domingo, 13 de agosto de 2017

MÁS SOBRE LA PUERTA DEL PUENTE, HOY ARCO DE TRIUNFO

Una vista desde el recinto del Triunfo

Días atrás publiqué una entrada relacionada con las Vicisitudes de la Puerta del Puente en el período del siglo XIX, cuando estaba en inminente ruina, que hizo a personajes de la ciudad, que siempre se preocuparon por su patrimonio, denunciar el estado y forzar, a pesar de necesitar muchos años, a los tibios e interesados por otra parte, dirigentes de ésta Córdoba, a tomar cartas en el asunto.

 Vuelo USAF Serie B 1956

Vuelo SIGPAC 1980

Vuelo actual 2012

Esta entrada, considero, debe ser un añadido a la anterior, que complete en la medida de nuestras posibilidades el entorno de la Puerta del Puente/Arco de Triunfo. Como método, cuando necesito información, recurro primero a la base de datos del IAPH, por considerar que mi administración cercana y responsable del patrimonio, en este caso la Junta de Andalucía, es la que debe informarme adecuadamente. 

Desde la Mezquita, muro de qibla (José López 1950)

 Caseta del consumista años cincuenta

No puedo menos que sentir una enorme decepción que roza la pena, porque la referencia del BIC, Puerta del Puente, es de un nivel muy simple. Esta sensación contrasta con el comentario, que leí hace algún tiempo, de una Sra. (que no necesitaba abuela), que exageraba, viendo lo observado, sobre el contenido de las reseñas de los monumentos y el trabajo que ello conllevaba, según manifestaba. Comparando lo dicho con la realidad, he de decir que cualquier reseña de las muchas web turísticas de la red, es muy superior a la oficial.

Detalla de la baranda que la rodeaba

Comparemos:

"Descripción:

Puerta de las murallas de Córdoba, del siglo XVI, de estilo herreriano, en el sitio en que hubo una puerta desde la época romana. Construido en sillería de piedra caliza muy erosionada. En cuanto a su composición, sobre el lienzo de muralla se encuentra un zócalo almohadillado y dos pares de columnas dóricas que sostienen un entablamento de triglifos y metopas, encuadrando la puerta adintelada y almohadillada. Sobre el entablamento, un frontón semicircular con relieves. Sobre el lienzo hay otros dos relieves y dos inscripciones. A principios de siglo, se cambia su fisonomía convirtiéndola en "arco de triunfo" exento. Con el encauzamiento del río se elevan los niveles del perímetro, dejando la puerta hundida.

Baranda por la N-4 (Foto Arte Historia 1992)

Desde el puente,años noventa del siglo XX (autor desconocido)

Datos Históricos

La Puerta del Puente es una magna construcción con toda la severidad de la arquitectura de fines del siglo XVI, emplazada en el lugar de otra de carácter romano, llamada por los musulmanes Puerta de la Estatua o de la Figura, por la que tenía esculpida en su arco de entrada. Fue construida en 1571 por orden de Felipe II, es obra de Hernán Ruiz. Es una interesante muestra del Renacimiento clasicista. Fue restaurada en 1912 por el Ayuntamiento."

Como estaba en esos años noventa (autor desconocido)

Como podemos comprobar no da para una tesis doctoral desde luego. En una palabra que, si necesitamos información nos quedamos peor, porque a la pobre y escasa publicada, se nos suma el cabreo y la decepción que empeora la situación. Podemos presumir de títulos académicos, del enorme esfuerzo en conseguir terminar la carrera, que no dudo, y sin ánimo de polemizar ni generalizar, en una familia de trabajadores, si que es esfuerzo detraer posibles del conjunto familiar, para que el niño o la niña tengan la formación adecuada, y luego poder ejercer de camareros en Alemania o Inglaterra. En una familia de posibles eso no es lo mismo.

Frontón antes (autor desconocido)

Frontón después

Sin embargo la Wikipedia amplía mucho más los datos:

"La puerta del Puente es una de las tres únicas puertas que se conservan de la ciudad de Córdoba (España), junto a la Puerta de Almodóvar y la Puerta de Sevilla. La actual puerta se sitúa en un enclave donde antaño también se localizaron puertas romanas, así como musulmanas (Bab al-Qantara, Bab al-Wadi, Bab al-Yazira o Bab al-Sura). En época romana unía la ciudad con el Puente Romano y la Vía Augusta. Desde 1931, la puerta, conjuntamente con el puente romano y la torre de la Calahorra está declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento.

