sábado, 16 de diciembre de 2017

POR EL PUENTE ROMANO DEL ARROYO DE PEDROCHES

El ojo central del puente

Hoy el paseo, en un intento de recuperarme de los malos ratos de la semana pasada, de eliminar los restos del venenoso paracetamol (antes era Okal) analgésico para el catarro (este año ha habido vacuna antigripal, claro no es gripe) y que en los próximos análisis de primero de año no figuren, a pesar de haberlo tratado con la acetilcisteina, su contraveneno, me he dado un paseo por la Campiñuela. Primero, inagotable el venero del puente de la autovía que vierte sus aguas en el Arroyo de Pedroches, que corre, lo que es una alegría. Agua que podría servir para el riego del Parque de Levante (¿?).

Ojos occidental y central

Subida al lomo de asno desde el noreste

Luego, puente del ferrocarril donde creo que Gabriel, mi hijo menor, se fracturó en esa aciaga semana citada la clavícula, con intervención quirúrgica posterior. Después porque el frío era intenso giré para el Molino de los Ciegos, no sin antes ver el cenotafio al recuerdo de un chico joven fallecido en accidente ahí mismo, en la cuerva y que sus amigos y familia no olvidan, como no podía ser de otra manera, pero la fecha, y aquí está el problema del tiempo es de hace nueve años. Corre que se las pela.

Tramo de losas del pretil hurtadas

Otra vista desde el noreste, al fondo las cocheras de Aucorsa

Molino de los Ciegos posiblemente con ocupas, no estoy seguro porque no me acerqué, y el reformado puente sobre el arroyo Pedroches, que fue romano, visigodo, árabe, y medieval, porque de esas civilizaciones tiene huellas, aunque la última es de 1995, hace 22 años. Pero la pena es que somos un país de miserables, bueno todos no, unos muchos, partiendo de la enseñanza que dan los ladrones de algunos gobernantes, y que toman al pie de la letra los de abajo.

Ojo occidental por el que pasaba buscando el depósito el Aqua Nova Domitiana 

Han hurtado unos diez metros de losas que remataban el pretil del puente, en su lado norte. Desaparecidas porque no están en el suelo del cauce, de donde no hubieran podido irse por sus grosor y peso correspondiente (Ojo, el hurto no es de ayer). Es verdad que siempre ha ocurrido a lo largo de la historia, la utilización de las piedras de las antiguas construcciones para construir otras: columnas de la Mezquita, San Jerónimo de Valparaíso, y muchos etcéteras, pero en el siglo XXI me parece una salvajada que un miserable se lleve unas losas, seguro para su propiedad del quiero y no puedo, ya que es lo habitual. 

Ojo oriental y parte del central y el arroyo corriendo

Ya se llevaron, pocos días después de su inauguración, un gran porte de cantos rodados que configuran su tablero, que en su parte alta sigue teniendo una enorme calva. Afortunadamente parece que el canto rodado no se lleva ahora, si no hubiera quedado terrizo. Por lo tanto la calva de cantos rodados no ha ido a más, pero el pretil ha quedado sin diez metros de losas. El puente queridos miserables, es un Bien de Interés Cultural, es patrimonio de nuestros hijos y nietos, lleva por la parte más corta dos mil años, por favor... Podían haberse llevado las traviesas viejas que ADIF abandonó en la entrada del túnel, hacia Fátima, debajo de sus vías (en sus terrenos eso sí) y así hubiera quedado limpio el entorno.

Vácie de traviesas viejas de ADIF

Dice un articulista de InfoLibre: "Ese es nuestro problema, carecemos de honestidad colectiva, de ahí la corrupción rampante y el silencio ciudadano. Un país que vota a corruptos tiene una avería en su sala de máquinas."

Algunas entradas del Blog sobre el entorno:


Fotografías del autor
Bibliografía del Blog y IAPH

6 comentarios :

Canario dijo...

