viernes, 17 de agosto de 2012

¡LAS ESCULTURAS DE LA ISLA NO ESTÁN!

Desde el puente nuevo

La Isla de las Esculturas o de los escultores, fue un proyecto dentro del I Simposio de Escultura de Córdoba, en el año 2004, hace ocho años. Doce artistas entre nacionales y extranjeros: Nagi Farid, Frederic Gómez, Joaquín Castro, Gaulterio Moceen, Cristóbal Serrano, Antoine Basbous, Majid Jammoul, Fernando Pinto, Jivko Sedlarski, José María Serrano, Lawrence Gundabuka y Mohamed Bajano, bajo un sol cordobés esculpieron del 1 de mayo al 14 de junio del citado 2004, las esculturas.

Desde la orilla izquierda. Sabes que está la isla por los eucaliptos, pero nada de nada

De los artistas me honro ser amigo y admirador de uno de ellos cuya valía artística está sobradamente demostrada; la escultura del paseo de Renfe en los Santos Pintados; la del Padre Cosme en la plazuela de las Cañas y un larguísimo etc. de obras a cual más interesante. Claro lo que nos ocupa no es la obra de José María Serrano Carriel, que es a quien me refiero, y se lo merece de sobra, sino la Isla.

Más abajo no hay ni resquicio

Las estatuas ya no se ven, que es lo mismo que no estar, primero probé fotografiarlas desde la orilla y nada, luego desde el Puente Nuevo tampoco. Esto es lo que pasa con los políticos respecto al arte, que no se ven, bueno y con otras muchas cuestiones, la foto y luego el olvido. A nadie con dos dedos de frente se le ocurriría hacer unas obras para enterrarlas, en este caso de vegetación. A nadie se le ocurriría hacer unas obras de arte en un lugar donde nadie podría verlas. Yo no entiendo como a sabiendas que es una zona inundable no buscaron otro emplazamiento ¿es que no existen zonas en la ciudad donde poder disfrutar de estas obras de arte? No es un desprecio absoluto a los artistas y sobre todo a la cultura. Puede parecer una tontería pero en cualquier jardín o parque de la ciudad estarían bien ubicadas.

Lo que fue un tiempo efímero

Por ejemplo en el Parque Cruz Conde que después de los “despueses” se ha quedado de dulce, ya lo quisiera para mi barrio. Y a propósito de mi barrio, otro lugar podría ser el famoso e inacabado (otro falso proyecto, otra mentira más) Parque del Arroyo de Pedroches, o para no barrer para casa, inclusive en el de la Asomadilla. ¿Será por sitios?

Desde otra perspectiva, orilla izquierda

Es tremenda la desidia y la falta de asesoramiento, si el político de turno no entiende el arte –que en un elevado porcentaje no-, o piensa con la mentalidad electoral y cree que eso no sirve ¿Hacer una muestra para dejar que la jungla se la coma? ¿Implantarla en un lugar que nunca se podrá visitar, y quedarse tan panchos? Y luego el abandono y a ninguno de los responsables se les cae la cara de “vergüenza cultural”, porque esta vergüenza es cultural. No se dan cuenta que cada vez la gente es menos tonta.

Un artista a cincel y martillo. 
Increíble que de ese bloque salga después una obra de arte

¿El castigo a los culpables del despropósito? Como estamos con la piedra, me acuerdo lo que decíamos cuando uno era chico, a picar piedra a las canteras de Pedroches. Eso desde luego se merecían, los promotores, los encubridores y los/as mentiroso/as, que cada vez decían cosas distintas, que si una barca, que si una pasarela, que si…  Esto podría ser otro reclamo cultural turístico se ponga donde se ponga. La pena es ver como otras ciudades capitalizan cualquier cosa, aquí solo el flamenquín y salmorejo. Aunque también es arte, pero culinario.

Fotografías del autor y de la red
Bibliografía de la calle

12 comentarios :

harazem dijo...

Uf, Paco, déjalas ahí escondidas, que el otro día una apulgarada neurona de un alcanforado erudo local parió la idea de que se usara alguna de ellas como peana del trapolón monarcofranquista que nos han endiñado en el Vial los cristofachas municipales.

