viernes, 30 de septiembre de 2011

COLECCIÓN ABC, EL EFECTO ICEBERG





En la Sala de exposiciones Vimcorsa, está expuesta una muestra que merece la pena no perderse. En ese magnífico marco de lo que fue la casa de Carbonell, con sus grandes dependencias de administrativos, que veías cuando pasabas camino del colegio o del centro de la ciudad, edificio que antes fue la casa natal de D. Ángel de Saavedra, el Duque de Rivas, y que hoy es la sede de la empresa municipal Viviendas Municipales de Córdoba. 


Casi cuatrocientos dibujos de la colección que custodia el Museo ABC. La colección me ha trasladado a mi infancia, cuando jugaba con la revista Blanco y Negro, en casa de mi tía Encarna. Allí los tenían encuadernados y se podía trasladar uno a las campañas africanas o de ultramar, Cuba y Filipinas, y sobre todo visualizar el humor ácido, satírico y a veces ponzoñoso, de los ilustradores de antaño. 


Había uno que me llamaba mucho la atención que era Xaudaró, del que también luego tuve la oportunidad de tener un coleccionable de sus trabajos, que perdí desgraciadamente, como se pierden los libros cuando los prestas. A Xaudaró no lo he visto en la colección. Bien es cierto que no he abierto todos los cajones, porque hay muchos y puede que en alguno de ellos estuviera. Fue de los primeros que busqué. 


Era muy llamativa lo que podría interpretarse como su firma, el pequeño perrito con nariz de bolita, que siempre estaba atento en sus viñetas, y que cuando no salía los lectores le exigían que estuviese. Posiblemente habría otros ilustradores, seguro que mejores, pero este a mí me traslada a una etapa de mi niñez y por eso lo he mencionado e incluso puesto uno de sus chistes, que podría muy bien trasladarse a nuestro tiempo.


Existe otra llamativa cuestión que se dio en la Guerra Incivil, ABC mantuvo ediciones en ambos bandos el republicano y el fascista. Cosa similar ocurrió con algunos bancos, en estas últimas entidades es normal, por carecer de “línea editorial”, es decir, lo suyo es ganar dinero simplemente, pero en un medio de comunicación es algo difícil de entender. Pudo darse la confiscación de la cabecera y talleres en Madrid, y la colaboración con los sediciosos en Sevilla o viceversa. Hay una serie de dibujos de distinto signo según el lado político de la contienda.


De todas formas, no hay que entrar en más disquisiciones, que las de una época de ilustradores, de artistas, que reflejaron la vida de un país, desde la monarquía, a la dictadura de Primo de Rivera, al fascismo y por último a la democracia, desde el s. XIX al XX. Una muestra que merece verse detenidamente, e incluso fotografiar lo que se desee pues no hay norma prohibitiva, lo que pasa es que es tan amplia… Para no caer en tentaciones, el texto que sigue es el que la propia exposición expone.


"PRÓLOGO

La exposición que van a recorrer, y que inauguró la andadura del Museo ABC en Madrid, es sólo la punta del solido iceberg que conforma la Colección ABC. La cuidada selección de obras que el comisario de la muestra, Juan Manuel Bonet, ha realizado, pretende que el visitante se introduzca en la riqueza y la variedad de un amplísimo fondo artístico sin descubrir.


Colección ABC. El efecto iceberg.

Es la crónica de un siglo de historia de España, de tendencias, de movimientos artísticos, de los acontecimientos que llenaron las páginas de la revista Blanco y Negro, desde 1891, y del periódico ABC a partir de 1903. Todo ello visto desde la perspectiva de los artistas e ilustradores de cada momento.


El recorrido por la exposición se plantea en cuatro secciones que van desde el naturalismo y el simbolismo de fines del siglo XIX, pasando por el "art déco", las vanguardias, el dibujo de posguerra hasta llegar a la Movida madrileña y las formas más modernas de expresión. Más de un siglo narrando la realidad a golpe de dibujo.


SECCION 1
Fin de siglo, multicultura y modernidad.

El fin del siglo XIX y el comienzo del XX se presenta variado y creativo, con relevantes artistas e ilustradores vinculados a movimientos internacionales y tendencias locales. Son los inicios de Blanco y Negro, fundado en 1891, y en la revista recalan relevantes pintores naturalistas o afines al impresionismo, representantes del "modernisme" catalán, ilustradores simbolistas, uniéndose a ello manifestaciones humorísticas de tinte negro y crítico. 


