miércoles, 2 de marzo de 2016

CASILLA CON ERA, A LA ORILLA DEL ARROYO DE LINARES EN EL CAMINO VECINAL 51

La habitación que aún sigue en pie

Ayer, último día de febrero, que no se repetirá hasta dentro de cuatro años cuando vuelva un año bisiesto "bis sextus dies ante calendas martii (repetir el sexto día antes del primer día del mes de marzo), día extra intercalado entre el 23 y el 24 de febrero por Julio César. Y en el calendario gregoriano, este día extra se colocó al final de mes (29 de febrero).", en un recorrido por el camino 51, del margen izquierdo del arroyo de Linares, con los compañeros Trujillo y Serrano, limpiando el camino para una ruta de la Plataforma a Desalambrar, nos llevó Manolo Trujillo, un profundo conocedor de los caminos de nuestro entorno, a unas ruinas que a la altura geográfica del tunel de las Albarizas, pero en la ladera de Los Escalones, que ya la señalan los catastrales de 1950 como ruinas.

 Topográfico de 1872

 Huerta de Mena y San Enrique

Casilla y era, ruinas en el Catastro de 1950

Vuelo de 1956

Es una casilla -por su construcción sólida no es un chozo-, de dos o tres habitaciones, de las que una queda bastante señalada, de muros de mampuesto, cuyas piedras están desparramadas por el entorno, y lo más llamativo es la era empedrada que la rodea en dirección oeste. Si vemos los planos observamos que hay una gran calva en ese terreno, que junto con la definida era, hace sospechar el aprovechamiento del terreno para cereal. 

 Huerta de Mena

 Detalle de cotas de la casilla, a la izda el tunel de Las Albarizas

 Restos de la casilla

Más restos

Como es natural surgieron entre nosotros las preguntas lógicas, sobre la cantidad de elementos patrimoniales que no están datados en ningún lugar. Casillas, apriscos, chozos, y todas suerte de construcciones de las que no existe nada escrito. Y menos mal que aún el tiempo no ha dado cuenta de los restos, y que gracias a ellos nos permiten aún conocer su ubicación. Por ello considero que toda referencia es poca, siempre se estimulará alguna memoria, y sabremos más cosas, aunque el tiempo también corre para las memorias.

 Catastro actual

 Mapa geológico

Escalones en el arroyo

El "Camino Vecinal 51.- El que partiendo de la carretera general anteriormente expresada, en terrenos de la hacienda del Majano, se dirige por Peña tejada, Torreblanca, olivar de León, tierras de Doña Manuela Cabrero y hacienda de Velasco hasta el santuario de Linares, continuando arroyo arriba por terrenos de San Cebrián el bajo a la huerta de Mena hasta incorporarse en este punto con el camino de los Escalones, o sea la Cañada de la Mesta." pasa por delante de la casilla con era en ruinas. En el plano del Catastro de 1950 la detalla, como hemos señalado antes ruinas hace sesenta y seis años. 

 Salto de agua

Plegamientos

Un habitante de hace poco

Según los planos del IGME, serie Magna50, nos encontramos con una zona de conglomerados y cuarcitas del carbonífero superior y algunas pizarras del terciario, y concretamente en la zona de la casilla conglomerados de arenas y biomicríticas arenosas. También es un lugar de plegamientos que dan origen a unos escalones en el curso del arroyo, que generan unos bonitos saltos y pequeñas pozas. Estos plegamientos los vemos en el comienzo de la Loma de los Escalones y seguimos observándolos en la zona de Orive Bajo y Pradillos al otro lado de la N-432.

Detalle aéreo de Apple

 Otra vista del arroyo y la zona pelada de la casilla (Apple)

El arroyo de Linares nace en uno de los dos valles de la vertiente sur de Torreárboles, casi en la pared vertical. Tiene en su totalidad una longitud de aproximadamente 7,5 km. Cruza la N-432 antigua, por la Huerta de la Balanzona, ahora en ruinas. Se le une una rama que nace en el otro valle sur, entre el macizo y la Ermita que se llama El Helechar. Riega la abancalada Huerta de Mena, los terrenos de San Enrique y Las Albarizas (que habitó Venegas Manossalva) propiedad de mi amigo Luis Muñoz y mantenida por Faustino el guarda, otro buen amigo. Un enorme cañaveral curiosamente inclinado en contra a la dirección del agua, seguramente por los vientos dominantes. y una olmeda enferma.

Vista desde el norte (Apple)

 Y desde el oeste (Apple)

Luego la zona de la casilla con sus saltos cercanos. San Cebrián Bajo con sus hermosos bancales, y su reformada torre de la viga del molino. Refugio ahora de pastores. Más abajo cerca del puente romano casi destruido, se le unen los arroyos Balanzonilla, Salado y Parrón, que vienen de las Pitas y San Cebrián Alto. Después el Santuario de Linares y el manantial de peroles de antaño escondido entre zarzas. Más abajo Dos Fuentes, ahora restaurante y lugar de celebraciones para, en terrenos de Navalagrulla y la Campiñuela, unirse al hermano mayor Rabanales.

Bancales de San Cebrián Bajo

Puente romano o lo que queda del

Estas entradas de bajo valor documental e histórico, sólo pueden servir para que quede constancia de estos lugares, que el tiempo dará cuenta de ellos inexorablemente. Este que nos ocupa no sabremos seguramente quienes lo habitaron y cuál fue su periodo de vida. La máquina del tiempo de los vuelos de 1956, los planos del siglo XIX, en el que no figura la casilla, el vuelo ministerial de 1977 que ya tiene más definición, son las únicas referencias que disponemos, para aproximarnos a su datación. En este caso si en el plano de 1893 no figuran datos, y en el del Catastro de 1950 ya son ruinas, por los menos sabemos que lo son cuando menos desde hace setenta años.

Fotos del autor, Apple, planos Catastro y GoolZoom