Antes (autor desconocido)

Y después

Historia

En el siglo XVI, las autoridades decidieron dotar a la ciudad de una mejor puerta debido al estado en que se encontraba la que ya existía en ese lugar desde hacía siglos. De esta manera el 18 de febrero de 1572 por orden del corregidor Alonso González de Arteaga se decide construir la Puerta del Puente.

Los motivos esgrimidos fueron principalmente que era una de las puertas principales de la ciudad, (era por tanto la que recibía más trasiego de personas y aprovisionamientos), y la necesidad de agrandarla y embellecerla. Los motivos artísticos y urbanísticos fueron poderosos entre las autoridades de la ciudad, debido al interés por adecentar en lo posible la ciudad.

Inscripción antes (autor desconocido)

Inscripción después

La Puerta del Puente fue comenzada a construir por Francisco de Montalbán aunque pocos meses después, en 1571, es Hernán Ruiz III el que se hizo cargo de la obra, debido a la duda que el diseño de la puerta fuera diferente al esperado, ya que ya habían comenzado las obras. De esta manera casi se triplicó el presupuesto inicial (de 1.400 a 3.100 ducados). Sin embargo, parece ser que la obra quedó parada durante un tiempo en sus comienzos hasta prácticamente cuatro años después, en el año 1576, en el que Hernán Ruiz continuó con su trabajo. Sin embargo, debido posiblemente al endeudamiento del Cabildo Municipal de Córdoba y a la falta de fondos, la misma quedó inconclusa.

Empedrado de la plaza que se ve en las fotos de primeros del siglo XX

Muros de las casas adosadas

En el año 1912, reinando Alfonso XIII, la zona en la que se ubicaba la Puerta del Puente fue despojada de sus murallas y en 1928 se reconstruyó a modo de puerta conmemorativa, repitiendo en el lado interior las formas del lado exterior. A finales de los años cincuenta se rebajó el nivel de todo el terreno que lindaba con la Puerta, hasta que se recuperó el nivel original del suelo, oculto por sucesivas edificaciones superpuestas unas a otras.

A principios del siglo XXI, se procedió a una primera limpieza de la Puerta del Puente y además se realizaron unas catas arqueológicas en el subsuelo de la misma. Por otra parte en el año 2005, comenzaron las obras de remodelación completa de la Puerta del Puente.

Restos de la muralla romana

Muros de las casas adosadas por el oeste

Descripción

La Puerta del Puente consta de altos basamentos donde se apoyan columnas estriadas de orden dórico que soportan un entablamento clásico donde figuran triglifos y metopas. Por encima del dintel de la Puerta se colocó una inscripción en la que se alude a la visita que el rey Felipe II hizo a Córdoba en el año 1570. La inscripción reza:

REINANDO LA SACRA CATOLICA REAL MAGESTAD DEL REI DON PHELIPE NVESTRO SEÑOR SEGVNDO DE ESTE NOMBRE"

Más sillares

El puente desde la azotea de la Puerta-Arco

Conclusión: Nos encontramos con que partimos de una puerta de la muralla de la Córdoba imperial, ya que en el periodo republicano el trazado de la muralla discurría más alto. Por lo tanto nos trasladamos, año arriba o año abajo, al 27 a.C.. Si sumamos todos los años de la presencia romana en Córdoba, tenemos, hasta la llegada de los vándalos, 438 años. Luego está el periodo visigodo que dura 305 años. Cuando llegan los árabes en el 716, existía esa puerta del puente y tenía ya una antigüedad de 743 años.

 
Puerta de acceso y escalera

Cubierta

Ahora le tenemos que sumar 519 de presencia árabe, así que, cuando llegan los conquistadores castellanos tiene la puerta 1262 años de existencia. Siglo XVI, "18 de febrero de 1572 por orden del corregidor Alonso González de Arteaga se decide construir la Puerta del Puente." Yo diría reconstruir y sumar 310 años más. Ya tiene casi 1600 años. En 1912 se le separan las casas adosadas y la muralla. Y 16 años después en 1928, se duplica por el interior y ya es un Arco de Triunfo dejando de ser puerta. En esa misma fecha también se reforma el puente, se adoquina, se le pone un pretil de manual, acentúan las aceras y farolas. Una reforma no contestada como la de Cuenca, que salió del libro de construir puentes.

