miércoles, 15 de junio de 2011

LA NUEVA Y PEATONAL CALLE CRUZ CONDE

La calle Cruz Conde remodelada

Cuando vemos la calle Cruz Conde ahora, nos acordamos del sufrimiento de profesionales y responsables públicos hace unos dieciocho años. Entonces se trató de semipeatonalizar esa arteria, con la intención de cortar una ruta por el centro de la ciudad, aliviar de contaminación la zona y disuadir del uso del automóvil.

Plano de Casañal con expresión de la calle proyectada
y las calles que la cruzaban

Cuando valoras desde la distancia los esfuerzos que costó el intento, la cantidad de interesados que daban planos a los responsables tratando de aliviarse ellos, diciendo lo que se debía de hacer, e incluso algunos decían que significaría eso la destrucción del PCA –a las cartas al director del periódico Córdoba me remito, además que para la destrucción citada, se bastan solos algunos de sus miembros-. 

Rótulo de la calle Morería

Entonces el comercio achacaba sus bajas ventas por el cierre, y no miraba el desplazamiento del eje comercial de la Corredera hacia otros lares. Reuniones con los afectados que sólo veían el coche como su solución y ahora resulta que la peatonalización es la panacea. Te das cuenta de lo voluble que es el ser humano, lo cambiante y lo que tarda en ver el futuro de las cosas.

Cruz en esquina de San Álvaro que se llamó Abades también

En el fondo es para alegrarse, aunque hayan pasado muchos años, nunca es tarde cuando la dicha es buena. Unos cientos de automóviles que no pasarán por esa zona, menos contaminación en los pulmones de los ciudadanos de ese sector, más facilidades para pasear y para acudir al comercio del Centro.

Marcas que señalan las galerías del Foro de la Colonia

Bienvenido sean los cambios de maneras de pensar, bien sufridos todos los ataques personales de los responsables del momento, si consideramos que han sido el germen de lo actual. Y sobre todo enhorabuena por la visión de los sufridos profesionales del tráfico de esos años, que tuvieron, a pesar de los pesares, visión de futuro. Hoy, cuando paseas por esa calle, sin entrar en consideraciones del nombre de la misma -que dicho sea de paso creo se llamó un tiempo Málaga, por lo menos así la recuerdo yo cuando la mencionaban mis padres-, y ves el trabajo realizado, dices, todo ha merecido la pena.

Más marcas del Foro

Lo más antiguo que me acuerdo de esa calle, sigo diciendo que mis padres la denominaban Málaga, era cuando con ellos iba a casa de Salinas, en la esquina con San Álvaro, las ventanas de la habitación de arriba daban a la calle Cruz Conde. Mi madre llevaba algo especial en el bolso, alguna tortilla en fiambrera de aluminio que sacaba en el establecimiento, el cual nos surtía las bebidas, para mí una gaseosa pequeña que, cuando te la tomabas, te salía el exceso de carbónico hasta por la orejas, es una exageración, pero por la nariz y el lagrimal seguro. Luego al lado estaban los almacenes Pedregosa, donde mi primo Cándido era dependiente y alguna que otra vez lo vi en su trabajo. También me llamaba la atención la tienda de las estilográficas, Gala, que, creo está aún.

Calle Pastores

La clínica del Dr. Pesquero en el edificio redondeado, esquina con Historiador Díaz del Moral, que hace poco ha sido reformado. Trabajé de joyero con Álvaro Baquerizo de Poli, que tenía el taller en la primera planta del número nueve -después de la citada tienda de las estilográficas-, edificio que ahora presenta un aspecto renovado.

Miraflores entra en correos

Se podría hablar de muchos comercios significativos de esta ciudad en esa calle, pero por poner un par de muestras, la cafetería París, la del altercado del oficial del ejército con el legionario, al que trato de manejar delante de unas señoritas, y le salio el tiro, no por la culata, sino por donde hiere. Y Nylonplex  en los comienzos de la era del plástico, que creo fue la tienda que sustituyó a la cafetería pija. Calle que se llamó el tontódromo, de jóvenes de Beatles y Dúo Dinámico; de repeticiones de caras de domingo por la tarde, con vestido y zapatos nuevos; "como regueros de hormigas la gente se paseaba..."; de escaleras mecánicas y cafetería en el subsuelo. Son muchos los recuerdos y establecimientos y el tema va de otra cosa.

