martes, 2 de agosto de 2011

EL CAMPO DE DEPORTES (ESTADIO DE SAN EULOGIO)

Entrada principal al Estadio San Eulogio por la calle Adalid

El Campo de Fútbol o Estadio de San Eulogio, o Campo de Deportes como se le llamaba vulgarmente, formó parte de la Asociación Benéfica La Sagrada Familia, y se administró por el Patronato San Eulogio que se creó creo en 1951 por el obispado y luego controló Cajasur. Hoy en día no se que habrá pasado con la fundación después de la debacle de la entidad bancaria.

Puerta de la calle Tenerife frente al bar

Durante casi diez años fue el cine de verano Campo de Deportes. No he podido averiguar si se sigue usando por el barrio, pero me da la impresión que ocurre igual que con otras instalaciones, por ejemplo el polideportivo del Sector Sur, y aquel gran complejo a la salida de Córdoba por la N-432, dirección Granada del que aún se ven algunos pilares.

Panorámica del estadio San Eulogio o Campo de Deportes

En la época dorada del fútbol cordobés, cuando la vorágine económica no impregnaba a los jugadores –esta es una “burbuja" que seguro explotara algún día también- era el campo del Club Deportivo San Álvaro, en los años 52 al 54 del siglo pasado. Luego, con la unión con el R.C.D. Córdoba, que pasaba unos grandes apuros económicos que lo llevaron a su desaparición, se configuró el Córdoba Club de Fútbol actual.

Calle Adalid desde Tenerife, a la derecha los adosados donde estaban los talleres

Por esos apuros económicos el R.C.D. Córdoba jugó en él su último año, ya que debía el alquiler del Estadio el Arcángel. También lo usó el Fray Albino y creo que el Puente Romano. Pero sigo pensando que ahora mismo no es usado por ningún club del barrio. Las puertas no se han abierto de hace tiempo y, aunque se puede entrar por la calle Tenerife no se ve en el interior apariencia de uso.

Tribuna principal con edificio de proyección o sala de prensa y ambigú

El club que era titular del campo, el Club Deportivo San Álvaro se fundó en 1952 por medio de un acuerdo con la directiva del Patronato San Eulogio. El obispo fue el presidente de honor del club, Juan Font de Riego un sacerdote buena gente, de la HOAC, vocal. Baldomero Moreno fue también vocal de la directiva, cuando la presidia Martin Moreno, siendo el Tesorero José Pérez Barquero y el asesor técnico Rafael Muñoz “Leafar” el fotógrafo deportivo. Como se puede ver el equipo de la Sagrada Familia.

Pantalla de proyección del cine en la pared sur del colegio

Como cine de verano tenía el graderío de la tribuna principal que era el famoso gallinero. Se proyectaba desde lo que serían las cabinas de prensa. El estadio tiene todavía iluminación nocturna, con sus cuatro torretas todas en la tribuna norte, eso fue un punto en su día. La pantalla estaba en la pared de los banquillos que daba al colegio.

Puerta de la calle Beato Henares

Recuerdo haber entrado al gallinero por 0,50 pesetas, dos reales. Un día me faltaban diez céntimos, e hice de pordiosero, hasta que un alma caritativa me los dio y completé la entrada, así no tuve que cruzar el puente hasta mi casa, el resto de los amigos se entró antes. Como normalmente no las usaba, no sé cuánto costaría la entrada de sillas en ese tiempo pero estimo que una peseta o una cincuenta.

Calle Adalid y pared del estadio desde el cruce con Beato Henares

El cine de verano Campo Deportes, junto con el de invierno Séneca, y el otro Benavente, en Villa Cachonda, eran la oferta cultural del barrio. La deportiva estaba en el Estadio. En realidad era una ciudad en miniatura el Campo de la Verdad, prácticamente, plaza de mercado, iglesias (dos contando la del Cerro cuyo titular era el sobrino del Obispo D. Pelayo, vaya personaje), salvo dispensario de la Seguridad Social, no había nada cercano, casa de Socorro en la calle Góngora o el Hospital de Agudos en la Mezquita. Aunque había un médico, D. José, en la calle Doña Aldonza, que era un poco el paño de lágrimas de los alrededores.

Vista aérea de Google, aún no están construidas las casa adosadas
en el solar de los talleres de la calle Adalid

La calle de las Tiendas; el bar Tenerife; el Bar Séneca; el autobús de Pio XII -delante del que se ponía la beata del chiste de rodillas- en el que trabajé muchas veces de cobrador y en el que en los últimos viajes, conocedores de los novios que lo utilizaban, se esperaba cuando faltaba alguno y se le metía la bronca después; el taller de bicicletas de Castro –el padre- de la calle Pio XII;  Juanito el peluquero de la calle Las Tiendas; y comercios específicos: La Verdad –aún está-, de la familia de mi amigo Manuel Rubio Velasco; la Sultana López de la calle Rosario, donde se comía el Tete, de la familia de los areneros, las bandejas enteras de dulces, que luego se quedó con ella Vicente Ruiz Rodríguez, el Pegos (titular del apodo) fallecido, que heredó mi amigo del alma, también fallecido Joaquín Ruiz Rodríguez, Pegoletes, Vicente procedía de la confitería California de la Plazuela Almagra.

