cien millones de las antiguas pesetas y la de cosas que se pueden hacer con ellas. Por lo menos, considerar que se podía alargar en el tiempo, con artistas locales, infinitamente más baratos, el episodio cultural.

La invasión ordenada ¿Dónde estarían antes?

¿Quién se beneficia del evento? Se me dirá, la hostelería, pero la hostelería dirá que no, como los cortijeros. Y si es así, ¿aporta la hostelería algo para luego recibir beneficio, o lo aportamos todos, porque eso es lo que es la hacienda municipal?. No lo sé, ya que en esto opino como en lo del “dormidiecisei”, mucha inversión para que después lloremos, ojalá que no. Bueno desvarío aunque todo está enlazado, porque cuando ponemos en el GPS la ruta a Levante, al pasar por la plaza de la Magdalena, vimos con notable pena como el cine del mismo nombre, el cine Magdalena, había sucumbido a la piqueta. Y como el automóvil, que actúa como los buitres, ha tomado ya posesión del mismo. Ya estaba antes ojo avizor, como se puede ver en la fotografía del amigo Werrybee, esperando la muerte del pequeño templo cultural de barrio, y le ha faltado tiempo para dar buena cuenta del cadáver.

Foto de Werrybee, ya está derribada la Fábrica de Hielo

Hace un tiempo, en la también extinta Calleja de las Flores, se publicó un artículo del titular de la misma, donde avisaba y se lamentaba de lo que hoy ha ocurrido. También es cierto que la Ficha de Actuación, U5, del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Córdoba de la GMU (Gerencia Municipal de Urbanismo) lo destinaba a “Creación de un Equipamiento genérico (destinado prioritariamente a aparcamiento y otros equipamientos), que resuelva las necesidades de este sector de la Ajerquía, dada su centralidad y accesibilidad rodada.” Es decir “la suerte estaba echada” o "Alea jacta est". El epitafio escrito bastante tiempo antes, ya lo publicó el diario Córdoba en febrero de este año, y el automóvil otra vez ha salido vencedor.

Aérea de Google de 2004, Albus en pie y el cine

Cine Magdalena, de anuncio de Fundador ¡Está como nunca! en la TV blanco y negro con un filtro a tres bandas del bar de al lado, para que pareciera en color, esperando la hora de la entrada. De cola en la plaza para la sala de invierno. Qué no sé por qué se llama de invierno cuando en el otoño y en la primavera también íbamos al cine. Salvo la temporada de verano que se proyectaba la película en la terraza, una azotea alargada como el cine y el actual aparcamiento, con gitanillas en las barandas de la calle Santa Inés, y no recuerdo si también en la parte que daba a la fábrica de hielo. Una terraza, que te permitía hacer un recorrido fernandino desde su altura, por las torres de la Axerquía; San Lorenzo, La Magdalena como es lógico, Santiago, San Pedro y San Andrés que recuerde, y posiblemente el par de San Rafael. 

Aérea de Google 2010, mejor definición, restos de Santa Inés

Luego fue cine de Arte y Ensayo que era la antesala del porno, eso que los carcas de siempre y las sotanas de antaño, pensaban que significaría la perversión de la juventud, cuando en realidad algunos la llevaban en los genes. Y en realidad pasó la moda y sólo quedó algunos rastros en las butacas de fluidos genitales inaguantables, por las proyecciones, en algunas filas fuera de las habituales de los mancos. En eso se diferenciaban los de arte y ensayo, los normales, se circunscribían en lo expuesto solo a las últimas filas, y en estos el desparramamiento por la sala era mayor. 

Nunca se había visto el jardín desde el patio de butacas

Luego el cierre, después la piqueta, y al final el coche que espera. Los restos del Convento de Santa Inés a otro lado de la calle, con una exquisita colección de jaramagos, esperan posiblemente otro tanto. Estos, con el piramidón de la crisis, que bajó la fiebre ambiciosa del ladrillo, de momento se han salvado, pero algunos automóviles están expectantes en sus alrededores. Allí es más complicado, están cercados los restos y además no es un llano, por lo que los reyes del asfalto no pueden invadir, de momento.

La fachada principal habrá que imaginarla

En una fotografía aérea de Google, de noviembre de 2004, cuando aún no tenía la definición fotográfica adecuada, se puede ver la azotea del cine diáfana, con la caja de escalera de cómoda bajada, los Laboratorios Albus aún en pie y lo que fue Talleres Ruda también, aún no se habían convertido en exposición permanente del jaramago. Otra, de siete años después, aunque el vuelo es de 2010, ya está mejor definida, por haber cambiado las cámaras del satélite, y se ve todo el yacimiento del Convento de Santa Inés y alguna actuación en la terraza del cine.

Desde los callejones de Santa Inés

Cine Magdalena de la juventud, de invierno, de primavera y otoño, de Arte y Ensayo, de alguna película subida de tono, alguna de las de ensayo y sobre todo de terraza de verano, que era como una cena a la luz de la luna, si la había, y si no se te había olvidado el bocadillo de Mina, mientras la magia del celuloide colaboraba en la digestión del embutido, y algún reloj de campanario cercano y no tanto, rompía los diálogos del perfecto doblaje de las películas. Y luego cada mochuelo a su olivo, una estampida por las anchas y cómodas escaleras y a la calle. El cine Magdalena de últimas filas de novios, ha sucumbido a la piqueta, descanse en paz.

Foto de Luis Calvo, cuando un artístico dibujo ocupaba la fachada

Fotografías una de Luis Calvo y otra de Werrybee
además de dos de Google, el resto, las peores, del autor,

15 comentarios :

ben dijo...

