sábado, 5 de marzo de 2016

MINA DE AGUA, CO-41 DEL CATÁLOGO DE CAVIDADES DEL G40, EN LA ANTIGUA FINCA DE LOS DOLORES.

Entrada a la mina de agua

Emilio F. que fue el que propuso en su momento al G40 la visita, tanto de la de la Cueva del Agua como del Albercón de los Dolores, también nos llevó a Pepe Serrano y a quien suscribe, a visitar la Mina de Agua que, en el catálogo de cavidades del Grupo Espeleológico G40, sección "capitolina", fue catalogada con el nombre CO-41, y que topografió en 2104. Según el detallado informe consultado, se realizaron varias visitas, siendo la primera el 5 de abril de 2014.

 Camino a Los Dolores

Otro lugar del sendero

Lumbrera de la galería ciega de Huertas Unidas en el camino

La mina está prácticamente al lado del Albercón de los Dolores, comentado en una anterior entrada en este blog. En el margen izquierdo del arroyo se abre una pequeña trinchera en la roca y ahí está la entrada. Parece que en su momento tuvo una puerta, de la que ahora carece. Siempre según el informe del G40 -al que me ha autorizado acceder uno de sus redactores, Abén Aljama-, tiene una longitud de unos 97 m. con un primer tramo más cómodo de 0,67 m. de ancho, por 1,60 de alto, de media como se puede comprender, porque la excavación en la roca no es uniforme, en un tramo se va estrechando, para nuevamente abrirse algo más al final, y tiene diferencias de inclinación.

 Primer tramo de la galería

En el suelo puede observarse la tubería

A partir de los sesenta metros, más o menos, hay una entrada de unos dos y algo metros, con un muro de ladrillo, que da acceso a un profundo pozo, de unos siete metros de profundidad, cuadrado, de metro y medio de lado, aproximadamente. De este pozo parte una tubería que discurre por el piso del túnel hasta la salida, pasando primero por una arqueta en el suelo. A unos metros de la entrada se conoce que ha habido un desprendimiento, y luego hja sido reparada la bóveda con ladrillos. Un enorme bloque de roca enmedio de la galería que molesta el paso es el testigo de la caida.

Trozo de roca desprendido de la bóveda

Bóveda reparada

He de decir que, particularmente me merecen un gran respeto los espeleólogos, son una casta especial. Ojo y las espeleólogas, he tenido la suerte de coincidir con un par de ellas, Gloria y Emma. Su condición de mujeres no es óbice -ni tiene porque serlo-, para estar en la primera línea de las investigaciones. Si uno tuviera sombrero habría que descubrirse ante ellas. Digo esto porque yo no puedo remediar tener siempre bastantes reparos cuando entro en una cavidad. (Lo que llamo reparos es un eufemismo de miedo.)

Uniformidad del primer tramo de la galería

Filtraciones y la tubería

A pesar de eso entré primero con Emilio F., y se quedó en la puerta Serrano. Mi recorrido llegó aproximadamente a la mitad, cuando decidí volver. Lo consideré suficiente por auqello del eufemismo. Luego los compañeros Pepe y Emilio entraron, quedándome yo en la puerta. No entrar los tres a la vez es una medida de seguridad. Durante el tiempo que duró su permanencia dentro, estuve tomando datos geográficos y realizando algunas fotografías del Albercón, y he de decir que la espera en el exterior se hace en ocasiones interminable.

Otro tramo

Este es de vuelta con la tubería en el lado izquierdo dirección salida

Esta mina no ofrece aparentemente ninguna dificultad, pero no dejas de estar dentro de la montaña en una estrecha galería que, para los que tuvimos la suerte de tomar algo más de vitamina A en la infancia, obliga a estar encorvado en ella, lo que acrecienta la sensación de agobio. Por lo demás el casco evita un descuido y a consecuencia de ello un golpe en la cabeza. Algunas paredes tienen grafitis, por aquello que el nombre de los tontos te los encuentras en cualquier sitio, y de esta forma perduran en el tiempo. Existe una familia de murciélagos que de vez en cuando cambian de sitio al ser molestados polvo en suspensión y algunos mosquitos.

 Muro de la galería del pozo (Foto Emilio F.)

Detalle del muro de ladrillo (Foto Emilio F.)

Pozo (Foto Emilio F.)

Un compañero en la galería (Foto Emilio F.)

Las paredes presentan formaciones calcáreas en el tercer tramo de la galería, en algunos lugares y lo que se llaman "microgours" en el suelo. "Si el agua se estanca en un charco ya existente en el suelo, la concentración de carbonato cálcico aumenta y la calcita se deposita en los bordes del charco. El suministro de agua debe ser suficientemente bajo o discontinuo para que no disminuya la concentración y se detenga el fenómeno de concreción".(*) Pequeñas piscinas de carbonato cálcico.

Trozo de atanor en el camino

 Topografía de la mina del G40

Mi agradecimiento a Abén Aljama, puntal importante, muy importante del G40 en Córdoba, por las facilidades recibidas al permitirme consultar, los extraordinarios informes topográficos de estas cavidades, aún en fase provisional, de revisión y sobre todo reseñarlos, y desear que pronto todos ellos estén en una publicación de consulta, para todo aquel que quiera conocer el subsuelo de nuestra provincia. Las coordenadas de la mina son: 37.917583, -4.817116, equivalentes a 37º55'3'N, y 4º49'2O,estas mismas se escriben en el buscador de Google Maps y te señala la posición.






Otras entradas de la misma zona


(*)De Wikipedia

Fotos del autor, Topografía de G40, vídeos de Emilio Fernández
Bibliografía del informe del G40 y Wikipedia