miércoles, 4 de noviembre de 2015

LA SIERRA DE CÓRDOBA: AMENAZAS Y ESTRATEGIAS DE CONSERVACIÓN, GESTIÓN Y USO SOSTENIBLE DE LOS RECURSOS NATURALES, (JOAQUÍN REINA)



Dentro del ciclo de Charlas-Coloquio sobre naturaleza y medio ambiente, que se celebran en la casa Bien-Ser, ayer se celebró la que magistralmente impartió Joaquín Reina de Ecologistas en Acción titulada "La Sierra de Córdoba: Amenazas y estrategias de conservación, gestión y uso sostenible de los recursos naturales".

Un momento de la charla. Joaquín Reina

Inició la conferencia o charla-coloquio, con un aforo de unas veinte personas en la sala. hablando sobre los dos grupos "serranos" que señaló, claramente diferenciados los que llamó contemplativos recreativos o de ocio, y los usuarios como propietarios de terrenos, y el impacto que produce en todo el territorio.

 Auditorio

Luego definió los cambios acaecidos en la Sierra de Córdoba, citando a los núcleos de población cercanos, facilidad de acceso, embalses, en los que citó a la Breña2 y las aglomeraciones tradicionales (Cerro Muriano y Trassierra) y nuevos parcelaciones, a las que dice que hay que llamar por su nombre no como urbanizaciones, denominación que se presta a considerarlas consolidadas.

Habló de Las Jaras que en verano tiene una población superior a la de algunos pueblos de la provincia. Cito este núcleo como un maravilloso lugar de la sierra, con una reserva de suelo enorme, y con un impacto considerable a pesar de el control en este lugar. Citó también la problemática de ciudad sobre los terrenos que se iban a ceder a una sociedad anónima deportiva privada, en el centro de la ciudad, y que, al final después de haber muchas personas implicadas, se fueron descolgando quedando sólo él. Manifestó la inmoralidad de las normas de cesión.

Un significativo lenguaje corporal de Joaquín

Después explicitó los planes de Trassierra, señaló que lo más mediático fue lo de los Baños de Popea pero que eso es una simple esquina del perímetro de todo lo que estaba previsto. Las dificultades en las relaciones con la Administración a distintos niveles, local, autonómica y estatal. Citó a grupos ahora casi testimoniales.

Comentó sobre la línea continua de protección de la sierra de Córdoba, enorme en su propuesta inicial, pero que al final se quedó en Hornachuelos y Montoro, obviando todo el espacio central de la Sierra Morena cordobesa. La dificultad que se tiene cuando se pretenden crear figuras de protección, chocando directamente con los apellidos en cinemascope de los propietarios, y los grupos de presión que configuran. 

Otro momento

Citó el programa de TV "Salvados" en el que se vio claramente lo que significan los lobbies de los grandes interés empresariales, a los que importan poco los problemas ecológicos. El inmoral comportamiento de compadreo del ministro Matas, que en la actualidad se ha visto por donde anda (El Presidente de Gobierno actual dijo que quería para él un gobierno como el de Matas, lo que denota la visión de futuro que tiene el Sr. Presidente).

Debate: A. Gómez Puerto

Se detuvo un largo tiempo en el problema de las parcelaciones ilegales. La usurpación de las vías pecuarias, citando varias, y el abandono de la legislación sobre las citadas vías que no interesaban a nadie. Confirmó que no estamos solos en este asunto complicado, que no es Córdoba la única ciudad que soporta las viviendas ilegales, que es un problema mayor de todos los municipios.

Debate: José Serrano

Evidentemente que es un problema que lo generaron los políticos con sus sistemas clientelares de votos, que hay del orden de 300.000 viviendas que legalizar o sobre las que tomar una decisión. Que en los propietarios ilegales hay de todas las capas sociales los infractores. Habló de de la parcelación familiar de hace casi cuarenta años. De los derribos testimoniales que se sucedieron por la zona del Higuerón y de San Cristóbal o el antiguo bar el Mejorano. 

Debate: una indignada señora con lo que está ocurriendo

Luego el debate en el que atendió a tres preguntas, de A. Gómez Puerto, José Serrano y otra señora que no dijo (o no lo oí yo) su nombre, a los que contestó ampliamente, al primero sobre la figura de protección de la sierra, al segundo sobre la sensación y sentimiento de pesar que dijo le quedaría al salir de allí, y a la tercera sobre la necesidad de cambiar la cultura de llamar a las cosas por su nombre.

