domingo, 13 de marzo de 2016

CASA EN RUINAS EN LA FINCA VILANILLO O MATAMILANOS

Muros de la fachada oeste

¿Qué significa Vilanillo? Siempre que tengo dudas lo primero que consulto es el diccionario, el R.A.E., a pesar de los desengaños de la infancia, cuando al caer uno en mis manos consulté "polla" y "chocho" y me respondió: "gallina joven" y "altramuz". Vamos como con los toponímicos, cada cosa se llama de varias maneras. En fin, uno de los primeros desengaños de la amplia serie que ha venido después a lo largo de la vida. 

Plano del Catastro del 1950 retocado

Vuelo de 1956

 Vuelo de 1977

De esta palabra dice: "1.-Apéndice de pelos o filamentos que corona el fruto de muchas plantas compuestas y le sirve para ser transportado por el aire. 2.- Flor del cardo." y "3.- En desuso Milano (ave)". Las dos primeras son válidas si hubiere una población destacada de esas plantas, que no hay, por lo que debemos decantarnos por la tercera. Milano. Que además es la única rapaz que conozco en vuelo por su cola.

Vuelo actual

Restos desde el sur

Lo que queda de la fachada oeste

Luego además en otros planos, también llaman a la finca Matamilanos, lo que nos aproxima al nombre primero y tercera definición del R.A.E.. Pues bien en los vuelos aéreos consultados (que buena herramienta de consulta) existen unas ruinas de muchos años en la finca que, si los propietarios de las parcelas de la futura urbanización, parada con la explosión de la burbuja, consiguen el crédito necesario dejaran de existir. Y además es lógico.

Fachada sur

Mechinales

La ubicación de las ruinas está entre las parcelas de la calle -tienen las calles nombres-, Arq. Daniel Sánchez Puch, 49 y Ángel Marchena Rodríguez, 48.  Castilla del Pino decía en su artículo de Triunfo, venga pronto a Córdoba, porque seguro que como tarde no la conocerá ya. Y eso es aplicable a nuestra sierra. Que podía haberse mantenido de pulmón de la ciudad, pero...

 Interior

Esquina noreste y lo que paree un refuerzo

Claro no se le puede exigir a un propietario que compra su parcela para edificarse una casa, que mantenga unos muros en su propiedad, muros que desde luego no tienen el mínimo valor arqueológico, sólo patrimonial histórico. Consultando los vuelos y los planos antiguos, son ruinas desde bastantes años atrás. Por la parte más corta 60 años, porque en el 1956 ya parece lo eran.

Rincon interior fachada sur

Vegetación en la habitaciones

Es una casa de gruesos muros de piedra, y por los mechinales interiores parece que tenía dos plantas o era de techo alto. El lateral norte, que es el más alto tiene unos contrafuertes. El tejado parece por los muros que era de una sola agua, aunque en otras fotos de vuelos parece plano, por lo que se hace difícil precisarlo. Rectangular de unos 16 metros de largo por 5 de ancho. Fachada principal orientada a levante. Y un terreno rocoso a su alrededor.

Grosor de los muros

 Otro rincón

La vegetación es principalmente olivar y encinas. No existen vestigios de pozo por lo que hay que estimar que el agua la cogerían de la Santa María que está más arriba. Todo esto está muy modificado por el gran movimiento de tierra habido, pero de la fuente y alberca de Santa María sale una gran cantidad de agua que busca esa dirección para acabar abajo en el arroyo del Moro. Todo son desde luego suposiciones. 

Más muros desde la fachada este

Y el contrafuerte del lado norte, más alto.

Todo este terreno forma ahora parte como he dicho más arriba de unos planes urbanizadores que están mucho más avanzados en la parte del derecha de la carretera subiendo, la de Santa Elisa, Poderoso, Segovia y Mayoral. Ahí sí que han desaparecido elementos patrimoniales interesantes, como el acueducto que llevaba las aguas del Cabildo desde Santa María a la Huerta Hierro, y otro posiblemente romano totalmente destruido, del que tuive noticias de buena tinta.

Otra vista del contrafuerte desde el norte

 Fachada norte tapada por la vegetación

Como el terreno es predominantemente rocoso, el movimiento de tierras ha sido espectacular, que ha cambiado la perspectiva del terreno. La Vereda del Pretorio creo está desaparecida totalmente. Y así sucesivamente, de la mano de lo que llamamos progreso, que siempre es la riqueza de unos pocos, desaparece la historia local y los elementos patrimoniales que la atestiguan. 

Un rincón interior

Y otro.

Que es muy difícil aunar una cosa y la otra, sí desde luego, pero lo que hemos vivido en este país con la fiebre del ladrillo y donde nos ha llevado, ha sido en ocasiones criminal, patrimonialmente hablando. Acordémonos de Cercadilla. Y al hilo de esto, salvo honrosas excepciones, el aumento de los casos especulativos y de corrupción, han hecho aumentar la desconfianza en la justicia y las instituciones, por parte de los ciudadanos.

Otro más

 Olivar cercano

Pero bueno, para cuando la economía se mejore, que si lo hace lo hará para los mismos, pues los de más arriba se han enriquecido más con la pobreza de los trabajadores -es verdaderamente increíble-, y estos restos del pasado de nuestra sierra, desaparezcan del todo, por lo menos tendremos el consuelo de los tontos, que es el mal de muchos. Y podremos ver estas fotografías de la Casa de la Finca de Vilanillo o Matamilanos.

Y lo que será una calle

Fotos del autor y GoolZoom