miércoles, 20 de enero de 2016

ESTACION DE FF.CC. DE "EL CHAPARRAL"

Estación apeadero de "El Chaparral"

Hoy por mor de otra cuestión, me encontrado con la agradable visita física al apartadero de El Chaparral, en el km. 17 de la línea de ferrocarril de Córdoba a Málaga. A poco más de medio kilómetro del río Guadajoz, rodeado por cuatro grandes cortijos: Blanquillo, Peralta, Chaparral y Carrascal, y a unos metros de la autovía A-45.

 Vuelo de 1956, se ven dos construcciones detrás

 Vuelo de 1977, solo cambian los cultivos

Vuelo 2010, no están las construcciones y si la autovía

Esta estación, como la mayoría de las de la línea, está abandonada totalmente. Al lado existe una nueva construcción de Adif, esa empresa que significó una división laboral de Renfe. Por la línea convencional de Córdoba a Málaga, no circulan trenes de pasajeros, sólo de mercancías. Por lo tanto ya no podremos ver en estos lugares, las alegrías de las llegadas y las penas de las despedidas.

 Llegando a la estación por el camino 

 La trasera

El rótulo en el lateral este

La nostalgia de las personas en los andenes. Los atardeceres en sus bancos de espera. Esas movidas fotografías de personajes con bultos y maletas. La silueta del Jefe de Estación atento al tráfico de las composiciones, ya no da sombra. Sólo hay fantasmas. Por las ventanas, y sin entrar en el edificio, se pueden ver la ventanilla de expedición de billetes, la oficina, servicios, la sala de mecanismos, e incluso un sótano.

 La parte de atrás

 El andén principal y la caseta acristalada

La nueva y automatizada estación de Adif

Tiene dos plantas. A la planta superior se accede por una escalera en la parte trasera. La planta alta tiene cuatro ventanas en cada uno de los lados largos y dos en el corto. La baja dos ventanas en los lados cortos, y cuatro puertas en cada uno de los restantes lados. La parte del andén tiene un tejadillo de chapa, y una caseta acristalada.   

 Dirección Málaga

 El andén y la caseta

Ventanilla

No es muy ortodoxa su arquitectura, es decir es un edificio que no tiene ladrillos vistos, ni los servicios en el exterior, clásica de estaciones de ferrocarril. No tiene tampoco los útiles y servicios de los trenes de vapor, depósitos, etc.. Seguro que al ser apeadero no los requería. Si dio servicio a las cortijadas de la zona durante mucho tiempo.

 Un despacho interior

La escalera de acceso a la planta alta

Armarios de mecanismos

Me decía Pepe, que hace muchos años la utilizó con sus amigos, en su juventud, para ir de perol al río Guadajoz, a parajes difíciles de llegar, por los caminos, a cazar pajaritos con red. Y luego volver a Córdoba al finalizar el asueto. Un empleado de mantenimiento de la catenaria nos dijo que existían unas fotos antiguas de la estación, pero lamentablemente no las he encontrado. En realidad he encontrado poco habrá que seguir mirando.

Archivos abandonados

 Diario de operaciones, en la marcha se podían haber destruido.

Libro de entrega del Servicio, todo en un cajón y destruido hubiera sido mejor

Lo que vale es la reseña a un apeadero -hasta el nombre es bonito, lo que nunca he comprendido como no se llama también subidero, pero bueno-, de la Red de Ferrocarriles Españoles, esa empresa que era vocacional en la mayoría de los empleados, y que despierta una atracción peculiar en los niños. Precisamente mi nieto Alejandro, puede hablarnos con seis años de muchos modelos de trenes, e incluso de sus recorridos, una afición junto a la que aprendes hasta geografía.

Fotografías del autor y de GoolZoom

8 comentarios :

abandonoseneltiempo dijo...

Buenas Paco, soy Carlos Vioque del blog ABANDONOSENELTIEMPO, está estación de ferrocarril, la visite en el año 2014 y por lo que veo sigue igual. Es una de las mejores estaciones que he encontrado(me refiero a documentación y muy poquito mobiliario), la gran mayoría en la que he visitado no hay nada que ver, esta todo vació, pero tiene su encanto. Como sigo tu blog, como siempre eres un crack. Un cordial saludo.