Rafael Tamajón, el Coordinador agradeciendo la presencia del público y disculpando las averías

Rafael Tamajón, como coordinador de las charlas le agradeció su presencia y se disculpó por lo problemas informáticos que impidieron visualizar el trabajo que traía preparado Joaquín. Se quedó en que se facilitaría el power point de la presentación que no se pudo ver y que yo no he podido publicar aquí por no disponer de él aún. Una interesante charla, que supo a poco, de un ponente comprometido de muchos años con el ecologísmo, como lo atestigua su compromiso diario, y que a pesar de su bagaje de conocimientos en materia medioambiental, figura en la lista de los cuatro millones y pico de españoles en paro (como mencionó).




Fotos y audio del autor

13 comentarios :

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. Estas reuniones de personas inquietas son interesantísimas. Luego viene cuando la matan, que es cuando los participantes preguntan a mirándose el ombligo, y las cosa pierden el interés general.
No he visto un desorden más grande que el de sierra de Córdoba, vamos, ni en Cantabria, que ya es decir. Se ha construido donde les parece, además parece un mar de piscinas de agua dulce. Recuerdo cuando era un nene, que “ardió” la sierra, y el comentario de los mayores: ¡Ea! Dentro de poco recalifican los terrenos, y chalet por todas parte. Tenían razón.
Me gustaba asistir a estas reuniones. Digo, gustaba, porque lo hacían gente de buena voluntad, sin ninguna vinculación política. Después empezaron los políticos tunantes de tres al cuarto, para colocarse, y aquello se fue… a eso mismo, a lo de Fernando Fernán Gómez. Qué razón tenía mi abuelo cuando dicen que decía: “No hay nada mejor que una madre, le agregas política, y la conviertes en suegra”
Un abrazo, salud y República

Alberto Sánchez dijo...

Buenas tardes Paco, mi nombre es Alberto y necesito hablar con usted sobre un tema del que ya escribió hace mucho tiempo, en concreto 4 años, sobre el Hospital Cardenal Salazar, porque lo acabo de leer y tengo dudas y me mata la curiosidad debido a que he visto hoy algunas cosas que no me encajan. Le dejo mi correo electrónico y ruego que me conteste para ponerme en contacto con usted: albertosanchrz1995@gmail

Ese es el correo, tal cual. Espero su respuesta.

Gracias y un cordial saludo.

Paco Muñoz dijo...

Lo que Vale Patxi, es la gente que lleva muchos años luchando por lo mismo y dándose con la cabeza en una pared. Todo lo que dices de la sierra es cierto, y lo gracioso es que el Duende, Saldaña, Sansueña, etc. lo que ahora es un barrio de élite, han sido durante mucho tiempo parcelaciones de chalet (eso sí) ilegales. El alcantarillado lo terminaron hace unos años. Luego han surgido todas las parcelaciones actuales, muchas son el quiero y no puedo, pero la mayoría, lo mismo que las primeras, que fueron de la dictadura, con el beneplácito de los políticos desde luego.

Un abrazo

JUAN JOSE JIMENEZ GARCIA dijo...

Con todo mi respeto a Joaquín Reina que me consta que es un gran conocedor de la sierra de Córdoba. No se puede echar la culpa de todos los problemas que hay en la sierra a las urbanizaciones, aunque por supuesto es uno de ellos, pero vamos a ser realistas nos guste o no nos guste es una situación totalmente irreversible. Lo primero que hay que hacer es darle una solución real a este problema.
No se puede hacer un plan sierra de espaldas a las personas que allí habitan, como si la única solución fuese echarlos a patadas de la sierra cuando todo el mundo sabe que eso no va a ocurrir.
Como comentó en la exposición Joaquín hay que hacer un plan de usos pero serio, real y consensuado.
Hay que dar más importancia a la prevención en materia de incendios forestales, no olvidemos que tan solo en unas horas nos podríamos quedar si media sierra si tuviéramos la mala suerte de que se generarse un gran incendio.
Pienso que lo que se tiene hacer es abrir un gran debate con todos los implicados y por supuesto sin excluir a nadie.

Paco Muñoz dijo...

