miércoles, 1 de febrero de 2017

ANTONIO JAÉN MORENTE, HISTORIADOR, INTELECTUAL Y POLÍTICO - EXPOSICIÓN CASA GÓNGORA

Cartel de la exposición

Si el libro dedicado a D. Antonio Jaén Morente, Hijo Predilecto de Córdoba, de Utopía Libros, es una obra que merece la pena tener cada uno en su biblioteca, o cuando menos leerlo, visitar la exposición en la Casa Góngora un tanto o más. Y si además tienes la suerte de conseguir un catálogo, te llevas la exposición a casa. Antonio Barragán y Manuel Toribio son los comisarios. El montaje de la exposición la ha hecho Manmaku. Los textos del catálogo son de Antonio Barragán. Bee Comunicación el diseño y la maquetación. Gran parte de las fotos del archivo familiar de D. Antonio Jaén.

Aspecto de la sala en la presentación del Libro y de la Exposición (Foto Antonio Moreno)


Antonio Barragán y Manuel Toribio (Foto Antonio Moreno)

Manuel Toribio y las nietas de D. Antonio Jaén (Foto Antonio Moreno)

Firmando ejemplares Manuel Toribio y las nietas de D. Antonio Jaén, y el autor de las fotos (Foto Carmen)

Sesenta y ocho páginas del catálogo que son una delicia de recuerdos. Prácticamente toda una vida docente y política, de un intelectual como Jaén Morente, en una de las épocas más complicadas de la historia de este país. Cuando se desmembró la cultura y la intelectualidad, y entramos en una larga noche de negra paz, de más de cuarenta años, de la que aún hoy hay muchas penumbras y en ocasiones negros nubarrones. D. Antonio Jaén fue nombrado por la II República embajador en Manila y allí tuvo que soportar los ataques del fascismo que, hasta los confines del ya decadente imperio, llegaban.

Una vista de una de las salas

Otra sala de la exposición

Un expositor con parte de su obra

Luego tuvo que hacerse refugiado, como tantos otros: F. Azorín, E. Vaquero, J. Rojano, etc. muchos intelectuales y profesionales, que acogieron las repúblicas americanas de México, Argentina, Chile, Venezuela, Costa Rica, Perú, Uruguay... dónde colaboraron al prestigio, en mayor o menor medida, de esos países y de sus universidades, para que hoy en día no se tenga memoria histórica, con los naturales de estos países que viene al nuestro a buscarse la vida. Y se les olvide a muchos, que estos países acogieron a todos los españoles que, si se quedaban en España, podían haber perdido, lo más probable, la vida.

 Otra vista de la exposición

 Un expositor con la Constitución de la II República, la prensa y dos de sus obras


El libro la Historia de Córdoba primera edición

Claro el racismo latente, está más cercano de las ideologías fascistas, culpables de ese exilio en masa, que de las democráticas, eso está meridianamente claro. Dos salas de la Casa Góngora ocupan la exposición en la que incluso se puede escuchar la voz del paisano Jaén Morente. Ver su extensa obra literaria y docente y pararse en las muchas fotografías que la valorizan. La más cercana en el tiempo, cuando el ayuntamiento presidido, por Julio Anguita le hace entrega a su hija Magdalena Jaén, el título de hijo Predilecto de la ciudad de Córdoba, un 23 de marzo de 1980. Título que borraba de un plumazo aquel de "Hijo Maldito", que le habían colocado miserablemente los fascistas de otro ayuntamiento, en este caso no democrático.

D. Antonio Jaén en 1917 y 1925

 Portada del diario republicano La Voz, 10/06/1931

Pasaporte diplomático

Dijo su hija Magdalena en aquel acto de desagravio después de dar las gracias: "-Lo que yo quiero explicar en este momento -añadió- no lo puedo decir porque muy lejos de mí está la facilidad de palabra y las dotes oratorias que mi padre poseía. Pero yo sí poseo con él una cosa: que es el cariño a esta ciudad, a Córdoba. Al fin y al cabo, yo soy medio cordobesa". Refiriéndose a su padre dijo que: "fue por encima de todo un cordobés; fue un sentimiento que dominó toda su vida y que tuvo una influencia extraordinaria en su vida política, cultural y familiar. Cuando le llegó la noticia de que se le había declarado 'hijo maldito', el dolor inmenso que esto le produjo no hizo sino acrecentar más el orgullo de ser cordobés".

En México con León Felipe en el año 1947

Unas publicaciones suyas

La dictadura en un alarde de maquillaje internacional, en 1954 le permitió regresar a España, pero pronto se dio cuenta que los valores que le habían obligado a ser un cordobés errante, un refugiado político, y por los que lamentablemente otros habían perdido la vida, el régimen fascista se había encargado de arrancar de raíz, y estaban muy enquistados en la sociedad española. D. Antonio Jaén dijo, recordando a Lorca: "aunque sepa los caminos, yo nunca llegaré a Córdoba", y diez años después falleció en San José de Costa Rica, el día 8 de junio de 1964. Había nacido en la Puerta de Almodóvar en 1879, es decir 85 años antes.

Cuaderno de notas (archivo Familiar)


La exposición estará abierta desde el 28-01-17 al 02/03/17: El horario de Martes a Sábado de 10,30 a 13,30 h y domingos y festivos de 11,00 a 14,00 h. en la Casa Góngora c/. Cabezas número 3.

Fotografías de mi amigo Antonio Moreno y Carmen, del catálogo y del autor
Bibliografía del catálogo