viernes, 18 de octubre de 2013

INTERIOR DEL ANTIGUO CONVENTO DE SAN FRANCISCO DE LA ARRUZAFA


Puerta interior del antiguo convento y hospedería después

Hoy he tenido la oportunidad de fotografiar por dentro lo que fue el antiguo Convento de San Francisco de la Arruzafa, En una visita al parador por razones que no vienen al caso, he andurreado por el interior de lo que primero, posiblemente fuera la residencia de verano de los Califas y después fue un convento que fundó Fernando de Rueda, un Sr. bien acomodado que huyó del mundo y abrazo la vida solitaria y fundó el Convento.

Acceso al antiguo convento desde el parador.

Este acogió los ermitaños que habitaban las cuevas de los alrededores. Pasó el tiempo y sufrió mucho después dos exclaustraciones cuando los franceses y en 1820. Pasó una serie de vicisitudes y se abandonó. Luego fue la hospedería del Sr. Rizzi, propietario de la Fonda Rizzi de la calle Ambrosio de Morales. Luego en los años cincuenta lo compró el estado para construir el Parador de Turismo de la Arruzafa.  

Interior de las ruinas convertido en jardín

Y en este momento está totalmente destruido lo que fue el Convento quedando solo parte de los muros exteriores, concretamente los que daban al norte, al camino natural de entrada. Dentro en uno de sus rincones existe un huerto ecológico un pozo y una especia de jardín como puede verse en las fotografías. 

Huerto y pozo

En una de ellas en la pared este, se ve una entrada tapiada, con una pared lobulada. En los alrededores aun quedan varias cuevas, dónde dicen que en una de ellas la de los huesos habitaba Fray Diego de Alcalá, y otra está dentro del recinto del parador, impracticable. Hay que reconocer que el entorno es una maravilla, que no sé por qué está lleno -afortunadamente para la plantilla-, de asiáticos, posiblemente japoneses. 

Puerta este tapiada

En esta última cueva citada, hace muchos años, más de cincuenta, vi uno de los murciélagos más grandes que he visto en mi vida, con una envergadura de más de medio metro, que un sanguinario infante que venía con nosotros, se encargó de que el animal pasara a mejor vida, diciendo que era un vampiro. Desee que le hubiera mordido. 

Algunos restos de la piedras del convento

En el jardín al otro lado del camino está aún la cruz humilladero en el mismo lugar que estuvo siempre. Aunque creo que lo interesante son las fotografías de lo que fue el interior del famoso Convento de San Francisco de la Arruzafa.

Una de las ultimas fotografías antes del derribo para la construcción del parador, 
puede verse la cruz humilladero a la derecha y el camino de acceso.


Fotos del autor y una del AMC

30 comentarios :

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenas noches amigos. Paco, muy, pero que muy, bien relatado. Ese muchacho, si era el de la Golondrina de la veleta, no era un muchacho cualquiera, era la reencarnación de Buffalo Bill. Muchísimas gracias por el paseo. Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Gracias Patxi, no era el "Santi" era otro cafre distinto, de los muchos que estamos por el mundo. Un abrazo.

Molón Suave dijo...

Buenos recuerdos, Paco. Paseé por ese lugar en varias ocasiones cuando estaban construyendo La Arruzafa, gracias a que mi padre estuvo trabajando allí en la carpintería. El lugar estaba entonces llenos de naranjos, con una naranjas deliciosas, de las que mi padre se bajaba día sí y día no bien lleno el canasto en el que se llevaba la comida.
Un abrazo y buena boda.

Paco Muñoz dijo...

Rafael muchas gracias en primer lugar. Todos los rincones de esta ciudad nos traen recuerdos de alguna manera. El Cañito Bazán y los días de perol, Unos "acantilados" donde jugábamos, el olivar, el agua,la ida andando y la venida lo mismo, cada uno con un utensilio. En cuanto al acontecimiento de hoy yo soy un mero comparsa, los protagonistas son otros, como en mi nuevo estado continuo ejerciendo de traidor. ¡Llévate esa bolsa!¡ Haz esto y aquello!...etc. etc. Esperemos que todo salga bien. Un abrazo a los dos.

José Manuel Fuerte dijo...

Bonito recorrido por los restos del convento que ya prácticamente todos han olvidado.

