domingo, 8 de mayo de 2016

SOBRE PACHECO, EL GALGO DE JULIO ROMERO (EXPOSICIÓN DE MIGUEL MORENO CARRETERO EN EL PATIO DEL MUSEO DE BELLAS ARTES)


Guardando las distancias, el real galgo Pacheco me recuerda al perrito de Xaudaró, el dibujante de ABC, aunque este era virtual. Siempre o casi siempre salía en sus viñetas. Y a propósito, tenía en mi juventud un álbum con más de doscientos dibujos de Xaudaró, que salvamos mi padre y yo de una quema, que presté y perdí, con el agravante de no saber a quién. Este es el problema de los préstamos.

Chiste de Xaudaró y su perrito

El galgo de Julio Romero al igual que el mencionado perrito quedó inmortalizado en muchos cuadros y fotografías, y este año con motivo de la Fiesta de los Patios de Córdoba, el Museo de Bellas Artes ha invitado a un artista cordobés, el genial carpeño, Miguel Ángel Moreno Carretero, a crear una obra que ha consistido en la recreación de la casilla del famoso galgo.

Foto de Pacheco

El galgo se llamó Pacheco en honor parece al romántico bandido, José Tirado, que murió en la plaza de la Trinidad en una emboscada. Que conoció en la ficción Crispín, el personaje de Baroja en la "Feria de los Discretos" y que parece, inspiró a Lorca, para su poema del jinete. Es curioso como se entrelaza la cultura y la historia. En un momento; Xaudaró, Tirado, Lorca, Baroja, Romero de Torres y como no, Moreno Carretero.

Dibujo de José Tirado

Dice el texto de la muestra:

"Como es conocido, Julio Romero dio ese nombre a su perro por reconocer en él a un doble personaje: el tratadista sevillano del siglo XVI maestro de Velázquez y el bandido que en 1868 asaltó Córdoba como miembro de la Gloriosa, adquiriendo cierta condición de héroe y llegando a inspirar a escritores como Pío Baroja o Federico García Lorca.

Pacheco y Julio Romero

Pacheco y Mariquilla

Pacheco vivió en el hogar de la familia Romero de Torres durante algunos años, y por tanto, puede decirse que transitó por los Museos a través de este patio. En este sentido, la intervención de Moreno Carretero pretende recordarnos la vida del animal  y su importancia, incluso cultural, para incrementar aún más el sentido doméstico del lugar y reivindicar la condición de humanidad de los animales, presentándose como el anhelo de que la humilde casa de Pacheco hubiese perdurado en el tiempo como un servicio de guardería ocasional para animales.

Pacheco en el cuadro Cante Hondo

Siendo así, parece tratarse de un guiño a la actual corriente de pensamiento animalista que ha comenzado a calar tímidamente en las ideas y las políticas actuales, incidiendo con fuerza en el seno de una sociedad con cada vez mayor conciencia ecológica, especialmente en relación con los derechos de los animales."

 Pacheco en el monumento a Julio Romero

Pacheco gigante en la puerta del Museo

Horario del Museo de Bellas Artes de Córdoba
Domingo, festivos de 09:00 a 15:30 martes a sábado, de 09:00 a 20:30

Fotografías del autor  y de Internet
Bibliografía texto de la exposición.