viernes, 3 de agosto de 2018

SANTA MARÍA DE CUTECLARA

Plano de Monasterios Mozárabes de Córdoba

En el año 1909, D. Manuel Gutiérrez de los Ríos y Pareja-Obregón, Marqués de las Escalonias, escribió un artículo que se publicó en el Diario Córdoba, que se llamaba "Fundaciones Monásticas en la Sierra de Córdoba". Este trabajo trata sobre la multitud de monasterios que existían en el territorio, de los cuales muchos solo se sabe su nombre, ya que no se han conseguido pruebas del lugar donde se suponen estuvieron ubicados. Uno de ellos es el de Santa María de Cuteclara.

"En tiempos de los godos existió una aldea de este nombre al occidente de Córdoba, y muy cerca de ella, en lo que posteriormente fue el Palacio de Medina Azahara, estaba enclavado este Monasterio, según el sabio historiador, el Doctor y Mártir San Eulogio, a quien tanto admiraba el Cardenal Baronio, que no sabiendo que decir en su elogio, pronunció aquellas célebres frases que la historia nos ha trasmitido: "que parecía que aquel escritor había mojado su pluma en el tintero del Espíritu-Santo", de cuya opinión es también el Padre Martín de Roa.

Vista aérea de Peña Melaria y ¿Cuteclara?

Otros autores, entre ellos Ambrosio de Morales, discrepan de esta opinión y suponen que este fue el mismo convento que al efectuar la conquista de esta ciudad llamaron de Santa María de las Huertas, por las muchas que le rodeaban, y que se halaba en el arrabal que llevaba el nombre de Cuteclara, Monasterio que posteriormente se conoció con el nombre de la Victoria, por la orden a que pertenecía la comunidad que lo ocupaba, y el cual hoy ya no existe, por haber sido demolido en totalidad para el ensanche del real donde se celebra la feria de Ntra. Sra. de la Salud.

Fundan su opinión en que estas variaciones de nombre se debieron únicamente a lo anteriormente expuesto, esto es, el primero al del arrabal en que existía, el segundo al de su proximidad a las huertas, y el tercero a los que entonces eran sus moradores, de la orden de Misioneros de San Francisco de Paula; en que en la antigua iglesia se notaban restos de la arquitectura goda, y en que todos aquellos contornos  existían vestigios de población antiquísima, así como en que, rompiendo unas paredes para la ampliación del refectorio, se hallaron un torno de monjas, y, posteriormente, parte del coro de las mismas porque este convento pertenecía a mujeres, del cual se sabe fue Abadesa Santa Artemisa.

Dibujo de Julio Romero de la Virgen de Cuteclara

Don Bartolomé Sánchez de Feria da serias razones, que a mi entender convencen, para probar que no fue este el Convento de Cuteclara de que se trata en la historia, sino otro que debió existir en el sitio designado por San Eulogio, gran historiador y conocedor de todos aquellos lugares.

La historia dice que no estaba al Occidente de Córdoba, sino al Norte; que Cuteclara no formaba parte de los arrabales de esta ciudad, sino que estaba fuera de ella si bien a no larga distancia, a tres o cuatro millas, pues si hubiera estado donde luego existió la Victoria no hubiera dicho el Santo que se hallaba a corta distancia, sino en la misma población, como lo hace cuando habla de otras iglesias de las que aquí existieron, y por ello dice que estaba situado en una aldea, y no hubiera hecho tal afirmación de haber existido en un arrabal de este nombre en Córdoba, afirma el mismo autor Sánchez de Feria que el Convento que existió en la Victoria fue el antiquísimo de San Cipriano, del que dice el mismo San Eulogio que en 17 de septiembre de 853, cuando la terrible persecución del feroz Mahomad contra los cristianos, salió la Virgen Santa Columba a recibir la corona del martirio.

Monasterio de la Victoria o de las Huertas en el grabado de Guesdon

Además, en la época goda no guardaban clausura las monjas, puesto que esto data solo desde el tiempo de Bonifacio VIII; y, por último, afirma que todas las señas marcadas por San Eulogio coinciden con las de lo que hoy es Córdoba la Vieja, donde se han hallado multitud de ruinas, no sólo del tiempo árabe, sino de arquitectura gótica, entre ellas restos de templos, y aduce infinidad de razones para probar plenamente que Cuteclara existió en aquel sitio y no en ningún otro lugar, por lo que recomiendo yo a mis lectores que quieran mayor suma de datos que acudan y consulten su obra "Palestra Sagrada", tomo 2º, página 68.

Cuteclara es palabra latina, compuesta de Cutis-claro, nombre que quizá dieran al Monasterio por la hermosa perspectiva que des allí se disfruta y lo diáfano de la atmósfera, generalmente.

En nuestra Santa Iglesia Catedral, y en el cuarto donde se custodian y guardan su alhajas, existe una escultura de piedra de Nuestra Señora que lleva el nombre de Cuteclara, por proceder de aquel antiquísimo Monasterio, y que el Cabildo Catedral tiene en tal estima que no nunca ha querido cederla a la Comisión de Monumentos, por más gestiones que para conseguirlo ha practicado."