Nada que añadir a esa valoración Paco, porque estoy totalmente de acuerdo contigo y con ese articulista que citas, pero ¿como está Gabriel?, no sabía lo del leñazo, espero que recupere bien y pronto, supongo que te refieres al puente que pasa sobre la vía del AVE cerca de la Campiñuela, antes de volver por el cenotafio que citas, no está asfaltado, supongo que se le iría de delante la bici, porque esa fractura de clavícula es la típica de esas caidas...

Un abrazo a los dos!

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias amigo Paco. Gabriel que es más colega tuyo que mío, en función del deporte claro está, bastante dolorido y con la dificultad añadida de que tienen un niño de un mes, Noah, y una niña de dos años, y las prácticas del funcionariado. Y de momento hasta la incorporación son unas diez semanas. Contando que todo vaya bien y eso esperamos. Efectivamente en ese puente me dijo, no sé el sitio exacto, pero me parece que bajando (camino sin asfaltar) para la otra carretera. Desplazamiento de la rueda delantera y salto por encima del manillar, y menos mal magullamiento general y una sola fractura, eso sí por un par de sitios. En fin gajes del deporte. Un fuerte abrazo.

Javier Romera dijo...

Coincido con Canario. Un camino muy transitado por mí cuando paso haciendo footing hacia el canal. Espero que tu hijo se recupere rápidamente. Efectivamente ese puente para las bicis es fatal. No sólo no está asfaltado (que al menos sería tierra) sino que son piedras y rocas lo que hay.

Paco Muñoz dijo...

Javier, muchas gracias por los deseos de recuperación. Efectivamente, hasta andando es molesto ese puente, más de una vez he pisado una piedra y perdido el equilibrio. Aprovecho para felicitarte por las extraordinarias fotografías que tienes publicadas, me han gustado muchísimo. Un abrazo

Lorras dijo...

Siempre se hace referencia al Puente los Diablos que sitúan, aproximadamente, a la espalda del santuario de la Fuensanta, ya desaparecido por las urbanizaciones. Sin embargo, en mi juventud y en el cruce de la actual calle Rubí con la calle Acera del Arroyo, justo delante del bar El Tarugo, existía, sobre el antiguo cauce del arroyo Pedroches, un puente de un solo arco rebajado,de duelas y que por entonces los pretiles laterales, si alguna vez los tuvo, no existían; ese puente le llamaban "puente de los Diablos. Como no estoy hablando del mismo puente citado al principio, pregunto ¿cómo se llamaba este otro y si lo tienen documentado?
Sólo sé que volví pasados los años y ya estaba urbanizado el polígono de El Granadal; ¿lo destruyeron o lo denterraron?. Ruego respuestas. Gracias

Paco Muñoz dijo...

Lorras, perdona la tardanza en contestarte, Vamos a ver el Puente de los Diablos no es el que tú dices, el del Bar Tarugo, se llamaba el Puente de Burriciegos, Rafael Gracia Boix tiene un trabajo sobre los puentes muy interesante. Te adjunto tres entradas del Blog, referidas: una a todos los puentes de arroyo de Pedroches (ahora ya no pasa por ahí porque desemboca en el de Rabanales) con una fotografía del de Burriciegos que lo cita Boix como califal. Luego otro trabajo sobre el de los Diablos, y una leyenda de Teodomiro Ramírez de Arellano. Y una ficción relativa a obligar hoy a tributar el Pedroches, nuestro segundo río, en el arroyo de Rabanales. Todos los puentes están enterrados y algunos destruidos cuando se entubó el arroyo que desembocaba entonces en el Molino de Martos, al que se le unían otros. Un abrazo.


http://notascordobesas.blogspot.com.es/2014/10/sobre-los-puentes-del-pedroches-en-su.html

http://notascordobesas.blogspot.com.es/2010/11/el-puente-de-los-diablos.html

http://notascordobesas.blogspot.com.es/2014/10/humillacion-del-arroyo-pedroche.html

Nota: si no arrancan copias las entradas y las llevas al navegador