domingo, 30 de septiembre de 2012

MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE PEÑA MELARIA


Cruz conmemorativa encima de la peña, al fondo el valle del Guadalquivir

Ese extraordinario fotógrafo y deportista de élite Emilio, de seudónimo Vértice, con una enorme capacidad de movimiento, y esa base de datos fotográfica de la ciudad y provincia, posiblemente de las mejores que existen, tuvo la gentileza de enviarme unas fotografías de la cruz, con un pedestal que parece una piedra de molino, con un texto que dice:

“Remembran a la gloriosa memoria del monasterio de San Salvador Peña Melaria. 31 de marzo de 1915 C.T.N.”

Texto de la cruz

Y que conmemora la supuesta existencia del Monasterio de San Salvador de Peña Melaria en un extraordinario lugar, arriba de la sierra en línea con la Albaida, cerca de la huerta de Peña Melaria o de las Ventanas -de significativa estructura árabe muy rica en agua-, y de otro lugar como es el Rodadero de los Lobos, por debajo de esa cantera que parece sirvió para el ensolado de Medina Azahara. Todos estos lugares forman parte de la historia de esta ciudad, y posiblemente la nostalgia y algo de firme cordobesismo, han impedido que sucumban a determinadas actuaciones de este tiempo, y me refiero a las urbanísticas, suponiendo que habrá tenido muchos novios en este sentido. Vestigios de antiguas civilizaciones enriquecen el lugar. Atalaya donde las haya de Córdoba. Sin lugar a dudas, el camino desde la Torre de las siete Esquinas hasta el cruce con el de la huerta, es una de las panorámicas más bonitas que se pueden ver del valle del Guadalquivir y de la ciudad de Córdoba.

Puesto a señalar el lugar, lo primero fue recopilar las citas que de él hace Bartolomé Sánchez de Feria, en sus libros Yermo de Córdoba y Palestra Sagrada o Memorial de los Santos de Córdoba, citando textos de San Eulogio. En ambos libros señala el lugar donde estima estaba el monasterio, aunque duda al no haber documentos o hallazgos fidedignos que lo autentifiquen. Aunque se podría pensar que la edificación existente estuviese construida sobre los restos del cenobio. Por otro lado parece ser que la existencia de estas personas “santas” a quienes refieren en los libros citados también tiene cierta duda, inclusive por la poca glorificación que de los mismo ha hecho la actual iglesia católica, a pesar de tenerlos en su santoral, posiblemente por la cautela de carecer de poca o casi ninguna documentación sobre las mismas. 

Cruz y horizonte

Una vez dicho esto, sea o no verdad, merece la pena conocer estas historias o leyendas, además de que particularmente y con todo el respeto del mundo no creo en esas cuestiones de santidad. Habrán existido personas buenas, que dedican su vida a sus creencias y a ayudar a los demás, y como no el que se hayan agrupado en monasterios, que en realidad es el motivo de esta entrada.

Parece ser que el monasterio que nos ocupa fue fundado por una familia de posibles, mozárabes, para su hija Pomposa. Esta que era una fervorosa creyente, más cercana desde mi punto de vista al fanatismo de la época. Con motivo de la ejecución (martirio) de Columba, luego santa, a Pomposa le entró el deseo de que la ejecutaran a ella también en la creencia que así podría demostrar su cristianismo, y obtener -no sé- la santidad. 

Monasterios mozárabes

Estas cuestiones merecen una reflexión. Los padres e hija eran mozárabes, o lo que es lo mismo españoles arabizados a los que se les permitía mantener su religión y, seguro que si no molestaban a la religión del poder hasta fundar monasterios. A cambio seguro de pagar algún impuesto y exigirles cierta privacidad en sus cultos. Pero claro el provocador o el que públicamente insultaba a la religión dominante o a sus profetas era castigado severamente. Eso mismo después hicieron los cristianos cuando expulsaron a los árabes con ellos y judíos, posiblemente con más virulencia que los primeros, teniendo en cuenta que estos ajusticiados o quemados en la hoguera no obtenían ninguna “santidad”, son las distintas varas de medir. 

