lunes, 10 de septiembre de 2018

EXPOSICIÓN "PICASSO, EL VIAJE DEL GUERNICA"

Portada del folleto

Una exposición sobre el cuadro "Guernica" de Picasso nos recibe desde hace unos días, el 6 del corriente mes de septiembre y hasta el 3 de octubre,  en el Paseo de la Victoria, al lado del Kiosko de la Música, dentro de las exposiciones de la Fundación Bancaria "La Caixa", y en estas tierras, asociada a la Fundación Cajasol, con la colaboración del Ayuntamiento de Córdoba, y como no, el Centro de Arte Reina Sofia.

Guernica (Foto ficha Reina Sofia)



Pensaba que estaba ya abierto pero llegué momentos antes de la inauguración y, como me gustan cada vez menos los actos protocolarios, saludé a diversos amigos de los medios de comunicación locales y me marché. Al día siguiente coincidí con José Antonio Gómez (Goval), en la espera de la apertura y teóricamente juntos asistimos a la primera visita guiada.




La guía, una simpática señora, Rosa, creo que de Despeñaperros para arriba, nos llevó por el intenso recorrido de la obra del malagueño Pablo Ruiz Picasso, "Guernica", con bastante habilidad. Preguntaba, con un método didáctico que pulsaba en los asistentes, diversas cuestiones de la historia, para saber de los conocimientos de estos sobre la misma y  a su vez desarrollaba su guión. Conocí, a pesar de lo mucho leído, una versión nueva de las cosas alrededor del cuadro y su confección.




La duda de si cobró o no, el pintor, en concepto de gastos el cuadro, que aún a pesar de una carta en la que se hablaba de 150.000 francos, no se sabe a ciencia cierta si percibió esa cantidad Picasso. Se hablaba que esa cifra era el 15% de lo que costó la implantación del pabellón de la II República española en la Exposición Universal de 1937 en París. Nos comentó que el pintor decidió el lugar de emplazamiento de su obra dentro del pabellón expositor español.




Que tardó unas cinco semanas en realizarla y que la inspiración le vino por las noticias de prensa sobre el criminal bombardeo de la Legión Cóndor, de la ciudad vasca de Guernica, a la que utilizaron como campo de pruebas de la futura guerra. Bien es verdad que otros historiadores, sin desmerecer el impacto de la obra, como denuncia de los horrores de la guerra, estiman que no tuvo nada que ver en ello. Incidió en la simbología de los diferentes motivos del conjunto, pero mi conclusión es que sólo el artista sabe lo que quiso decir.





La mayoría de las veces pienso que tampoco, por ser las musas muy caprichosas y juguetona la inspiración. Pero tampoco tiene mucha importancia el hecho concreto, sino el objetivo que se pretendía con esa creación y que no era otro que conseguir, de una parte del mundo, la idealista y la romántica, la de la defensa de las libertades, la ayuda a la abandonada y joven democracia, de la II República Española en su lucha abierta contra el fascismo. 




El abandono de las democracias occidentales, especialmente Francia e Inglaterra, para no molestar a la bota nazi, simbolizada por Adolf Hitler, fue evidente, y ya se vio lo que los analistas más certeros preconizaban, a pesar del mucho mimo y permisividad, el criminal fascismo tenía prevista la segunda gran guerra. Solo la Unión soviética de Stalin y previo pago en oro -la moneda republicana no la querían-, ayudó con material de guerra a la II República, pero se acabó el oro y se acabó la ayuda. 




Después, otra vez las democracias occidentales y otra de allende los mares, abandonaron a más de la mitad del pueblo español y decidieron dejar aquí un criminal, aún a sabiendas de que dejaban el fascismo, para evitar -eso pensaban-, que España se trasformara en una sucursal de la Unión Soviética. Y de aquellos polvos estos lodos, y a las pruebas me remito; una transición a la democracia falsa, condicionada, nos llevó a una democracia incompleta y vigilada, por las fortunas fruto de los expolios o botín de guerra.



Pero el Guernica, y su halo de romántico exilio, sin haber estado nunca en España, al igual que su creador director honorario del Museo del Prado, sin haber ejercido nunca el cargo, y sin haber estado en España durante la guerra incivil, inició su mítico periplo de la mano del idealismo, publicitando los horrores de una guerra y anunciando lo que se avecina con el fascismo internacional, por todo el mundo. Cosa que se cumplió pues el ensayo de técnicas, armamento y sobre todo la aviación sucedió en el campo de pruebas de nuestro país.




El recorrido del cuadro por el mundo fue: Paris, Oslo, Copenhague, Estocolmo, Paris, Londres, Manchester, Londres y de nuevo París en 1937/38; Nueva York, Los Ángeles, san Francisco y Chicago, en 1939; Nueva York, Chicago, S. Luis, San Francisco, Cincinnati, Cleveland, Nueva Orleans, Minneapolis, Pittsburg, Columbus, Cambridge, y Nueva York durante los años 1939/42; Milán Sao Paulo en 1953; Nueva York, Paris, Múnich, Hamburgo, Bruselas, Ámsterdam, y Estocolmo durante los años 1955/56; Nueva York, Chicago Filadelfia y Nueva York en 1957/58; y 23 años después en 1981 recaló en España en el Casón del Buen Retiro, 



y se expuso como estaba el brazo incorrupto de Santa Teresa en la mesilla de noche de quien sabéis, en una urna, y para no perder el carácter Berlanguiano de este país, custodiado por un tricornio con metralleta. Una fotografía lo atestigua, y yo personalmente, que lo visité en esa fechas, lo pude comprobar. Luego lo vimos en el Reina Sofía, y ya era mucho más libre. Aparentemente se cumplió el deseo del artista de que volviera a España cuando hubiera desaparecido el fascismo, pero creo que el artista y es una duda personal, debió decir cuando en España se restituyera la República.



