lunes, 21 de mayo de 2018

SALESAS SANTO DOMINGO SL-A-92

Recorrido en Wikiloc

Miércoles 16 de mayo, inicié el camino frente de las Salesas, pasando el 52 de la Avd. S. José de Calasanz, el SL-A-92 de los senderos cordobeses, bajando al cauce del arroyo de la Palomera, dejando a la derecha el antiguo molino, luego todo el complejo de huerta cercada al lado del arroyo, margen derecho, la noria que ya no está, el pozo de noria y la gran alberca que dotaba de riego al huerto. Luego cruzas el arroyo de la Palomera para subir por lo que en algunos planos llaman Camino de Coches de Santo Domingo.

Foto 1.-Cruce Camino de Coches con el SL-A92 al mirador de S. José

Foto 2.- Sendero de Santo Domingo 

Buena temperatura, seminublado, temprano, cámara principal al cuello y teléfono con el Wikiloc midiendo el recorrido, y si era necesario que lo fur comprobando algunas especies vegetales. Hoy era un día previsto de muchas fotografías. Unos ciclistas que ya llevaba oyendo un buen rato, aparecieron escandalosos de una bifurcación del sendero dorsal de la Mesa de la Palomera, giraron a la derecha, para después hacerlo a la izquierda por la linde de La Viñuela Baja con Orive, donde está la puerta.

Foto 3.- Mirador de San José

Foto 4.-Cruce con el camino Viñuela Baja

Continué hasta el cruce del sendero de la Mesa citado con el Camino de Coches siguiendo la ida del SL-A-92. para seguir subiendo por el Mirador de S. José. Este punto según el rutómetro oficial es el Km.1,330 y la altitud de 225 m. En este lugar están los indicadores, camino a seguir buscando el puente del Arroyo de Santo Domingo, abajo por el margen derecho del arroyo y a la izquierda para el cortijo de Los Velascos.

Foto 5.- Cruce camino Viñuela Alta

Foto 6.- Pino singular desviación pinar

Cojo -como he comentado en el párrafo anterior- el sendero a la izquierda en el cruce hacia el Mirador de San José, el mirador es un asiento de obra, que está en el punto 1,600 Km. cota 258, desde cuyo lugar se ve gran parte del valle del Guadalquivir y la zona este de la ciudad. Disparé una serie de fotografías preciosas con el sol en el este subiendo. En la entrada referida al mirador trato de explicar el toponímico. El territorio es catastralmente hablando de la Palomera, que junto con Velascos es la mayoría del territorio andado.

Foto 7.- Glorieta Urbanización

Foto 8.- Calles de la Urbanización

Punto Km. 1,800, dejo a la izquierda el camino de bajada al ancho de la Viñuela Baja. Luego en el punto 2,3 Km dejo a la izquierda también, el camino a las ruinas de la Viñuela Alta. 2,400 Km, a la derecha el desvío al pinar que busca el Arroyo del Toconar que está en el 2,7 Km. cruce del arroyo con vestigios de las pasadas aguas pero seco. 2,900 Km a la izquierda el zarzal de la Fuente del Toconar  y su cortijo del mismo nombre Toconar Alto.

Foto 9.- Carretera de la Cantera de Orive

La glorieta de la urbanización en el 3,200 Km después de pasar el olivar en el llano, y el pinar de acceso a la Urbanización de Santo Domingo. Llegué hasta el cruce de calles que suben al Calvario. Observé que han instalado unas vallas de madera y una escalera. Ahí decidí bajar por un sendero bastante peligroso que desciende hasta la entrada de la cantera de Orive. son unos 60 m. de desnivel bastante peligroso en algunos lugares. Una vez en el sendero tuve que emplearme a fondo para aplicar la máxima prudencia a la bajada pues es muy complicada. Piedra suelta entre el pinar y viendo el desnivel exagerado porque se divisa el camino inferior.

Foto10.-Trocha del SL-A92 de abajo al superior

Llegué a la entrada de la cantera, las fotografías de la bajada espectaculares -al final se verán-, había algunos puntos muy bonitos, sobre todo de vistas de la cantera. Iba ojo avizor porque hay un zorro que habita la zona y se deja ver en algunas ocasiones. Me incorporé de nuevo en el Km. 4 al SL-A-92. Continué por el margen derecho del arroyo de Santo Domingo con algo de caudal. al fondo el cortijo de los Velascos precioso el enmarcado con el sol. Lo crucé a su margen izquierdo, para volverlo a hacer al derecho en el punto 4,500 Km del recorrido de Wikiloc, y abandonar nuevamente el SL-A-92. Un sendero muy bonito entre un pinar espeso, pero tenía que subir nuevamente.  