Juan José, muchas gracias por tu aportación. Desconozco si estuviste en la charla, y tu comentario es fruto de ello. A mi no me dio esa sensación, pero no podemos obviar, independiente de las soluciones que tengamos cada uno no pueden ser otras que admitir de principio que es un problema irresoluble, que la proliferacion de parcelaciones consentidas por las distintas administraciones locales, e incluso algunas mimadas por estimar vivero de votos éstas, fue un gran error. Hicieron el agosto de los grandes propietarios y los intermediarios que parcelaron. Significaron un gran manantial de dinero negro, que afectó directamente a todos los ciudadanos y por ende a la Hacienda Pública, aparte del daño medioambiental. Añadir que los "pudientes" ya fueron ilegales muchos años con todas las del Brillante.
Un saludo.

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. Los pudientes abusan de los indolentes. ¡Uy! Qué pena si hay un gran incendio en la sierra. ¡Ojo! Estoy hablando de bienes, no de vidas. Ya lo hubo, y como resultado de ello se construyó donde los “señoritos” quisieron. Para evitar el gran incendio se harán cortafuegos en los terrenos de cuatro pelados que no tienen ni dinero, ni influencias. Hace mucho tiempo que no he ido por la Sierra, pero seguro que no podría pasar por casi ninguno de los caminos públicos por los que lo hacía.
Los habitantes de estas zonas no necesitan hacer ni reuniones ni asambleas, se meten la mano en el bolsillo y, ya se lo arreglaran en los despachos.
A ver quien se mete con la que se ha construido un palacete en medio del Parque nacional de Cabañeros. Eso sí, a la abuela que había heredado de su padre y este del suyo una casa el Lanzarote, la metieron en la cárcel por desobediencia.
Esto de pasarse las normas por el arco del triunfo no es privativo de los vecinos de nuestra Sierra, porque Cantabria es… ¡¡¡La Hostia!!!
Puedes estar pescando en la costa, a mí me ha pasado, y llegar los motoristas del SEPRONA y hacerte sacar las cañas para ver cuántos anzuelos tenías, sólo se pueden tener tres; dos en una, y uno en la otra. Si te pasas, multa que te crió, y antes de después de su parada “fiscalizadora” pasar por donde se estaba construyendo ilegalmente y hacerse los orejas.
Total, que ante Dios y el dinero, lo segundo es lo primero. Un abrazo, salud y República.

sociedad.elpais.com/sociedad/2012/05/31/.../1338493487_393175.html

P/S: No son casas unifamiliares, son urbanizaciones.

Paco Muñoz dijo...

Estimado Patxi. Siempre ha sido así y la esperanza es que deje de serlo algún día. Ojalá que no haya en la sierra ningún incendio, yo te entiendo pero perderemos todos, y es que hay muchas familias humildes, aparte de los pudientes que serían afectadas también. Que no lo haya.
Evidentemente es lamentable lo de la abuela de Lanzarote, comparado con lo de Cabañeros, o Mallorca, o en Jerez, o... . En todos sitios igual, el poderoso siempre trata de hacer de su capa un sayo, y las arbitrariedades a la orden del día.
Un abrazo

JUAN JOSE JIMENEZ GARCIA dijo...

No Paco, no tuve la suerte de asistir, pero si he tenido la de suerte de poder escucharlo por tu blogs. Veo que para algunos o eres un señorito o uno de los cuatro pelados que vive en la sierra y que les da igual, incluso lo prefiere que se queme la sierra siempre que se queme alguna casa Eso he entendido y si es asi no merece por mi parte ninguna respuesta.
Yo lo que trato de aclarar es que desde hace ya muchos años continuamos lamentandonos de algo que está ahí y la única solución es la de reconducirlo.
La Sierra ha dejado de ser un espacio en el que se cultiva y se tiene ganado. El uso en los últimos años ha cambiado considerablemente había zonas con olivar que ahora está perdido, había viñedos no olvidemos que es zonas de lagares, se sembraba también cereal y mucha dehesa en la que pacia el ganado. Por supuesto que había que poner freno al espansionismo urbanístico y que algunos (hace años ya de esto) se aprovecharon de la mano izquierda de los políticos y ganaron mucho dinero, pero cuando esto ocurría tu y yo al igual que Joaquin eramos tan solo unos niños (unos más que otros). Ahora es otra la situación.
Yo insisto hay que darle una solución y la de echar las casas abajo no lo es y si a alguien se le pasase por la cabeza que se olvide de ella.
Gracias Paco por darme la oportunidad de expresarme por aquí y a sabiendas que es un tema que levanta ampollas, entiendo que hay que tratarlo y que se sepa que no se puede hablar ni solucionat los problemas de la sierra sin pensar en la gente que la habita.
Un abrazo Paco

Paco Muñoz dijo...

