viernes, 8 de abril de 2016

SUBIDA DEL "ANKER", BUENO INTENTO.


Una panorámica del las dos cumbres mayores del Anker

El Anker, Avionetas, Gran Khan, 14%, etc. he de reconocer que me pierdo en esta nomenclatura, ciclista, qué más quisiera yo que conocerla bien, sobre todo porque sería motivo de estar aún practicando el ciclismo, en este caso de montaña que tanto admiro.  Si los ciclistas de carretera son los esforzados de la ruta, los de montaña ¿cómo habría que llamarlos? Yo sinceramente los envidio, de otros pienso que son unos suicidas cuando se tiran por esos enormes desniveles, pero "cá uno es cá uno".

 MTN50 del siglo XIX, el trazado en rojo

 Vuelo de 1956

 Vuelo de 1977, ya la repoblación forestal

Raster del IGN, trazado en naranja

Este camino es en parte la Vereda de Linares. Dice sobre la Vereda la Plataforma A Desalambrar que es el medio de consulta más fiable (para mí desde luego) en estos temas: "llega a Santo Domingo donde se encuentra con la Vereda de este mismo nombre. Prosigue entre Cabriñana, puntal arriba, a la Cañada de la Monja y Cuesta del Cambrón y, entre Los villares y la Conejeras, cruza la carretera de Obejo y luego la Vereda del Villar, pasando por el Abrevadero de la Fuente de la Encantada." Yo no encuentro nexo "entre Cabriñana puntal arriba a la Cañada de la Monja", ahí me pierdo. Aunque la finca es Cabriñana, seguro.

Camino 

 Primera cancela, luego hay una cadena.

 Vertiente del arroyo de Santo Domingo

Sin embargo la cartografía del IGN si lanza la Vereda de Linares por Santo Domingo, bajada pronunciada cementada, y cruce con el camino al cortijo Jesús, José y María, para al llegar al brazo izquierdo del arroyo de Santo Domingo, que graciosamente hoy corría más que el derecho, y la Vereda sigue por el sendero de la izquierda hasta el siguiente cruce. Yo cogí por la derecha para empezar a subir por lo que los ciclistas llaman Anker (me explicó Canario el significado, que venía de la unión de las palabras Antonio Luque e Iker, que me corrobora Antonio Luque, por ser aparentemente los primeros esforzados que abrieron esa ruta en bicicleta.). Desde ese punto cuando dejamos el camino principal y bajamos al arroyo, pasando los dos brazos de la Y griega, hay cuatrocientos metros hasta el límite del Parque de los Villares o la finca Villares Bajos.

 Desvio del camino al sendero, a partir de aquí en Anker

 Ramal oeste del arroyo de Santo Domingo, con agua

Ramal este del arroyo de Santo Domingo, con algo menos de agua

El sendero se empina

A partir del límite citado, el desnivel es de un 25% medido con altímetro, y trozos del sendero que lo superan. Cuando hallamos el nivel medio es como las estadísticas de comer pollo, a todos nos corresponde uno por cabeza, pero cuando algunos se come dos o tres, hay quien no se come ninguno. La realidad es que es desnivel es en ocasiones para mi prohibitivo, piedra suelta o arenilla hacen que a medida que subes, pienses más en la dificultad de la bajada que es la complicada, y si a eso le sumas una lesión de talón (pero esto es una justificación)...

 Ya apreciamos el intenso desnivel, por aquí el 22% en tramos

Una mirada hacia abajo

 Precioso horizonte, cuenca del Barrionuevo

Valle del arroyo Barrionueno y la Meseta Blanca

La realidad es que no lo subí del todo, me faltaron unos metros, empinados eso sí, para llegar al único descanso antes de atacar el tramo final que es del 22 %  (80 mts. desde la cota del descanso 510 m.s.n.m.), en realidad lo que me faltó hasta el descanso, es el tramo más empinado, 30 m. de recorrido al 30 %, es materialmente una pared, y el problema no es subir, que es más cuestión de pulmón, corazón y... paciencia, es bajar que es caída segura al mínimo descuido, vamos que, cuando decidí después de disfrutar de unas vistas maravillosas bajar, no fue por gusto.
  
La cuesta hacia abajo

 La cuesta hacia arriba

El último tramo 22%.

Roquedal de la cuenca del Barrionuevo

Las vistas son espectaculares, no se puede imaginar este terreno a unos kilómetros de la ciudad. Se puede pensar en un paisaje alpino, con unos pinares espectaculares, o en el roquedal hermoso del arroyo Barrionuevo, con su definido valle abajo hacia el este, rematado por la meseta blanca, -todos terrenos elevados del prehistórico mar de Tetis-, con un horizonte aún nevado en las sierras penibéticas, y los grises más cercanos de las Subbéticas con su cumbre Tiñosa como techo provincial.

 Un abrigo de las rocas

 La bajada que llaman 14% desde el Anker.

Un precioso prado

Me he vuelto en la mitad y por muchas justificaciones que dé eso tiene un nombre, mieditis por la bajada.



Una foto de Fachico
En esta foto de Canario se ve la gradiosidad del trazado

Fotos y vídeo del autor
Bibliografía de Plataforma a Desalambrar

6 comentarios :

Antonio Luque dijo...

Buenas, el nombre se debe a juntar el nombre de Antonio e Iker.
Y fue porque fuimos los primeros en pasar en bici, que yo sepa.

Saludos

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Antonio por aclarar el toponímo y su origen. Eso fue lo que me contó Canario, ahora lo rectifico.
Un abrazo

Clara López dijo...

Qué pasada de artículo, yo conozco a ese tal Antonio y tal Íker, aventureros donde los haya!! Ojalá sigan descubriendo juntos muchos caminos más :)

Canario dijo...

Paco, mieditis no, prudencia justificada, el último tramo en subida hasta el primer "pico" no solo es muy inclinado, además está sueltísimo y lleno de roca fragmentada, yo nunca me he atravido a bajarlo montado, e incluso bajado es muy fácil acabar en el suelo.

Eso si, la vista de ese espolón, como tu dices es una maravilla. Luego desde ahí hasta subir al segundo espolón y luego hasta la cancela de la pista de aterrizaje, ya es bastante más llevadero por el tipo de terreno, que tiene más opciones y agarra algo más. Arriba hay que tener cuidado porque muchas veces hay panales de abejas "trabajando".

Un abrazo!

PD: Esta foto que publiqué hace tiempo en Instagram la hice desde el "espolón" superior, y los compañeros están comenzando a bajar la parte más complicada, la foto, aunque sea mía es muy bonita ;-)

https://www.instagram.com/p/Wc8bSzicD3/?taken-by=fachico


(si quieres añadirla a la entrada del blog, yo encantado)

Paco Muñoz dijo...

Gracias compañero, es miedo, esa subida al pico se las trae, y a sabiendas de que suaviza algo el siguiente tramo después del "descanso", no seguí, miraba para abajo y a pesar de haberme llevado dos bastones era complicado bajar para mí. Claro a unas malas glúteos a tierra y tardaré más pero no me caigo. Lo maravilloso es el paisaje a dos pasos y medio de la ciudad.

Y claro que publico la foto, es maravillosa. Muchas gracias.

Paco Muñoz dijo...

Clara muchas gracias, ahora me ha dicho la máquina que había puesto un comentario, con notable retraso. Nunca es tarde si la dicha es buena. Lo siento mucho Clara. Pero ahí queda su opinión sobre los compañeros.
Un saludo