sábado, 18 de abril de 2015

TENO Y EL TRIUNFO DEL QUIJOTE, EXPOSICIÓN

El arco y los Encantadores

En uno de los entornos más hermosos de la ciudad, puerta de entrada obligada a la misma, está instalada hasta el 3 de mayo la exposición al aire libre "Teno y el Triunfo del Quijote", del artista cordobés de la sierra, Aurelio Teno. Ya es hora de que el extraordinario artista encuentre en su ciudad, el reconocimiento que se merece. Hay que aplaudir la exposición y el esfuerzo que habrá supuesto organizarla.

 
Soñadores de letras

El marco es idóneo. Quien ha jugado de niño en esas escaleras, incluso escalando entre las bases de las columnas, a las que nos subíamos por las hendiduras de las herrerianas piedras. Un día, más bien una tarde noche de verano, Juani, el hijo de María y hermano de Rafi, de la casa de doña Paca, donde estaba una de las tres farmacias de la calle, la llamada De la Catedral, se cayó desde arriba al chino del empedrado. Mucha sangre, pero nada de médico, escaner, o radiografías; Manolón de la Farmacia lo curó y mandó arriba a su casa.

Soñador de Justicia y de Letras

Cuando lo visitamos, fue la primera vez que desde su ventana vi la perspectiva de mi casa y toda la calle Cardenal Herrero, hasta la Virgen de los Faroles, era una calle distinta que la que veía yo desde la mía. Esa casa desapareció y ellos se fueron a Sevilla, a Triana. Al lado, desde dónde estuvo mucho tiempo la mancha de la sangre de Juani, entre las chinos de la Puerta del Puente, en la carretera (aún están) los bancos de la lápida de la poesía de Góngora. Desde ellos de niño, con mis padres, jugaba a contar los camiones (pocos) que pasaban por la recién abierta avenida del Alcázar, y al cabo de mucho rato, se perdían sus luces rojas por la Cuesta de los Visos. 

Para alcanzar la estrella inalcanzable

Antes, la salida y entrada a la ciudad, desde y hacia el sur, se hacía por el único puente que ha tenido Córdoba en dos mil años, el puente romano. Aún no estaba terminado el nuevo, y realizada la Avenida del Alcázar. Ya habían pasado muchos años desde que el político Isasa, le hubiese dado el último empujón al último tramo de la obra faraónica por excelencia de Córdoba, la del Murallón. Los caballos de los municipales estaban en el solar de la Puerta del Triunfo, o Puerta del Puente. Unos metros más allá, más hacia la Cruz de Rastro, el cine Goya.

Encantador caído

Se le restaron unos metros al seminario, y se prolongaron otros sobre el río, encima de dónde el ejército francés en retirada, abandonó gran cantidad de material militar tirándolo al agua, delante de la Albolafia, a la que le quitaron edificación para la carretera. Tuvieron que optar, los franceses, entre las riquezas del expolio y el armamento, y optaron por las riquezas. Luego pasó la nueva carretera por la Huerta de Antoñita, se desmontó el Triunfo de la puerta de la Cárcel, y se trasladó a la estación de  Renfe. Ahora ya se llegaba desde allí a la Avenida del Corregidor.

Triunfo de los encantadores

La Avenida del Alcázar era testigo todos los veranos de los Festivales de España (con sillas de tijera grabadas a fuego con ese nombre), esos eventos folklóricos de la dictadura. En uno de ellos Paco Lastra, el marido de Encarna, de Medina y Corella 4, de los municipales en bicicleta, quiso impedir el paso de un vehículo por la avenida que estaba cortada al tráfico, éste no paró y fue arrollado. Afortunadamente todo quedó en una fractura de tibia y peroné, y la detención del automovilista -de los pocos que había-.

Encantador dos

Todos los lugares cercanos estaban llenos de recuerdos, Ahora es distinto, mucha gente extranjera, y un enorme ajetreo. El conductor de los autobuses turísticos, le decía a la mujer de los cuadros, que las esculturas de Teno eran feísimas, y la mujer del pintor de testas de toros, balcones de flores, y sevillanas, coincidía con él. Claro su marido el pintor, no es abstracto, es clásico folklórico que es más comercial. Frente la casa de Señán González y Garzón, las primeras tiendas de "souvenir", recuerdos que hubo en la Mezquita.

Encantador tres

A partir de la esquina empezaba la calle Cardenal González, que fue durante mucho tiempo la carretera nacional que unía Madrid con el sur. Entrando por Puerta Nueva y San Pedro, después bragueta, yantar, y descargo de pecados en la Santa María. Mancebía, Mesones, e Iglesia. Que ventajas las de la religión católica, pecas de lujuria y gula, te confiesas y todo perdonado, es igual que el robo y expolio del país actual, robas y expolias, y no devuelves el producto de la rapiña y te perdonan. La calle lujuriosa fue calle "maldita"  hasta hace poco. Ahora la pared de la Mezquita se llama Corregidor Luis de la Cerda, el que le plantó cara al Cabildo para evitar la construcción de la Catedral en el centro de la Mezquita.

Encantador cuatro

Una nueva calle escalonada abre la ribera a Vallinas, o Vallinas a la Ribera. El Centro de Visitantes en el solar de los caballos. En cuya puerta mató el "intrepí" -un guía clandestino-, al legionario, antes habían estado en el "Cante escucháo". Todos fuimos por la mañana a ver el cadáver tapado, no había telediarios, sólo El Caso. Ya no hay casilla del consumista. Ni cine Goya. Ni guías clandestinos a los que aplicar la Ley de Vagos y Maleantes, Ahora hay organizaciones de guías, que organizan "tours" para explicar la ciudad, a mayores, parejas, grupos Yo me encontré a una guapa inteligente y licenciada amiga, que trabaja en una de esas empresas, cuando sus estudios son para mucho más que acompañar turistas.

