viernes, 31 de marzo de 2017

NI UNA MÁS, CLAUDIA FRAU



De casualidad la vi, iba a otra cosa, y me impactó. En el patio del Centro de Arte Contemporáneo Rafael Boti, está la obra de Claudia Frau y el domingo se acaba. Es un grito desgarrado contra la violencia de género, que no es más que ha sido siempre, lamentablemente, lo que pasa es que antes, la mayoría de las veces se llamaban crímenes pasionales que se leían en "El Caso" en el patio de la casa de vecinos, e incluso tenían un velo de disculpa penal por aquello del honor. Ya sabemos, la infidelidad en la mujer era adulterio, en el hombre una cana al aire.



"Ni una más
Este proyecto comenzó en 2015 en una exposición colectiva en la Fundación Antonio Saura en Cuenca, una manzana clavada a la pared con un cuchillo, como un grito desesperado para hablar sobre las muertes de mujeres por violencia machista. A comienzos del año siguiente se realizó la instalación completa en la que pudieron verse 57 manzanas en la Fundación Valentín de Madariaga en Sevilla, en memoria de las 57 muertes oficiales de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Esta instalación tiene un carácter anual, para visibilizar este drama."



Buñuel decía: “Hoy me propondrían quemar todas mis películas y lo haría sin pensar un momento. Y quemaría todas las obras de arte sin el menor remordimiento. A mí no me interesa el arte, sino la gente. ¿Que es una idea anarquista? de acuerdo, cada día lo soy más ¿De qué sirven y han servido tantas obras de arte? ¿Para llegar al estado en que vemos a la humanidad? No me interesan los genios en lo más mínimo si no son personas decentes. Y casi todo lo mejor, en arte, lo hacen los hijos de puta: No vale la pena, no lo admiro, no me interesa”.



Para saber más de la artista:

FacebookVimeoTwitter , Scan Arte , Vídeo en RTVE , Su Web


BIOGRAFÍA 

(2015)
Art & Breakfast Feria de arte emergente Málaga.
Exposición colectiva en Wabi Sabi, Sevilla.
Obra donada al CAAC, Sevilla.
Artista invitada junto a Arturo Comas para impartir un taller en Scarpia 365, organizado por Miguel A. Moreno Carretero.
Charla “Reflexiones sobre género” Universidad de Jaén.
Exposición colectiva DEGENERO en la fundación Antonio Saura, Cuenca

La artista

[2014]
Artista seleccionada para el IV Encontro de Artistas Novos coordinado por Rafael Doctor Roncero en Cidade Da Cultura, Santiago de Compostela.
Exposición colectiva BLURPHOTO jornadas sobre imagen fotográfica contemporánea organizadas por La Galería Roja y LAB.
Exposición colectiva en la Casa de la Cultura de Fuengirola, Málaga.
Intervención en ECCO de Cádiz para FINDE organizado por el Colectivo LosVendaval
Exposición colectiva en el Espacio de Creación // OTRA COSA
Seleccionada en el II Certamen de Artistas Emergentes de la Galería Roja, Sevilla
Exposición colectiva en EL ARSENAL, Córdoba
Festival “Atlántida Welcome” organizado por Miguel Ángel Concepción.
New York Brunch para realizar un Pechakucha en la Casa de la provincia en Sevilla.

[2013]
2º festival “Miradas de mujer” de MAV en “La sala de Blas”
Palacio de Orive, Córdoba. Dentro del proyecto “El Semillero de Orive” organizado por Miguel Ángel Moreno Carretero.
Exposiciones itinerantes en el proyecto Scarpia Garden (ArtJaen, Granada, Archidona)
Obra adquirida por el Ayuntamiento de Archidona.

Claudia Frau

[2012]
Premio del público en Iuventus Fest con una videocreación y proyectado dentro del festival
UTOPIA en la Filmoteca de Córdoba.
Sala de exposiciones de la Facultad de BB.AA. de Sevilla
V Festival Internacional de Arte Independiente INCUBARTE
Certamen de Poesía Experimental de Badajoz
Autora incluida en el volumen “Antología incompleta de poesía experimental española”, editado por Calambur.