Por las fotos deduzco que no está precisamente bien cuidado, o es que simplemente lo que queda no merece la pena, si es que algo no merece la pena. También saco en conclusión que queda retirado de las miradas de los mundanos, porque yo he estado varias veces en el parador, y te prometo que he sacado los ojos de mis órbitas para buscar "algo" y nunca he sido capaz de reconocer "nada".

Gracias por dárnoslo a conocer. Un abrazo.

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenas tardes amigos. José Manuel, cada vez que vuelvo a Córdoba, y me paseo por donde solía hacerlo de chaval, me viene a la mente El llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías: “¡Que no quiero verla! Dile a la luna que venga, que no quiero ver la sangre de Ignacio sobre la arena. ¡Que no quiero verla!”
Paco, creo que te hace falta un reciclaje profesional. Somos agentes de Bolsa y Banco. Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Jose Manuel, como he estado muchas veces por el otro lado, tenía intención de ver como estaba el interior. Ayer por la mañana aprovechando que estaremos esta noche, desde la puerta principal ves la escaleras que hay en una de las fotos y subes. Eso es lo que queda del convento y después de la pensión. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Me hacen falta tantas cosas Patxi, pero cada vez nos queda menos tiempo para ellas, y cambiar a estas alturas es difícil por aquello de que quien nace lechón... Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo también anduve mucho por esos sitios y las cuevas eran "mi especialidad". Un detalle sin importancia, según me dijeron los terrenos del Parador no se vencieron al estado. Se cedieron mientras existiera el Parador y este perteneciera al estado.

Paco Muñoz dijo...

Anónimo una puntualización muy importante en cuanto a la propiedad de los terrenos, luego fue una cesión de uso, ahora lo que procedía es averiguar el propietario. Un saludo.

vértice dijo...

Gracias Paco, por acércanos un trocito de nuestra historia.

Paco Muñoz dijo...

Saludos Emilio y muchas gracias.

Diego Cardador dijo...

Buenas Paco,

Hace ya unos años encontré que uno de los señores de mi pueblo y su esposa fundaron una capilla en el Convento de San Francisco de Córdoba(aunque no mencionaba el apellido de la Arruzafa) Mi búsqueda por la Iglesia de San Francisco no me llevó a nada y finalmente pensé que sería el de la Arruzafa donde fundaron esa capilla y donde se enterraron, contaba con los escudos nobiliarios, pero ya he visto lo que queda del convento...

Como siempre gracias por acercarnos estos rincones. Eres todo un embajador de la ciudad.

Un abrazo

Paco Muñoz dijo...


Diego gracias a ti por acercarte por aquí. Si decía Convento de San Francisco de Córdoba, seguro sería el de la Arruzafa, porque lo otro es la Iglesia de San Francisco, y el convento era San Pedro el Real. No queda nada en pie pero hay mucho escrito sobre el convento, si quieres dime el nombre de esa familia y veré si figura en alguno de los sitios.

Un abrazo.

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. Diego, “Con la iglesia hemos dado, Sancho” Os cuento: Cuando el Mayorazgo estaba extendido por todas Las Españas, había una familia muy rica en la sierra de Córdoba. Entonces era raro que todos los descendientes directos fuesen mujeres; bueno, puesta esta era una de esas raras. La mayor de ellas se casó con quien no debía, y fue desheredada. La heredera, no se casó ni ingreso en ningún convento como era la costumbre. Cuando ésta era anciana, dio con la iglesia, y con la promesa de que iba a ser enterrada en Mezquita Catedral, donó todos sus bienes a tan “piadosa institución” Años después, un descendiente de la desheredada intento localizar ese enterramiento y… “Con la iglesia hemos dado, Sancho. Así que, cogían el dinero y corrían, y si te vi no me acuerdo. Un abrazo

Diego Cardador dijo...

En concreto era Fernando Gutiérrez de los Ríos y Carrillo, XI señor de Fernán Núñez, su esposa era Mencía Manuel de Saavedra. Es muy curioso porque normalmente los señores o se enterraban en su capilla de la Mezquita, en el convento de la Concepción o en la iglesia de Santa Marina, por eso siempre me llamó la atención. A ver si hubiese algo por ahi!Patxi, muy buena, la frase y la historia.

Muchas gracias Paco.

Paco Muñoz dijo...