Paco Muñoz dijo...

Pero si por lo visto Séneca y Nerón habían protestado por eso. Cabe cualquier cosa pero no creo esa osadía una obra de arte para peana, a lo mejor en ese espacio cogían todas, se me ha pasado el lugar, y como están Séneca y Nerón...

Andrés Ortega dijo...

La verdad es que si incurrieran en tal despropósito estarían cometiendo un delito... ya que eso iría en contra de los derechos de autor... Y no me refiero a los económicos, que estos, al ser un simposio, supongo que se habrán cedido al organizardor de turno, sino a los morales que son personales e intrasferibles... El caso que nos ocupa creo que, además de todo lo que ha explicado tan bien en su texto, creo que es un insulto a los propios artistas, un saludo.

Sonia dijo...

jajaja...al mismo tiempo que escribias esto yo escribía en mi blog algo también referente a las misteriosas desapariciones que Córdoba sufre... Queríamos la capitalidad cultural gracias al salmorejo...jajajaja...me río por no llorar...

Paco Muñoz dijo...

No lo creo, porque se refiere (lo he visto en la prensa) a una opinión referida a utilizar una de las obras en el vial norte en lugar del monolito con lo de la bandera. Pero la capacidad de asombro no la debemos perder nunca, porque todo está en el bombo. Coincido contigo si la cosa fuese de otra manera sería un verdadero insulto a los artistas y a la cultura.
Muchas gracias Andrés

Paco Muñoz dijo...

Sonia,
pues estoy deseando ver las misteriosas desapariciones. Ya me dirás cuando estrenas.
Salmorejo, flamenquín, rabo de toro y “pernostasiones” –como dicen unos amigos-.

Andrés Ortega dijo...

Gracias a ti Paco por este fabuloso blog. Acabo de descubrirlo gracias a Jose María Serrano Carriel, y la verdad es que me ha encantado. Yo nací en el 84, y me gusta mucho leer acerca de la córdoba que no he conocido... Un saludo, y gracias de nuevo.

Paco Muñoz dijo...

Muchas Gracias Andrés pero más gracias a José María que es un fenómeno.
Saludos

José Manuel Fuerte dijo...

Aunque tus intenciones son loables, no creo que la mejor idea sea trasladar las esculturas. Se supone que los artistas han tenido en cuenta el entorno a la hora de realizar su obra... se supone.

Lo que hay que hacer es hacer las cosas bien: Cuidar la vegetación, cuidar de que el cauce continúe formando la isla, cuidar de que se visite controladamente, cuidar de que se puedan disfrutar desde la orilla haciendo un acceso digno, cuidar de que se conozcan,... Es decir, hacer política de ciudad.

Gracias por tu denuncia: estaremos atentos. Enhorabuena.

Paco Muñoz dijo...

Lo que hay que hacer en suma es bien las cosas. Evidentemente los artistas trataron de ubicarlas todas hacia la Mezquita, como si fuera una flecha, pero que eso mismo se puede hacer, como se hizo cuando la presa de Assuan con Abu Simbel, en Egipto, punto de partida de la UNESCO, ubicarlas lo mismo.

Gracias a ti. Saludos

Gerardo dijo...

Me acuerdo la idea de Ocaña de poner una barcaza permanente que fuera con energía fotovoltaica. Eran además los tiempos de vacas gordas inmobiliarias.
Creo que el Simposio lo organizó José maría García, arquitecto de la GMU.

Paco Muñoz dijo...

Ocaña es muy moderno, pero ya ves la modernidad. A remo o con un simple cable con energía de sangre hubiera bastado, y eso no es caro. Luego mantener a raya la vegetación y hubiese sido un atractivo turístico. Lo de zona inundable es un cuento, si lo es no debían haberlas instalado ahí. Y en ese orden de cosas los jardines del margen izquierdo entre el puente del arenal y el de la Cruz de Rastro lo es lo mismo, y el Molino de San Antonio ¿por eso no se debe hacer nada en ellos y dejarlos que se los coman Ramón? No sabía lo del organizador.
Muchas gracias Gerardo. Un saludo.