martes, 19 de julio de 2011

LA TUMBA DE LA CALLE DE LA BODEGA

Tumba (De la Web Arteencordoba)

Hace unos años, el Dr. Vaquerizo publicó un trabajo sobre la tumba que nos ocupa, en el Archivo Español de Arqueología, nº 74 (2001), 131-160, titulado “Formas Arquitectónicas Funerarias de Carácter Monumental en Colonia Patricia Corduba”, dentro del Seminario de Arqueología de la Universidad de Córdoba, en el cual trataba las tumbas romanas más importantes de la ciudad, y entre ellas la de la calle de la Bodega.

Casa en la calle de la Bodega

En la Calle de la Bodega, frente de donde estaba la Bodega de Cruz Conde, de tantas visitas familiares con la “damajuana” forrada de caña, para sacarla llena de vino de 24, e ir luego a por el coñac Solariego, o el Anís la Cordobesa en Nochebuena, con los vales, existe un monumento funerario. A muy poco metros de la muralla norte de la ciudad, extramuros. Es un hipogeo de planta rectangular orientado este/oeste, en opus cuadratum.


Presenta una cámara de 2,10 x 1,90 m. x 2,10 también de altura. Tiene a la derecha de la entrada un poyo de 33,7 cm. de altura y 37 cm. de anchura. En él se hallaron una urna cerámica, dos vasos lisos de paredes finas, un ungüentario, dos vasos de cerámica campaniense, un espejo y una asita de bronce, y una lucerna. Un muro de 51 cm de grueso y 57 cm. de anchura, para una inhumación, no excavada.

Poyo interior

Esta tumba presenta dos enterramientos, una cremación y una inhumación. Tumba de carácter monumental. Dice el autor del trabajo Dr. Vaquerizo, que no es extraño encontrar dos ritos distintos en la misma tumba. En Carmona en los principios del Imperio existe la Tumba de Postumio donde conviven –es un contrasentido decir conviven en una tumba-, varios sitios destinados a urnas de cremación y la cámara funeraria de 2.05 x 2,10 m. medidas muy parecidas a la que comentamos, con una fosa directamente excavada en el terreno. 

Tumba de Postumio en la Necrópolis de Carmona

La entrada, en arco de medio punto adovelado, que se cerró con dos grandes sillares, dispuestos en vertical sobre uno en horizontal. El muro septentrional es prolongado posiblemente para semejarse al de la tumba del Convento de la Merced, que la moderna construcción impide comprobar. La datación se estima en los inicios de la época imperial. Podría pensarse, expone en Dr. Vaquerizo que la autoría fuese la misma. Tiene una semejanza con el Sepulcro de los Pompeyos de Torreparedones.

Interior

Decir para terminar que he intentado entrar un par de veces y ninguna he tenido suerte, nunca he coincidido con Doña Antonia, que me parece es la Sra. que puede facilitar la visita. Mi amigo Juan Tirado que es conocido suyo ha dado la casualidad que ha empezado sus vacaciones para más inri, pero seguiremos intentándolo sin duda para conseguir algunas fotografías actuales.

Fotografías del autor, del trabajo citado y de la Web ArteenCordoba
Bibliografía del trabajo del Dr. Vaquerizo citado en el primer párrafo.

2 comentarios :

ben dijo...

Es sorprendente el legado romano,
que nos estás descubriendo,una la
bor que debería hacerla otras ins
tituciones y sobretodo que el pú
blico en general pudiera visitar
todos esos restos.Las fotos
como siempre muy buenas e intere
sante los escritos,cada vez más
profesionales.
Saludos.

Paco Muñoz dijo...

Gracias Carlos, se intenta, otra cosa es que se consiga. Un abrazo.