Diego he buscado en el Indicador Cordobés de Ramírez de las Casas Deza, y en la Palestra Sagrada de Sánchez de feria y esto es lo que he encontrado referido a este convento. Es muy concreto. Adema´s había otro San Francisco, en este caso del Monte que estaba por Adamuz.

INDICADOR CORDOBÉS, Luis María Ramírez de las Casas Deza.

"Convento de S. Francisco de la Arrizafa, vulgo S. Diego. A menos de media legua de Córdoba, á la falda de la sierra, fué este convento fundado por Fr. Fernando de Rueda, franciscano, en 1416, en el sitio llamado con nombre árabe algo corrompido Arrizafa, como ya dijimos en otro lugar.
Su fundador obtuvo bula del antipapa Benedicto Xlll para que fuese casa de estudios, los cuales florecieron en ella más que en otros conventos de la orden. En este tomó el hábito y profesó S. Diego de Alcalá, y fue maestro de novicios S. Francisco Solano. Eran sus patronos los Sres. de la Albaida, condes de Hornachuelos.
Este convento, así por su proximidad á Córdoba, como por la amenidad y belleza de su situación y contornos, fue siempre muy frecuentado, especialmente en la estación de primavera. Hallábase muy deteriorado
desde la esclaustracion cuando lo compró un particular que lo ha reparado considerablemente en 1851, convirtiéndolo en una fonda rural, donde hallan habitación los que van a giras o a pasar temporadas en el campo."

PALESTRA SAGRADA, D. Bartolomé Sánchez de Feria (Pág. 570)

"Convento de la Arrizafa, a la falda de la sierra, fundado en e laño a418, siendo obispo de Córdoba el mismo Don Fernando González Deza. Fundólo Fr. Fernando de Rueda, franciscano. San Diego de Alcalá tomo el avito, y profeso en este convento, donde también fue Maestro de Novicios San Francisco Solano"

"Convento de San Francisco del Monte, se fundó cerca de donde estuvo el antiguo Monasterio de San Zoilo armilatense en la sierra. Edificólo en una heredad suya Martin Fernández de Andújar Cordobés, por los años 1394. Siendo Obispo de Córdoba D. Juan Fernández de Pantoja. De allí salieron para ser martyrizados San Juan de Zetina, y San Pedro de Dueñas, y allí fue guardián San Francisco Solano."

Diego Cardador dijo...

Puede ser que el señor de mi pueblo tuviese algún vínculo con el conde de Hornachuelos, no sé porqué dejaron su pomposo enterramiento de la mezquita para enterrarse en el convento, a saber... mil gracias Paco. Un abrazo

Anónimo dijo...

La propiedad de grandes partes de los terrenos de esa zona de la sierra era de la familia Montijano y, de nuevo de "oidas", me dijeron que la zona del Parador fue vendida a la sociedad Carbonell (desto no estoy seguro). De las cuevas de la Arruzafa puedo contar que en el almacén del sótano, hay una tapiada, que los albañiles que trabajaron en la construcción del Parador me contaron que entraron por ella hasta cansarse. También que no pudieron hacer el desagüe de la piscina porque dieron con una cueva enorme, así que la piscina desagua directamente a la cueva. Y por último estaba la cueva del algarrobo o de la higuera o de la mula, en la esquina sur-este de la finca (se ve desde la calle nueva que va paralela a la tapia). Esa era enorme, tanto, que los escombros del vaciado de la piscina se volcaron allí. Y la piscina tenía 1.000 metros cúbicos, y aún así no se tapó nada más que una pequeña parte. Hubo un tiempo que el Parrador tenía un par de hortelanos que cultivaban los terrenos y araban con una mula "La Española". La cueva "se acondicionó" para cuadra de la mula.

Paco Muñoz dijo...

Diego seguimos investigando. Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Anónimo, hoy mismo precisamente, hace un rato, en la inauguración de un restaurante que se llama Zoilo en la c/ Virgen de la Salud,1, he estado hablando con personal de Parador sobre este tema. Las casualidades de la vida. Al preguntar por el sótano me dijo mi interlocutor que había una cueva, no hablamos del tamaño. También hablamos la que citas en la esquina sureste, la de la higuera, de difícil acceso junto a la valla. De la propiedad comentamos que los propietarios que citas cedieron al estado los terrenos con la clausula que si dejaba de ser un parador del Estado revertería la propiedad. Muchas gracias por la información.