[2011]
“Expoesía” Bienal de Poesía visual de Euskadi en colaboración con Cosmopoética
(Córdoba)
Exposición colectiva en “Muestrarte” (Tabacalera, Madrid)
Exposición colectiva en el Palacio de la Magdalena de Santander.
Exposición colectiva en el Ateneo de Valencia dentro de las actividades “Uno y múltiple”.
Primer premio en el certamen de Poesía Experimental de Badajoz

Fotos del autor
Bibliografía de su Web

EL SILO DEL TRIGO

Una vista aérea actual

El primer Silo que se inauguró en la España de la postguerra, de la cartilla del racionamiento, del estraperlo, para tratar de evitarlo pero que no consiguió que los corruptos se hicieran más ricos. Habían pasado doce años de la criminal guerra fascista (No hay que olvidar esto, en tiempos en los que se quiere reescribir la historia. No han tenido bastante con la miserable ley de amnistía). Era un edificio símbolo de nuestra niñez. Se veía desde cualquier sitio de Córdoba. Cuando pasábamos en bicicleta camino de la carretera de Palma, mientras sufríamos las dificultades del "pavés" de ese tramo, lo veíamos al frente primero y después a la izquierda.

Vuelo americanos serie A 1945, ya se estaba construyendo

Vuelo americanos serie B, 1956 ya estaba construido

Vuelo Diputación de Córdoba 1973 (Fotografía facilitada Manolo Trujillo)

Vuelo 1977

También la ingente cantidad de trabajadores de la Electro Mecánicas y Constructora, lo veían al pasar por el peligroso viaducto de la Electro. Enorme, como todas las obras de la dictadura, a lo grande. Y en temporada, las colas interminables de camiones de carga y descarga del cereal. Los bares de los alrededores hacían de contenedores ociosos de los conductores esperando turno. El tren entraba dentro, cuando aún el tren no le había rendido pleitesía a la carretera. El transporte conservador de siempre, también había ganado en este país. En Chile dinamitó la democracia. Mi cuñado Rafalin estuvo trabajando muchos años en el Servicio Nacional del Trigo, como oficinista. 

Datos catastrales
Programa de mano del Nodo de la inauguración

Foto de la inauguración, en primer plano chalet del director

El edificio era una construcción aislada orientado este/oeste sus caras más estrechas, con el rosetón principal al oeste, como la buenas construcciones catedralicias. Tiene el edificio 57,50 m de largo por 25 de ancho y 48 de altura. Es el más alto de Córdoba. Contiene 91 celdas de almacenamiento de distintas capacidades. Las mayores pueden almacenar hasta 2.200 quintales métricos de grano. Tenía un laboratorio de verificación de semillas. Permitía almacenar 15.000 toneladas métricas de grano. Se podía limpiar, seleccionar y desinfectar las semillas, así como desgranar y desecar maíz.

Interior de la planta séptima,(Foto del NODO)

Croquis único que existe

Plantas séptima y octava

Este Silo era muy importante, fue el primero de una serie que llegó en toda España al número de 671. Su instalación fue de las más avanzadas de la época, hay que tener en cuenta que estamos hablando del principio de la segunda mitad del siglo XX, después de salir de las penurias de una guerra incivil. Desde una sala de control se podían realizar todas las operaciones, hacer el seguimiento del grano, elevación, distribución, limpieza, etc. un lujo de automatismos para la época.
 Cancel de entrada

 Báscula

Chalet de la dirección

 Piscina

Edificios administrativos anexos, fachada este

Se podían cargar y descargar cinco vagones de ferrocarril por hora, o el equivalente en cantidad en camiones. La febril actividad del mismo era evidente en sus alrededores. Parece que hablaban de una cantidad de 4000 trabajadores, me parecen muchos con la automatización, aunque seguramente se referirán al personal del servicio Nacional del Trigo en toda España, o que se les ha deslizado un cero de más. Lo que en algunos escritos señalan como comedores, nave adosada de una planta a dos aguas en la fachada oeste, fue molino de cereal. En el rincón noroeste de la parcela estaba la casa del guarda.