Foto 11.-Pino caído en la trocha

Foto en el punto 4,600 Km y pino caído en el 4,900 Km. 500 mts. más arriba enlazo nuevamente con el Sl-A-92 de subida a Santo Domingo, había completado un trozo circular al volver al punto del Sl-A92 superior, 300 mts. dirección sur y vuelvo a dejar el sendero señalizado y corto por una trocha al camino ancho de la Viñuela, estoy en el punto Km. 5,700, paso por el mojón de Orive, a pesar de que en el Catastro señalan el territorio como Viñuela.

Foto 12.-Cruce Camino Viñuela Baja

Llego a la puerta de la valla, que dejo cerrada con un palo por tener roto el cerrojo. cien metros más y me paro en el cruce del Camino de Carros o Coches, donde utilizó una roca cuadrada como mesa, al lado de la antigua puerta, para comer unas nueces e hidratarme un poco. Estoy de nuevo en el SL-A92, al que estado siéndole infiel en varias ocasiones. Ya quedaban 1.100 mts hasta el cruce de las Salesas y punto de partida. Nuevamente vadear el arroyo de la Palomera y llegar al punto de partida. 

Foto 13.-Nuevamente cruce camino de Coches SL-A92

La anécdota es que, cuando bajé a Córdoba a ver la hermosa exposición de José Luis García Pineda, y tratar de comprobar un problema de brillos en las fotografías, me di cuenta que la noche anterior le había quitado a la cámara la tarjeta, para recuperar unas fotos borradas por error y no se la había puesto, por lo que había estado haciendo fotos sin tarjeta. Como la avería de la gasolina. Lo curioso es que comprendí son cosas de la senectud y no me cabreé. Así que las fotos son las que hice para fijar puntos en Wikiloc.

Enlaces en el texto:

Fotos del autor
Bibliografia del Blog Notas Cordobesas y Senderos de Córdoba

sábado, 19 de mayo de 2018

POR EL ARROYO DE PEDROCHES Y BARRIONUEVO.

Ruta en wikiloc

El día del fuego lunes 14, decidí subir por el arroyo Pedroches, hasta la Fuente de los Mártires y cruce con el camino de Santo Domingo, para después continuar por este arroyo hasta la incorporación al mismo del Barrionuevo y todos sus afluentes, y seguir por este último. Así lo hice, durante el recorrido, amenizado primero por el cantarino sonido del agua generado por los escalones del Pedroches, no porque el caudal fuese el mismo de pasados días, y los agradables cantos de las aves. Lo primero bajar al arroyo de la Palomera y cruzarlo.

Presa antigua del arroyo de la Palomera

Cueva de la Trinidad

Fuente de la Trinidad

Obviaré lo mencionado muchas veces del prado donde campan los zumaques, los restos de puertas del cortijo de la Trinidad, en un intento, como la mayoría de propietarios, incluso de acotar el dominio hidráulico ante la pasividad de las administración propietaria. Al final se ha hecho camino al andar y el propietario parece abandonó la guerra. Así como también la gruta, afortunadamente limpia y la fuente que corre y que incluso no tiene el tubo de pvc para llevar el agua la otra orilla. A la derecha arriba el cortijo de Trece Pies y los ruidos de la nueva N-432, incluso se ve la bionda.

Sendero

Símbolos de prohibición por el suelo

Mas sendero

La temperatura es primaveral, soportable. Llegué al cruce donde una crecida del arroyo de Pedroches acabó con los tubos que hacían de puente para la carretera que venía y viene, de la cantera de Santo Domingo. Esta carretera fue construida para el paso de camiones y que estos, que trasportaban la piedra para la construcción de carreteras cercanas como por ejemplo la Nacional IV, no tuvieran que pasar por el centro de la ciudad bajando por el Calasancio.

Llegando a la Fuente de los Mártires

Pared sur del aprisco

Esquina este del aprisco

Nada más que cruzar el camino continua la senda por el margen izquierdo del Arroyo Pedroches, y nada más que entrar en ella, a la izquierda están los restos de lo que considero un aprisco, bastante sólido en sus muros, eso sí muy ocupados por la vegetación y colmatado el interior del recinto. Es un trayecto semillano, de abandonado olivar, donde se nota la presencia de marranos, por las escarbaduras e incluso en algunos lugares el olor. A la izquierda, pero en el margen derecho, tenemos un sendero muy empinado de ciclistas, que nos lleva a la casilla de Valero o de San Antonio (que tuvo connotaciones de comercio sexual), desde allí se llega a Los Velascos. 

