domingo, 26 de mayo de 2013

EL MONASTERIO O SEMINARIO DE SANTA MARÍA DE LOS ÁNGELES DE HORNACHUELOS

Vista desde la fuente
El pasado día 18 de mayo, nos pusimos de acuerdo con Juan Francisco Jiménez Perales "Curro", de Hornachuelos, para efectuar un recorrido guiado al Seminario de Ntra. Sra. de los Ángeles. Ya hacia tiempo lo teníamos planificado. Nos acompañaron mi hijo Gabriel y mi nuera Virginia. Otro placer más que añadir a la visita.


Embarcadero


La barcaza

Acopio de viandas para el aperitivo, y preparación de la marcha. La partida desde el embarcadero.Ya no está uno para grandes caminatas pero el lugar merecía un esfuerzo extra. Aunque salvo la subida al monasterio, que además se escalona con la parada en la fuente y cruz, lo demás es aceptable. Medio esfuerzo, parece lo catalogan los expertos. Seguro que por la distancia.

Fuente de los tres caños: Salud suerte y amor, el que tenga estas tres cosas...

Según cuentan el  14 de abril de 1490 -siempre me quedaré con el mismo día pero 441 años después-, Fray Juan de la Puebla, 2º Conde de Belalcázar pidió autorización para construir el monasterio.  El lugar sufrió varios incendios importantes en 1498, 1543 y 1655, luego la iglesia en 1763. Decía la leyenda, bueno una de ellas, que cada vez que había un cambio de titularidad de la propiedad o se reformaba esta, existía el maleficio del fuego.

Siete metros de diámetro

Todos los lugares misteriosos, se nutren o generan muchas leyendas, algunas ciertas, o semiciertas y otras solo eso, leyendas. Prueba de ello es la presencia de la serie de TV sobre el misterio, para captar psicofonías -nunca soy capaz de escuchar correctamente lo que dicen se oye-, o visiones del pasado. En 1845 compró la propiedad D. Agustín Antonio Díaz y Quero y la restauró. Luego, en 1884 la compraron los Marqueses de Peñaflor, nueva reforma y la transforman en finca de recreo.

Entrada principal

Todas esas leyendas nos las explicó Juan Francisco Jiménez Perales "Curro", una enciclopedia viviente del entorno, con unos conocimientos botánicos, geológicos e incluso esotéricos, considerables. Y más que eso, con una pasión fuera de lo normal por su pueblo y la protección del medio ambiente. Un verdadero personaje y un buen amigo.

Entrada de servicios

Ya he mencionado en algún sitio que es un lujo visitar la zona en compañía suya. El ayuntamiento de Hornachuelos debía crear una plaza, de mantenedor del patrimonio de Furnuyulush, como en época musulmana, el árabe Al-Idrisi menciona a Hornachuelos como pueblo, sin olvidar su pasado romano, y seguro que sería para él. 

Edificio

Iglesia

 Camarín

 Coro

 Nave epístola
En una palabra, el eslogan es un paraíso por descubrir, pero un lujo que te lo explique Curro. Como nos enseñó el camino hacia la ermita de la orilla del río, que recorría la Condesa en su charret para oír la misa diaria. Un camino desaparecido en casi su totalidad pero cuyo trazo está aún en algunos tramos. Las diferentes especies botánicas y sus utilidades farmacológicas. Incluso su fabricación.

Patio interior

Desde un balcón


Al fondo buitreras

El recorrido; el arroyo la Rabilarga, el del Silencio, con sus cascadas, el Barranco del Infierno, las escarbadas de los jabalíes a la orilla, el chozo redondo que hasta hace poco estaba habitado. El Galapagar, el Poyato, la Fuente de los Tres Caños, con el azulejo de Pepe Lora, y muchas curiosidades más.

