martes, 7 de agosto de 2012

¿PUERTA DEL PUENTE O ARCO DEL TRIUNFO? DA IGUAL, UN MARAVILLOSO ENTORNO




Esta mañana de calor soportable a pesar del mes de Agosto, parece que ha habido una tregua, he disfrutado nuevamente subiendo a la Puerta del Puente. Afortunadamente una vez terminada la, para mí, maravillosa remodelación del entorno, el Consorcio de Turismo municipal ha decidido nuevamente abrirla al público. El colofón será la utilización del centro de visitantes, espacio que ocupaba el solar que acogía a la sección de Caballería de la Policía Local (antes Municipal), y que luego se utilizó como estacionamiento de la zona azul.

La puerta de entrada y la bicicleta de un servidor

Estar debajo de la Puerta del Puente trae a mi memoria muchas cosas, los juegos con los amigos del barrio, durante los cuales nos subíamos a la base de las columnas gateando por la pared. Recuerdo cuando Juaní, el hijo de María, que vivía en el piso segundo de la casa de Doña Paca, dónde estaba la Farmacia de la Catedral, en la calle Torrijos, se cayó de cabeza al suelo que estaba entonces de chino cordobés, abriéndosela, bueno haciéndose una buena brecha, que sangró lo suyo. 

La artística puerta

Ese día cuando fuimos a verlo a su casa, después de que lo hubiesen curado en la farmacia -entonces nada de urgencias, ni de escanner, ni siquiera de radiografías-, desde su habitación vi, como es lógico mi casa a la izquierda, pero después una perspectiva inolvidable de la calle de la Puerta del Perdón (actual Cardenal Herrero), hasta la calle Encarnación .

Escalera

Luego, cuando la Nacional IV era la Ribera, y el Puente Romano, y se estaba construyendo la Avenida del Alcázar, la Ronda de Isasa era una vía tranquila, pues solo tenía acceso desde los Mártires por la llamada Cuesta de la Cárcel (hoy Teresa Jornet), y los dos bancos con el poema de Góngora: 

/¡Oh excelso muro, oh torres coronadas. De honor, de majestad, de gallardía! ¡Oh gran río, gran rey de Andalucía, De arenas nobles, ya que no doradas!/

eran el lugar de la toma del fresco en el verano de mis padres, mientras jugaba yo en los alrededores, que se prolongaban dentro de la Puerta del Puente (ya arco). Los coches eran escasos, incluso podías contarlos como juego mientras estabas allí, por lo espaciado de su circulación. 

La sala expositiva

Estos mismos automóviles  o camiones, principalmente los segundos por su potencia lumínica de sus faros, molestaban la pantalla del Cine de Verano Goya, unos pasos más allá camino del Caño Quebrado, pasado el “Cante escucháo”, luego Mesón de la Ribera, y antes la casilla del consumista que estaba en la pared del solar de los caballos citado en el primer párrafo. En el entorno de la puerta, delante de la puerta de ese solar, hubo un crimen a finales de los cincuenta. 

Tramo a la terraza

El “interpí”, un guía de turistas “clandestino”, de los que habitualmente aplicaba el franquismo la famosa Ley de Vagos y Maleantes, ley que hoy en día se podría aplicar a las altas esferas, asesinó a un legionario que lo doblaba en talla, después de haber estado toda la noche bebiendo ambos en el “Cante escucháo”. El móvil se desconocía pero decían en la taberna que el legionario se había estado riendo de él toda la noche.  El guía  cogió un cuchillo del bar y a la salida cuando se iban a recoger lo apuñaló. Fue un espectáculo ver el lugar del crimen y las manchas de sangre del fallecido, en una ciudad donde, aparte del hambre y fatigas que pasaban las familias humildes, nunca pasaba nada especial.

Vista lado este

Por esa razón era importante una riada, y por ello se bajaba a la Puerta del Puente a ver el espectáculo del agua casi tapando los ojos del puente viejo (perdón romano), y a las familias de Villa Cachonda o el Campo de la Verdad, pasando el puente con lo puesto buscando un lugar en la ciudad en casa de familiares, por el temor a que agua se los llevará a ellos además de a sus humildes casas. Inclusive era importante ver los gatos de la isla delante del citado cine Goya, que llenaban las ramas de los álamos blancos de la misma, 

Vista oeste, Ronda de Isasa y antiguo Seminario

por aquello de que “los gatos escaldados del agua fría huyen…”. Esa isla delante del cine, que llegaba hasta el puente era donde la gente echaba las camadas de gatos que no podían tener en sus casas, muchos no morían y pasaban a formar parte de la población gatuna isleña. A la isla se podía llegar desde la Albolafia por la banqueta, o bajar con escala como lo hacían algunos. Luego la gente les echaba comida desde la muralla y como crían tanto.