En la Pág. 24 del Yermo de Córdoba, de Bartolomé Sánchez de Feria, referido a un abad llamado Ofilón que se había marchado de Córdoba, dice: “Se debe presumir que este Abad, lo era de algunos de los monasterios dobles, que en aquella sazón habían quedado en Córdoba,  a saber, el de Cuteclara y el de la Peña de la miel, por cuanto con los monges se retiro María Religiosa. Estos dos monasterios estaban situados en las inmediaciones de la Albayda. El de Cuteclara en los llanos al pie de la sierra al occidente de Córdoba, y el de Peña Melaria en la cumbre de la misma montaña, a cuyas faldas está la Albayda extendida hasta la Arrizafa.”

Otra vista de la Cruz

Luego en la Palestra Sagrada o Memorial de los Santos de Córdoba, libro III del mismo autor Bartolomé Sánchez de Feria, referido a los monasterios y la leyenda de estas personas dice el autor:

“NOTAS
DEBEMOS aqui, como en propio lugar individuar con claridad el sitio, que tuvo el Monasterio de San Salvador , llamado de la Peña-Melaria , pues es muy venerable, por haver sido digno tumulo de muchos Santos, y haver salido dél otros para dar la vida por Christo, por cuyas razones es mencionado varas veces en las historias de los Santos de Cordoba.

Las señas, que nos dá San Eulogio son, que estaba fundado al pie de una gran roca, en que las abejas labran la miel : in eo loco (dice el Santo) qui ex eo, quia ab antiquitus congestos in illa celsiori ruge apum industria favos, qui usque hodie permanent, majores nostri vividerunt , Pinna-Mellaria vocatus est. Si en otra parte no nos dixera mas el Santo Doctor pudieramos dudar el sitio aun con estas señas, porque hay otros dos sitios en la Sierra de Cordoba, donde sucede lo que aquí expresa el Santo: uno á las orillas del Rio Guadiato seis leguas de Cordoba, en donde hay muchas rocas, donde gran, multitud de Abejas melifican con mucha abundancia, y llaman Apiaria, á este lugar voz deducida de Apis. El otro es quatro millas, ó cerca de una legua á la parte Septentrional en la cumbre de la Sierra al lado derecho de la Cuesta de Tras-Sierra, por cima de la heredad de la Albayda. En este sitio hay una grande, y muy alta roca, que por la parte, que mira al medio dia está descubierta, y elevada en forma de muro, y tiene algunas cabidades, en que las abejas labran miel, y llaman aun hoy ( y ha mas de dos mil años) Peña-Melaría.

Cueva y cruz aérea

De esta segunda roca , y no del primer sitio habla San Eulogio en el lugar ya expresado, y á su pie entubo el Monasterio de San Salvador. Esto se convence con lo que de este mismo Monasterio escribió el 'Santo Doctor en la Vida de S. Fandíla, donde se dice, que este Convento estaba al pie de la Roca Melaria , no lexos de Cordoba, á la parte Septentrional: din implorantibus (son sus palabras) ac rogantibus Monachis Coenobij Sancti Salvatoris, quod haud procul á Civitate Cordube , in parte Septentrionis ad radicem Mellaris Pinnaculi situm est. De lo que con evidencia se convence estubo este Monasterio en la Peña-Melaria á vista de Cordoba, y no en las orillas de Guadiato. Ni aun podemos dudar sobre el individual sitio (esto es) si estubo por cima de la Roca, ó Peña Melaria, ó en algunos de sus lados, ó ¡mmediaciones, pues San Eulogio declara estubo al pie de la Peña-Melaria, ad radicem Mellaris Pinnaculi, dice en la Vida de San Fandila, y en la de Santa Pómposa dice: ad radicem Pinnae Mellarisae. Segun lo qual no podemos dudar, que este Monasterio estubo en la Huerta, que hoy dicen de las Ventanas, y antiguamente de Sancha Miranda la Alta, donde se reconocen los vestigios, aunque pocos, porque como todo aquel suelo es piedra viva , y formidable roca, es claro, que sobre ella fundaron el Monasterio, y se descubren cimientos. Hecho reconoci-miento exacto de este lugar venerable por Don Gregorio Perez Pavía, Presbytero, Cavallero de simular devocion á los Santos, y de admirable instruccion, se hallaron los cimientos de dos grandes edificios extendidos de Oriente á Poniente, y quedando un costado ázia la Roca donde havía patio, y como, alazenas cabadas en la piedra, y parece era el sitio de las Monjas este. Y el cuerpo que miraba al medio dia el de los Monjes, estando la puerta mirando al Poniente sobre la misma Roca. Tambien se han descubierto varios huesos , y se manifiesta ser el lugar de los entierros, que no tenían lugar abaxo por ser el suelo de piedra. Se han visto aquí varias luces, y resplandores del Cielo.