Y Cabrera también

Hace unos días, cayó en mis manos un detalle de la explicación de los símbolos que figuran en el pavimento de la calle y son de lo más curioso. La responsable del proyecto es una arquitecta que se llama Rosa Lara, y es posible que la sensibilidad femenina sea lo que más llama la atención, y la obra esté impregnada de ella. Tiene unas franjas de orientación para los invidentes, para determinar las calles perpendiculares a ella. Las losas oscuras determinan donde había edificaciones a principios del siglo XX, las claras lo que fue una calle y separa a ambas una línea de latón. Losas claras lo que era calzada, losas oscuras lo que eran edificaciones o solares, que también los tenía.

Pastores

Parece que se pondrán nombres, también de latón señalando las calles antiguas. Ya está puesto el de la calle de la Morería, luego vendrán todas aquellas que la cruzaban en las fechas anteriores a su nuevo trazado, desde 1926 a 1930. Esto es llamativo y me recordó como en los tiempos de Roma se publicitaban los evergetas en algún Foro o columna, por ejemplo el de Torreparedones. Letras de latón en el pavimento pegadas con plomo. Más o menos como hoy, siempre queda en algún sitio, o bien una lápida para el publicitarse el “evergeta” que inaugura, pero con dinero público, o alguna marca comercial.

Muralla de la ciudad que se eliminó para salir a los Tejares

He querido, con el plano de D. Dionisio Casañal y Zapatero -sí, Zapatero-, del año 1884, señalar más burda que correctamente, la línea del trazado de  la calle y las calles que la cruzaban, dándole un tono distinto, así como los supuestos límites del Foro de la Colonia, que también está señalado en el pavimento, para que cuando uno pase por él, se acuerde del pasado de esta ciudad y piense en aquellos cordobeses de hace dos mil o más años, que dicho sea de paso eran nuestros paisanos.

Otra vista del pavimento donde se ubica la muralla

Se quiere complementar con una fuente ornamental el cruce con Góngora pero no se ven aún indicios de si se va a hacer o no, y un panel con el plano de 1926.  Tiene 16 anclajes de bicicletas –no sé si son los adecuados-, 18 bancos y 48 árboles y se señalará con unas placas la muralla, que a lo mejor para eso son las columnas en sus aledaños.

Columnas en la confluencia con Tejares.

Estará acomodada a las nuevas tecnologías y se dotará de wifi. En los textos que cito, dice que las letras de los rótulos de las calles mirarán todos a la derecha –¿sería una premonición?-, tanto en dirección a Tejares como a las Tendillas. El pavimento es de mármol travertino y la iluminación está instalada en el suelo, con tecnología de leed o diodos luminiscentes de bajo consumo. Esperemos que antivandalismo, porque me acuerdo la que tenía el puente de la Cruz de Rastro y los aledaños de la ribera, en la zona de lo que fue Villa Cachonda y lo que duró. ¡Ah! se me olvidaba, se ha instalado también una columna con una cruz, en el cruce con San Álvaro, de la que no he encontrado datos, a lo mejor me he ido muy para atrás a buscar en el tiempo y es mucho más contemporánea.

En suma una buena obra y necesaria. Poco a poco se le puede ir ganando terreno al rey, ojo al de la calle, al automóvil, lo otro llegará también, es cuestión de tiempo.



Fotografías y vídeo del autor.
Bibliografía: apuntes de la calle.

13 comentarios :

Molón Suave dijo...

Precioso, Paco, una magnífica información, que yo, personalmente, desconocía en su mayor parte, llena, además, de deliciosos toques irónicos. Yo fui uno de los que, muchas tardes de domingo, paseaba por ese tontodrómo y sus aledaños con algunos amigos. Bastante antes iba algunas veces con mis padres a la Sociedad de Plateros, donde también tomaba gaseosa (qué pocas cosas había por aquel entonces)acompañada con una tapita de huevos a la mariscala que mi padre pedía para los cuatro, mi padre, mi madre, mi hermana y yo. Nos poníamos moraos. Es una delicia como ha quedado la calle. En todas partes los comerciantes les ponen pegas a la peatonalización, suelen ser tan miopes que no se dan cuenta de que como se compra es andando, no en coche, y de que cuanta más gente pasee por la calle más ven los escaparates. Luego, cuando la obra está hecha, es cuando descubren la mejora, pero a ninguno se le ocurre pedir perdón por todas las burradas y majaderías que dijeron antes.

talbanes07 dijo...

Desconocía que significado tienen esas lozas de distinto color, muchas gracias Paco por esta entrada, es buenísima. La calle ha quedao espectacular, los magnolios le dan mucha categoria. Enhorabuena

Paco Muñoz dijo...