Juan José muchas gracias.
No creo en absoluto que sea eso como lo has interpretado, conozco a Patxi, la persona que hace las observaciones, es tan cordobés como podamos serlo nosotros, y él me conoce creo que bastante, por lo que no hay lugar a dudas, lo que pasa es que el debate en papel carece de matices, de aclaraciones accesorias en el acto, de gestos, que sí tiene una conversación personal, y lo que escribes, sin signos de puntuación es frío y se puede interpretar de muchas maneras. Es complejo.
Yo si entiendo lo que quieres decir, si no se puede solucionar (porque es materialmente imposible) hay que arreglarlo lo mejor posible. Claro que sí, cuando te paseas por el campo, en este caso la sierra, y ves muchas barbaridades te apena y además sabes que todas ellas han sido causa de la complacencia de los que tenían que haber velado por su conservación. Y los otros han hecho su agosto, son muchos los dineros que han ganado con la especulación, como bien dices.
Si es lamentable lo de la Sierra, lo es mucho más si cabe la Vega. Ese era un terreno fértil, enormemente productivo, que ahora es un abigarrado enjambre de casillas contaminantes y esquilmadoras de la capa freática. También contaminan los cultivos extensivos desde luego. Con un exagerado concepto de la propiedad proindivisa, que llegan hasta el extremo de hacer calles por las que no puede pasar casi un vehículo de tercera categoría, y que para girar en ellas tienen que retranquear las entradas.
Todo eso son hándicap que, para arreglar el entuerto, supone que los planes de urbanismo obliguen a ciertas cuestiones urbanísticas y a pagar los sistemas generales de las parcelaciones entre todos, porque no los vamos a pagar los que vivimos en un cuchitril de sesenta metros. Y ese sí que es un problema mayor que las parcelaciones, quién aceptaría que su casa desapareciera para que pudiera haber un colegio, una plaza o los servicios mínimos esenciales. Seguro que nadie. O el retranqueo para agrandar las calles. O lo primero que es lo peor, rascarse el bolsillo para adaptar la zona donde viven. E incluso elaborar los planes de emergencia obligatorios. El caso de las Siete Fincas y su esfuerzo colectivo es un grajo blanco, y seguro que también han tenido sus mas y sus menos con algun propietario, lo que pasa es que el conjunto es una extraordinaria labor. Un verdadero problema.
Un abrazo Juan José

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. Gracias, Paco. Como bien dices, los matices en la escritura, son complicados. Como hemos comentados muchas veces soy tan amante de NUESTRA SIERRA, como el que más. Yo la he visto arder, he estado por sus caminos después, donde todo era desolación y tristeza. He visto llorar a las buenas gentes que habían perdido sus olivos, aunque fuesen de otros, pero vivían de ellos, y sus árboles frutales, sus gallinas y sus cosas.
Un señor que me había dado una gran rama de un pino para poner un árbol de navidad, capricho de mi hermana, me dijo: “Nosotros no tenemos quien nos ampare, ahora harán Chalet y nosotros ¿Qué?”
Un abrazo, salud y República.
P/S: Yo no hablo de oído. Me he pateado la sierra, y sé de lo que hablo. A mí me han echado los perros por pasar por caminos públicos. Bueno, publico para mí, para ellos no, porque han construido en ellos. Total, un latrocinio en el más amplio sentido de la palabra.

Paco Muñoz dijo...

Amigo Patxi, comprendo lo que dices porque lo hemos hablado en más de una ocasión. Sin problemas, aunque considero es muy complicado (por lo menos para mí) expresar en un escrito los sentimientos. Creo que ha quedado claro.

Un abrazo y salud.

JUAN JOSE JIMENEZ GARCIA dijo...

Gracias a ambos por la aclaración y pido disculpas si me exaltado un poco. Sólo me queda decir que en la sierra, en las urbanizaciones, que algunos culpan de todos los males de la sierra, viven personas con su corazoncito, muy buenas personas y la mayoría amantes y conocedores de la sierra.
Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

En absoluto hacen falta Juan José, y estoy seguro que Patxi tampoco las necesita. Coincido contigo en lo que dices, porque conozco a muchas personas así. Muchas Gracias y un abrazo.