Lavaderos

Fuente interior

Después de haber disfrutado del descanso en la fuente de los Tres Caños, y la sombra de los eucaliptos de más de siete  metros de diámetro, una prolongada subida, y el último tramo hasta la cruz. La leyenda, construcción de granito, de nueve metros, que el ecijano la realizó por una promesa y que murió al finalizarla.

Piscina

El espíritu de Antonio Roldán de Pozoblanco, que se aparecía a los visitantes hasta que un pastor enterró sus restos y dejó de asustar al respetable. O la de la caída de un carro, que iba al monasterio, al precipicio y a la mañana siguiente apareccio sin rasguño alguno.

Azulejo robado

Luego repostamos proteínas en la pequeña terraza que domina las buitreras de la margen derecha del río, al norte del monasterio, regadas con un Tierra de Barros. Con un paisaje a nuestro pies, a pesar de no estar aún en lo más alto de la ladera, impresionante. Afortunadamente no hacía calor y las nubes permitían una cierta tranquilidad, así como la brisa.

Leonado en vuelo

Picoteando en la buitrera

Buitres leonado sobre el río

Los buitres leonados, majestuosos volaban de un lugar a otro, sin dejar de otear el terreno. Después un águila real con un pequeño mamífero en sus garras se perdió río arriba. El canto del ruiseñor también amenizaba el camino.

Ventana de la cueva

Abajo una casa destechada ya, al fondo, río abajo al sur, el huerto. La leyenda de la caída del fraile, desde el saliente. El susodicho fraile era el confesor de la mujer de Antonio Muñoz, vecino de Hornachuelos, y la comunión que le daba después de la confesión se la pueden imaginar. Pues bien Antonio al enterase de la "religiosidad" de su esposa tiró al fraile por el barranco, pero se salvó. Francisco de los Infantes, alcalde de Hornachuelos, encarceló a D. Antonio.

Cuevas

Este hecho hizo que D. Ángel de Saavedra, el Duque de Rivas, escribiese: "D. Álvaro o la fuerza del sino", una trama basada en un suicidio que bien pudo ser lo mencionado. Luego las cuevas, la bajada a la cueva despensa, por unas escaleras estrechas y peligrosas, que está siendo destrozada con roturas y pintadas de desaprensivos.

Curro, Virginia y Gabriel

Y el balcón sobre el precipicio -el asomarse al balcón da un cierto repelús-, y las otras cuevas, que ya citaba D. Alejandro Guichot y Sierra en su obra "La Montaña de los Ángeles", reeditada por Editorial Séneca, que hace un par de años fue base importante para la novela, "El cerro de los cráneos" de Desiderio Vaquerizo.

Lámina de agua del río Bembezar

La cueva de la mujer penitente, que estuvo recluida diez años en ella, y allí murió. O la del Soldado, o la del copero de Carlos V, o la del Hermano Diego al que se encontraron muerto de rodillas rezando. Pero el bajar a ellas es otro cantar. Y muchas más historias algunas con base cierta y otras con menos base.

Desde las alturas, el río

Luego está el que fue Seminario de los Ángeles, en la época de Fray Albino, que duró poco tiempo, y que controlaban tres jóvenes curas seculares, pocos para tener a raya cien o más bombas de relojería de testosterona, que eran los futuros sacerdotes, que imagino que el famoso bromuro no haría efecto por su juventud y la pureza del aire que respiraban.

Tomillo salsero Thymus mastichina (Gracias a mi amigo Lansky),

El edificio es enorme, con una no menos enorme cruz en un lateral y su nombre. Construido en una terraza de la ladera que, si bien no es muy alta, los cien metros no hay quien se los quite hasta el río. No sabemos como se pudo salvar el fraile de la famosa caída.

Dianthus (Gracias a mi amigo Lansky)

Tiene cuatro bloques diferentes algunos unidos entre sí, de cinco, siete e incluso ocho plantas. Un enorme patio, un jardín con un templete, y unas palmeras que se ha merendado el maldito picudo rojo. Una alberca y una piscina semiolímpica. Y agua, mucha agua. Todo ello con el nostálgico y romántico aire del abandono.