SI,descanse en paz,uno de lo más hermosos recuerdos de muchas generaciones,que asistimos embobados y llenos de dicha en su
azotea al placer del buen cine.
La tristeza es doble,por el recuer
do de lo que significó y por ver
en que ha acabado,en estacionamien
to de coches.
¿Es que no se ha podido emplear pa
ra otra cosa el edificio recuperán dolo culturalmente para el barrio?
Creo que cada generación,va rom
piendo los mitos de la anterior,sin
preocuparse de sentimientos,sólo el
interés de lo inmediato,en este ca
so en dónde dejar el coche.
En fin,nos queda cerrar los ojos y pensar lo que era ver el cine en
la terraza del cine Magdalena.
Saludos.

Paco Muñoz dijo...

Si amigo Ben, nadie rompe una lanza por nada. Es una verdadera pena. Muchos recuerdo, mucha nostalgia, muchos años, mucho de todo y nada.
Un abrazo.

Mike S. Blueberry dijo...

Ulises...con Kirk Douglas, y Silvana Mangano, las cintas de arte y ensayo, de verdad, antes de que llegara el porno encubierto, que compartía con el Cine Iris, hoy también desaparecido, por dios que viejo soy...
Gracias por recordarnos estos momentos.

Marcos Y. Jiménez Hidalgo dijo...

Nunca sabré por qué no se llevó a cabo la propuesta de Teatro El Mercado en este cine. Ahora creo que van a hacer un teatro de nueva cuña, al menos nos queda el consuelo de que no será otro par de viviendas ahí.

Aquí tenéis el edificio que van a hacer.

http://www.calcula2.com/uploads/images/4b577e12822b1512c7a3e28e8b1f49c4.jpg

Conchi Carnago dijo...

Os habéis olvidado del factor romántico, cuantos recuerdos, cuantas miradas apasionadas en la semipenumbra del celuloide, cuantos roces furtivos resguardados del frió callejero en invierno, rodeados de jóvenes en plena ebullición hormonal. y en verano a la luz de las estrellas. Hay cosas que no se olvidan por muy mayores que seamos, o no debíamos olvidar, recordar es volver a revivir emociones, desdichado el que no tenga recuerdos.

Paco Muñoz dijo...

Mike somos, lo somos. Unos más y otros menos pero al ser los recuerdos similares... "Ya viene el negro zumbón bailando alegre el bayón...", es lo primero que se me viene a la memoria al decir Silvana Mangano.

Paco Muñoz dijo...

Marcos precioso ¿Pero lo van a hacer? ¿Será un palacio de Sur de la Magdalena? Ojalá.

Paco Muñoz dijo...

Si Conchi, todo eso y mucho más. Pero ayer preguntabas si hacia veinte años -un rato-, de aquella aventura, y esta mañana, hablando con Juan Pérez Cubillo, le comenté una cosa y me dice -Paco si de eso hace ya más de tres años. Y yo pensaba que fue el mes pasado. Eso es bastante grave.

Juan Guijarro Moreno dijo...

Una pena, un edificio precioso y un símbolo cultural que ha sido referente en Córdoba toda la vida, ¿qué harán en su lugar, otro teatro? ¿no lo podían haber remodelado?, en fin, a ver qué modelito modernista nos deparan nuestros antigüos y modernos políticos para este, ya, solar. Un abrazo amigo Paco

Vértice dijo...

Pues si Conchi, cuanta razón, cuantos recuerdo, cuanta acaricias en la oscuridad de un cine y como yo siempre digo "intentare no acordarme,
pero lo que no puedo hacer el olvidar"
Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Amigo Juan, unos comentarios arriba Marcos Y. Jiménez, publica un link del proyecto que querían hacer ¿Otra cosa es que lo hagan o puedan hacerlo?
Un abrazo

Lansky dijo...

Se me ocurren varias reflexiones al hilo de esta triste historia.

1) ¿Por qué se llamaran conservadoras estas derechas tan destructoras?, o sea, que son todo lo contrario

2) El negocio siempre se basa en privatizar beneficios (¿hostelería’) y socializar’ inconvenientes, los gestores municipales de derechas lo hacen siempre, los nominalmente de izquierdas a menudo

3) Continua el proceso imparable de cargarse las salas de cine

Talbanés dijo...

Que entrada más bonita y emotiva... y sobre todo triste. Otro antiguo cine de verano que sucumbe, ¿cuánto durarán los que aún perviven?. Hace años escribí en mi blog una pequeña entrada y un poema dedicado a un cine de verano, ahí dejo los enlaces para el que quiera leerlos. Enhorabuena por esta entrada Paco.

http://talbanes07.wordpress.com/2007/06/16/cine-de-verano/

http://talbanes07.wordpress.com/2006/06/26/cine-a-la-luz-de-la-luna/

Paco Muñoz dijo...

Lansky en este caso ha sido la izquierda, la derecha empezó el sábado 11. Pero llevas razón,lo que pasa es que el espectro político está escorado a la derecha. Aunque tu metes en la nomina a los de izquierda a menudo.

Paco Muñoz dijo...

Andrés, ambas entradas son bonitas, hay una que desconozco el cine será de tu pueblo, las otras fotografías son del Coliseo San Andrés (dos) y Zarco u Olympia, la otra. Yo no era Mirinda, por la edad, agua del botijo, o en todo caso gaseosa, si altramuces y pipas. En los descansos cantaban Maringal, maringal... más películas de blanco y negro que de color. Y repartirse los nenes los anuncios, prospectos sin movimiento. Todavía no era Movierecord. Miguel Ligero, Riquelme, Luis Sandrini, y muchos más. La espera de uno de los rollos que los traían de otro cine en bicicleta, con una mochila redonda del tamaño del rollo. Aqui puedes verlo.
Un abrazo.