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días, amigos. Paco, muy buen trabajo. No conozco el Chaparral, pero tiene todas las pintas de haber sido una estación. Para esto me baso en que tiene dos plantas, la baja para servicio ferroviario y la superior para vivienda del Jefe de Estación. También puedo apreciar que en la esquina hay una caseta acristalada, que era la dependencia de la mesa de enclavamientos, desde donde se accionaban los cambios de vía, y otra, es que tiene tres vías. Los apeaderos puros solo tenían una o dos vías, función si eran de vía única o doble.
Estas instalaciones deben de estar abandonadas hace mucho tiempo, porque es impensable que un árbol impidiese ver las vías desde la citada cabina de enclavamientos.
Es muy entrañable la pasión de los niños por los trenes. Cuando era niño jugaba con mis hermanos a los trenes, y los vagones y las maquina eran las sillas. Creía que era por la tradición ferroviaria familiar, creo que estaba equivocado. El otro día me encontré con un amigo, pastelero, que su nieto tiene pasión por los trenes, y hace con su hermana el mismo juego que hacíamos nosotros. Así que la fascinación que los niños tienen por los trenes, de ser por otra cosa. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Patxi, en cuatro líneas los profesionales de la materia controláis unos parámetros a que los legos no llegamos. Importante detalle de la cabina de los enclavamientos. Cuando estábamos allí esperó la máquina de mantenimiento de la vía y el personal, la apertura del semáforo, luego estuvo esperando también el mantenimiento de la catenaria, con los que hablamos. Nos dijeron que el estado de la vía es inmejorable, que no había tráfico de viajeros desde hace tiempo, sólo mercancías y cada vez menos parece. Hasta el último tornillo se renueva si es necesario.
Creo que el tema de los trenes ha sido una cosa que ha todos nos ha gustado. A mí me fascinaban las maquetas que montaba la asociación, era una maravilla, y de una cosa que puedo dar fe, es de la vocación de muchos empleados de la empresa, está por encima de muchas profesiones. Es muy llamativo.
Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Carlos claro que me acuerdo, y me acordé de ti y de tu labor en ese mismo momento de estar mirando en esas cosas abandonadas. Es más pensé, tengo que decirle a Carlos, que ni mucho menos es hacerle la competencia. Muchas gracias.

Busqué en tu blog y no la he visto publicada, por lo menos sólo tienes una estación que no es, y una vivienda. Tendré que mirar mejor para ver si encuentro el reportaje, nosotros no entramos en la casa, y me imagino que vosotros bajasteis hasta el sótano. Tengo unas fotografías del sótano desde una ventana exterior por la cara este. Había en las fotos aéreas de 1956 y 1977, dos casillas detrás en el lado norte que ahora no están.

Un fuerte abrazo Carlos.

Pepe Serrano dijo...

Paco, espero que no me persigan los ecologistas y los defensores de los animales. O peor aún, la benemérita. Yo fuí cómplice necesario, ya que me comí los pajaritos, por cierto eran golondrinas, en el arroz y estaban buenísimos. En fín, pecados de juventud. Pepe Serrano.

ben dijo...

Un buen trabajo,estás haciendo un trabajo de campo impagable.
Y el nombre:"Chaparrallll...",precioso.
Saludos."ben"

Paco Muñoz dijo...

Pepe si prescriben los robos de estos desalmados inmediatamente, eso "delitos" o "pecadillos de juventud" han prescrito más que de sobra.

Un abrazo

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Carlos. De wikipedia: "Una comunidad vegetal típica de chaparral consiste en siempreverde denso de Quercus, espinos leñosos y otros arbustos resistentes a la sequía. Crecen densamente y se hacen impenetrables a grandes animales y humanos. Esto, más su condición generalmente xerófila, las hace frecuentes para los incendios. Tal es así, que varias especies del chaparral toman ventaja para germinar después de un incendio, aunque las plantas del chaparral no están "adaptadas" al fuego per se." Luego hubo una pelicula y una serir de Tv que se llamaron así.
Un abrazo