Trozo de silex

Algunos colchones en sus camas aún, elementos cotidianos de uso, calderas, calentadores, escaleras, laberintos de pasillos, sótanos, semisótanos, y muchas habitaciones. La iglesia algunos escudos de los propietarios. Pero todo ello es una negra sombra al anochecer y la maleza si no fuera por la poda continuada acabaría con todo. 

Arroyo del silencio

Salto del silencio

Cataclismo de la naturaleza

Se pueden llenar muchas páginas sobre el Monasterio y sobre el Seminario, son muchos siglos de existencia y más de cuarenta años de abandono. Podemos, ayudados con los conocimientos de Curro y la bibliografía que hay en la red, llenar el blog y muchos blog. He tratado de ser telegráfico por ello.

Escaleras

Lo importante es saber de su existencia para el que no la conozca, y reseñar el Facebook de Curro para que aquellos que quieran visitar el lugar se pongan en contacto con él y acuerden la visita. Tienen la posibilidad también, de hacer una hermosa travesía naútica, bucólica, desde el embarcadero de la presa hasta el Monasterio, para quienes solo quieran efectuar la visita al lugar y no hacer el recorrido.

Plano de las dos rutas de acceso al seminario, la superior y la del río


VÍDEOS Y FOTOGRAFÍAS EN EL MONASTERIO DE NTRA. SRA. DE LOS ÁNGELES 


  











  





Fotografías del autor y de Gabriel Muñoz
Bibliografía del saber natural de Curro

19 comentarios :

Molón Suave dijo...

Jo, Paco, qué de recuerdos. Salvo la cruz de la fachada, que creo que entonces no estaba, todo lo demás es como lo tengo en la memoria. Desde el muro que hay antes de la entrada nos dedicábamos a lanzar aviones de papel que planeaban rato y rato sobre el vacío. Muchos ascendían y regresaban. Con las hojas de las chumberas, que había en abundancia, hacíamos un juego consistente en clavar una navaja (todos teníamos una y no sé por qué)de más de cincuenta formas distintas. Ganaba el que la clavaba más veces. En fin... Un año feliz pasé yo en aquel lugar. Sólo una pequeña nota: los tres cuidadores o dirigentes no era frailes, sino curas seculares, es decir, de los que salen de los seminarios y están destinanos a las parroquias. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

No sabes cuanto me alegro Rafael, pero cuando vayas será más emotivo. Lamento que mis conocimientos en materia eclesiástica sean los que son, pobres pero lo rectifico. Es verdad que hay muchas pitas y chumberas, me llamo la atención la colonia tan enorme que hay.
Te reitero mi alegría de activar tus recuerdos.
Un abrazo.

Diego Cardador dijo...

Hola Paco, con entradas así dan ganas de irse el siguiente finde a Hornachuelos a todos esos lugares. Enhorabuena, y también a tu hijo por las fotos tan buenas.

Entonces, ¿se pueden pedir visitas guiadas a Curro por Facebook? ¿Por curiosidad por cuánto pueden salir?

Muchas gracias. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Diego, por ambas partes. Puedes hablar con Curro, le pones un correo y planificas con él su disposición. En caso de que uséis el barco no sé cuál es su coste, por eso lo recomendable es hablar con él y que te lo aclare.

Un abrazo

Lansky dijo...

En las fotos, tu 'rosita' es un clavel silvestre del género Diantuhs, la anterior, genéricamente titulada 'botánica' parece el orégano silvestre o tomillo salsero Thymus mastichina, aunque se ve mal.

P.S.- ¿Ese es el sitio del cementerio de residuos nucleares?

Un abrazo

Lansky dijo...