Gruta de la Peña Melaria

Es esta Huerta propia del Real Convento de la Santisima Trinidad de Calzados de Cordoba, á quien quiso Dios dar esta posesion tan sagrada, porque no tuvieron la fortuna de edificar su Convento estos gravisímos Padres en sitio de los muchos, que havia venerables en Cordoba. Donóla al Convento, la Señora Doña Elvira Carrillo, viuda de Don Lope de las Infantas, y la aumentó mas con otra donacion Don Pedro de Hoces, á quien llamaron el Santo, que le dexó la Huerta de Sancho Miranda la Baxa.

Vuelvo á decir, que es lugar este sobre toda ponderacion ameno, y dulcisimo: tiene al pie de la Roca un nacimiento de agua abundantisimo , con que se riegan aquellas Huertas, y es de fabrica rara toda quella en que se recoje, y por donde corre aquella, gran multitud de aguas. Por esto es aquel sitio muy acomodado para el Monasterio, que alli havia. No puedo dexar de expresar el sentimiento, que tengo de que un lugar tan sagrado no se mantenga con alguna Hermita ú Oratorio á lo menos en tierno recuerdo de tantas virtudes, como allí se obraron, tantos Santos como alli vivieron, y tantos como alli fueron sepultados. De allí salieron para el martyrio Santa Fandila, y Santa Pomposa: allí fueron sepultados San Aurelio, San Jorge, San Pedro, Compañero de San Amador, y otros. Pues qué veneracion no merece un lugar tan sagrado habitado por Santos, y cubierto su suelo con sus reliquias, que es creíble se mantengan allí algunas pequeñas, é indiscernibles, ó al menos la tierra, en que se convirtió su carne, y sus vestidos. En el sitio donde Jacob tuvo la Vísion de la escala, dice el Texto Sagrado. que puso una piedra por señal (edificando un remedo de Templo, dicen algunos Expositores) 'Erexit lapidem in titulum'. Es cierto (decía admirado el mismo Jacob) que aquí está Dios, y yo lo ignoraba. Vere Dominas est in loco isto, & ego nesciebam. No ignoraba Jacob , que Dios está en todo lugar por su ser inmenso; pero, no sabia que estaba allí Dios con tanta especialidad como en su Casa: 'non est hic aliad nisi Domus Dei, & Porta Coeli', porque al vér, que en aquel sitio obró el Señor tantas maravillas, conoció aquel lugar por terrible , admirable, y venerable: quam terribilis est locus iste , y se dedicó á formar  en él un Templo, ó señalarlo á lo menos por sagrado: Erexit lapidem la titulum. Esto quisiera yo hicieran los Fieles en Cordoba, renobando estos sagrados rastros, no solo en este sitio ,sino en todos los demás, que. perdidos ya se señalan en las Historias, que componen esta Obra.

