sábado, 25 de abril de 2015

EL CORTIJO DE LA ALCAIDÍA Y LA VEREDA

 Cortijo de la Alcaldía

Esta mañana he estado en el cortijo de la Alcaidía. Aparte de visitar el cortijo y dos o tres casillas, el principal interés de la visita era subir a la Casa Glorieta ¿Alfaro? (según el catastral de 1950, aunque me parece que no es esa la denominación, pues puede referirse a tres nombres distintos y no al compuesto referido a la casa) cuyos eucaliptus se ven desde Córdoba. He de reconocer que la subida es intensa, el camino cómodo, pero el desnivel importante en algunos sitios. Luego, al llegar al cortijo habían tomado la senda de la casilla los toros, y yo no me había llevado el capote, por lo que mi gozo en un pozo.

Catastral de 1950

Plano 1893

Sobre la marcha decidí visitar el cortijo, hasta donde me permitieron los astados, que también lo habían tomado (era su casa) por su cara este, donde está la puerta principal. Y yo no quería molestar. El cortijo o casa de la Alcaidía está situado en una loma, en la cota de los cuatrocientos metros, que los planos denominan como la Loma del Cerrajero. He utilizado el camino desde Román Pérez Bajo, donde se entrecruza con el de Navalagrulla, la vereda que continua hasta Alcolea, y el arroyo de La Cuesta de la Lancha o de la Alcaidía en otros planos. 

Vuelo de 1977

Aérea desde el norte (Bing)

En el catastro actual figura con el número 14900A07400054, o lo que es lo mismo Polígono 74, Parcela 54, y tiene una superficie de 576.390 m2. Parece estar abandonado y algún tejado está derruido. Tiene un patio central, con dos naves a cada lado, de una planta con tejado a cuatro aguas. 

Casa "Villa Chivita", según fotografía de Canario, desde el norte

Divisoria propiedad Román Pérez Bajo y Alcaidía

Cerrándolo por detrás con otra nave parece más moderna que es la que tiene el tejado derruido. Todo el conjunto está rodeado por una cerca, que configura por la parte delantera una especie de jardín. En él cortijo tenía siete palmeras, de las que ha dado cuenta el picudo rojo, y sólo quedan las washingtonianas a las que no les mete mano, aún. 

El cortijo

Habría que ver el porqué, a lo mejor ahí está el truco del antídoto contra este individuo. Salvo que sea como las bellotas para los cerdos, se comen antes las de encina que las de alcornoque porque le gustan más, y además están más dulces. Luego tiene otra serie de cercados derruidos de lo que parece fue tierra de labor. Inmediatamente detrás, al norte, hay otra nave a dos aguas, parece de construcción reciente. 

Los toros de la Alcaidía

Desde ahí continua el camino hacia el Cerro Muriano, pasando antes por la Armenta. Cuando llegamos a la loma, a la izquierda, nos encontramos una cerca de piedra, que es el recinto de la huerta. En su lado norte está la puerta de acceso, una fuente, y un gran depósito de agua. Sus medidas aproximadas son tres por cinco metros por cuatro o cinco de profundidad. Unos 75 m3. Delante la noria de carne. Todo el ingenio está desmontado. La noria está sobre una plataforma redonda en altura El pozo tiene agua. 

Puerta principal

En la puerta al patio interior de la casa, tiene un rótulo que pone "Antonio" y borrado por la cal o el tiempo, debajo "La Alcaidía". HAy que tener en cuenta que en algunos planos antiguos figura como "Alcaidía de los Antonios". Todo está tomado por los toros, como he mencionado anteriormente, bueno hoy y en este momento de la mañana lo estaba, ellos se mueven a sus anchas por todo el recinto y el terreno adyacente, que la primavera tiene a tope de pasto. Ya dije que era su casa. Estos no tienen nada que ver con los de abajo, de Román Pérez, estos están algo más recortados de defensas. Por el camino, a la subida en su lado izquierdo hay unos carteles que dicen Zona de Reserva. No sé.