Dianthus

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias amigo Lansky. Lo de rosita fue un error mío, Curro me dijo clavel. Y lo otro efectivamente es orégano. No sabes cuánto te agradezco las correcciones botánicas que le hacen a uno aprender. Ya no se me olvida. Hay algunas más en los vídeos, pero lamentablemente no me quedé con todos los nombres, y desde luego eran nombres de calle, los científicos eran más difíciles, aunque debí haber usado el sonido con cada foto. Me llamó la atención la leyenda de la Mandrágora, para cuando se arranca, decía mi amigo que hacen un sonido especial que es como un chillido y que hay que procurar que haya cerca un animal irracional para que el "espíritu" que se libera se le introduzca a él en lugar de al humano. Y unas bayas -no las fotografié- que nadie come, ningún animal. Luego había determinados arbustos -no eran sauces, pero no me acuerdo del nombre- mordisqueados por las cabras. Seguro tendrían una especie de ácido acetisalicilico.
En cuanto al cementerio nuclear, el río Bembézar si es tributario de esa zona, en línea recta desde el Cabril hay 29,7 km. pero se entra al mismo por Fuente Obejuna, desde la N432 buscando la A-3151, es mejor acceso. El término municipal de Hornachuelos es de los más grandes de la provincia de Córdoba.
Ya están rectificados los pies de foto del clavel y del orégano.

abandonoseneltiempo dijo...

Paco sobre este sitio, sabes que no tengo palabras para describirlo es un lugar maravilloso, impresionante, espectacular, etc y así seguiría añadiendo adjetivos. Tu reportaje me ha encantado con locura. Pero como ya me conoces volvere más veces a ese lugar., enhorabuena por los videos, las fotos., etc. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Carlos, ya vi el tuyo, muy amplio, claro que basado exclusivamente en el sentido de tus trabajos para el blog. Si que es espectacular el lugar, a lo mejor cualquier día coincidimos. Seguro que mi amigo Curro podría facilitarte datos de algunos sitios especiales, que él conoce del seminario. Un abrazo

Anónimo dijo...

Gran entrada Paco, de un lugar magnífico con historia, leyendas y naturaleza. Una pena no haber podido acompañaros ese día.Saludos desde Palma del Río.

http://dos-rios.blogspot.com.es



Paco Muñoz dijo...

Se te echó de menos Emilio, tus conocimientos hubieran complementado los de Curro. Ya nos habló del trabajo que hicisteis en el Guadalora. Muchas gracias y un abrazo.

Eduardo de Vicente dijo...

No tenía ni idea de que existía esa preciosidad enmarcada en esa naturaleza, que pena que esté en esas condiciones y no se lo recupere para cualquier otra actividad, si no religiosa relacionada con la naturaleza o algo así, ¡que país!, como se deja en el abandona estas maravillas.

Un abrazo.

Sonia Garrido dijo...

He estado dos veces en el Seminario...me encanta el paisaje que se ve durante la caminata que, como tu dices, se complica un poco sólo al final, pero es muy asequible para inexpertos senderistas como yo. El edificio...ufff..me fascina! lo he recorrido de cabo a rabo, de arriba a abajo, a veces confieso que siendo demasiado "temeraria!, pero mi formación de historiadora me lleva a querer investigar cualquier recobeco...tengo que volver otra vez con una linterna (que siempre se me olvida!!!)

Paco Muñoz dijo...

Sonia:
Pues tenemos prevista otra expedición un día de estos, posiblemente con retorno en barco, así que ya sabes si te apuntas... nunca está de más e una historiadora y experta en arte. Y por linternas no hay problema.
Un beso y gracias.

Vértice dijo...

Buen reportaje, como de costumbre.
Un salado.

Vértice dijo...

Un salado.? no hombre,
Un Saludo

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Emilio.
Un abrazo

fus dijo...

IMpresionantes parajes e impresionantes historias. Enhorabuena


un abrazo

fus

Paco Muñoz dijo...

Gracias amigo Paco.

Saludos.