Antiguo seminario desde la terraza

Casa de Señán, Centro de Visitantes y Mezquita

La construcción de Ronda de Isasa modifica el entorno. En 1931 es declarada monumento BIC. En los años cincuenta -aquí ya tengo yo el orgullo de ser espectador-, se rebaja el entorno, se tapiza su suelo con chino cordobés y dibujo y se rodea de una baranda, abierta por el lado de la N-4. El solar que tiene al noroeste, se utiliza para la unidad de caballería de la Guardia Municipal (luego fue aparcamiento). En su puerta sucedió el famoso (para los vecinos) asesinato del Guía al legionario. En los comienzos del siglo XXI empieza la remodelación y catas arqueológicas, en las que, entre otras cosas, pudimos observar el canto rodado del pavimento de su plaza.

Alberca, en el centro de visitantes

Perspectiva

La baranda, en un momento abierta con escalera, se cerró en la parte sur, quedando sólo el acceso por la escalera norte. En 2005 se comienzan los trabajos de remodelación del entorno, junto con el Puente Romano y Calahorra. Concluyen los trabajos del arquitecto Juan Cuenca Montilla (puente Genil, 1934), el 9 de enero de 2008, por lo que ya llevamos los cordobeses disfrutando de la Puerta del Puente, ahora arco del Triunfo, y de su entorno nueve años. En total, entre unas cosas y otras, tiene de vida aproximadamente, 2044 años. 

Algunas entradas relacionadas con la Puerta del Puente/Arco de Triunfo


Fotos del autor e Internet, AMC, y autores citados
Bibliografía de IAPH y Wikipedia

sábado, 12 de agosto de 2017

RUTA DE LAS CUEVAS DE ZUHEROS, LIBRO DEL G40, AYTO. DE ZUHEROS

Portada del libro

La visita a la villa de Zuheros siempre es una gozada. No podemos considerar que haya personas que no se rindan a sus encantos, y sin embargo las hay. Hay que dudar de la sensibilidad por la naturaleza de estas personas que son, sin duda, la excepción a la regla. Yo he tenido mucha relación con este pueblo por ser de él un buen amigo, lamentablemente fallecido joven, con el que además de unirme la amistad citada, teníamos en común la profesión de nuestros padres, la panadería.

 
Cartel y portada capítulo 1

Cuando falleció su madre, tuve también la ocasión de comprobar, la enorme proliferación del apellido Poyato, simplemente viendo que generaciones enteras lo llevaban, en un paseo por su recoleto cementerio. Hicimos chistes del primer castellano que llegó por allí, jugando con su apellido. Recordé la subida en un seiscientos a la explanada de la Cueva de los Murciélagos, con parada sobre el Bailón, ese enorme tajo que el modesto río ha tallado a lo largo de millones de años, río que nace en la Nava de la Sierra de Cabra a los pies del anticlinal de la Virgen de la Sierra.

 
Capítulos 2 y 3

También el disfrutar del recorrido del Bailón desde la Nava, con accidente muscular de Conchi al final cuando bajábamos al pueblo, y gozar de paisajes tan pintorescos como la FuenFría, que me impactó. Este lugar lo conocía de los textos del Libro de la Montería, escrito por los "negros" de la época, para que lo firmara Alfonso XI de Castilla y León, bisnieto de Alfonso X, e hijo de Fernando IV. Ambos padre e hijo, después de rodar sus restos, por el santuario desaparecido de los Mártires y la cripta de la Capilla Real de la Mezquita, acabaron en la Real Colegiata de San Hipólito, en sepulcros de mármol rosado de la zona.

 
Plano de la ruta circular y capítulo 4

Pues la llamativa referencia es que es esos lugares se cazaba el oso. Impensable en estos días que pudiera haber osos en esa sierra, jabalíes, que también los cita, como puercos, son más normales en nuestro tiempo. Son verdaderamente unos lugares de ensueño. También Zuheros tiene una gran oferta museística y qué decir de la gastronómica, con su Feria del Queso, que creo recordar se celebra en septiembre. Recomiendo visitar todos, pero tengo una especial predilección por el Museo de Costumbres y Artes Populares "Juan Fernández Cruz", sin olvidar al resto que pueden consultarse aquí. 

Capítulo 5

Miembros de la mesa, Doña Manuela Romero  Alcaldesa; Francisco Ruiz-Ruano Cobo; Aben Aljama y José Antonio Berrocal.

