lunes, 7 de noviembre de 2016

ACANTILADO DEL PATRIARCA, COLMENAR Y RESTOS DE UNA CASILLA

El acantilado del Patriarca

Otro accidente geográfico llamativo e interesante de la finca del Patriarca, es el que existe en su sector oeste, casi lindante con la segregada del señorío de Hoces, Santa Ana de la Albaida, el acantilado del Patriarca, formación de unos cuatro o cinco metros de altura, de pétreos bloques que el tiempo se ha encargado de modelar y dejar algunos en equilibrios aparentemente inestables. Alguno de ellos está incluso horadado. Otros parecen estar encajados unos con otros formando una muralla ciclópea, que me recordó a las construcciones mayas. El conjunto es bastante hermoso e inicia el escalón que luego, en su plataforma superior, permitió la extracción de sillares y piedras de molino. 

 Una vista aérea del acantilado, el colmenar y la casilla arriba a la izquierda

,
El acantilado desde el sendero del arroyo

Lo se antoja un muro de los mayas

Por su lado este lo limita el cauce del arroyo, que viene del cortijo del Pardo -teniendo en cuenta las curvas de nivel-, estacional porque no tiene ninguna fuente permanente que lo mantenga. El mapa de determina claramente este acantilado en la cornisa de los 200 y poco m.s.n.m. Y un poco más al oeste baja el arroyo que llaman del Patriarca, aunque me parece haberle leído por ahí otro nombre, Tiene una especie de terraza el acantilado delante, que sube en dirección norte, paralela al arroyo, para unos setenta metros más arriba desaparecer con la cota correspondiente, aunque se introduce una hendidura en el terreno, que ocupa una gran masa de maleza. 

 

 
Cuatro vistas verticales de las rocas y la horadada

Por el sur que aparentemente pierde algo de altura, hay un llano despejado de considerable superficie, unos dos mil quinientos metros a ojo por ciento, que es el que utilizan los apicultores para emplazar sus colmenas -más de setenta conté, siempre a ojo por ciento-, aunque con la lluvia estaban tranquilas las laboriosas usuarias. El lado oeste y norte configura la terraza superior. Esta terraza permite una bonita vista del valle y la ciudad oeste, hasta tiene unos planos balcones entre las rocas. 

Detalle de la cavidad

Escalón arriba del acantilado, o balcón citado, al fondo la ciudad

Una vista desde otro balcón superior

Bien es cierto que estamos en la cota de los doscientos diez metros, y no es con respecto a la de la ciudad considerable, pero al no haber alturas delante nos deja ver un amplio horizonte. Una de sus rocas está horadada y sale por detrás, más bien es un encaje de una roca lateral. Lo que no pude precisar, por no haber entrado -voy solo y toda la prudencia es poca-, es si tiene más profundidad lateral. En esto de las cavidades estoy siempre presto para comunicarlo en cuanto conozca alguna nueva al G40, en la persona de Abén Aljama, para su catálogo.

Aérea de la casilla

La que fue una casilla

 Fachada al mediodía y restos de la puerta

Interior

No tiene más enjundia el lugar, salvo que alguien nos explique sus características geológicas, y evidentemente sin dudarlo su hermosura a dos pasos de la ciudad y uno de San Rafael y Santa Ana de la Albaida, la peligrosa, como todas, urbanización que lo acecha por el oeste. Que suerte para nuestra serranía la explosión de la burbuja del ladrillo. Debió explotar antes. Es un pozo de sorpresas el antiguo señorío de los Hoces, digno de ponerse en marcha como Parque Norte de la ciudad, y sobre todo de su protección y respeto por parte nuestra, de la ciudadanía. 

Parte oeste del colmenar

Colmenar, conté unas setenta colmenas

Antes de llegar por el sendero y para no perder la costumbre...

El asentamiento de los guarros/as

Ah, se me olvidaba, en el lateral suroeste, adosada a las rocas por su esquina oeste, existen los restos de una casilla, de una sola habitación con la puerta al mediodía, de unos cinco metros por dos, que no sé que pudiera haber sido, aunque puede estimarse que podría haberse usado para refugio de pastores. No he encontrado referencias documentales a la misma. Las coordenadas geográficas son: de la casilla 37º54'29"N y 4º48'51"0, y 37º54'30"N y 4º48'49"O el acantilado, o lo que es lo mismo un segundo más al norte y dos menos al este de la posición de la casilla. Y cuidado con las abejas, se puede llegar por un sendero más bajo, y aunque se encontraran un incívico vacie de porquería, así no hay que pasar por su territorio.

Fotos del autor y aéreas de Apple

2 comentarios :

Fernando del Rey dijo...

Estupendo reportaje de una zona tan bonita y tan cercana. Gracias.
Es lamentable que aunque siempre ha habido focos de suciedad localizados, en los últimos meses he podido comprobar que cada vez son más los puntos convertidos en verdaderos basureros. Espero por el bien de esta zona que se tomen medidas para atajar semejantes muestras de vandalismo.

Fernando

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Fernando, si que lo es y muy interesante en diversas materias, geológicas y botánicas. Y la basura es verdaderamente lamentable, esta gente echa el día entre mierda. Por esa razón no tienen sentido de la limpieza.

Un abrazo