martes, 18 de octubre de 2011

LA FOTO DE CAPA, DE FERNANDO PENCO


Una lectura fácil, amena, de investigación histórica, dónde se ven visos de “aprovecharse de los trenes baratos”unos listos, como decimos por aquí. Un mundo de intereses económicos, nos rodea por todos lados sin que podamos sacudirnos de él. Es cierta la solidaridad con el amigo, pero no lo es menos la cuadrilla de aprovechados que, no solo en el mundo de la investigación, sino en cualquieras de las facetas que toques, existe.

Fernando Penco Valenzuela y el fotógrafo Juan Obrero Larrea (foto Madero Cubero)

He leído un par de veces el libro de nuestro paisano, una primera es la fotografía inicial, ya que estamos en el mundo gráfico, para hacerme una idea de conjunto, y luego ir desmenuzando y tomando notas de lo que no he comprendido bien. Y a pesar de ello, cuando tenga la oportunidad de hablar nuevamente con el autor, le preguntaré algunas dudas que me quedan pendientes, aunque me imagino que incluso el autor, de algunas, no tenga respuesta.

Presentación del libro en la Librería Luque (foto Madero Cubero)

De todas formas me ha gustado el contenido, me he dejado llevar por la impaciencia esperando su argumento central, pero entiendo los rodeos o el aderezo que el autor pretende, tratando de completar el círculo de la historia del lugar donde se hizo una de las fotografías más famosas de la guerra incivil española. Entonces, los corresponsales de guerra, se asemejaban a los viajeros románticos del XIX.

El miliciano de Robert Capa.

Algunos de ellos hasta fueron premio Nobel como Hemingway, y estos fueron junto con las brigadas internacionales, los únicos que creyeron en la República española, no las falsas democracias occidentales, que posiblemente por el miedo al comunismo, dejaron que el fascismo experimentara aquí para luego sufrirlo. En ese pecado llevaron implícita la penitencia. Siempre pienso que si ese experimento no hubiera sucedido, los más de veinte millones de seres humanos muertos en los cinco años siguientes, hubieran llegado a viejos.

Robert Capa filmando, por Gerda Taro

Para no quitar ni poner, traslado los textos de la cubierta del libro.

La trama.

“El 9 de mayo de 2009 el historiador y escritor Fernando Penco Valenzuela y el fotógrafo Juan Obrero Larrea descubrieron el lugar exacto en el que Robert Capa hizo la Muerte de un miliciano, la imagen más conocida de la historia del fotoperiodismo y uno de los iconos de la guerra civil española.

Robert Capa, retrato.

Todo debió ocurrir a comienzos de septiembre de 1936, cuando Capa disparó su Leica en una colina a las afueras de Espejo (Córdoba) y se produjo el mila­gro. Con los nuevos acontecimientos la investigación dio un vuelco extraor­dinario y las hipótesis defendidas por Richard Whelan el más importante biógrafo de Capa, comenzaron a caer como cartas de naipes. Paralelamente, a partir de aquel 9 de mayo se sucederán una serie de acontecimientos y los diversos estudios que apuntan a Espejo se verán inmersos en la confusión.

Gerda Taro en el frente de Guadalajara, meses antes de su muerte

En aquellas fechas, nadie quiso reconocer el estudio que el autor de este libro llevó a cabo con la ayuda del fotógrafo que le acompañó hasta la colina don­de se realizó la famosa foto; sin embargo un año después, en mayo de 2010, El Periódico de Catalunya, en boca del portavoz y periodista de Robert Capa en nuestro país, lo reconocía como el primero de todos.


Valencia 1937, el cuerpo sin vida de Gerda Taro, 27 años.

La foto de Capa narra la trastienda de esa investigación desde el privilegiado lugar que ocupó su escribiente, un actor más en toda esta trama.”

De todas formas leyendo el libro cada uno que saque su conclusión.

Fernando Penco Valenzuela, el autor

Curriculu
"Fernando PENCO VALENZUELA (Córdoba 1966). Premio Nacional Nueva Gente de Narrativa 1999 otorgado por la Asociación de Escritores y Artistas Españoles. Es autor de los libros El Cráneo y siete breves narraciones (Morandi 1998); Guadalquivir, un valle legendario (Almuzara, 2008), e Historia de la Minería en Córdoba (Almuzara, 2010). También ha publicado cuentos y relatos, en Punto de Lectura ed. Digital y, en 2002 realiza el guión y dirige el documental La muerte a través del Guadalquivir que se presenta en la Filmoteca de Andalucía (2003) y es seleccionado entre otras muestras y certámenes, en la 6ª Edición del Festival del Riu (Generalitat de Catalunya, 2005). Historiador de profesión compagina esta disciplina con la literatura."