Como podrá comprobarse hablar de Zuheros es perder un poco el sentido, la realidad es que esta entrada es para hablar de una novedad, la presentación del libro "Ruta de las Cuevas de Zuheros", del Grupo Espeleológico G40, editado por el Ayuntamiento. Hoy, después de mucho tiempo de gestación, procedía estar presente en el parto. Cuatro personas fuimos de Córdoba, un ameno grupo, Gloria, arqueóloga (correctora de textos aunque no figure en los créditos, o en el reparto como me gusta decir a mí), Julio (creo que autor, de alguna fotografía), Jesús y yo. Los tres primeros espeleólogos practicantes.

Vista del Salón de Plenos

Abén Aljama empezando su disertación

Como estaba previsto la presentación tuvo lugar en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Zuheros, Horno, 50. a las 21,00 h. de ayer día 11 de agosto. Lleno casi absoluto del mismo. La mesa estaba compuesta por la Alcaldesa, Doña Manuela Romero; un representante del Grupo G40, Francisco Ruiz-Ruano Cobo; José Antonio Berrocal, Presidente de la Federación Andaluza de Espeleología, y Abén Aljama, directamente implicado en el citado embarazo literario. La Alcaldesa, tomó la palabra, glosó y agradeció la presencia del Grupo G40 y su trabajo, recalcando que siempre han estado ahí con su disciplina científica de la espeleología, colaborando con el municipio, agradeció a los presentes su asistencia, así como a los miembros de la mesa y Diputación Provincial como colaboradora económica.

Otro pasaje de la intervención de Abén Aljama

Señalando un dato

El representante del G40 Francisco Ruiz-Ruano, dijo que aunque en el libro figuran una serie de personas, ni mucho menos son todos los que han puesto su granito de arena para su puesta en valor, son muchos los colaboradores que pueden resultar anónimos pero no lo son. Aclaró que el Grupo G40 está siempre muy cercano a Zuheros, y piropeó al pueblo como uno de los más bonitos de España, a pesar de que él venía de Priego.

 La alcaldesa cierra el acto

Seña de identidad de Zuheros, el característico zócalo

José Antonio Berrocal se detuvo en el valor del libro, como manual de consulta y en el valor del método científico que rodea al Grupo G40. Dijo que tienen conocimiento de más de 15.000 trabajos andaluces, cuando sólo en la Federación hay datados unos 5.000, es decir un treinta por ciento. Que este club cordobés tiene a gala de que todos sus trabajos están publicados, o cuando menos un elevado porcentaje. Y que es referencia en cuanto a su rigor de investigación.

Bonita perspectiva desde el callejón

Callejón tipo tinao alpujarreño

Luego Abén Aljama, presentó unas diapositivas, una pequeña muestra de las 115 páginas del manual. Citó la introducción, Referencias Históricas, Geología y su glosario, la Ruta, las Cavidades y más sobre Zuheros, finalizando en una referencia a los lugares de interés de la villa. Se detuvo en el contenido didáctico de la fichas de las cavidades, que son una muestra de un amplio catálogo que jalona estas hermosas y abruptas tierras. Todas las intervenciones pueden verse en los vídeos, así como la presentación e incluso el propio libro. Al final el Ayuntamiento obsequió a los asistentes con un ejemplar del interesante libro recién nacido.




Fotos del Autor y del Libro
Bibliografía citada.

viernes, 11 de agosto de 2017

VICISITUDES DE LA PUERTA DEL PUENTE EN EL SIGLO XIX

Estado actual Puerta del Puente ahora Arco de Triunfo

Hay una extraordinaria publicación de Cristina Martín López, "Córdoba en el siglo XIX Modernización de una trama histórica", aderezado con fotografías de la colección de Juan García Ferrer y editado por la Gerencia de Urbanismo en 1990, y que yo tengo en mi poder porque estaba en el sitio y momento preciso. Este libro junto con otras publicaciones de la Gerencia, han sido mucho tiempo mis libros de consulta, pues puedes hacer un recorrido por esa ciudad del siglo XIX, de una burguesía ociosa pero tremendamente especulativa.

Grabado de Wyngaerde 1567

Fue la época en las que se consideraba que las puertas y murallas de la ciudad, en lugar de buscarle solución, lo mejor era derribarlas. Así de esta manera su cuenta de resultados aumentaba considerablemente, a costa eso sí de destruir la historia reciente de esta ciudad. Y no tan reciente, las puertas de la ciudad se hicieron con la muralla de la misma, es decir con la propia fundación de la ciudad por Roma. por lo tanto por la parte más corta estamos hablando de dos mil años que se derribaron en el siglo XIX.

