martes, 14 de mayo de 2013

UNA SINCERA DECLARACIÓN DE AMOR


Cuando ves los distintos telediarios (menos el de TVE que está manipulado). Observas lo que ocurre en organizaciones a las que perteneces y sus guerras personales e intestinas. Cuando vas a la manifestación de los parados y lo que menos hay en ella son parados. Cuando vas a las concentraciones de los desahucios y lo que menos hay es personas afectadas. Cuando vas a la de la defensa de la educación y ves que faltan más de la mitad de los docentes. Cuando festejas el día 1º de mayo y lo que menos hay es trabajadores y además divididos. Cuando gente a la que considerabas centrada ves que destilan hiel contra amigos y amigas, indiscriminadamente. 

Cuando ves las manipulaciones de los gobiernos y gobiernos compuestos por los más inútiles. Abusos de empresarios con los trabajadores, lo más, empresarios del pelotazo, que han aprovechado lo que la mayoría, ganar dinero en el menor tiempo posible. Cuando miras las listas del paro, parece que sin límite. Los desahucios. La corrupción.  El abuso bancario. El silencio de quienes deben hablar en estos casos, no en otros. El robo sistemático. El crimen contra la dependencia, la sanidad, la educación, la ciencia, la cultura. El desmantelamiento de un sistema para poder esquilmarlo después. La marcha atrás en cosas que la gente ha aceptado. 

Pero por contra ves los bares llenos. Los campos de fútbol lo mismo, fomentando los sueldos faltos de ética de sus actores. Las guerras inútiles, menos para los que sacan tajada, con miles de seres humanos muertos. La corrupta y en ocasiones utilización de la industria farmacéutica, y de la alimentaria. etc. etc. etc. Y se me quedan en el tintero seguro que muchísimas denuncias. Piensas y crees que este mundo es una verdadera mierda, vamos como el sombrero de un picador, y además lo es. 

Pero cuando pasas por debajo de un puente y lees lo que Alfonso T.F. le escribe públicamente, a los cuatro vientos, a Raquel S. G.

"Raquel S.G. Eres la persona con la que voy a tener un cuento de amor sin final. Me haces sonreír como nunca nadie me había hecho. Ya sabes que aunque se nos caiga un puente encima, estaré ahí y daré mi vida para protegerte, porque tú eres todo lo que tengo y único que necesito.
Te amo mi vida, siempre. 
Alfonso T.F. "

Entonces comprendes que todo no es tan negro, que hay algo de esperanza y que existen jóvenes que piensan en un proyecto de futuro y que estos le pueden dar la vuelta a toda esta mierda citada.

Al final siempre triunfará el amor.

Fotografía del autor

8 comentarios :

Anónimo dijo...

!Cojones Paco, que me has llegao"

Un Abrazo

abandonoseneltiempo dijo...

Para mi el amor es la cosa más bonita que hay en el universo. Un abrazo.
Y gracias por poner esta entrada me ha enamorado.

Paco Muñoz dijo...

Gracias "Anónimo".
Saludos

Paco Muñoz dijo...

Carlos es el motor del mundo y lo ha sido siempre. Saludos y gracias.

Sonia Garrido dijo...

Gracias Paco por este destello de luz en estos momentos de oscuridad...El amor, en su más amplio sentido de la palabra, es lo que nos hace seguir adelante...Un besazo.

Paco Muñoz dijo...

Gracias por compartirlo Sonia. Un beso

José Manuel Fuerte dijo...

El ser humano y sus sentimientos más profundos están siempre por encima de cualquier otro invento del propio ser humano. La necesidad de amar y ser amado, de compartir alegrías y penas, de tocarse y mirarse es tan intensa que nos hace recordar que en el fondo somos, afortunadamente, animales. Aunque todo eso de lo que hablas y que te hace pensar que el mundo es como la del sombrero un picaor trae sufrimientos y desgracias, estoy seguro de que todo aquel que las sufre se siente más aliviado observando la sonrisa de su pareja, familia o amigo; porque amores hay de todo tipo.

Pero eso no quita que tengamos que seguir luchando por un mundo mejor. Y me consta que tú lo haces.

Enhorabuena por ello y por esta entrada tan humana.

Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Es cierto que las penas con pan son menos, pero lo que me llama la atención es la esperanza de proyectos de vida de seres humanos que sean capaces de expresar tanto en tan poco y además en una pared, en un mundo con tan desesperanzador futuro. Evidentemente debemos de luchar por un mundo mejor y creo que podemos aportar mucho más de lo que aportamos. Muchas gracias por considerar que yo lucho, pero estimo que cada vez tengo menos ganas.
Un abrazo y gracias