Otros trabajos de Fernando:

Fernando Penco Valenzuela / Antonio J. Criado Portal.
Morteros romanos documentados durante una intervención arqueológica de urgencia en Cerro Muriano (Córdoba)
Fernando Penco Valenzuela.
Acerca de la minería del cobre en Cerro Muriano y de la aprobación de un planeamiento urbanístico desproporcionado en De Re Metallica nº 8, Madrid, 2007, pp. 37-48.
Fernando Penco Valenzuela / Santiago Rodero Pérez. 
El antiguo distrito minero de Cerro Muriano Huelva, 2004, pp. 165-202.
Fernando Penco Valenzuela / Santiago Rodero Pérez 
Las thermae públicas del yacimiento del Cerro de la Coja: Resultados preliminares de la intervención arqueológica de urgencia en el yacimiento de Cerro Muriano (Obejo) en Anuario Arqueológico de Andalucía 2001, Sevilla, 2004, pp. 297-316.
Antonio J. Criado Portal / Fernando Penco Valenzuela.
Tres piezas metálicas descontextualizadas procedentes del complejo arqueológico de Cerro Muriano (Córdoba): Relación isotópica del plomo y otros aspectos en Antiquitas n º 14, Priego de Córdoba, 2002, pp. 9-20.
Fernando Penco Valenzuela / María Jesús Moreno Garrido. 
Dos tumbas de época altoimperial documentadas en el entorno minero de Cerro Muriano (Córdoba): I.A.U. La Mocha en Anales de Arqueología Cordobesa nº 11, Córdoba, 2000, pp. 257-273.
Juan Antonio Martínez García / Antonio José Criado Portal / Rafael Calabrés Molina / Fernando Penco Valenzuela. 
Estudio metalográfico sobre la calidad del cobre producido en las fundiciones de Cerro Muriano (Córdoba) durante la etapa romana en Antiquitas nº 10, Priego de Córdoba, pp. 89-96.

Discusión sobre la composición de la foto del miliciano, pero eso no tiene nada que ver con el lugar de la fotografía. Creo que esto es un poco como la sonrisa de la Gioconda, pero bueno.

Milicianos en el frente de Espejo a la izquierda el fotografiado


Dos fotografías en el mismo escenario y una superposición de ellas

Algunos enlaces:

Bibliografía de la propia publicación.
Fotos variadas y de Madero Cubero del Blog Como yo la veo

12 comentarios :

Manolo Trujillo dijo...

Como anécdota pude ver esta foto en una exposición de Capa este verano en Sibiu (Rumania). http://www.lacorredera.net/rumania/Imagen161.jpg

Eduardo de Vicente dijo...

Pobre Gerda, no había visto fotos de su cadaver, no se merecía morir como lo hizo.

Saludos.

Paco Muñoz dijo...

Manolo, y en la de abajo a la derecha se ve el General Patton (Usa). A propósito mi hijo está allí esta semana con el Conservatorio, en Rumania, y están alojados en un colegio universitario de los que construyó Ceaucescu, dice que el entorno es muy deprimente.

Paco Muñoz dijo...

Eduardo, ese es el riesgo de los corresponsales de guerra, y aquí con el hijo de Julio Anguita tenemos una muestra, o el cámara asesinado por el tanque americano en su hotel. Lamentablemente lo llevan incluido en el sueldo, porque además están en una guerra, en mitad del fuego de ambos bandos, se justifican con ello los crímenes que se comenten en las guerras, y ahora los llaman daños colaterales. Y todo por satisfacer el morbo de los ciudadanos, la cuenta de resultados de una empresa, y también para que se denuncien hechos que quedarían manejados por los vencedores, es una mezcla de pros y contras que a lo mejor ganan los pros. Son conscientes de ello y a lo mejor no se dan cuenta, pero mueren haciendo un trabajo que les gusta. Da pena por la juventud y el futuro que se supone le esperaba.

Lansky dijo...

Microhistoria que roza el santoral laico

Lucas dijo...

Sobre este libro hay historia.

http://www.laguerracivilencordoba.es/

Paco Muñoz dijo...

Lansky ¿De quién de San Capa?

Paco Muñoz dijo...

Ya lo he leído Lucas, muchas gracias.
Un saludo

Molón Suave dijo...

Yo he leído que la foto se hizo en Cerro Muriano. También que se trató de un montaje de Capa. Supongo que este libro aclarará las cosas.

Paco Muñoz dijo...

Presenta una teoría bastante aproximada, de que se realizó en el frente de Espejo, pero no entra en si fue preparada o no, eso forma parte de otro debate, ya que en este se trata de desmontar lo de Cerro Muriano que ya no lo mantienen los historiadores.

Lansky dijo...

Me refiero, Paco a que esa famosa foto es como un icono, como la Macarena o el Jesús de Medinacelli, que también hay que saber ver la paja en el ojo propio.

Paco Muñoz dijo...

Si estoy de acuerdo contigo, lo mismo digo alguna vez de Lorca, si no lo hubieran asesinado sería uno más, de los de su generación, es decir no les hubiera sobrepasado en fama.