Puerta del Puente (Edward King Tenison 1851)

No sabemos las razones, pero de momento de la fiebre de la piqueta especulativa, se salvaron la Puerta del Puente, la de Almodóvar, la torre albarrana de la Malmuerta y la Puerta de Osario, aunque está cayó en 1905. No tendrían valor los aledaños. También se salvaron algunos paños de muralla desde la Puerta de Hierro hasta la de Almodóvar y desde ésta a los Mártires en la Huerta del Rey también la almohade del Marrubial. En realidad como cita el profesor López Ontiveros en su libro "Evolución urbana de Córdoba y los pueblos campiñeses", "como testimonio artístico arqueológico en algunos casos plenamente válido".

 Puerta del Puente, grabado T.Knesing 1880

(Ant. Palomares 1885) El Río, el puente, su Puerta

En su labor investigadora Cristina Martín, se sumergió en los archivos, concretamente en el Municipal y encontró varios proyectos de la segunda mitad del siglo XIX, que denuncian el estado ruinoso -se puede ver en las fotografías, pues es penoso- la Comisión de Monumentos y el arquitecto municipal. Nos vamos a quedar solamente en la Puerta del Puente. A petición de Pedro Nolasco, arquitecto municipal surge el primero de ellos en 1853, que se dirige al Alcalde García Cid, exponiendo el estado ruinoso y el revestimiento de una pared adyacente.

Puerta del Puente, Henry Lestrange 1897

Hay que tener en cuenta que, la puerta del puente fue durante casi dos mil años la salida hacia el sur de la ciudad. La ciudad tenía entrada de Castilla, por Puerta Nueva, San Pedro, Lineros, parada sexual en la mancebía, yantar en la zona del Potro, y salida, satisfecho y repuesto, bien a curarse el alma de los pecados de lujuria y gula, en la Santa María o continuar camino hacia el sur por el único puente que ha tenido la ciudad en las veinte décadas citadas. Isasa, rompiendo el maleficio de otra de esas obras de toda la vida, consiguió que el paso fuese por la Ronda del mismo nombre.

 Alrededor de 1900, interior de la plaza

Vista similar a la anterior

En mi juventud la N-4 pasó por el Puente romano, hasta la construcción del Puente Nuevo en los cincuenta del siglo XX y la avenida del Alcázar, que alivió los cimientos del primero. Bien que nos molestaban los camiones cuando estábamos en el cine Goya, y sus luces blanqueaban la pantalla cuando se proyectaba en ella la película,  mucho menos cuando sonaba "Maringá",  en los descansos  en los altavoces y te recomendaban ir al "Andibú" (Ambigú: voz francesa que significa bar en local público, pero mal pronunciado).  

¿Dónde irían las vacas?

Los borricos de la arena a alguna obra

Llega 1857 nuevamente el alcalde apela al pleno para que se reconociese el estado de la Puerta y se reparase por su inminente ruina, alegando "la única puerta que existe de algún mérito artístico". Pero nada, de nada de nada, 6 de agosto de 1861 se aprueba la proposición. Ahora el alcalde es D. Carlos Ramírez de Arellano y nuevamente solicita presupuesto al arquitecto, ya la prensa en 1864 toma partido:

Casilla del consumista

"Llamamos la atención del Sr. Alcalde hacia el estado en que se encuentra la puerta del Puente. Hace mucho que se intentaron hacer en ella algunas oportunas obras y después de derribada una parte importante se suspendieron los trabajos dejando desamparado el muro de la portada y luciendo las dos indignas covachas que la adorna por la parte interior. El mérito del edificio y la importancia que toda aquella parte de la población va a recibir con la grandiosa obra que se está llevando a cabo en el Seminario Conciliar exige una mirada de compasión, que no dudamos llevará a aquel lugar la reforma que años hace está esperando en balde" (Diario de Córdoba: 4 de septiembre de 1864. Gacetilla: "Peligro").

Parece que en 1916

En sesión del 18 de agosto del mismo año, se acordó que el citado arquitecto formara el presupuesto de los gastos necesarios para su reparación. Este fue presentado, antes de finalizar el mes, ascendiendo la reparación de la puerta a 1.900,90 reales, y a 1.970 reales la del tramo de muralla que corría contiguo a la puerta del Puente, hasta el edificio de San Pelagio.

Puerta Puente 1919 Peter Curman

R. Baena 1925

En una palabra, la Corporación municipal no tenía ningún interés en la reparación de puertas y murallas. Ante este estado de cosas D. Luis María Ramírez y de las Casas Deza, que era Vicepresidente de la Comisión Provincial de Monumentos Histórico Artísticos, y el cronista Maraver Alfaro, que era el secretario, manifestaron la necesidad de salvar la ruinosa puerta. Pero ya estamos en 1866. Aún no se había caído, la obra peloteo a las cortes de Felipe II, porque de la primitiva romana, poco quedaba.