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. Yo he sido un habitual de la zona, por mi afición a los fósiles, y antes de que hicieses la piscina había una cueva con una gran entrada. En el fondo de ella había, que yo me acuerde, dos galerías. Las entradas de las mismas habían sido acondicionadas por el hombre. Nunca fui capaz de acercarme mucho, porque de ellas salía viento, y porque las linternas de petaca eran un lujo carísimo. Se decía que Abderramán I preso de la nostalgia, hoy sería una depresión de caballo, se refugiaba en ella. Total, que vaya usted a saber, donde termina la realidad y empieza la fantasía, sobre Abderramán I. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Patxi eres un pozo de sorpresas y en cierta forma un privilegiado de la zona. Son muy interesantes tus reseñas sobre el lugar. Muchas gracias. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Más de cuevas de La Arruzafa. En el trozo de solar que existe entre la calle Mejorana y la tapia norte de la Arruzafa, existía ¿existe? otra cueva, bastante grande, con bastantes signos de haber sido habitada. Tenía algún que otro derrumbe y había que entrar a rastras. Con la humedad que siempre existía en ella, la bronca de mi madre por llevar todo embarrado y su sorpresa por llegar lleno de barro en pleno verano de Córdoba siempre eran mayúsculas. Tenía muchas, lo que a mi me parecían, cruces de diferentes tamaños y formas. Siempre me dijeron que en la antigüedad eran de ermitaños.

Paco Muñoz dijo...

Interesante aportación amigo Anónimo (lamento no saber tú nombre, podías ponerlo al final). Esa existe aún en el jardín que hay ahora. Me imagino que te referirás a ella. Luego hay otras en el propio recinto de la Arruzafa Parador. Unas debajo del mismo, y otra abajo en la esquina noreste. Y efectivamente, el recinto del Desierto de Belén (Las Ermitas) surge con motivo de sacar de allí todos los ermitaños de las cuevas de esa zona y de la Albaida. Antes las ocupaban los ascetas y hoy las ocuparemos los desahuciados por los bancos. Un saludo.

pilar lopez marquez dijo...

En las cuevas que mencionas,en una de ellas cuando termino la guerra vivian mis abuelos,hay paso mi madre su infancia y mis tios en la ultima visita que realizaron a nuestra ciudad la pudieron visitar,hoy es la bodeca de el parador mi abuelo yrabajo durante un tiempo de guarda de algunas fincas

pilar lopez marquez dijo...

Perdon pero esas cuevas tambien eran las llamadas,de el goto el guerra, es uma duda que tengo

Paco Muñoz dijo...

Pilar, que interesante lo que cuentas. A mi me han invitado del parador para verlas.¿No tendrás tu familia fotografías dentro de ellas o de ellas? Sería un documento. Lo segundo que mencionas no lo sé. El cortijo del Guerra me parece que estaba por la Cigarra.

Manuel E. dijo...

Ha pasado algún tiempo desde que se publicó este interesante reportaje. Desde entonces, se han llevado a cabo numerosos trabajos de recuperación y puesta en valor de los vestigios históricos y los jardines. Estoy seguro que quedarían gratamente sorprendidos con los trabajos llevados a cabo a fin de poner en valor y disfrute de todos nuestros visitantes, este idílico rincón de la historia de Córdoba. Les animo e invito a visitarnos cuando lo dessen.
Este año, con motivo de la celebarción anual de los paseos de Jane, se organizó una visita muy amena que sorprendió a todos los asistentes. Si alguien desea más información, adjunto el enlace.

http://www.paseosdejanecordoba.com/#paseo-01-manuel-enriquez
https://es-la.facebook.com/paseosdejanecordoba

Paco Muñoz dijo...

Manuel, los comentarios en el blog, lo digo siempre, es lo mejor del mismo, siempre mejoran el contenido, pero veo que este comentario no es relativo a lo publicado blog, por lo que se puede encuadrar en lo que se vendría a llamar un "publicomentario". No se dirige al blog en sí mismo, porque lo obvia, si no a sus lectores, por lo que a lo mejor no procede una contestación. En absoluto es molesto, porque la finalidad del blog es similar a la de los paseos, difundir nuestro patrimonio de todo tipo y que sea conocido por los ciudadanos, con la diferencia de que el blog perdura en el tiempo y se puede consultar en cualquier momento.
Le deseo todo el éxito del mundo en la continuidad de Los Paseos.
Reciba un saludo.