Encantador cinco

La remozada Puerta del Puente, el Centro de Visitantes, el Triunfo con un San Rafael con patillas a lo francés, que nos daba entonces igual de quién fuera, pero no era de la Iglesia Católica, por lo menos los terrenos eran del Hospital de Ahogados y cementerio. Dónde nos contaban la batallita fascista de los varales de los carros, porque los fascistas no tenían cañones, para engañar, a los que ponían de tontos, legal ejército republicanos. En fin, cuestiones de hace unos años, pero que no debemos olvidar nunca.

Ahora la exposición:


Encantador uno

Palabras del comisario:

"Quijote, soñador de letras (2004), el realista conjunto de los ocho libros sirve de asiento al expresionista personaje cervantino, con la mirada alzada y mano abierta, ávido de escritura y aventuras imposibles.

Quijote, para alcanzarla estrella inalcanzable (2004), la anatomía incompleta, deshecha, esta vez acompañado por un sueño de estrellas, traspa¬sando la puerta con la mano extendida para agarrar la luz más resplandeciente, que intenta rozar y se escapa libre por el firmamento.

Texto

En El Triunfo de los encantadores (2004), Teno se muestra tan de nues¬tro tiempo que se hace graffitero, presentando un collage con técnica mixta de gran fuerza plástica. A través de un muro desconchado, recrea a los elementales protagonistas con textos moralizantes extraídos de la novela; así como introduciendo sobre el color las palabras ono, movistar..., como vehículos tecnológicos transmisores de la obra literaria. Y sobre el mural, ocho esculturas de frenéticos encantadores sin cabezas en alocada huída hacia el abismo.



Quijote, soñador de justicia (2004), un desgarrador lamento ante la puerta reclamando justicia, cuyo simbólico elemento parlante yace incom-pleto y sin uso, recostado sobre el esquemático vano.

Este es el triunfo al Quijote diseñado para Córdoba con obras del genial Teno, maestro indiscutible del expresionismo español, conmemorando el 400 aniversario de la edición de la segunda parte de la obra cervantina (1615-2015); pleno de ritmo, brava y honda expresividad, con un lenguaje artístico contemporáneo y tremendamente peculiar e inconfundible.

Cristóbal Cordero. 2015."

Panel texto comisario

La obra y los 86 años de la vida de Aurelio Teno:

1927 - Aurelio Teno Teno nace en las Minas del Soldado, comarca de los Pedroches.
1936 - En Córdoba empieza a trabajar como aprendiz en el taller del escultor A. Ruiz Olmos. 1939 -1943 ® Ingresa en la Escuela de Artes y Oficios.
1946 - Se forma en un taller de platería. Y se introduce en el mundo taurino.
1950 - Estudia en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.
1958 - Se instala en París completando sus estudios en L' Ecole de Beaux Arts, formándose en las técnicas del esmalte, grabado y litografía. Frecuenta los círculos artísticos, estudia a los maestros contemporáneos y se relaciona con artistas como César y Giacometti. Comienza a fraguar su lenguaje artístico dentro de la contemporaneidad, haciendo incursiones en el abstracto, pop-art, informalismo y expresionismo, así como experimenta el collage.
1965 - En Madrid expone en el Ateneo. Descubierto por la firma Georg Jensen es invitado a mostrar sus obras en Copenhagen.
- Se traslada al Molino del Cubo, en la Sierra de Gredos (Ávila).
1966 - Obtiene el Premio Diamond International Award, considerado como la distinción más importante en la joyería mundial.
1970 - Medalla de Oro en la Exposición Internacional de Munich.
1976 - Levanta el monumento al Quijote en el Kennedy Center de Washintong, tras haber competido con Salvador Dalí y José de Creft.
- Es nombrado miembro del Centro Internacional de Escultura de Washintong. 
1980 - Inaugura el segundo monumento colosal al Quijote en Buenos Aires (Argentina).
1984 - 1987 Se encuentra en América con estancias en Montevideo, Miami, Washington, Caracas y Buenos Aires, impartiendo seminarios y conferencias, a la vez realiza numerosas exposiciones.
1988 - Regresa a Córdoba, donde restaura el Monasterio de Pedrique, instalando su casa, el taller y el museo de sus obras. En este paraje empieza una etapa fecunda para sus creaciones místicas.
1993 - Nombramiento de Académico de la Real Academia de Córdoba. 1997 - Homenaje de Pozoblanco (Córdoba). 1998.
2010 - Nombramiento de Académico de la Real Academia "L. Vélez de Guevara", Écija (Sevilla).
2013 - Fallece en Córdoba, dejando para la posteridad un impresionante legado artístico en escultura, pintura, orfebrería y joyería.

Soñador de Letras por la espalda

Equipo de la exposición:

Prestadora: Mónica Tono Rodríguez  /motenoart@gmail.com
Comisario: Cristóbal Cordero González / corderogonzalez89@gmail.com 
Coordinadores: Ana Mª Suarez-Varela Guerra y Rafael Ramírez Mantas 
Conservador de las obras: Ángel Rubio
Transporte y montaje: Ruviarte

Casi enrejada
Fotos del autor:
Bibliografia de los textos de la exposición