domingo, 8 de febrero de 2015

ESTACIÓN DEL GASODUCTO DE LOS VILLARES

Estación de seguridad del gasoducto

Un gasoducto, al igual que un oleoducto, es una conducción de gas, mientras el segundo lo es de líquidos derivados del petróleo. De siempre conocemos el paso por Córdoba del famoso Oleoducto Rota-Zaragoza, que decíamos estaba construido por los americanos para surtir de combustible a las bases militares que están instaladas por un país extranjero en el territorio nacional. En este caso el recorrido Rota, Morón, Torrejón y Zaragoza, coincide con la ubicación de esas bases militares.

Llegando a la estación

El paso del Oleoducto está señalado por unos hitos que, son unos postes con un cartel y una especie de tejadillo, que podemos ver por la Cuesta del Espino buscando la estación de Puente Viejo. La del oleoducto está nada más bajar Los Visos, a la izquierda, y luego sigue hasta Villafranca donde existe una estación de distribución y gasificación. El gasoducto tiene un recorrido bastante similar al oleoducto, hasta Villafranca,  pero el oleoducto en su camino a Madrid tiene la siguiente estación cerca de El Carpio. El gasoducto  está señalizado con postes amarillos con una tablilla indicadora. Hay una estación antes de llegar a la Venta de Puente Viejo, dirección Sevilla. 

Caseta en primer plano

Y otra en Villafranca y, a diferencia de la anterior que es de seguridad, ésta es para derivar la línea que se dirige a Almendralejo para después cruzar  a Portugal y subir para Badajoz y Cáceres. Pues bien desde Villafranca, parte el ramal citado para Extremadura y pasa por el término municipal buscando Navalagrulla, cruza por Las Pitas, el camino de la Loma de los Escalones, la N-432, la Fajarda más arriba de los Pradillos, y en un alarde de ingeniería sube, por la cresta de los montes que se encuentra hasta la cercanía del Campo de Tiro de los Villares, para después rodear al campo de golf y perderse en la sierra en dirección noroeste.

Puerta de acceso

Dice la propaganda empresarial que el impacto del trazado de estas infraestructuras es mínimo en el medio ambiente, que una vez introducida la tubería que va a una profundidad de uno a dos metros enterrada, el terreno por arriba se restituye con el tiempo y sólo quedan los hitos que señalan el trazado. Bueno si lo dicen. La realidad es que la construcción de este, que se realizó entre los años 1996 y 2002, se ve perfectamente en los mapas satelitales, como un enorme cortafuegos, cual muralla china, adaptándose geográficamente al terreno para seguir su camino.

Batería de paneles solares

Estas conducciones deben de tener en intervalos determinados, estaciones de seguridad, con válvulas que puedan cerrarse entre sectores, para evitar, en caso de accidente las pérdidas del elemento transportado, a modos de llaves de paso como el agua en las casas, automatizadas y autónomas, que puedan activarse desde un control, a la vista de una pérdida de la tubería. Estas tuberías son de acero dúctil, forrado por un polímero que les protege de la corrosión.

Válvulas de seguridad 

Bueno la estación de seguridad que hoy he visitado es la de Los Villares, y ante la vista del cartel de la puerta, no he podido evitar acordarme como, la puerta giratoria (1) mantiene en su plantilla a personas que presumían de defender la honestidad y honradez en este país, y hoy son unos empleados de favor por los servicios prestados. Y tienen la desfachatez  de decir que se aburren en los consejos, por cuya asistencia le pagan lo que nos saca la compañía a los usuarios de más. 

Conjunto visto desde el mediodía

Como curiosidad, que demuestra la oligarquía de este país, tiene la Compañía apellidos como Oreja en su consejo de Administración. Los enchufados son similares a aquellos mutilados de guerra, con derecho a colocación, que al igual que el del chiste de la bomba de mano que le quitó los testículos, y como no podía tomarse los huevos -por no tenerlos-, como los compañeros del ayuntamiento (2), entraba al trabajo a partir de las doce de la mañana, que era la hora que los demás dejaban de tocárselos. 

Válvulas

O como las viudas de guerra a las que la dictadura fascista le concedía un estanco, establecimientos que durante mucho tiempo les otorgaban a las esposas de los caídos, al llamarlos así se entiende eran del ejército sedicioso, porque los otros son muertos a secas, por herida de guerra, como llamaban eufemísticamente a los tiros en la nuca.

Trazado del gasoducto

Esta estación tiene un sistema de válvulas manuales y una batería de paneles solares, para los automatismos y permitir su autonomía fuera de la red eléctrica en un momento dado, además de una caseta. Todo ello dentro de un recinto protegido, como no podía ser de otra manera, dada la peligrosidad del elemento transportado. Pero lo más impresionante es el trazado que, desde los más de 600 m.s.m. permite mirar hacia la vertiente del arroyo de Pedroches, y ver como la cicatriz baja de cresta en cresta, buscando la ruta de Navalagrulla para continuar hasta Villafranca. 

Al fondo como si de un Fuente Dé se tratara, las Huertas de Cabra, 
los cables de la luz asemejan el telesférico

Llamativo y admirable ver como vi subir por esa pared vertical, a dos deportistas a un paso, que seguro no lo llevaría yo ni en dirección contraria, es decir cuesta abajo. Y te da un cierto escalofrío cuando ves tirarse cuesta abajo a motorista y ciclistas. Desde esa atalaya da miedo mirar hacia abajo, y sobre todo uno se pregunta como hicieron en esos desniveles una zanja de esa profundidad en la roca, y luego metieron las tuberías y soldado sus juntas, además de la fibra de control para fugas y envío de datos. Son obras faraónicas de nuestra sociedad, independientemente del impacto o no en el medioambiente. 

Inicio de la bajada

Unos datos: la tubería tiene una longitud de Córdoba a Badajoz de 187,40, en otro lugar pone 251,18 k. un diámetro de 32", y el gas circula por ella a una presión de 80 bar. La profundidad de la misma está entre el uno y dos metros dependiendo del tipo de terreno por el que pasa. Y en los doce años que lleva en funcionamiento no ha tenido incidentes, que se sepan, dignos de mención, por lo que podemos pensar que la seguridad de la instalación y su mantenimiento son adecuados. 

Difícilmente en este terreno pedregoso podrá la naturaleza reponer nada sin capa fértil

Notas:
(1) Esto de las puertas giratorias es penoso, sólo es necesario ver como personas inútiles, ex políticos, figuran en las listas de los consejos de administración, cuyo capítulo de sueldos inútiles es abrumador, que luego pagamos los consumidores con la factura. 
(2) En todos los ayuntamientos los funcionarios no son así.


Estación de gasificación de Villafranca (foto Enagas)

Fotografías del autor 
Bibliografía de la red