El Triunfo de San Rafael y el Palacio Episcopal, antiguo Alcázar Califal.

Al final me olvido de la Puerta. Antes estuvo visitable también, recuerdo que estaba en ella de portero un señor bastante mayor que cobraba una cantidad, y se podía subir arriba a la azotea, que tenía una horrible y oxidada puerta de hierro. La puerta de abajo era la característica de madera forrada de latón. Hoy en día la puerta es una obra de arte, que da paso a una escalera que, con unos cuarenta y tantos escalones de madera (se me hizo larga y supongo será por la edad) nos lleva a la sala expositiva, en la que se ha convertido la que está inmediatamente debajo de la terraza. El aforo es de unos veinticinco visitantes.

El muro de Qibla, la Catedral y el Centro de Visitantes

En ella se exponen una serie de fotografías y grabados desde 1565, Antón Wyngaerde, pasando por Braun y Hogenberguius; Robert; Bossuet; King; Sidney; Parcerisa; Guedson; Lévy; Lefévre-Portalis; Palomares; Pugar; Montilla; López; y algunos anónimos. En total la exposicón consta de unos diecinueve ejemplos de lo que fue la Puerta del Puente y luego Arco, todos ellos muy interesantes.

El centro de Visitantes

Este tema es recurrente ¿ Arco o Puerta?. Pues primero Puerta, casi siempre puerta, desde los romanos, (no sabemos qué pasó con los visigodos por ser un periodo poco señalado en esta ciudad y poco estudiado, aunque hay algún buen profesional en la materia, que creo es amigo) los árabes después y ahora desde las primeras décadas del siglo XX arco. En la entrada de la pasarela un amable y educado lector anónimo, evidentemente anunciándome previamente su Licenciatura en Historia, me decía: 

Centro de Visitantes y edificio anexo

“Paco siento corregirte, pero como amante de la ciudad de los califas que soy, Cordobés e historiador del Arte, tengo que decirte que la "Puerta del Puente", siempre ha sido y será una "Puerta", y nunca un "Arco", y menos de los llamados de "Triunfo", aunque sí se rehízo con el fin de la entrada de Felipe II a la ciudad, junto a mucha arquitectura efímera, para mejorar la imagen de la ciudad. Por otra parte la puerta, antes de ser árabe fue romana, dado que enlazaba con el "puente romano" con la "Vía Augusta", dando acceso a la ciudad. 
De un cordobés a otro, un cordial saludo.”

Hacía el este, río y álamos de la isla de los gatos 

Ello me permitió contestar a este tema con mi opinión:

“En primer lugar muchas gracias. No me corriges, simplemente amplias los datos y aclaras. En casi todo momento digo Puerta, y esa mezcla que empleo es la de la calle, la gente la conoce por puerta y arco. Sólo cuando la dejan aislada y construyen la otra mitad se convierte en un Arco de Triunfo, similar al que delante de Puerta Nueva le construyen a Isabel II, simplemente por entrar dentro de los cánones arquitectónicos. Su construcción o su reforma -en principio- lo es en honor a las Cortes que trajo a Córdoba Felipe II, como lógicamente sabrás, y no tengo duda de ello por tu categoría de Historiador de Arte y más por cordobés como también te titulas. 

Preciosa perspectiva del río, puente y la Calahorra

He rectificado el texto en la medida de la cambiar la palabra arco por puerta cuando no estaba según mi entender adecuadamente puesta, pero lo he dejado cuando sí lo considero. Cualquier persona que la ve ahora lo primero que piensa es que es un Arco de Triunfo (entendiendo de triunfo no porque esté al lado del monumento de San Rafael, sino por su propia anatomía) como el de París, Trajano, Bará, etc. y todos cuantos arcos construía el imperio romano para celebrar acontecimientos. 