Son muchas lagunas históricas que de seguro habrán investigado, pero que a nosotros nos llega lo que el poder quiere que nos llegue. De todas formas el conjunto de la muestra es muy interesante en cuantos a datos, documentos fotografías y vídeos, que nos llevan a un momento de la historia determinado para que, aquel que le interese, pueda ampliar conocimientos alrededor de ese tiempo histórico inacabado para muchos cientos de miles de españoles que aún tienen sus familiares perdidos, tirados como perros en las cunetas, a los que se niega el pan y la sal. Y que hacen que compitamos con países como Camboya, en cuanto a desaparecidos asesinados por el Estado. 



Nos recuerda el cuadro, la solidaridad de los demócratas de verdad, europeos, americanos y de todo el mundo, que colaboraron económicamente con un gobierno legítimo, e incluso muchos dieron su vida tratando de impedir la implantación en los genes de muchos españoles, el gen del fascismo, difícil de erradicar, por lo menos en este país. Y el objetivo, sea cual sea el sentido de la inspiración, se inspirara o no en Guernica, fue sin duda, la denuncia de los horrores de una ideología que manchó de sangre inocente este país y que, ochenta años después los "demócratas" actuales, aún no han sido capaces de limpiar adecuadamente. Mientras esa reparación no suceda, habrá que pintar miles de guernicas, uno por cada española asesinado.


El Guernica en el murallón de la Ribera.

Una cosa, hay una referencia a las denuncias contra la guerra, con copias realizadas en diversos países, que podemos ver en fotografías, pero a la organización -desde luego no puede estar en todo- no conoce que en el murallón de la Ribera, con motivo de la denuncia sobre el asunto de la Otan, quiero recordar, en un canto por la paz, un grupo de cordobeses pintó un enorme mural del Guernica que, durante muchos años fue el horizonte visual al paso por el Paseo de la Ribera. Yo les he facilitado dos fotografías de las que desconozco el autor que circulan por Internet, para que si lo estiman hagan referencia cuando menos en las visitas guiadas, a modo de cuando el payaso del circo domiciliaba la geografía de sus chistes en, este caso Córdoba y eso familiarizaba el relato.

DATOS ÚTILES DE LA EXPOSICIÓN (Del folleto)

"Del 6 de septiembre al 3 de octubre de 2018, instalada en el paseo de la Victoria Córdoba

Horarios de visita
De lunes a viernes, de 12.30 a 14 h y de 17 a 21 h Sábados, domingos y festivos, de 11 a 14 h y de 17 a 21 h

Visitas guiadas para el público general
De lunes a viernes, a las 19 h
Sábados, domingos y festivos, a las 12 h y a las 19 h

Visitas para grupos escolares y otros colectivos
De lunes a viernes, de 9.30 a 13.30 h y de 15 a 17 h, con cita previa llamando al 900 80 11 37

Servicio de Información de la Obra Social "la Caixa" De lunes a domingo, de 9 a 20 h, Tel. 902 22 30 40 www.obrasociallacaixa.org
Más información www.fundacioncajasol.com, AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA, MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA"

NOTAS DE PRENSA:



Fotos de la exposición del autor, otras de Internet y ficha del Reina Sofía

6 comentarios :

Anónimo dijo...

Las democracias occidentales no intervinieron por temor a irritar a los partidos fascistas que cada cual tenía en su país y que podían crearles graves problemas internos. En la década de los 30 el fascismo al igual que el marxismo no eran patrimonio de uno o dos países, en las democracias había potentes partidos deseosos de importar el método alemán de obtener todo el poder. Recordemos las veladas de dirigentes nazis en Gran Bretaña invitados por aristócratas locales, o los de batallones de franceses, belgas o finlandeses que se alistaron en el ejército hitleriano.

Paco Muñoz dijo...

Comienzo diciendo que los comentarios sin nombre, aún a pesar de reconocer que el sistema pone anónimo para facilitar la publicación sin correo electrónico, no impide que el comentarista, ponga una referencia a su nombre. Como la protección lo es, contra los comentarios soeces, y ofensivos, y en este caso es una opinión, por ea razón lo publico. Efectivamente no se quería irritar a esos partidos fascistas. Y está muy clara la simpatía independiente de no querer irritar, que muchos sentían por ese nuevo movimiento mundial. Saludos.

Unknown dijo...

Hoy he estado con mi alumnado del IES Averroes, y la guía ha aludido al Guernica del murallón, y después hablando con ella me ha dicho que tenía algunas fotos, que son las tuyas obviamente. Salud

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Miguel Ángel, no son mías precisamente, desconozco el autor de las fotografías. Un fuerte abrazo

Unknown dijo...

La exposición debería empezar antes de la hora que abre. Y mas puntualidad a la hora de abrir. Hoy estado y a menos 20 seguía cerrada. Hay que facilitar a la gente de fuera de Pamplona su visita
Otra vez la veré ver.

Paco Muñoz dijo...

Entiendo desconocido, que te refieres a que está la exposición instalada en Pamplona. Bien pues debían ser más formales. Saludos.