 Antigua pared del perímetro ahora naves industriales adosadas

 Esquina noreste

Fachada principal

Esquina noreste

Desde la visera fachada principal este

Carlos Ynzenga Caramanzana, el ingeniero que lo creó, le puso su nombre. Así se llamó, aunque el arquitecto fue Ignacio Fiter Clavé. El primero fue el impulsor del sistema o red nacional de silos en España. Alemanes fueron los asesores del régimen. Parece que el aspecto estético lo marcó Córdoba y su aire neomudéjar, con el ladrillo y los arcos del la fachada oeste, la del Barrio de las Delicias. Tenía una relación arquitectónica familiar con la Facultad de Veterinaria.

Escalera de incendios esquina sureste

 Muelle ferrocarril fachada sur

Fachada sur, la planta 7ª tiene 16 ventanas, la similar norte 48

Fachadas oeste y sur con las estructuras ferroviarias

Su curiosidad más evidente son las estrellas de David que lo coronan, las dos de las torretas de la fachada principal y la del rosetón oeste. Su rareza estriba que la patente salió de Alemania en 1941, en plena guerra mundial y su antisemitismo evidente. Qué fue, una venganza histórica, una disculpa. Y cómo el régimen, con aquello de la confabulación marxista-judeo-masónica lo consintió.

Fachada oeste

 Parte superior fachada oeste y rosetón

Detalle rosetón oeste

Fachadas oeste y norte

Fachada norte

Maquinaria muelle norte

En el año 2004 el edificio se le cedió a la Junta de Andalucía. El mayor número de metros cuadrados lo posee la Consejería de Agricultura y Pesca, También la De Hacienda y Administración Pública, como Archivo Central, tiene una parte, y para finalizar la de Cultura, que ha destinado su parte a almacén a contenedor arqueológico de la ingente cantidad de piezas que no puede exponer.

Torretas fachada principal con las estrellas de David

Detalle de una de las estrellas de David

Esquela del arquitecto Ignacio Fiter

A pesar de eso, no puede admitir el trozo de acueducto romano de dos mil años, que yace aún tirado en el comienzo de la Cuesta de Pedroches, por no haber presupuesto para una grúa. Hace tiempo le pedí permiso a una responsable para hacer un reportaje de su interior y me dijo que las medidas de seguridad eran muy complicadas. Así será. Hubo un encendido debate municipal  para transformarlo en su momento en contenedor cultural, pero no cuajó. Y ahí sigue, majestuoso, cuando cumple casi siete décadas de vida.

Fotos del autor, de GoolZoom y de variados artículos, Vídeo del NODO
Bibliografía de un "El Silo de Córdoba -Ejemplo de arquitectura Industrial" de la profesora María Ángeles Jordano Barbudo

miércoles, 29 de marzo de 2017

SUSAN MEISELAS, NICARAGUA. XV BIENAL DE FOTOGRAFÍA


Con las exposiciones de la Bienal tengo mis luces y mis sombras. La de la Casa Góngora, cómoda de visitar, muy interesante en cuanto a material fotográfico y a documentos; la de Carole Alfarah, sobre el conflicto criminal sirio, en la Casa Árabe, en un marco de película, después de ver las imágenes causadas por el capitalismo criminal en Siria, hay que sentarse en el patio del pozo y la palmera, con un intenso olor a jazmín para serenar el espíritu después de tanto horror, verdaderamente se calma. 