Rafael, es cierto lo que dices, es cuestión de visión de futuro. A lo mejor es la diferencia entre comerciante y tendero, el tener la visión de futuro o no tenerla. También me imagino que habrá otras razones, es difícil juzgar desde luego. Lo importante es que está, aunque me parece que al final tendrán que permitir el paso de vehículos. Ya veremos. Galerías Preciados, Flomar, Segarra, López de la Manzanara, Rivera, y un largo etc.etc. Sabes que la calleja de la Sociedad de Plateros si la miras en el mapa la partió por la mitad, dejando un trozo a cada lado, y durante la II República se llamó Málaga.

Paco Muñoz dijo...

Gracias Andrés a mi también me llamó la atención. Un saludo.

Joaquinrafae dijo...

Buenas noches Paco:
Muy interesante la entrada. Aunque ya conocía, desde hace algunas semanas, el artículo al que haces referencia, está claro que el acompañar la información con las fotografías de cómo ha quedado la calle dan un valor mucho más significativo y explicativo, para los que no hemos visto aún la obra "in situ", de lo que han querido plasmar los arquitectos de la remodelación, dejando constancia de la evolución del entramado de calles, ya desaparecidas o muy transformadas, de esa zona de la ciudad.

Abusando de tu amabilidad quisiera preguntarte si conoces la ubicación de una antigua calle de esa zona del barrio de san Miguel que, en la segunda mitad del XIX, se llamaba "Albarrana" o "torre Albarrana", supongo que próxima al recinto amurallado y que no he sido capaz de localizar.
Como veo que tienes acceso al plano completo de Casañal quizás haya ahí alguna referencia a dicha calle.
Otra cuestión. ¿Existe alguna posibilidad de acceder a dicho plano en formato digital en algún enlace?

Muchas gracias

v dijo...

Pues yo tampoco conocía el significado de todo lo representado e instalado en el suelo, pero nada, para eso te tenemos.

Yo me acuerdo de la librería Cañete (no sabéis la veces que tuve que ir a llevarle paquetes)
Un saludo.

Vértice dijo...

Pues solo ha salido la v, sera otra premonición.

Diego Cardador dijo...

Paco, la próxima vez que pise esa calle todo va a ser diferente gracias a ti. ¡El comedero de cabeza que tenía entre las marcas y las losas de distinto color! Porque intuía que no estaban así de forma casual y ahora con tu entrada lo entiendo todo, si no es por esta entrada hubiese pensado siempre que la calle Cruz Conde estuvo ahí y así desde hace siglos.

Enhorabuena y muchas gracias.

Paco Muñoz dijo...

Diego, empiezo por el final. Muchas gracias a ti por tus palabras y me alegro de que esto sirva para algo.

Paco Muñoz dijo...

Emilio claro que me acuerdo de la papelería que mencionas. Y la V seguro que no es de Victoria de nada, en todo caso ¿no será la serie de la TV de ciencia ficción?

Paco Muñoz dijo...

Joaquinrafe, hace mucho tiempo que no te leo. Bienvenido. Vamos a ver, en el plano de Casañal existe una Calleja Albarrana, en el de 1811 y en el de 1851 no, viene el nombre y la cuadricula, pero en ella no figura. la cuadricula es la D6, creo que es una calleja que estaba al este de la plaza de toros.

Yo tengo digital el de 1811 y el de Casañal, los dos me los han facilitado como un detalle, y no me atrevo a dártelo sin pedirle permiso a quien me lo dio. Si quieres se lo pido y si me lo da, que seguro que sí, te lo envío.
Me facilitas un correo y te mando la zona donde creo yo que se ubica. En un callejero de la época me lo corrobora. La salida es a Tejares.
Saludos.

José Manuel Fuerte dijo...

En cuanto me enteré de que había terminado la obra fui a hacer algo que nunca pude hacer:

Paseé por el mismísimo centro de lo que era calzada toda la calle de punta a cabo, despacio, mirando y flipando. Lo que más me llamó la atención no fue, sin embargo, la obra civil, sino el cambio repentino de ambiente que allí había. Todo más reposado y humano. Gente sentada, hablando, paseando despacio, las manos atrás, mirando todo y mirándose, en vez de estar pendiente del bordillo o del vehículo que viene a tus espaldas... Así sí se pueden mirar los escaparates, y ¿quién sabe si comprar algo?

Paco Muñoz dijo...

Mejor no se puede expresar el ambiente de lo peatonal. Y llevas razón lo importante es la humanización del ser humano, aunque parezca un juego de palabras. El automóvil embrutece a muchos, y en manos de otros es una máquina de matar, y en manos de todos es un artilugio que mata más con el humo que con la chapa. Pero se prohíbe el tabaco, que está bien, por el perjuicio al fumador pasivo, pero lo que respiramos con los coches es igual o peor.
Un abrazo.