viernes, 24 de febrero de 2017

LOS GARZÓN: FOTÓGRAFOS DE LA ALHAMBRA Y LA MEZQUITA (ARCHIVO MUNICIPAL)

Caja con los negativos de vidrio

El día, primero empezó con la lluvia roja sahariana, luego continuó con unos necesarios chubascos en este "febrerillo el loco" que está haciendo honor a su apelativo, que dicho sea de paso ya se usa poco. Luego, cuando hablaba con la directora del Archivo, ésta me mostró su preocupación relativa al mal día que se presentaba, y que posiblemente influyera en la asistencia. Le dije que vendrían los que tengan interés por el acto, que son los precisos. Y así fue, un lleno total del salón de actos, que obligó a sacar más sillas para que el personal no se quedara en pie. 

A.J.González, José Gálvez, Ana Verdú, Emilio Aumente y Daniel Garzón

Daniel Garzón, José Gálvez, Ana Verdú,  Emilio Aumente y A.J.González


Unas copias en papel y negativo de algunas fotografías

El evento que nos ocupa, era el acto oficial de presentación de la última adquisición del Archivo Municipal de Córdoba, la colección de placas fotográficas del fotógrafo Rafael Garzón, vendida por su heredero al Ayuntamiento de Córdoba. La colección, es notablemente importante, tanto por su calidad e importancia histórica, que la convierte en una máquina del tiempo para los investigadores, o en el álbum fotográfico familiar de los cordobeses, como señaló José Gálvez de Afoco. Y no se dejen llevar por la información contradictoria de dos medios periodísticos locales, uno habla de 350 placas de vidrio y postales y otro de más de seiscientas, por lógica uno de los dos no es exacto.

Caja de los negativos en cristal

Copias en papel

Vista de la sala antes del lleno total

La realidad, como nos explicó después Antonio Jesús González fotógrafo investigador, de conocida solvencia, es de una importancia fuera de lo normal, obviando cifras. La mesa del acto estuvo presidia por la directora del Archivo Municipal de Córdoba -joya indiscutible de la corona del consistorio cordobés- Doña Ana Verdú; el Presidente de AFOCO, José Gálvez; el nieto del fotógrafo Garzón, Daniel Garzón; y el concejal de Presidencia Emilio Aumente. Luego tuvo lugar una conferencia de Antonio Jesús González, aderezada con conocidas y menos conocidas fotografías y grabados. 

Ana Verdú directora del Archivo durante su intervención

José Gálvez, presidente de AFOCO

Emilio Aumente, concejal

Abrió el acto Doña Ana Verdú con palabras de agradecimiento tanto a los presentes que estaban allí, a pesar de lo desapacible de la noche, como a los participantes, deteniéndose en la persona de Daniel Garzón. Cedió la palabra a José Gálvez de AFOCO, quien desarrolló un texto muy significativo relativo a la importancia de la fotografía en nuestras vidas. A continuación la tomó Daniel Garzón que, en una breve intervención, expuso las casualidades del feliz acontecimiento. Después se efectuó el simbólico traspaso de la propiedad, sin báculo ni ceniza esparcida por el suelo, como en otras instituciones, y finalizó el concejal con el discurso institucional. Todos muy breves.
  
Daniel Garzón nieto del fotógrafo

Acto simbólico de la entrega

Antonio Jesús González  de espectador

La guinda fue la conferencia del fotógrafo profesional Antonio Jesús González que, como se me puede ver el plumero, si trato de hacer el panegírico de la misma, en base a la amistad que le profeso, lo mejor es ver el vídeo o escuchar los audios y deleitarse con las imágenes y las explicaciones. Según dijo al principio, las imágenes expuestas no son de la colección ya que el Archivo pretende presentarlas en una exposición exclusiva de la colección que se montará dentro de unos meses. En suma, una desapacible noche en cuanto a los elementos atmosféricos, pero interesante por la satisfactoria incorporación al Archivo de la presentada colección fotográfica.

Antonio Jesús González durante su conferencia

Portada de la conferencia

La esposa de Garzón en una fotografía

Qué diferencia de esta tarde noche, de aquella aciaga y tenebrosa, de hace 36 años, en la que unos negros tricornios lorquianos, y el caqui salvador de siempre, estuvieron en un tris de teñir de rojo otra vez el país. Afortunadamente nadie de los presentes hizo mención a esto que coincidía en las fecha. Pero yo, interiormente, no pude sustraerme a ello, porque entonces trabaja en un edificio contiguo al Archivo y era consciente que por mi catalogación política no volvería a mi casa el día 24. Triste recuerdo que está ahí presente, a sabiendas de que el fantasma no ha desaparecido del todo, y el hecho, aunque no proceda en este evento, no debe olvidarse nunca. Esta democracia, aunque muy incompleta, carente de muchos principios, con tic en instituciones, presuntamente sicilianos, que ensombrecen el futuro, de momento está permitiendo mantener a raya la intransigencia.