Una vista de la sala

La de la Maleta Mexicana en Vimcorsa, una feria. Imposible disfrutar de nada y mucho menos fotografiar, primero por la amalgama de negativos a ver, y después por la gente. Habrá que esperar a que pasen los días y acudir a una hora temprana. La del Teatro Cómico Principal, no la vi, me volví sin verla. Tengo la tónica de que cuando me prohíben algo doy media vuelta. Entré con la cámara y el vigilante me preguntó si era de la prensa, se me pasó por la cabeza decirle; -Sí del New York Time. Pero no me pareció oportuno gastar bromas, esta persona estaba trabajando, con un excesivo celo, pero trabajando.

Sin comentarios

Me dijo que había unos carteles que prohibían hacer fotos, me disculpé por no haberlos visto. En ninguna de las exposiciones visitadas se prohibía fotografiar la muestra. Le dije también que cuando me prohibían algo daba media vuelta, era una costumbre. Le dije más, que con su pan se lo coma el prohibidor y "hasta luego Lucas". No me alteré, pues ya me había cruzado antes, por Santa Ana, con un miserable y evité la discusión. Y mira que le tenía ganas al individuo y me debía bastantes explicaciones. Lo pensé, pero me dije es un desgraciado en el fondo, un infeliz y no merecía la pena.

Los revolucionarios en un autobús

Luego mi barrio, en la calle Manríquez, Centro de Arte Contemporáneo,  Rafael Botí, una sala expositiva preciosa. Visité primero un hermoso mural con mensaje contra la violencia de género, imposible no verlo y la permanente de Rafael Botí. Luego arriba, en la primera planta, la de Susan Meiselas, Nicaragua.  Susan es una fotógrafa norteamericana (nacida en Baltimore, Maryland, en 1948) freelance que forma parte de Magnum Photos y cuyo trabajo es documental, principalmente sobre los derechos humanos en Sudamérica. Entre otros trabajos, en 1978 y 1979 documentó la insurrección en Nicaragua, sus fotografías fueron publicadas en distintos periódicos y revistas, y posteriormente publico un libro monográfico titulado Nicaragua, junio de 1978-Julio de 1979. Tiene variados premios.

Susan Meiselas
De los textos:

"Aún consideradas por algunos como el trabajo más emblemático de Susan Meiselas, estas sorprendentes fotografías a color, que narran el derrocamiento del régimen de Somoza y la subsiguiente victoria sandinista, fueron ampliamente difundidas en la prensa internacional y publicadas en el libro de 1981 Nicaragua. Este trabajo de Meiselas en Nicaragua sigue siendo un modelo de cobertura documental comprometida y subjetiva, así como un hito en la fotografía de guerra por su uso pionero y controvertido del color. 


En la Plaza Central rebautizada como Plaza de la Revolución, Managua 1979

También fue su primera experiencia como fotoperiodista, por lo que se vio obligada a lidiar con la ambigua fortuna de ver su trabajo ampliamente distribuido pero totalmente fuera de su control. Esta experiencia la condujo a una investigación, en la que aún persiste, acerca de los significados creados y revelados por la circulación de imágenes en los medios de comunicación. De esta exploración primera surgieron instalaciones como Mediations (1982-83) y la película Voyages (1985).


Soldados de la Guardia Nacional, prisioneros en El Sobaco, 1979

Meiselas pasó una década trabajando en temas relacionados con los derechos humanos en otros lugares de América Latina, pero mantuvo su implicación con Nicaragua. Sus primeras fotografías de Nicaragua se convirtieron en una base sobre la que regresar para reevaluar sus significados y usos por parte de quienes protagonizaron la historia. Esto se pone de manifiesto en la película de 1991 Píctures from a Revolution/Imágenes de una revolución (codirigida con Richard Rogers y Alfred Guzzetti), que la acompañó en su búsqueda de las personas que aparecen en las fotografías diez años antes; y en Reframing Histony / Reenmarcando la Historia, que documenta su regreso a Nicaragua en 2004, en el vigésimo quinto aniversario de la revolución, para instalar imágenes de tamaño mural de sus fotografías en los lugares donde fueron tomadas originalmente.