Más paredes del aprisco

Y muro norte

A la derecha el Barranco de la Madre y la hija. Luego arriba a la derecha, en el margen izquierdo del arroyo, las ruinas de Orive Bajo, siempre impresionantes, con su aljibe o pozo en el patio y su molino, y el camino que baja a él desde las cabrerizas superiores. Vamos viendo, en muchas ocasiones, el sendero de la margen izquierda. Sigue el arroyo y poco más nos encontramos los soberbios eucaliptus que señalan la incorporación del Barrionuevo, siguiendo el Pedroches a la derecha. Es la quilla de ese enorme barco serrano que es la Mesta Blanca. Ahora el sendero discurre por la margen derecha del Arroyo Barrionuevo.

La bandera de la II República Española

Arriba las cornisas calizas de la Meseta Blanca, cuyo color es la que le da el nombre. Un poco antes, en el olivar, me encontré un capricho de la naturaleza, una amapola, una flor amarilla, y una violeta viborera, según un amigo porque yo pensé era otra. Eran los colores de la bandera de la II República Española y, aunque uno no es muy de banderas, ni nacionalismos, esos colores y lo que pudo ser nuestro país si la bota, oligarquía y el clero, no se alían con los fascistas, para dar el cruento golpe de estado que ennegreció el panorama durante cuarenta años, me hicieron sentir una sensación agradable, aunque solo sea por molestar a quienes nos roban y maltratan a diario y, "son mucho y muy".

El bonito sendero por el antiguo olivar

Unión del Barrionuevo al Pedroches

Subida oeste a la Meseta Blanca

Unos metros más adelante lo que me temía, el derrumbe del camino sigue, y considero peligroso cruzarlo, está escurridizo, recuerdo que una vez, hace bastantes años, yendo con Conchi, lo salvamos subiendo el cerro, que nos daba una cierta garantía el jaral. Incluso pensé picarlo para hacer un sendero más ancho y seguro. Debí haber bajado al arroyo y cruzar al otro lado, para después volver a cruzarlo y seguir. Por lo tanto la precaución me hizo desistir, además de que llevaba recorridos ya más de cuatro Km. y había que volver.

Cornisas oeste de la Meseta Blanca

Peligroso paso y escurridizo

Deslizamiento del terreno

Lo haré en otra ocasión y cuando vaya acompañado. De todas maneras no tendrá ya esplendor el salto del Barrionuevo cuando se le une La Ventilla y otros que este encauza de la zona de los Villares. La poza estará llena pero habrá poco salto de agua. Impresionan las cornisas de la Meseta desde ahí que se presentan en las alturas. Esa zona del arroyo es muy rocosa y espectacular, luego una vez que la cruzas se abre el valle del Barrionuevo, con las ruinas del hermoso cortijo, pero ahora entrecruzadas por los surcos destructivos de las motocicletas.

Retorno y un hermoso prado

Bosque en galería

 
Vado del Pedroches y subida al Maimón

Durante el retorno hice con un amigo ensayo de vídeo en directo, y funcionó bastante bien. La tecnología "hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad", como diría D. Hilarión. La vuelta siempre es aparentemente más corta, la ida es más misteriosa, por ir acumulando escenas, luego las recuperas y se acorta la película. En el suelo la bandera de la República, las ruinas de Orive, ahora a la izquierda, la Fuente de los Mártires, al fondo arriba Trece Pies, la fuente de la Trinidad, la cueva, la Trinidad, el prado de los zumaques y el Puente de Hierro.

LUGARES MENCIONADOS:

Fotos del autor
Bibliografía del Blog Notas Cordobesas

viernes, 18 de mayo de 2018

SOBRE LOS FUEGOS EN EL CAMPO Y LOS RESIDUOS QUE NO LIMPIAN LOS USUARIOS INDESEABLES.

Hoguera en todo su apogeo a las ocho de la mañana

La mañana del lunes pasado, 14 de mayo, bajaba por el camino que nos lleva al vado del arroyo de la Palomera debajo del puente de Hierro del ferrocarril en desuso de Almorchón. A mediados del camino se bifurca el camino y enfila directamente hacía el arroyo, donde estaba el puente de madera de Juan y su amigo. A la izquierda, entre la vegetación de un bosque de ailantos y parras silvestres, entre otras especies, hay una "cochera" de un 'okupa campero', cuya "parcela" está en el mismo bosque, en el margen derecho del arroyo. 

