martes, 24 de enero de 2017

OTRA CANTERA EN LOS TERRENOS DE LA CASILLA DEL AIRE

Arco de entrada de la trinchera

Esta mañana, para castigar la fascistis plantar, en espera de los sesenta días para ver al especialista, ocho meses ya de la lesión y 150 euros sin factura de una podóloga que no ha solucionado nada, decidí visitar las canteras de calcarenita de la Casilla del Aire, con un frío considerable, 2º grados. Como quiera que las canteras están situadas en una finca que tiene alquilada la ganadería de merinas Las Albaidas, me puse en contacto con uno de sus propietarios, Felipe Molina, al que pedí, primero información concreta de la ubicación, enviándole un plano con el lugar señalado, que me confirmó, y lo segundo solicitarle autorización para entrar en la finca. La respuesta no se hizo esperar, como es natural en él, fue positiva y todo correcto.

Vista aérea

Zona de la cantera ocupada por la vegetación

Cartel de la Vereda de Trassierra

Recordé que me había dicho que había una entrada en la cerca para facilitar la misma a los esparragueros, cuestión que me confirmó. En principio pensé entrar por la puerta que estaba amarrada con una soga, pero recorrí la valla hasta el arroyo donde está la entrada. Luego, cuando le agradecía la atención y el permiso, le comenté que hay dos levantamientos de la cerca, que procuré bajarlos al máximo, no por los intrusos que los pueden levantar otra vez, sino por los animales y no los que se puedan salir, sino por los que puedan entrar.

Señalización de La Calzada y los Nogales

Vista de la carretera, Las Niñas y Torre de las Siete Esquinas

Torre de las Siete Esquinas

Llegada al arroyo y entrada a la finca. Este arroyo tiene por esa zona un cauce en galería muy hermoso. El terreno adehesado permite situarlo muy bien. Es un arroyo estacional, corto, ubicado entre sus hermanos mayores de Vallehermoso y Nogales, que no figura en la cartografía aunque puede seguirse su cauce por las curvas de nivel y situar su cabecera en el camino de acceso a la Huerta de las Ventanas, de la familia Penco, aunque luego más abajo se diluye el cauce entre la Urbanización Casilla del Aire. Salvo que un día llueva bastante y reclame lo suyo.

La Gruta de Peña Melaria

El Rodadero de los Lobos

Entrada para los esparragueros por el arroyo

Pero no va de arroyos esto, sino de canteras de biocalcarenitas. Como hemos dicho en otras ocasiones y reflejado en entradas como las Canteras de la Finca la Calzada, que fue propiedad de mis padrinos, o las de la Casilla del Aire, todas estas explotaciones, siguiendo con las de la Albaida, están alrededor de la cota de los 200 m.s.n.m. que es el escalón fundamental que ha servido para construir nuestra ciudad, por las distintas civilizaciones que la han habitado. Esta, en éste caso está por encima de la cota de los 190 m.s.n.m. y es teóricamente pequeña, minúscula si la comparamos con la de la Albaida, pero es muy bonita.

Entrada de la trinchera

Arco de la misma

Interior con su árbol

Tiene unas 0,12 Ha, una profundidad de unos tres metros, y su ubicación geográfica es 37º 53'47"N, 4º50'44"O, aproximadamente. En muchos lugares está colmatada y ocupada por la vegetación, que se supone en los momentos de la explotación no existiría. A pesar de haber limpiado la zona los actuales arrendatarios, de porquería de peroleros no merecedores de tal titulación, otra vez hay residuos y sobre todo de la mafia del cobre, que ocuparía la zona para limpiar el producto del robo. Tiene en su rincón sur un precioso arco que lleva a una pequeña trinchera, tapizada de la hojarasca otoñal de un árbol que ha crecido dentro de ella. 

Abertura superior de la trinchera

Otra vista de la abertura

Y otra

Luego hay otros lugares en los que podemos ver la huella de los sillares extraídos, en un par de escalones, pero la trinchera es la que está en mejor estado de revista. Notable vegetación y arbolado diverso la ocupan, prueba evidente es que, la vista aérea no permite verla desde la fotografía del satélite. Por la huella de los sillares, y su medida, parece que son de la Córdoba augusta, pero sería muy atrevido por mi parte determinar este extremo. Lo cierto es que otra nueva cantera se suma a la lista interminable de estas en el primer escalón del valle del Guadalquivir. No he encontrado bibliografía que señale la cantera que nos ocupa.

Otro sector de la antigua explotación

Y otro

Escalones en la parte norte

Vuelta al camino de Trassierra, para recoger el coche que estaba aparcado en las inmediaciones de otras fincas que por allí hay. la Gitana, La Calzada, con el San Rafael delante, Virgen del Rocío y alguna más sin nombre, se ubican en la margen izquierda del camino, dirección Trassierra. De destacar los restos de pavimentación con canto rodado, del camino. Y sobre todo la hermosura desde allí de los escalones mayores, Cerro de San Jerónimo, Las Niñas, Torre de las Siete Esquinas, y siguiendo la línea horizonte norte, abrigo de Peña Melaria y un cada vez más ocupado por la naturaleza, Rodadero de los Lobos que al no ser agredida coloniza los lugares más inverosímiles.

Fotos y vídeo del autor y apple
Agradecimiento a la Ganadería Las Albaidas por su atención.