Fuerzas populares, ofensiva final, Masaya 8 junio 1979

El conjunto inicial de fotografías tomadas en 1978-79 se ha convertido en una piedra de toque a la que Meiselas ha vuelto en repetidas ocasiones para explorar los temas centrales de su práctica fotográfica: su relación continua con las personas que fotografía, el uso y circulación de sus imágenes en los medios de comunicación y la relación de las imágenes con la historia y la memoria."

Una hora después de la toma de S. Isidro, 1979

Al hilo de Nicaragua, tengo unos recuerdos vergonzantes. En la segunda mitad de la década de los setenta, yo era un radioaficionado muy activo. La licencia me la concedieron en septiembre de 1976, antes había estado unos años clandestino, saliendo sin licencia. Un grupo de amigos habíamos creado un club, de radioaficionados, tomando como nombre uno existente en la década de 1930, el Radio Club Córdoba. Al igual que en la mayoría de las actividades, con la primera estación que hablabas, convertía a su titular en una especie de padrinazgo. 

Inicio de la ofensiva en Masaya, 8 de junio de1979 

Como era muy activo en ese tiempo, se demostraba tu "veteranía" en el número de apadrinados que tenías, y sobre todo en el número de países contactados y claro está, certificados. Creo que andaba entonces por casi doscientos países confirmados. El padrino se convertía en una especie de constante supervisor de los problemas del recién llegado, la colaboración con él era muy intensa. Uno de estos apadrinados fue Miguel Gutiérrez, un industrial del ramo de los tejidos, jarote, de Villanueva de Córdoba. Con el que me unió una sincera amistad.

Una mujer lleva a enterrar el cadáver de su marido Masaya, 1979

El hacía sus pinitos allende los mares, y por lo del lenguaje tenía una relación radiofónica con los países de habla castellana, especialmente Nicaragua. La revolución sandinista estaba en ciernes, y allí corrían tiempos de esperanza, como la que se generó con la cubana veinte años antes. Miguel había contactado con un nicaragüense y después me puso en contacto con él; se llamaba Agustín de indicativo YN1 -no recuerdo el sufijo-. Al final el interés de Agustín era que su hija quería estudiar Turismo en Córdoba, y utilizó la radio para conseguir el objetivo de conocer a personas de Córdoba para los estudios de su hija. 

Marchándose del distrito de Masaya despues de tres días de combates 1978

Al final planificó el viaje y llegó el día que los recibimos en Córdoba. Agustín su hija, y una joven nicaragüense que parecía su hija también, pero que nos la presentó como su segunda o tercera esposa. Le calculé unos veintipocos años. Yo tenía en aquel entonces 32 años. Agustín me doblaba la edad y algo más, tendría sesenta y nueve años (la edad la he sabido hoy). Su dibujo era el de un individuo con el pañuelo blanco en la mano, siempre secándose el sudor de la cara, de piel tostada y corpulento, con una sahariana blanca, guayabera en este caso, suelta. Nos sentamos el día del recibimiento en el Mesón de la Luna, los cinco ellos tres y Miguel y yo, no recuerdo si había alguna persona más. 

Esperando el contraataque de la Guardia Nacional, Matagalpa, 1978

Como soy un preguntón compulsivo, me interesaba conocer cosas de Nicaragua y como sospechaba quien era el personaje, le pregunté abiertamente por su país. Al poco rato de la conversación, comprobé que no  había duda, estábamos sentados, tomando copas y haciéndole los honores a un sospechoso de un asesinato muy nombrado en su país -hasta hoy eso no está aclarado, pero hay muchas más acciones criminales en su haber-. En ese momento era un exiliado en Miami, que es donde se exiliaban los fascistas del sur y centroamericanos. La revolución sandinista lo había desplazado. Era Agustín Peralta Ruiz, coronel de la Guardia Nacional somocista, un cuerpo de élite de protección del dictador y altamente represivo. Como la guardia pretoriana de los césares.

