miércoles, 9 de diciembre de 2015

LA CUEVA CO-21 DEL G-40 O DE LA BASURA EN LA CORNISA DE LA PALOMERA SOBRE EL ARROYO DE SANTO DOMINGO

La entrada de la "Cueva de la basura" (CO-21 del G-40)

Esta mañana subí desde las Salesas por el SL-A92 y bajé por el arroyo de Santo Domingo buscando el de Pedroches. El día estaba seminublado y fresco. No me cruce con nadie a pesar de que eran las nueve de la mañana. Al llegar al cruce con el sendero del mirador de San José giré a la derecha hacía la mesa de la Palomera para luego bajar otra vez al SL-A92. He de decir que voy sobre la marcha, no llevo una ruta prefijada, y añadir que es sinónimo de improvisación y de impulsos, posiblemente culpa de la saturación de oxigeno.

Recorrido de hoy

Un raro amanecer Molino de la Palomera

Los tres sillares del Arroyo de la Palomera

Tenía en mente tratar de ver el zorro, que sé que tiene su zona en el arroyo, en el tramo desde el puentecillo hasta el cortijo de Los Velascos. Lo he visto un par de veces y nunca lo he podido fotografiar. Pero al llegar al puentecillo seguí por la margen derecha. El sendero que baja por la margen derecha del arroyo de Santo Domingo es muy bonito, en ocasiones configura galería. El arroyo está completamente seco. Es lo que digo de las respuestas rápidas a los impulsos.

 El árbol del sendero SL-A92, margen derecho del arroyo de Santo Domingo

 Sendero en galería

Buscando el Pedroches

A la derecha del sendero hay un enrocado y viejo árbol en unas rocas. Es muy significativo. Arriba empieza a vislumbrarse la cornisa de la Mesa de la Palomera, las calizas blanquean sus bordes. Hay cuarenta metros de desnivel desde la cornisa hasta el cauce. Arriba estaba la cueva que el G-40 sección de la capital, llamo de La Basura (CO-21). Ya me había hablado de ella mi admirado amigo Abén Aljama, un vocacional e intrépido espeleólogo cordobés, para mí el mejor. No lo dude, torcí hacia arriba por una veredilla serpenteante, que me llevó, con un esfuerzo adicional arriba a la plataforma de la Mesa.

Arriba la cueva

Desde dentro (Foto G-40)

Planta de la Cueva (G-40)

Luego bordeé la cornisa hasta llegar a la cueva. Sus moradores no estaban, me acordé de una recomendación de un amigo, que me dijo eran personas poco sociables. Arriba, encima de la cueva hay una tienda abandonada y mierda, mucha mierda, pero es que abajo, en la entrada de la cueva hay basura que impide la entrada. Para evitar pisotear esa porquería, y coger alguna infección no deseada, decidí no bajar el escalón calizo que me separaba de la entrada. Por eso la agrupación espeleológica G-40 la llamó Cueva de la Basura.

 Cuando no tenía basura (Foto de Pepe Mariscal en Panoramio)

 Desde la puerta, no se entiende como podrían vivir allí (Foto G-40)

La meseta superior

Tiene una boca de unos seis metros y una profundidad de 15, según los datos del G-40. Es de un solo habitáculo. A ambos lados tiene unos poyetes de aproximadamente un metro. La cota en la que se encuentra es la de 193 m.s.n.m., en el margen derecho de la vertiente del arroyo de Santo Domingo, en la cornisa de la Mesa de la Palomera, cuando le faltan al arroyo unos quinientos metros para tributar en el Pedroches. Se puede acceder desde el cauce o desde arriba, que es mejor. Pero suciedad es horrorosa la cantidad que tiene.

 Escalón de bajada a la cueva desde la meseta

Detalle de la entrada

Tienda en la meseta, ático de la cueva. Un verdadero asco.

Terminada la visita subí por la mesa y antes de llegar al cruce del sendero para el mirador de San José corté por uno de la izquierda que me llevó a una antigua puerta. De ahí bajada a las Salesas nuevamente, mientras escuchaba a Ernesto Kaiser, Ignacio Escolar, y Mariola Urrea, en el programa de Pepa Bueno. Antes en la entradilla, el registrador de Santa Pola diciendo chorradas, y otros líderes. Quince días, que ojalá pasen pronto y sean favorables a mi opción. Puestos a pedir... Luego en la ciudad, en un supermercado, me encontré a Carlos Franco, del C. D. Senderista "De Aquí Pallá" que me invitó al Torcal, su próxima aventura.

Fotografías del autor, G-40, y Pepe Mariscal
Bibliografía del G-40