Lugar del perol

La candela como se veía desde el camino

Cuál no sería mi sorpresa que, el precioso prado entre los dos caminos estaba tapizado por residuos, botellas plásticos y papeles de un perol dominguero, pero no acababa de indignarme, cuando vi salir humo del lugar donde habían hecho la candela. Teniendo en cuenta que eran las ocho de la mañana, lo más normal es que los indeseables habían dejado la hoguera encendida desde la tarde anterior. Bajé a la misma y efectivamente era así, un grueso tronco se consumía por el fuego y debajo las brasas de otros. Busqué entre la porquería y encontré una garrafa de plástico, bajé al arroyo la llené y procedí a apagar la candela.

Una vez apagada

Otra vista

Hicieron falta dos garrafas más, en total tres, para apagar el enorme tronco y las brasas. Ya por lo menos no había problema alguno. Dije antes indeseables, porque en relación con el volumen de porquería esparcido por el prado, tenían que ser varios los susodichos/as. Y la pena es que no hubo ninguno/a que decidiera, teniendo el arroyo al lado, apagar el fuego. No pretendo que recogieran la porquería esparcida por el prado, que tampoco  hubiera venido mal, pero pensé, a lo mejor esta gente vive así, entre la mierda y eso no les preocupa, pero dejar una candela encendida es un verdadero crimen.

Y otra

Los residuos

Publiqué las fotos en una red social y hubo bastantes comentarios, algunos muy interesantes, por destacar uno de ellos, decía que los desaprensivos no son usuarios habituales de la sierra y los caminos, son elementos temporales, que desconocen que el campo se debe usar y dejar como lo hemos recibido, pero claro su colegio educativo serán las movidas y lo que llaman las "litronas", cuyos espacios urbanos quedan después del uso de estos "ciudadanos de la mierda" como un verdadero estercolero. Por eso creerán seguramente, que el campo lo limpia la empresa de limpieza municipal y el fuego lo apagan los bomberos. A la vuelta del paseo alguien había amontonado en el lugar de la hoguera toda la porquería.

Parte del comedor

Restos del bar

Por si no lo saben los incendios acarrean las siguientes sanciones penales: 

"Los incendios de monte o masa forestal se encuentran recogidos en el artículo 352, castigando a los que incendian montes o masas forestales con la pena de dos a cinco años y multa de doce a dieciocho meses. Asimismo, el artículo 358 del Código Penal contempla que el incendio se puede causar de forma imprudente, y será castigado con la pena inferior en grado a la respectivamente prevista para cada supuesto."
Y el T.S. dice: "que el comportamiento humano, criminalmente relevante, puede presentar dos aspectos diferentes: un hacer algo, conducta activa, denominada "acción", que también podemos llamar "comisión", y un no hacer lo debido, en principio considerado como conducta pasiva, denominada "omisión".

Montón de los residuos en la candela apagada

Otra vista de los residuos amontonados

Pero ningún criminal mira previamente el Código Penal, para saber lo que le caerá por la comisión de un delito. Dónde lamentablemente existe la pena de muerte, se sigue asesinando, sin que ello signifique un freno al crimen. Yo no soy ni partidario de la pena capital, ni me alegro de que nadie ingrese en prisión. Pienso que hay penas mucho más reparadoras, como pueden ser, la condena a que los fines de semana los dediquen a la limpieza de lo que ensucian sus colegas. Luego estaría la prevención, que siempre es mejor que curar. Si la policía, en las ciudades, la Línea Verde y en el campo la Guardia Civil Rural, tomara la filiación de los asistentes al evento -no hace falta que sean todos, pero sí un buen porcentaje-, para al día siguiente comprobar en el estado que quedó el lugar y la pena consistiera en la limpieza, a lo mejor íbamos educando peroleros miserables.