Terraza cubierta metálica de la escalera de acceso

O como el que le hicieron al General Franco en la Cruz de Rastro para celebrar su "hazaña", pues también en ese lugar había Puerta de la muralla primitiva. Ese fue el sentir de la corporación municipal cuando la amplió por dentro imitando el exterior, construir un Arco de Triunfo. En ese momento dejó de ser Puerta para convertirse arquitectonicamente en un Arco triunfal, primero por la cuestión arquitectónica y segundo porque ya no cumplía esa misión de acceso a la ciudad, con consumista y caseta incluidos. Te reitero las gracias Anónimo.”

Otra vez puente, río, molinos y Calahorra

Es lo mismo de siempre ¿Arco o Puerta? o ¿Puerta o Arco? Mi opinión es que ahora es arco desde el punto de vista arquitectónico, lo diga quien lo diga, pero por otra parte para los cordobeses siempre será Arco y, cuidado muchos le hemos llamado del Triunfo por estar al lado del de San Rafael, por cercanía, no conmemorativo de ninguno. Eso también ocurría.

Placa conmemorativa de su construcción

Una sala expositiva coqueta y la salida a la terraza, ahí está lo mejor, una de las vistas más bonitas de la ciudad, el Puente (que era romano, y que fue el viejo y el único de la ciudad durante dos mil años) y ahora se le sigue llamando así aunque de esa floreciente época imperial, sólo le queden algún sillar en la zona de la Calahorra.  Luego están los puristas –en su derecho desde luego- que discuten, y ahí se agarraron luego los que hablaban por boca de ganso, sobre el corte del granito del suelo, que si comercial que si no.  

Remate heráldico del arco

Pues bueno, a mí particularmente me gusta el entorno, y lo he dicho públicamente, y como el libro de los gustos es el que es, defenderé mi apreciación simple y llanamente porque me gusta. No soy profesional ni de la arquitectura ni de la arqueología, pero todavía se lo que es bonito y feo, y lo que me gusta y lo que no, como tampoco soy músico, y me gusta Mozart y Pepe Marchena.

Motivo de uno de sus laterales

Sobre la Puerta (la parte de historia escrita) 

"Enclave donde antaño también se localizaron puertas romanas así como musulmanas (Bab Alqantara, Bab al Wadi, Bab al Yazira o Bab al Sura). En época romana unía la ciudad con el Puente Romano y la Vía Augusta. En el siglo XVI, las autoridades decidieron dotar a la ciudad de una mejor puerta debido al estado en que se encontraba la que ya existía en ese lugar desde hacía siglos. De esta manera el 18 de febrero de 1572 por orden del corregidor Alonso González de Arteaga se decide construir la Puerta del Puente.


Desde donde se cayó Juani.

Los motivos esgrimidos fueron principalmente que era una de las puertas principales de la ciudad, (era por tanto la que recibía más trasiego de personas y aprovisionamientos), y la necesidad de agrandarla y embellecerla. Los motivos artísticos y urbanísticos fueron poderosos entre las autoridades de la ciudad, debido al interés por adecentar en lo posible la ciudad.

La Puerta del Puente fue comenzada a construir por Francisco de Montalbán aunque pocos meses después, en 1571, es Hernán Ruiz III el que se hizo cargo de la obra, debido a la duda que el diseño de la puerta fuera diferente al esperado, ya que ya habían comenzado las obras. De esta manera casi se triplicó el presupuesto inicial (de 1.400 a 3.100 ducados). Sin embargo, parece ser que la obra quedó parada durante un tiempo en sus comienzos hasta prácticamente cuatro años después, en el año1576, en el que Hernán Ruiz continuó con su trabajo. Sin embargo, debido posiblemente al endeudamiento del Cabildo Municipal de Córdoba y a la falta de fondos, la misma quedó inconclusa.


Una vista nocturna

En el año 1912, reinando Alfonso XIII, la zona en la que se ubicaba la Puerta del Puente fue despojada de sus murallas y en 1928 se reconstruyó a modo de puerta conmemorativa, repitiendo en el lado interior las formas del lado exterior. A finales de los años cincuenta se rebajó el nivel de todo el terreno que lindaba con la Puerta, hasta que se recuperó el nivel original del suelo, oculto por sucesivas edificaciones superpuestas unas a otras. A principios del siglo XXI, se procedió a una primera limpieza de la Puerta del Puente y además se realizaron unas catas arqueológicas en el subsuelo de la misma. Por otra parte en el año 2005, comenzaron las obras de remodelación completa de la Puerta del Puente."