El estado de pena, el puente algo peor que con la reforma de Cuenca

Cuando se quejaban los románticos de la suciedad 
de esa Córdoba no era por gusto

"La portada del puente de esta capital además de ser un bello ornato arquitectónico, es acaso la única que conserva algún recuerdo de la antigua grandeza de Córdoba... En consecuencia, esta Comisión suplica a V.S. se sirva excitar el celo de la Excma. Corporación municipal, a fin de que, no sólo se atienda a su conservación, sino también a la más ventajosa restauración de la misma" (AMC).

Trasiego de borricos (Léfrevre-Portalis 1892)

Hay otro grabado desde esta perspectiva de bajada a la Albolafia

Nuevo encargo al arquitecto municipal, pero sin resultado, lo que hace que nuevamente al Vicepresidente y Secretario que se dirijan de nuevo al consistorio: 

"Teniendo entendido que, sin embargo del acuerdo tomado hace tiempo por esa Excma. Corporación aún no se han pasado al arquitecto las órdenes convenientes para el estudio de las obras de restauración de la portada del puente y formación del presupuesto de las mismas, esta Comisión excita de nuevo el celo de V. S., suplicando se sirva disponer lo necesario, a fin de que no sufra retraso tan importante mejora: y que tan luego como estén evacuados dichos trabajos facultativos, lo someta V. S. al examen y aprovación (sic) de esta Comisión Provincial".

El consumista y la casa de bebidas

Aquí de obras en la futura parte final de la Ronda de Isasa

No había voluntad municipal, era evidente, que si se manifestaba cuando era para demoler alguna otra puerta o lienzo de muralla (ejemplo Puerta de Gallegos), o simplemente abrir calles (Duque de Fernán Núñez) para la especulación de los próceres, haciéndolos "hijos predilectos" incluso, cuando su pretensión era hacer más accesibles sus enormes solares para la segregación. Todo ello pagado con fondos municipales. Hubo como puede verse, "sandokanes", por focalizar en uno pero son muchos, y sin apodos, en todo tiempo, personas que utilizando las instituciones se enriquecían sobradamente.

Otra vista 

El suelo de canto rodado, no de "granito cortado industrialmente", 
como decían los puristas

D. Luis María Ramírez de las Casa Deza, al igual que otros muchos, los Ramírez de Arellano, Romero Barros y Romero de Torres, e incluso nuestro contemporáneo Castilla del Pino, se han preocupado de la protección del patrimonio. Y preocuparse no es criticar el suelo granítico del puente romano, por boca de ganso, o romper la llamada Casa de Cristal, porque no les gustaba que no tuviera arquitos, preocuparse es tratar de mantener ese patrimonio y que no se destruyera. El primero en sus Memorias decía:

Penúltima reparación, al fondo la cúpula de la capilla del Cardenal,
el suelo de precioso chino córdobes

"Yo celebré mucho esta reinstalación [de la Comisión Provincial de Monumentos] esperando contener el espíritu de destrucción de la época, pero al cabo de algún tiempo me convencí de que es muy poco lo que se puede hacer, porque sin embargo de que el reglamento da a la Comisión las facultades necesarias para que llene el fin de su institución, las autoridades y corporaciones, que suelen ser o constar de personas ignorantes, sin gusto y de malas ideas, se desentienden de las reclamaciones de la Comisión, y no tiene los medios necesarios para emprender cosa alguna".

Foto nocturna actual

Se manifiesta la impotencia de la Comisión de Monumentos o la de los que la movían. Luego se consiguió, ya en el siglo XX, el transformar la puerta -que en el dibujo de Wyngaerde de 1567 podemos ver-, en Arco de Triunfo, que pienso era el sentido ornamental de la fachada externa primitiva. Se duplicó la fachada hacia la explanada de la Puerta del Puente, se subieron de nivel las vías adyacentes, se cercó y se le hizo una escalera por el norte y otra por el sur. Después la maravillosa, para mí, reforma actual de Cuenca que ha revalorizado, espero que para muchos años el entorno, a pesar de las muchas críticas recibidas, que estarán volando eternamente en el éter, pero la reforma ahí queda.

Fotografías del autor y de diversos sitios de Internet
Bibliografía de "Córdoba en el siglo XIX Modernización de una trama histórica", de Cristina Martín López.