viernes, 16 de agosto de 2019

LOS ANCESTROS

Ficha matrimonial parroquia de Santa Marina

El día 28 de agosto de 1854, hace la friolera de 165 años, Juan Carreras Enríquez y Josefa Vellerin Obrero (luego en distintos documentos la V del apellido Vellerin cambia por la B), de 23 y 25 años respectivamente, ambos naturales de Córdoba, contraen matrimonio en la iglesia de Santa Marina. Fijan su domicilio en Costanillas 10. En la ficha le ponen a Juan de profesión 'el campo', a Josefa no le ponen profesión, es más no figura en la ficha matrimonial casilla profesión para la mujer. Juan Carreras y Rafaela Enríquez, son los padres de Juan, José Vellerin y María Obrero los de Josefa. Los desposados son mis tatarabuelos, los cuatro restantes mis tastatarabuelos. Cuando te retrotraes a los ancestros llega un momento que es complicado nombrar el parentesco.

Costanillas 10

Jurado Aguilar 7

Hace unos días quise buscar y fotografiar las casas donde vivieron. Recorrí los lugares por donde supuse anduvieron, con la cautela de que muchas casas han sido derribadas y construidas otras más modernas, y posiblemente hayan cambiado las numeraciones de las calles. Solo una en la calle Empedrada 10, me resultó la más antigua. Los censos de diversos años nos permiten comprobar la movilidad familiar que había. Hay que reconocer que como tenían lo puesto una mudanza no era complicada. La mayoría de los domicilios, salvo Jurado Aguilar, forman parte de la zona de Costanillas y Piedra Escrita.

Empedrada 10 

Empedrada 2

Tienen cinco hijos, cuatro hembras y un varón. Carmen que nace en 1855, un año después de la boda en la calle Jurado Aguilar 7, Luis en 1857, en la calle Costanillas 10, la primera casa donde vivió el matrimonio, Antonia en 1859, mi bisabuela, cuya calle de nacimiento es del barrio pero no se puede determinar su nombre, María en 1861, en la calle Empedrada 2, y Encarnación en 1863, en Empedrada 10. Como puede observarse cada hijo nació en una calle distinta. Luego muchos años después me encuentro a Juan Carreras domiciliado en Plaza de Colón, asilado en el convento de la Merced, donde acaba sus días. Todos pertenecen a la parroquia de Santa Marina en las cuestiones religiosas.

Ficha de Bautismo Parroquia de Santa Marina Antonia Carreras

Antonia Carreras Bellerín (aquí está cambiado la uve de su segundo apellido por la be), mi bisabuela, se va a vivir a la calle Fernando Lara 1, y allí tiene sus primeros cuatro hijos: Rafael (mi abuelo materno), José, Manuel y Antonio, a los que pone sus apellidos, luego contrae matrimonio con Francisco Roldán Sigüenza, y tiene tres hijos más Carmen, Concha y Antonio. La incógnita es si los cuatro primeros son también de Francisco, estimando que no se casaran hasta el quinto, son de otra pareja o cada uno de un padre distinto. Eso no lo dicen los censos. 

Fernando de Lara, el número 1 era la casa de los locos.

Antonia Carreras Bellerín muere un día después de la proclamación de la II República Española, el 15 de abril de 1931, con 71 años, en la calle Carbonell y Morand, y es sepultada en el cementerio de la Salud y luego, años después, en la fosa común al no renovar la sepultura sus hijos. Llamativo el periplo domiciliario familiar, que sigue con la emancipación de mi abuelo Rafael Carreras, que sale de Fernando de Lara 1, para casarse con Antonia Jurado, viven en Simancas 4, luego en Muro, 14, después en Especieros 47, para saltar a la Judería; Medina y Corella, 4 y después Cardenal Herrero 32, donde fallece en 1950 con 70 años.

Fotografías del autor
Bibliografía de los censos

6 comentarios :

RECOMENZAR dijo...

que bueno encontrarte después de tanto tiempo

¿qué es de tu vida tus sueños?
Se te han realizado?
La magia del internet se ha presentado

Bubo dijo...

Creo que yo no paso de los tatarabuelos y la verdad... tampoco apetece mucho saber como han sido sus vidas. Algunas muy duras, otros... a otros les hubiese venido bien dos hostias pero... ¡Aquí estamos!

Por cierto el otro día me acordé de usted. Hacía años que no subía a las Ermitas.

Paco Muñoz dijo...

Igualmente, muchas gracias. Sueños hay cada vez menos, pero la esperanza nunca se pierde. Saludos.

Paco Muñoz dijo...

La verdad es que es complejo escarbar en la vida de los demás, y más desde otra perspectiva ciento y pico de años después. Un saludo

Unknown dijo...

Cordobés, cordobés de pura cepa. Sigues indagando en tus raíces y encontramos a tus ancestros paseando por la ciudad con Averroes o Mahimónides,vete tú a saber. Me encanta.

Paco Muñoz dijo...

Ya mismo, porque a poco que mires llegas a esas fechas. Muchas gracias