Aérea de la gruta

Una dificultad tenemos, que resolver sobre este Monasterio, nacida de lo que sobre su fundacion dice San Eulogio: claramente expresa este Santo, que los Padres de Santa Pomposa gastaron todo su Patrimonio, y lo fundaron en aquel sitio, que hemos señalado , donde se recogieron con sus hijos, y Parientes: 'qua propter (dice el Santo) parentes ejus (Pomposae) distracto Patrimonio pra-fatum Coenobium construentes in eo loco qui ex eo quia ab antiquitus congestos in ffla celsiori rupe apum industria fanos, qui usque bodk permanent , majores nostri viderunt Pinna Mellaria vocatus est'. Mas arriba dice el Santo, que havia poco tiempo, que se havia recogido allí la Santa con sus Padres, Hermanos, y Parientes: 'ex Coenobio Sancti Salvatoris ::: qw dudum se cm parentibus , fratribus , & cognatis Christo militarura contulerat'. De esto se conoce, que los Padres de Pomposa fueron Fundadores del Monasterio, y que se havia labrado, poca havia; pues luego que gastaron su Patrimonio, se recogieron á él, y esta havia poco tiempo.

Panorámica completa del paraje

Fue pues el martyrio de la Santa por Septiembre del año de 853, y Mahomad havia comenzado á reynar un año antes; pues Abderraman su Padre murió de repente, haviendo mandado quemar á San Eulalia, Jeremias , Rogelio, y Servio Deo por Septiembre de 852. Y vé aqui ya patente la díficultad : porque luego que subió al Trono Mahomad, mandó asolar todos los Monasterios, é Iglesias , que havia nuevas: 'jubet (dice San Eulogio) Ecclesias nuper structas diruere,' y quitar á las antiguas todos los ornatos añadidos en tiempo de los Moros : '& quidquid novo cultu in antiquis Basilicis splendebat, fueratque temporibus Arabum rudi formatione adjectum, elidere'. En cumplimiento de este decreto fue asolado el Monasterio Tabanense, que havian fondado San Hieremias, y su muger Isabél, hermana de Santa Columba, y ya estaba destruida, quando murió Santa Pomposa. Pues si los Padres de esta Santa, havian poco antes fundado el Monasterio de la Peña-Melaria , es la dificultad clara averiguar; porque no fue destruido este Monasterio?

No se puede decir, que seria destruido despues de muerta Santa Pomposa, pues dos años despues se enteró en él San Pedro, Compañero de San Amador. Por esto me inclino a declarar esto, diciendo: que los Padres  de Santa Pomposa reedificaron aquel antiguo Monasterio, y lo renovaron á su costa; pero no lo edificaron de nuevo y aunque San Eulogio dice que lo edificaron se debe entender reedificaron, añadieron, ó ilustraron. Nabucodonosor dixo havia edificado á Babilonia, ( Daniel cap. 4.) y solo la engrandeció en edificios. De Cordoba solo Estrabón, que era edificio de Marcelo, y mucho antes se encuentra famosa en las Historias. Pero Marcelo la cercó con sobervios muros, la hizo Colonia primera, y Cabeza de la España. Lo mismo se dice de Constantino, respecto de Constantinopla, y de Alexandro, respeto de Alexandría, que solo fueron reedificadores. Pero en este concepto no podemos negar, que el Monasterio Peña-Melaria padeció alguna ruina de sus nuevas adiciones, segun lo que dice San Eulogio.”

Huerta de las Ventanas y gruta arriba al fondo.

Un escrito de Eulogio de Córdoba citado en el Memorial de los Santos, menciona la condena de Pomposa.

"Un día Pomposa, guiada por una luz celestial, caminó en medio de la oscuridad a través del pavoroso desierto y durante la noche recorrió el espacio que separa el monasterio (de San Salvador, en Peña Melaria) de la ciudad de Córdoba, entrando en la capital al rayar el alba. Sin pérdida de tiempo se presentó en el tribunal del juez e hizo en su presencia profesión de fe, y con palabras llenas de candor y sencillez abominó del impúdico profeta de los muslimes (musulmanes). El cadí la condenó en el mismo instante a la pena capital, siendo degollada a las puertas del Alcázar el 19 de septiembre del año 853. Arrojaron su cuerpo al Guadalquivir..."