La partitura "Del Campo de la Verdad" de D.Ramón Medina

Un agradable y corto paseo, porque habría para muchas líneas, por ese barrio que es el Campo de la Verdad, y que recomendaba la copla de D. Ramón Medina:

"/ Si quieres buscar novia de tipo fino, / vete a la barriada de Fray Albino, / que el Betis orgulloso de su ribera, / las cría como flores en primavera. / Esbelto el talle, color trigueño, / los labios amapola, ojos de ensueño. / Mujeres llenas de honestidad, / son las del Campo de la Verdad. /" 

dedicada a las nenas del Campo de la Verdad. Puede que algunos la tilden casposa, pero si la aderezas de amores infantiles y de nostalgia te puede parecer maravillosa, porque en el fondo no es la letra, que sí, sino el contexto de la misma y eso que no volverá nunca, el tiempo pasado.

Fotografías del autor Google y Cordobapedia
Bibliografía Cordobapedia

10 comentarios :

ben dijo...

Si no se usa el campo de San Eulo
gio es una pena,con la poca oferta
que hay en cuestión deportiva,para
los niños.Esto es un desastre,me
refiero a la economía del ladrillo,
que se ha comido tantos solares de
interés público y creo que este estaba esperando lo mismo.Al menos,
por ahora se ha salvado.Si los políticos,fueran como los quiere
el pueblo,se darían cuenta que las
ofertas en bien a la comunidad,como
las deportivas,son realmente creado
ras de puestos de trabajo.Pero los
políticos,de hoy día,parecen otra
casta,nada que ver con el pueblo,
que los vota.Bueno y el poder econó
mico,como la cajasur muerta,ya no te digo nada,más de lo mismo.En fin
ya veremos si somos capaces de cambiar la mentalidad de estos polí
ticos.

Paco Muñoz dijo...

Nosotros no seguramente otras generaciones lo consigan. Pero es verdad que es una pena el abandono y claro una interesante operación urbanistica si sería el estadio.

Vértice dijo...

Pues creo que tiene alguna funcionalidad, algunas tarde que paso por allí veo movimiento de críos.
Un saludo.

Orilla Izquierda dijo...

Saludos
Como en otras ocasiones hemos reproducido su articulo en nuestro blog,sobre el estadio, aquí tiene todo lo que hemos conocido sobre el en los últimos meses:
http://www.orillaizquierda.org/?tag=centro-deportivo-san-eulogio
Gracias por estos magníficos apuntes de historia.

Paco Muñoz dijo...

Para mi es un honor que reproduzcáis estas Notas en vuestro Blog. Muchas gracias. Lo verdaderamente lamentable para todos, y más para los que lo hemos conocido en su esplendor, es que no consigáis el premio a vuestros esfuerzos y que es la rehabilitación o cuando menos el uso del Estadio.
Como siempre digo ahora una vez estimulada la memoria de la gente, lo mejor son los comentarios, que amplían y enseñan muchas curiosidades desconocidas. En Facebook también está publicado:
http://www.facebook.com/notes/paco-mu%C3%B1oz/el-campo-de-deportes-estadio-de-san-eulogio/10150266043474401
y en Twitter:
http://twitter.com/#!/NotasCordobesas
Un saludo ánimo y muchas gracias nuevamente.

Paco Muñoz dijo...

Emilio prueba preguntar a ver de que va. Ya has visto la lucha que tienen los compañeros de Orilla Izquierda.

Anónimo dijo...

Si no me equivoco lo sigue usando el Club Deportivo Guadalquivir, cuya sede está justo enfrente del Estadio, en el edificio del Centro Cívico...

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Anónimo por la información.

Guadalupe Gómez dijo...

Sí, se sigue usando, lo que ocurre es que su mantenimiento deja mucho que desear.
El colegio Fray Albino lo usaba (no sé si últimamente también) para sacar allí a los mayores al recreo y para algunas clases de educación física. La de malos ratos que he pasado dándole vueltas al campo...
Saludos

Paco Muñoz dijo...

Claro Guadalupe, no me acordaba que tu has vivido allí y estado en ese colegio, cuando eras algo más joven que ahora. Muchas gracias por la información de primera mano. Más que de primera mano si te has pateado el albero haciendo gimnasia.