sábado, 6 de junio de 2015

LAS MINAS DEL ARROYO BEJARANO

Boca de la galería horizontal desde dentro

Siempre he tenido un especial interés por el subsuelo, que es inversamente proporcional a mi espíritu de espeleologista. Sin embargo mi relación de amistad con verdaderos espeleologistas, ha hecho variar el fiel de la balanza. La entrada en una profunda mina de agua, que fue el bautismo y la colaboración en el levantamiento topográfico de algunas cavidades me he hecho perderle un poco, sólo un poco, el respeto (miedo sin eufemismo). 

Galería horizontal

Días atrás, en la visita a la balsa del Martinete Alto, no bajamos el sendero circular del Bejarano, hasta las cavidades que allí existen, nos quedamos en los restos de más arriba. El primero de junio, las visité acompañando o acompañado, de dos Pepes, Serrano y Ramírez. Según la ponencia del G40 sobre la minería del Bejarano, de 2008, referida al lugar de las cavidades,  dice: "El tramo III de morfología rectilínea, aprovecha un antiguo cañón de tipo tectónico antes de la confluencia con el río Guadiato".

Cavidad principal

Continúa diciendo sobre las tres cavidades, 1ª: "La entrada de una galería de unos 25 m. de desarrollo horizontal , es fácilmente visible desde el cauce del arroyo. El mineral calcopirítico se encuentra en las paredes del filón, a veces en forma carbonatada (azurita-malaquita). Pequeñas estalactitas denotan la cierta antigüedad y abandono de esta explotación."

Esquema galería horizontal (G-40)

Boca galería horizontal

2ª.- "Un pozo vertical de 6.55 m. de profundidad y 4.55 m. de anchura situado muy próximo a ésta, complementa la galería anterior. Las basuras acumuladas impiden su prospección aunque se observa el buzamiento de sus materiales (26º en dirección NW)." 

Esquema pozo (G40)

Pozo

y la 3ª que consideran: "la cavidad más interesante para nosotros, con un desarrollo de unos 75 m. y talud de derrubios en su entrada. La presencia del freático a 15 m. aproximadamente explicaría el abandono de la explotación."

Esquema galería principal (G40)

Hall de la galería principal

Estas tres cavidades son las consideradas más importantes de la zona, y si no las más importantes si las más conocidas, el sector está lleno de estas explotaciones, sobre todo si tenemos en cuenta las escombreras de las cotas superiores, que dan cuenta de la cantidad de extracción de mineral que han tenido las minas aquí.

La galería principal desde dentro

Cuando llegas -después de una bajada escalonada, en ocasiones, por las raíces de los monumentales arboles que dan sombra al camino, que más que camino es senda de cabras, bastante pendiente-, a un claro aparente. Te impresionan las bocas citadas. Ojo, una de ellas, el pozo vertical, que tiene como escalera unas vías de vagonetas, no está protegido y su peligrosidad es manifiesta, en caso de ir con niños, o con mayores inconscientes, que son peores.

Pepe Serrano camino del freático

Con las naturales cautelas, pero con decisión, Pepe Serrano fue el único de los tres que se aventuró en los dos pozos accesibles. Dotado de una potente linterna entró hasta el final de la cavidad horizontal, que está bastante limpia, comparado con el pozo vertical, lo que da la idea de que la limpieza la han podido realizar los grupos que, de forma altruista, de vez en cuando la hacen. De esta forma se suple el incivismo de quienes dejan caer la botella, el papel o el plástico sin miramientos en uno de los lugares más bellos de nuestro entorno.

Pepe en el fondo de la galería horizontal

En la segunda cavidad, Pepe Serrano, bajó casi al citado fondo freático,  y al pozo vertical no lo hizo, no por faltas de ganas, sino porque la "escalera" metálica, dejaba mucho que desear en cuanto a su estado de corrosión, y lo intrépido, hay que decirlo, está perfectamente controlado por lo sensato. La verdad es que impresiona pensar que desde la época romana estuvieran trabajando por el sector. 

Pozo y lo que no debe ocurrir, esto no es una papelera

El silencio musical se ve constantemente roto por la sinfonía del agua saltando los distintos escalones del arroyo, que busca ser fiel a su cauce desembocando en el hermano mayor, el Guadiato, cuya etimología parece significar río perezoso, o "Wadi Aatum" en árabe, que nace cerca de la fuente de la Santanilla, nacimiento del Zújar, en la Coronada (Fuenteovejuna), en el cerro de la Caveruela.

Ramírez y Serrano

No sabemos lo que tenemos hasta que no lo experimentamos, y una vez experimentado debemos concienciarnos de su mantenimiento. Es necesario que esos lugares se puedan mantener para el disfrute y goce de los sentidos. Son un patrimonio natural a preservar con el máximo rigor por los cordobeses y, si es posible, rehabilitarlo constantemente. La limpieza es tratar de no ensuciar, es muy fácil.

Quien suscribe

La sensación después de haber visitado esos lugares es de plenitud, el mundo está lleno de lugares maravilloso, no cabe duda, pero a nuestro lado hay otros que no lo son menos, y son unos perfectos desconocidos para los cordobeses. Y lo mejor están a unos pasos de la ciudad. Gracias al esfuerzo colectivo de organizaciones ecologistas, senderistas y ciclistas, y a alguno individual, se compensa algún tipo de incivismo, que lo hay. Por eso no quiero terminar esta entrada sin mostrar mi agradecimiento a estas organizaciones, que no cito, para no olvidar a ninguna.


Fotografías y vídeo del autor. Dibujos de la biografía citada
Bibliografía: "Cavidades, hidrología y explotación minera en el Arroyo Bejarano (Santa María de Trassierra, Córdoba)". J. M. Recio Espejo, E. J. Chic Acevedo,  A. Ruiz Ruano y M. A. Núñez Granados

No hay comentarios :