Siglo XIX

Un entorno maravilloso, incluyendo el Centro de Visitantes, aunque le moleste a mi amigo Juan, un “arquitecto” jubilado pero sensato, que siempre dice que habría que haber expropiado desde la casa de Señán González hasta el Caño Quebrado dejando a la vista el muro de Qibla de la Mezquita, o el muro Sur de la Catedral. Otra polémica. Pero que está perfectamente integrado el edificio con el entorno,  que es casi invisible en la distancia. Y que aprovecha el escaso espacio del “solar de los caballos de los municipales” bastante bien.

Mediados del siglo XX, caseta del consumista

Por ello felicito al que proceda por la reapertura, al Consorcio por el buen trato y la profesionalidad de sus responsables diarios. A mí mismo y a todos los cordobeses, por tener ese espacio para disfrutarlo, y poder ver esa gran cantidad de personas que cruzan a diario el “puente viejo”, pasan por debajo del “arco” y se integran en uno de los espacios, junto con la Alhambra de Granada, más visitados de Andalucía. Aún a pesar de eso de las pernoctaciones y de la venta de los flamenquines, porque nunca llueve a gusto de todos, y porque el ser emprendedor no es una virtud a destacar de muchos nuestros empresarios.


 

Fotografías y vídeos del autor y del AMC
Bibliografía neuronal y de Wikipedia

22 comentarios :

Diego Diaz dijo...

Yo tambien lo he conocido siempre por Arco del Triunfo, Arco por ser un vano entre dos pilares o columnas, y del Tirunfo por estar junto a uno de los Triunfos de San Rafael, al menos asi me lo explicaba mi padre. Por cierto que muchas ciudades organizan circuitos turisticos y nosotros tenemos uno maravilloso y no explotado que sería la ruta de los triunfos.

Paco Muñoz dijo...

Diego
Eso es lo que a nivel de calle quiero decir, era la forma de llamarlo los vecinos de a pie. La realidad es que fue puerta y cuando hicieron la mitad de dentro y lo aislaron se quedó en Arco de Triunfo, pero porque se llama a sí no por el Triunfo de San Rafael. Hace un tiempo hice algo sobre eso que citas pero no en plan ruta como bien dices.
http://notascordobesas.blogspot.com.es/2009/12/de-triunfos-y-otras-curiosidades-anejas.html
Un abrazo.

Manolo Trujillo dijo...

Te felicito una vez más, y no lo hago en cada entrada por no ser pesado, pero cada una lo merece. Lo que aprendemos de ti no tiene nombre, y me maravilla la capacidad de estar en todas partes y luego escribirlo para los demás, Gracias

Lucas Jurado Marín dijo...

Yo lo he conocido siempre como "Arco del Triunfo" aunque es cierto que cada vez más se la llama Puerta del Puente. Yo tuve ocasión de visitarla por dentro en julio de 2007 y contemplar desde arriba las vistas de la restauración de todo el entorno.

He visto como en una de las fotografías hablas de "Caseta del consumista" el nombre correcto para designar ese lugar es "fielato", que era donde se cobraban los arbitrios y las tasas municipales sobre el tráfico de mercancias.

Anónimo dijo...

Mis padres le llamaban siempre Arco
del Triunfo,porque estaba en el Triunfo de San Rafael.Incluso muchos decían:"eso me lo paso por el arco...del triunfo,claro...".
Los que hemos visto,el entorno de la Mezquita,incluida esta en años
de deterioro y abandono total,años
50 y 60,ver lo que han hecho con ese lugar es para alabarlo.Incluso
no hecho de menos árboles decora
tivos,me encanta tal como
lo han dejado.En verano raro es el
día que no paseo por el lugar,para
disfrutar de lo que veo y del fres
cor.
Todo ese entorno para mí es muy querido,tanto como guía "clandes
tino",cuando estudiante en los 60,
como buen nadador,que cada día me
bañaba en la zona del Puente Romano.
Me hace gracia,ver tu bici aparca
da,yo también disfruto de ella,lo
único es que la mía es eléctrica,
porque ya las cuestas son duras pa
ra mis rodillas.Ya sabes,cuando ya
no puedas,piensa en la eléctrica,pe
ro sigue....
Saludos
"ben"

Lansky dijo...