Fotos del autor
Bibliografía artículo de M.A. Peco Alcázar

jueves, 17 de mayo de 2018

MUSEO ARQUEOLÓGICO DE CABRA

Sala principal del Museo

Después de visitar el domingo 13, Carcabuey y su Castillo, y ahora sí, pararnos a degustar el lomo con patatas de "Los Pelaos", pusimos rumbo a visitar el Museo Arqueológico de Cabra. He de decir que la impresión que nos llevamos fue superior, un Museo Arqueológico de categoría, en una ubicación inmejorable. Un palacete, en la calle Martín Belda, de Cabra, de los primeros años del siglo XX, concretamente en 1921, fue construido para una familia burguesa, la de Martín Belda, varios años después se convirtió en la sede del Banco de España, que lo fue hasta 1978. En el 1980 se convirtió en la Casa de la Cultura, y en 1984 acogió la sede del Museo.

Pasillo lateral

Ánforas

Suelo del patio

Vitrina Edad de los Metales, La Beleña y Edad del Bronce

La inauguración oficial fue en el año de los fastos de 1992. En la planta baja está el Museo y en las superiores la biblioteca. Un precioso Patio de Columnas, que contiene 10 de mármol rosa veteado, y el nombre en el impluvium, a modo de como figuraba el de los evergetas en las obras civiles en tiempos del Imperio Romano. Una remodelación que sucedió en 2015, le añadió un espacio en el que se recrea un mitreo, dedicado al dios Mitra, muy conseguido en tamaño natural. Y otro que es una representación de una tumba orientalizante.

Restos procedentes de la cueva artifical de La Beleña

Cuchillos de silex

 Vitrina de restos del Cerro de la Merced

Restos romanos de Igabrum

Por otro lado y utilizando las nuevas tecnologías, en la sala de proyecciones podemos ver en tecnología 3D, un documental que hace un recorrido por las cuevas prehistóricas del entorno y sus pinturas rupestres. Hay que utilizar unas gafas que te facilitan en la recepción. Luego pudimos ver también un documental del interesante yacimiento del Cerro de la Merced. Este Museo es uno de los más antiguos de la provincia. Se creó en 1973, el 15 de enero, cuando apareció el Mitra de Cabra, cuyo original está en el Museo de Córdoba. Está dividido en secciones: Paleolítico, Neolítico, Edad de los Metales, cultura íbera, romana, visigoda, musulmana (andalusí), Edad Moderna y contemporánea.

 El Mitra

 Eros dormido

 Dionysos

Niño con liebre

Una exquisita atención, la entrega de unas gafas tridimensionales, para ver primero el documental en 3D, sobre las grutas de las cercanías y la pintura rupestre, y el recorrido circular de izquierda a derecha, empezando por la prehistoria y acabando en la edad moderna. Una bien cuidada planta museística, luego la visita al Mitreo, que te traslada a la época, o después a la tumba orientalizante, de hace 2600 años, la recreación toda en tamaño original. Útiles de trabajo de la edad de los metales, y sucesivamente avanzando en el tiempo.

Tumba orientalizante s.VII a.C.

 Mitreo

 Mitreo

Labrum s. VII d.C.

Por destacar, sin que ello reste importancia a otras piezas que también la tienen, casi todas procedentes de la Villa del Mitra: un Dionysos; un Eros dormido de mármol; el Niño con liebre, que fue propiedad durante un tiempo de aquél ministro franquista, Solís Ruiz, el que negoció la entrega del Sahara. y el "asuntillo" de los fosfatos. La escultura parece fue fuente por el orificio de la boca de la liebre. O la copia del Mitra, cuyo original está en el Museo Arqueológico de Córdoba; sin olvidar el triente, la moneda acuñada en oro, de época del rey Egica, o los hermosos mosaicos romanos incluyendo el monumental que está en el patio exterior, junto con otras piezas, que ocupa toda una fachada de varias plantas en vertical.

 Triente, moneda del rey Egica

Mosaico

 Motivo central mosaico Triunfo del Baco s.III d.C.

Mosaico Triunfo del Baco en el patio

Merece la pena visitar este coqueto Museo Arqueológico, con detenimiento, porque debemos dejar tiempo para, después ver otras cosas que esta ciudad permite ver. Nosotros recordamos hace muchos años, como cincuenta, cuando el viaje lo hacíamos en scooter, una Lambretta 125 cc, por esas carretera prefondos Comunidad Económica europea, e íbamos a ver la Fuente del Río o subir a los santuarios marianos del Picacho, o Lucena. No hay que olvidar elementos turísticos y culturales de esta bonita ciudad, que están relacionados en la Web de Turismo de su ayuntamiento. Por citar uno, El Barrio de la Villa.

Fotos y vídeos del autor (Un vídeo del Museo)
Bibliografía de la Web del Ayuntamiento y Wikipedia