Se llega así a las primeras decadas del siglo XX, que encarnan una cierta edad de oro de la ilustración española con numerosos artistas que se sitúan entre un simbolismo que vive ya su canto del cisne, y un "art deco" que de 1925 en adelante llegara de París.


SECCIÓN 2
Dos décadas de ideas rupturistas e integración de las artes

Los años veinte y treinta fueron de consolidación, en España, de las vanguardias artísticas. ABC y Blanco y Negro dieron cabida a algunas de las principales voces de esta nueva situación, desde escritores que se auto-ilustraron, pasando por pintores que asimilan el cubismo, la metafísica italiana, el realismo mágico alemán y en ocasiones hasta el surrealismo. 


Algunos fueron más vanguardistas, y otros más convencionales, pero entre todos contribuyeron decisivamente a la modernización tanto del diario como del semanario y de sus suplementos, como el dedicado a los niños Gente Menuda.




SECCIÓN 3
Dos Españas, dos tendencias

Un episodio singular se produce durante la guerra civil, conviven dos ABC, en Madrid el Republicano, en Sevilla el Nacional. Las ilustraciones de la edición madrileña están marcadas por una estética sovietizante, proletaria, con milicianos, aviadores, marineros, baterías antiaéreas, estrellas rojas, puños en alto, alegorías antifascistas, a esta tendencia pertenecen las obras que se han conservado en la Colección ABC.


SECCIÓN 4
Relevo y nostalgia

La posguerra fue para ABC, y para un Blanco y Negro que no reapareció sino en 1957, tiempo de fidelidades, pero también de nuevas incorporaciones. Se ilustra con obras de inspiración nostálgica, y a menudo madrileña, pero se incorporan nuevos ilustradores con ágiles páginas de decoración, estilo de vida y para la mujer. 


El humor se hace fuerte en las páginas de los periódicos que reservan desde entonces un hueco importante a sus dibujantes para ir incorporando numerosas y destacadas plumas con el paso de los años, sobre todo en la década de los ochenta, con artistas vinculados a la Movida y a las nuevas corrientes figurativas."







Distintos enlaces interesantes:


Fotografías de autor
Bibliografía de los textos expuestos.

12 comentarios :

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

¡Que buena exposición! De vivir ahí seguro que no me la perdía y ademas seguro que repetiría.
Saludos desde Palma.

Eduardo de Vicente dijo...

Vaya repaso por la historia del siglo anterior. Una maravilla para no perdérsela.

Saludos.

Paco Muñoz dijo...

Lorenzo es muy interesante, pero requiere mucho tiempo, se expone mucho material, cada cajonera tiene multitud de obras.

Eduardo tu tienes Madrid a tiro de piedra, y allí está el Museo, Lorenzo lo tiene más difícil con el Mediterráneo por medio.

Saludos a ambos

Vértice dijo...

No te pierdes una.
Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Pues esta mañana hemos estado en Moratalla, precioso, sobre todo los jardines. El guía Paco Mulero el director de Hotel Patios de la Judería. Muy bien todo.

Vértice dijo...

Pues yo también estuve en Moratalla el sábado.

Paco Muñoz dijo...

Luego hemos coincidido seguramente, hubo dos grupos el primero de Cordobaespatrimonio.com y el segundo de médicos jubilados de la Diputación. Nosotros estabamos, Rafa Jiménez, Paco Madrigal, Conchi y yo. Que mala suerte.

Vértice dijo...

Nosotros estuvimos con Cordobapatrimonio

Paco Muñoz dijo...

Pues hoy he coincidido con ellos también en el Cerro de la Cruz de Almedinilla. Lástima que no nos viéramos el sábado, cuando llegamos estaba Paco Mulero explicando en la puerta del edificio principal, lo que pasa es que nos fuimos con Paco Madrigal a sitios que normalmente no se visitan. Otra vez será.

Lansky dijo...

Yo también tuve un librote con la recopilación de Xaudaro y el famoso perrito, portadas rojas, lo presté...lo perdí. La colección permanente está en Madrid, creo que en la antigua fábrica de cervezas de Amaniel. Aún no he ido

Paco Muñoz dijo...

Lansky entonces es que el libro recopilación de Xaudaró es de los que se llevan, ese que dices era el que yo tuve. Y lo curiosos es que no se a quien se lo presté. También perdí unos libros de Ortega y Frías "El Tribunal de la Sangre", también prestados y no se a quién. Mi padre decía que la pluma, la bicicleta y la mujer no se deben de prestar, hay que añadir ni los libros de Xaudaró, ni los de Ortega y Frías.

RECOMENZAR dijo...

Tan bueno lo que escribiste que no me ire mas de aqui
Mil besos