Cantera y Rodadero de los Lobos

Para visitar el lugar no hay gran problema, bueno posiblemente el paso por propiedades privadas y el permiso adecuado de estas. En el libro Andar por la Sierra de Córdoba existe una de las rutas que pasa por allí, concretamente la siete, llamada “Castillo de la Albaida, Peña Melaria y Mirador de las Niñas”. De todas formas desde el Cortijo de Piquín está prácticamente a unos quinientos metros el Rodadero de los Lobos, y de allí a la peña hay cien o doscientos. Desde la torre de las Siete Esquinas, camino de la huerta de las ventanas, hay algo más.

Fotografías aéreas Bing, Vértice y Andar por la Sierra de Córdoba, plano de la Red
Bibliografía Palestra Sagrado y Yermo de Córdoba

10 comentarios :

fus dijo...

Cada dìa me sorprendes màs con tus publicaciones de investigaciòn, creo que Còrdoba te debe un lugar destacado, como hijo predilecto.

un fuerte abrazo

paco

Paco Muñoz dijo...

Amigo Paco, bienvenido y muchas gracias por tus palabras y tus insinuaciones, más por el corazón del amigo que por méritos del "investigador".
Un fuerte abrazo y saludos a Conchi.

Chary Serrano dijo...

Siempre aprendo visitando tu blog.
Estupendo reportaje
Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Chary. Un saludo

Vértice dijo...

Ya sabia yo, que les ibas a sacar un gran partido a estas fotos.
Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Emilo gracias, lo importante ha sido las primeras fotos.
Un abrazo y nuevamente gracias.

José Manuel Fuerte dijo...

Fus, Paco ya es hijo predilecto de la ciudad, porque es una auténtica Enciclopedia cordobesa andante (nunca mejor dicho también lo de andante, porque no para)

No tenía ni idea de este lugar, que casi puedo ver desde mi casa, por las fotos y las referencias que pones. Una vez más me iré hoy a la cama sabiendo una cosa más de mi tierra, gracias al blog de Paco Muñoz.

Muchas gracias por compartirlo con todos nosotros.

Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Paco (Fus), nada de lo que te diga de mí José Manuel te lo debes de creer, es un buen amigo y eso se nota a legua, y antes de eso es una buena persona.
José Manuel, desde tu casa miras para las canteras (las de la Albaida), y un poco a la derecha verás el Rodadero de los Lobos, pues a la izquierda la Huerta de las Ventanas. Sin embargo desde la fábrica si miras para allá verás hasta la gruta. Una vez localices la casa de la Huerta ya no tienes problema.
A la derecha del Rodadero veras la finca de Piquin. La que era cantada en las canciones populares de Ramón Medina La Cuesta del Reventón, el estribillo:
//La cuesta del reventón, / la suben cantando, /para hacer picón./ Pasen por Piquín, / con mucho jaral, / si no viene el guarda, / caerá buen jornal.//
El guarda que era el perro del hortelano siempre al servicio del latifundista y ni incluso la jara, que significaba la limpieza de la finca para los fuegos, le permitía al desgraciado que iba a por picón para dar de comer a su familia.
Las gracias a ti José Manuel.

Anónimo dijo...

Buenos días Sr. Muñoz:

Me llamos Eduardo Luque. Y me gustaría saber, si usted puede facilitarme, la procedencia del croquis de los monasterios mozárabes. Muchas gracias, y siga así.

Paco Muñoz dijo...

En la Palestra Sagrada hay referencias sobre ello, pero no cita quien hizo el plano. Eduardo si me facilita un correo electrónico le enviaré un trabajo de Rafael Castejón sobre el tema.
Un saludo
PD: Mi correo es 7fmc@wanadoo.es paar que no tenga que facilita rel suyo por aquí.