Una fotografía del Patio de los Leones de la Alhambra

 La "Casa del Kalifa" de R. Garzón y la de Señán González

 Las mismas casa más modernas

Estos actos permiten también ver a amigos y amigas que hace tiempo no ves, como pueden ser Antonio Moreno, al que admiro mucho, experto en cinematografía, y poseedor también de otra muy interesante colección de imágenes, muchas de ellas cinematográficas. Con él tuve la satisfacción de visitar el estudio de Señán González, socio de Rafael Garzón. Lástima que el proyecto de libro de Antonio, sobre la cinematografía cordobesa, no encuentre un mecenas adecuado para poder disfrutar todos de sus conocimientos que son también historia de la ciudad. O Paco "Canario", hijo de otro fotógrafo de las islas "Fachico", íntimo de César Manrique, que junto con su esposa no fallan en casi ningún acto cultural, sin olvidar sus conocimientos del entorno de nuestra ciudad, fruto de sus correrías ciclistas. 


Audios

Fotos, vídeos (malos) y audios del autor, video de Daniel Garzón

8 comentarios :

Antonio Moreno dijo...

Sí señor, un acto muy interesante que demuestra que no hacen falta cifras millonarias ni esperpentos arquitectónicos para hacer cultura, solo una dosis de buena voluntad. Gracias por tus elogios Paco, yo también me encontré con muchos y buenos amigos, entre ellos Conchi y tu. Ya estoy ansioso por ver la exposición de mayo. Un fuerte abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias amigo Antonio: Llevas razón a pesar de lo desapacible del día. La directora estaba muy preocupada por eso pero al final y como dijo Antonio Jesús van los cabales como se decía antes. Hubo un lleno total. Los elogios siempre se quedan cortos, de verdad. Yo también lo espero pero espero más a la digitalización y poder disfrutar en la Web de las fotografías.
Un fuerte abrazo.

Antonio Jesús González dijo...

Muchas gracias Paco por todo, pero sobre todo por tu incansable labor de difusión de la cultura y el patrimonio de nuestra ciudad.
Realmente la cifra de placas exactas aún no la conocemos ya que estamos realizando su catalogación. No obstante, la cifra puede rondar las 700 placas.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias a ti Antonio Jesús, por difundir la fotografía como la difundes. Se agradece la aclaración sobre la cantidad de placas, que es más de lo publicado, es que me llamó la atención las diferencias. Es una anécdota que no empaña la valía de la colección, ni el esfuerzo de todos los que habéis colaborado en su consecución. Un fuerte abrazo. Esperamos los demás que terminéis el trabajo para poder disfrutar de las imágenes.

Canario dijo...

Gracias por tu cariñosa mención Paco, aprovecho para agradecer a Antonio Jesús la charla, ya que no tuve oportunidad de hacerlo allí mismo, así como a Mercedes Valverde y su equipo, me alegro mucho de que la fotografía forme parte importante de sus intereses, porque la trascendencia de esta como documento histórico tanto de usos y costumbres como de arquitectura y urbanismo, etc. quedó patente en la charla y las fotografías que la acompañaron.

Un saludo!

Paco Muñoz dijo...

Querido amigo Paco muchas gracias a ti. Como las veces que te he visto ha sido vestido de romano, tuve que someter a mi cabeza a un trabajo especial para ubicarte. Lo que me quedó la sensación es de que no me despedí de vosotros adecuadamente, pero teníamos prisa y no nos quedábamos al acto de la copa. A mi me gustó mucho.
Un abrazo y mi solicitud de perdón al ejecutivo si la despedida no fue acorde con vuestros merecimientos.
Un abrazo
PD:/ Ah, es Ana Verdú, Mercedes es de Museos.

Canario dijo...

Ostras, que despiste con lo de Ana Verdú, no es la primera vez que me pasa, reitero su amabilidad y mi alegría por su interés en la fotografía.
No puedes hacerte una idea de las veces que me saludan ciclistas y no tengo ni idea de quien es por ir "vestido de romano" sobre la bici y de paisano fuera (a mi me conocen fácilmente sobre la bici, debo tener una pinta muy característica pedaleando). Yo además tengo un despiste "legendario", Araceli te podría contar múltiples anécdotas jocosas sobre eso...

Precisamente vi que Conchi no caía en quien era yo, lógico ya que solo me ha visto una vez en el Lagar y en la bici. Mándale un beso de mi parte.

No te preocupes lo más mínimo por lo de la despedida, en un acto así siempre vas de "bote en bote" saludando conocidos, conociendo gente nueva y comentando el tema motivo del acto, con lo que siempre queda uno un poco desbordado, máxime si no podíais quedaros a charlar más relajadamente, nosotros si lo hicimos, no teníamos ni idea de que había copa posterior, pero vino de maravilla para eso, para charlar con Ana y otra chica de su equipo, con compañeros de Gerencia, etc. Nos gustó también mucho el evento.

Hoy te he remitido un par de correos con información sobre "Fachico" que creo te gustarán.

Un abrazo!

Paco Muñoz dijo...

Querido Paco: No sé porque razón algunos comentarios se quedan en la sala de espera de moderación y no me lo comunica el sistema. Es el riesgo que tengo que soportar para evitar una serie de anónimos, que un par de cabroncetes, no se puede decir de otra manera, de corte tremendamente fascistoide, en los que me dedican una serie de insultos con una frecuencia que seguro es fruto de una fijación patológica. si te fijas en la gramática y sintaxis de los mismos se puede ver el "jabal". Claro Conchi me lo preguntó, y los correos recibidos. Todo aclarado y perdona.

Un fuerte abrazo.