Fuente y puerta de huerto

Todo el camino de subida discurre paralelo al citado arroyo, Cuesta de la Lancha, salvo cuando se llega a un prado donde hay una cabreriza, entonces se separa del camino para volver a retomarlo unos metros más arriba, donde comienza la propiedad de la Alcaidía que señala una cancela. El paso de los de infantería se hace por el lateral que es por donde desagua un arroyón que se ha formado en el camino. 

Plataforma de la noria

Del arroyo dice Francisco Carrasco: "Nace en la falda de la Alcaidía, en plena Loma del cerrajero y baja entre zarzaparrillas y majoletos que, en marzo y abril, inundan con su alado perfume estas sierras. Se remansa en la Cañada de la Víbora, junto al Cerillo de las pulgas en la propiedad de Román Pérez Bajo, en el cruce de caminos de Navalagrulla, con el que va al Puente de los Piconeros..."

Pozo de la noria y artilugio

Lo que no dice es que, en la mayoría de los planos consultados, su nacimiento lo sitúan a unos quinientos metros al sureste del cortijo, en la cota de los 370 m. en una fuente, en unos planos lo ponen al oeste del camino y en otros al este. Ahora está seco, salvo en algunos tramos que seguro cogerá agua de algunos veneros y corre algo. La primavera le da a todo un aspecto maravilloso. Cerca del nacimiento, lugar de una enorme espesura vegetal, salieron tranquilamente y se pasearon por el camino siete perdices, de las que solo pude fotografiar la última.

 Depósito en el huerto

Depósito

En los vuelos de 1956 se observa actividad en el cortijo, y en el de 1977 más aún. Hacía el sur, más abajo del cercado que se supone era el huerto, de regadío, tal y como se ve en alguna fotografía aérea, hay un conjunto de dos casas, también abandonadas, una con cerca delantera, de tejado derruido y dos habitaciones, y la otra al sur de esta. El catastral de 1950 la llama zahurda. Cerca de estas construcciones pasa la línea de alta tensión de 132 KV, que desde la subestación de la Lancha, pasa por Cerro Muriano primero, continuando dirección Espiel.

Zahurda al sureste del cortijo

Es un camino o vereda, el de la Alcaidía, de mucho tráfico, y es muy utilizado por el personal de dos ruedas, los ciclistas. A todos les he tenido que sacar con fórceps el saludo, por lo que el porcentaje ha sido hoy del cien por cien. La mayor parte continúan hasta Román Pérez para seguir hasta la antigua casa de los locos. Hay que tener en cuenta que ese trazado es casi llano, mientras que la subida a la Alcaidía anda por un cinco por ciento de media que, en algunos tramos, puede llegar al diez. De lo que no hay duda es que es un lugar hermoso. Habrá que dejar para otro día la subida a la Casa de los eucaliptus, y seguir indagando lo que figura en el plano de 1950, que estimo pueden ser tres nombres. Casa, por un lado, Glorieta por otro, y un tercero dificil de leer. Así se justifican los errores en los topónimos.

Detalle del catastral referido al nombre de la casa Casa por un lado; 
glorieta por otro; y un tercero que parece indescifrable (se aceptan opiniones)

Nombre de la casilla (Foto Paco Rojas, Canario)



Fotografíasy vídeo del autor, aéreas de Bing.

8 comentarios :

Canario dijo...

Hola Paco!, supongo que cuando te refieres a "esta mañana" te referirás al viernes 24, porque si no, nos hubiéramos encontrado en nuestra exploración.

Por cierto, que me disculpo en nombre de los ciclistas educados por la mala imagen que nos dan algunos maleducados, nuestro grupo y yo en concreto saludamos SIEMPRE, e incluso si la situación lo pone fácil, puede que haya algún comentario, broma, etc. ¡que menos en el campo!
Yo eso lo aprendí en el mar, en mi tierra, cuando mi deporte era la vela, allí SIEMPRE se saluda cuando te cruzas con alguien.

Bueno, a lo que iba, esta mañana y siguiendo tus informaciones, estuvimos allí Pedro, Natalia y yo, con la intención de visitar los eucaliptos y buscar otro pino enorme que se ve desde Córdoba algo más al oeste en la línea de Sierra. Tengo muchas fotos de las que luego te envío una selección.