Paco, me lo confirmas post a post: serías un magnífico concejal de turismo si los concejales de cualquier cosa pudiesen ser magníficos y el turismo fuera algo más sensato y profundo que esas oleadas apresuradas que nos invaden.

En cuaquier caso, qué privilegio debe ser tenerte de 'cicerone' y recorrer contigo tu ciudad

Eduardo de Vicente dijo...

Si que tenía que ser bella la perspeptiva, tu nueva forma de mirarla, para que aún te acuerdes.

Un saludo.

talbanes07 dijo...

El entorno de la Ribera y la Puerta del Puente hay que reconocer que está quedando precioso. Muy bonitas las fotos, las vistas del puente y la torre de la Calahorra son espectaculares. Enhorabuena por esta entrada Paco.

talbanes07 dijo...

Por cierto, la Ley de Vagos y Maleantes, contrariamente a lo que creen muchos, es del año 1933, republicana por tanto, aunque es verdad que fue reformada durante el franquismo (1954) y muy utilizada por aquel régimen dictatorial. Un saludo amigo.

Juan Guijarro Moreno dijo...

Hola amigo Paco, yo que no soy de Córdoba también escuché casi siempre "Arco del triunfo", aunque también, las menos, escuché a alguien referirse al monumento o a la zona como "Puerta del Puente", a mí como belleza fonéticamente me gusta "Puerta del Puente", pero da igual, lo importante es que lo han reconstruido junto a su entorno en esa zona privilegiada de la Ribera. Veo por las fotografías que tiene unas vistas maravillosas. Otra asignatura más para cuando vaya por Córdoba. Un abrazo Paco

Paco Muñoz dijo...

Manolo Trujillo, a mí sí que me sorprende vuestra capacidad para subir a lo inaccesible muchas veces, y admiro vuestra lucha porque los caminos sean eso, caminos. Muchas gracias amigo.

Acabamos de venir de Munigua (Villanueva del Río y Minas) precioso, un santuario parece que del s.IV a. C., con un camino adehesado que nos lleva a él (me parece haber leído que habeis estado), y lo más llamativo es que la manada de toros que a la ida pastaban a la derecha del mismo, a la vuelta les hemos tenido casi que empujar a algunos para que se apartaran, ya que estaban ocupando tranquilamente el camino. El yacimiento precioso y como todo íncreible.

Paco Muñoz dijo...

Claro querido amigo Lucas, así lo conocíamos todos, como arco, pero por la cercanía del Triunfo de San Rafael. Yo subí en los cincuenta del s. XX, y efectivamente en ese año 2007 nuevamente se pudo visitar.
Muchas gracias por la corrección, pero el llamarlo así es aposta porque era lo como se le llamaba en ese tiempo al que pertenecía al Cuerpo de Consumos “consumista”. Aunque el verdadero nombre del fielato era el de Estación Sanitaria. Hay una bonita fotografía en la colección del AMC de una de ellas que da pena, desde luego como daban todas las cosas en aquellos tiempos.

Paco Muñoz dijo...

Y los míos Carlos, y los míos. Y llevas razón el cambio tan espectacular. Ha costado mucho dinero pero la verdad es que está bien invertido. Ya recuerdo que también fuiste “Guia clandestino” y le hiciste la competencia a los Salcines, Monroy, etc. de ese tiempo. Cuando dice Puente Romano no se si te refieres bajando por la Albolafia o en al Molina de San Antonio. Si es bajando por la Albolafia pasarías por la banqueta, y en ese lugar había bastante profundidad. En ese sitio cuando los franceses se fueron de Córdoba, a principios del XIX, tiraron abundante material militar que no se podían llevar, ellos estaban en San Pelagio me parece. Lo que suponen que en el fondo debiera haber restos del citado material.
Tengo tres, una de carretera, pero hay que ponerse las zapatillas, una plegable dentro del portamaletas del coche y esta que es medio ciudad y montaña. Y dichoso tu con la utilización de la electricidad. En un principio me acorde de los “mosquitos”, o de aquellas que tenían el motorcillo de gasolina sobre la rueda delantera. Muchas gracias Carlos.

Paco Muñoz dijo...