Dibujo del Monasterio de la Victoria (autor)

Cordobapedia dice:

"Santa María de Cuteclara, al parecer, existía desde antiguo con esa advocación, probablemente desde antes de la invasión musulmana y era un monasterio de los llamados dúplices. Es decir, albergaba una comunidad masculina y otra femenina en el mismo cenobio, siendo la femenina, según algunos estudios, predominante en este caso. Existían, por tanto, un abad y una abadesa al mismo tiempo, y de varios de ellos conocemos sus nombres, como por ejemplo de Frugelo, Pedro de Écija y Artemia. Aurea, María, Columba fueron monjas de Cuteclara, y tanto ellas como los abades mencionados son considerados santos mártires por la Iglesia Católica, al ser ejecutados a mediados del siglo IX, por su pública y deliberada ofensa al Islam. No se tiene claro cuándo desapareció el monasterio. Sánchez de Feria rechaza los datos sobre la vida de Santa Laura, que habría sido abadesa hasta su ejecución en 864, y supone, en su Yermo de Córdoba, que los monjes y monjas de Cuteclara, o sus vecinos de San Salvador de Peña Melaria, habrían refundado el monasterio de Samos, en Lugo, que fue entregado en 862 a un abad cordobés llamado Ofilón, acompañado por el presbítero Vicente y la monja María. De hecho, Samos también fue en aquella época un monasterio dúplice."

Ruinas supuesta Cuteclara artículo de Castejón

Sin retroceder a tiempos en que Córdoba estaba ya poblada, y son muchos cientos de años quizás miles, sabemos que los romanos oficialmente fundan la ciudad en el 169 a.C., la ocupan los visigodos en el 412 d.C. y los árabes los expulsan en el 711 d.C., pasando a manos cristianas en el 1235 d.C. y hasta la fecha. Por lo que la existencia del Monasterio que nos ocupa se supone fue entre el 412 y el 711, es decir haría 1450 años aprox. Buscando una fecha intermedia.

Plano situación ruinas

Rafael Castejón escribió un artículo llamado "Excavaciones en Monasterios mozárabes de la sierra de Córdoba" que dice:.

"El monasterio de Cuteclara, en terrenos de la Casilla del Aire, al pago de la Albaida, no muestra, entre los abundantísimos vestigios de habitación, explotaciones de minas de cobre y canteras, calzadas romanas de nueve pies de anchura, y otros de aquellos parajes, no muestra, digo, resto alguno. Llegamos a la conclusión provisional de que debió estar en el lugar que ocupa la casa huerta de aquella finca, con abundantisimo manantial y hermosa alberca, por lo cual ha experimentado tantas transformaciones en las sucesivas épocas, que de él no ha llegado nada a nuestros días."

En los terrenos que cita el Sr. Castejón, está la casa matriz de la Casilla del Aire, la huerta, con su era y alberca romana, y unas ruinas en una loma más al oeste. Si vemos el mapa de los Monasterios Mozárabes podemos precisar que la posición es muy cercana. Pero nadie afirma nada porque en realidad no se ha excavado nada que garantice o se aproxime a ello para afirmarlo. Por lo tanto y en conclusión, lo único que nos aclara el primer artículo del Marqués de las Escalonias, es la discordancia de Ambrosio de Morales y Sánchez de Feria, con la ubicación del Monasterio que cita San Eulogio, justificando Don Bartolomé, que no estaba ubicada el citado Monasterio de Santa María de Cuteclara, en aquel que se llamó de la Victoria y antes Santa María de las Huertas, como apuntaba D. Ambrosio. Por lo que debemos de dejarlo ahí hasta que algún erudito lo confirme.

Enlaces citados:

2 comentarios :

ABEL ANAN dijo...

Amigo y maestro llevo como sabes mucho tiempo también indagando sobre los Monasterios de nuestra sierra y después de leer tu interesante artículo quiero decirte que discrepo de que se trate de Peña Melaría, visite la ubicación que describe el marqués y la verdad no veo coincidencia entre Peña Melaría y Cuteclara...pero como siempre haces muy buenas aportaciones para esclarecer tantos misterios que guarda ese tesoro natural que es nuestra amada Sierra...

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Abel Anan. No entiendo muy bien lo que quieres decir. Castejón la sitúa por los terrenos de la Casilla del Aire, pero no tiene que ver con Peña Melaria. Los otros autores más al oeste en lo que llaman Córdoba la Vieja, aún no existían excavaciones en Medina Azahara. Si ves el planos de los monasterios, La Huerta de las Ventanas o Peña Melaria está en línea con la ubicación de Cuteclara. Y la foto aérea es para confirmar la posición del plano. Peña Melaria está clara, lo que pasa es que hablan de la gruta o abrigo y las ruinas están arriba en la meseta, además de una torre entre la maleza. Pero eso en otra entrada. Un abrazo