Efectivamente tuvimos que pasar junto a multitud de astados, pero parecían pacíficos, a pesar de los muchos terneritos que tenían. Algunos despistes con los senderos algo perdidos pero finalmente llegamos a la casita de los tres enormes eucaliptos. En la puerta (lo veás en las fotos) hay unas letras metálicas que dicen "VILLA CHIVITA" y la casita de un solo cuerpo y alargada, parece en buen uso aunque sencilla y antigua, el sitio es muy agradable.

Después de muchos subebajas y vadeo de arroyos por la zona del Arroyo del Manzano y Arroyo de Rabanales, finalmente salimos a la zona de Loma de los Escalones tras haber pasado junto a la vía antigua del tren por la zona más arriba de La Balanzona, y en buena parte de la ruta que hicimos estuvimos rodeando al otro pino enorme, que está en lo alto de una loma justo por encima del Cortijo de Las Pitas (creo que era ese el nombre). Te adjunto enlaces en Bing Maps :

http://binged.it/Dnjmz4

http://binged.it/1GiNQ7I


Un saludo!

Paco Muñoz dijo...

En primer lugar muchas gracias por el comentario y las fotos, de las que ya te he contestado en el correo.

Fue el viernes 24 sí señor, lástima porque me hubiera gustado subir a la casilla, que en algún sitio de cacería he leído que le llaman del pastor también.

No tienes el porqué disculparte por otros que no siguen esa norma. Yo por esa razón no meto a todos en el mismo saco, primero porque no se pueden meter y después por conocer el paño de vuestro grupo.

Ya las he visto e incorporado a la entrada de la casilla, muchas gracias, otro misterio desvelado.
Paco el sendero parte perpendicular a la casa, pues el marcado en la cartografía raster no es el bueno, pero lo importante es que estuvisteis allí.

No he podido ver los link, pero si tengo localizado ese pino, está al noreste de Las Pitas y al sureste de una pequeña presa del Arroyo de Rabanales En el Libro de los Arroyos dice Carrasco sobre el Rabanales: "Cruzamos la linde de las Pitas, esta finca tiene su entrada por Nuestra Señora de Linares. Nos damos de cara con el guarda que nos espera amablemente y departimos con él largo rato. Hay aquí, en el arroyo, un pequeño embalse para remansar agua al ganado de la finca."
Un abrazo y gracias a los tres.

Anónimo dijo...

Hola Paco:
En el plano parece que pone Casa Glorieta Alfaro.
Saludos de Rafael.

Paco Muñoz dijo...

Rafael eso pensé yo en una primera lectura pero luego creo qu son tres palabras distintas entre sí: Casa, Glorieta (Como explanada) y luego la tercera que hasta dudo que quiera decir Alfaro. A ver si alguien más acostumbrado a leer escritura de ese tipo nos lo aclara u opina otra cosa.
Un abrazo

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. Paco, muchas gracias por acercarnos los lugares a los que era imposible acceder. Si a todo esto le añades tan excelente y trabajada documentación, el resultado es espectacular. Muchas gracias. Un abrazo, salud y República.

Paco Muñoz dijo...

Gracias Patxi, En este caso hasta con riesgo taurino, pero es broma, no llega la sangre al río. Un mapa antiguo (me facilitó Manolo Trujillo los primeros y acceso a otros) es fundamental, es como una máquina del tiempo. Luego están los vuelos fotográficos. Salud y República.

José Navarro dijo...

Acabo de descubrir tu blog. Enhorabuena por él y por el artículo. Soy uno de los muchos ciclistas asiduos a la vereda de la alcaldía, como conocemos a este camino que llega hasta el cortijo que muy bien describes. Es una lástima que esté abandonado. Tuvo que ser un lugar con encanto en sus tiempos.
Un saludo de parte de un ciclista ;-)

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias José Navarro, es verdad el sitio (como la mayoría de nuestra sierra) es precioso, y con habitantes, debió ser mejor, aunque hay que reconocer que la vida de los de abajo siempre es dura en todos sitios. Yo también he usado la bicicleta durante muchos años. Un abrazo.