Lansky muchas gracias, pero no me gustaría repetir, por lo menos la experiencia que viví y en el sitio. Si tu eres capaz de bajar, geográficamente, salir del remanso de paz en el que supongo vives, me tienes a tu disposición para recorrer esta ciudad. Nos buscaríamos un ayudante que también al conoce y tú conoces como es Harazem, y los tres echábamos la persiana.

Hoy hemos pasado entre tamujo, jara, alcornoques desnudos, encinas, lentisco con su inconfundible olor, juncos y adelfas, muchos conejos y agárrate una manada de toros negros zaínos en su dehesa que ocupaban el camino y nos han obligado a pasar entre ellos, en una visita al yacimiento de Munigua (Villanueva del Río y Minas, Sevilla), te lo digo porque creo eres un admirador de la naturaleza.

Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Eduardo cuando “marcaste el caqui”, por Cerro Muriano, no sé si visitaste la ciudad, me imagino que sí -si es que no, no tienes perdón-, y visitaste estos lugares que ahora están desconocidos. Se puede decir que las luminarias son así o asáo, que hay pocas sombras. Pero lo que no se puede decir es que el entorno ha ganado como de la noche al día.
Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Sí Andrés es cierto,”la Gandula”, fue una ley que se creó para el control de rufianes, chulos y mendigos. Pero su finalidad fue evitar la comisión de delitos futuros, las medidas eran alejamiento control y retención, de los personajes supuestamente peligrosos, hasta que acabara su supuesta peligrosidad, y por eso no conllevaba penas, fue acordad por todo el espectro parlamentario. Luego el franquismo introdujo la persecución a los homosexuales, y pocas palizas pegaban al amparo de la citada ley, que después, se llamó de Peligrosidad y Rehabilitación Social por los setenta del siglo XX. Lo que no sé es si está vigente ahora. Una cosa leyes lo que se dice leyes tenemos para todos los gustos pero debía haber menos y cumplirlas, como por ejemplo la Constitución.

Paco Muñoz dijo...

Amigo Juan, tu eres de Córdoba aunque nacieras en Doña Mencía. Eso no es motivo para que vengas ya sabes en lo que quedamos, no tienes nada más que desembarcar cualquier día y lo echamos completo los cuatro. Claro te traes los artilugios de fotografiar. Un abrazo y saludos a Carmen.

Diego Diaz dijo...

Por lo que veo la mayoria de cordobeses sigue denominandolo arco del triunfo antes de Puerta del Puente. Al final pasara como una anecdota que contaba mi padre de unos turistas que preguntaban por el Alcazar Viejo y foneticamente los cordobeses lo habian transformado por "La casa el viejo" y nadie supo decirles donde era. jeje

Lucas Jurado Marín dijo...

Efectivamente Paco, una de las funciones del fielato era tener un cierto control sanitario sobre los productos que entraban a la ciudad, pero su función principal era la del cobro de los arbitrios.

Te dejo este enlace sobre los fielatos en Tenerife, muy interesante: http://www.loquepasaentenerife.com/ocioycultura/04-12-2009/fielatosenlamemoria

Saludos.

Eduardo de Vicente dijo...

Sí Paco la visité algunos días y estuve un fin se semana por los noventa.
Saludos.

Gerardo dijo...

Me uno a las felicitaciones Paco por tus curradísimas entradas.
A mi me parece que el espacio ha quedado en exceso duro desde un punto de vista climático para Córdoba, hay muy poca sombra.
Como has comprobado con tu bici no hay ningún aparcamiento bici en una zona que es un gran atractor de visitantes.
Ya le dije a Juan Cuenca hace tiempo que el centro de visitantes debía contar con aparcamiento para bicis.

Paco Muñoz dijo...

Es cierto lo que dices Gerardo, algo más de verde vendría muy bien, aunque sabes que eso siempre se puede con macetones. Ignoro por qué no lo han podido hacer, debe tener una justificación técnica lo de la carencia de árboles, o de árboles de gran tamaño. He visto soluciones de este tema en sitios donde debajo había aparcamientos y un cajón de un metro cúbico permite algunos arbolitos. Si en el tramo hasta la cuesta de la cárcel hay en ambas aceras, aun pequeños pero me imagino que darán sombra en su momento. Y los de las bicicletas a lo mejor chirria en el arco o puerta, pero en el callejón del centro de visitantes no. Estoy contigo.
Un abrazo y muchas gracias.