Manifestación infantil en Managua, despejada con gas lacrimógeno, 1978

Habló con toda tranquilidad, dado que Miguel era un hombre como la mayoría de los españoles, sin criterio político claro  y lo consideró amigo. A mí me guardó un poco las distancias, a pesar de por mi trabajo considerarme cercano y no sabía que la distancia que nos separaba era abismal. Nos contó muchas cuestiones internas del régimen de Somoza, posiblemente tratando de eludir su responsabilidad de muchos años a su servicio. Nos dijo que en una manifestación de jóvenes, obligó a sus soldados a la detención de la chica que ahora era su esposa. 

Funeral de Arlen Siu, guerrillera asesinada tres años antes 
en las montañas, Jinotepe, 1978

Les dijo a sus soldados; -Quiero que aquella chica, la saquéis de la manifestación, sin que le pase nada. Después prácticamente los masacraron. Hubo varias personas muertas. Eran los estertores de la dictadura de los Somoza. Decía muy ufano que le salvó la vida y luego se casó con ella. En uno de los momentos en los que, la próstata seguramente, lo obligaba a ir al servicio constantemente, le pregunté a la chica que, evidentemente fue una revolucionaria, como se había casado con este elemento, y me  dijo que era su vida la que estaba en juego, y no solo la suya sino la de su familia.

Pintada en casa de un seguidor de Somoza, Monimbo, 1978

La cosa estaba clara, era evidente. Se generó un feeling entre nosotros a partir de ese momento, por una cierta afinidad política. Nos contó el militar, que había abandonado una plantación de café que le generaba unos beneficios al año tasados en un par de millones de dólares. Que uno de sus hijos, no sé si el primogénito, que había estudiado en West Point, en USA, había muerto joven. Contaban que le disparó otro militar, pero esa versión la mantenía el padre, luego después me enteré la que circulaba con más fuerza la del suicidio. 

Prácticas de lanzamiento de bombas de contacto, bosque de Monimbo, 1978

Después de esa primera reunión le dije a Miguel que este individuo era un sospechoso criminal, de una dictadura centroamericana. Que la próxima vez no iba a reuniones de esta índole. Miguel que era lo comentado, una buena persona, no le importó, solo pretendía colaborar con la estancia de su hija en Córdoba. Y me dijo eso de pasar página de muchos, que éramos radioaficionados y teníamos que obviar las cuestiones políticas, vamos lo de siempre. Creo que nos vimos una vez más, con mi presencia forzada por mi amistad con Miguel. Y me parece que fue la de la despedida.

Máscara utilizada por los rebeldes en Monimbo para ocultar su identidad

Luego la hija se quedó en Córdoba y la veíamos de vez en cuando, era una niña tímida, pendiente de sus estudios. Miguel siguió en contacto con el Coronel Peralta, siempre relativo a las cuestiones familiares. No recuerdo que pasó después si la chiquilla terminó o no sus estudios. Pero aquello me quedó muy claro, en base a la solidaridad que teníamos los "colegas" de la radio, le habíamos hecho los honores a un supuesto criminal, la dictadura sangrienta, apoyada por los Estados Unidos, en la finca de los Somoza, que era Nicaragua. No volví, ni me interesaba, saber nada de este individuo. 

Frase de Sandino

Luego Nicaragua vivió el nacimiento de la democracia y la revolución. Tachito Somoza, después voló por los aires como Carrero Blanco. Pero a pocos kilómetros del gigante USA del norte es muy difícil consolidar algo que ellos no quieran. Siguieron fomentando la sedición en el país con los contras, unos mercenarios, y con el paso del tiempo ganó la elecciones Violeta Chamorro, hija de un asesinado por Somoza. Eran los moderados. Fue el fin de la Revolución. Dos periodos más de los liberales y en 2007 Daniel Ortega ganó nuevamente las elecciones y este año hay nuevamente comicios, pero la revolución la pararon.

PD/Para saber más del personaje citado

Fotos del autor y página de la fotógrafa
Bibliografía de los textos de la exposición.