domingo, 4 de agosto de 2019

UNA REPARACIÓN NECESARIA DE LA CO-3314

La reparación (Foto de Pepe Ramírez)

Por problemas de salud yo no he podido ir hoy, pero mi amigo Pepe Ramírez habitual de visitar Las Ermitas, me ha enviado unas fotos de la reparación del deslizamiento de la carretera CO-3314, en el km 11,5 aproximadamente, desde la de Palma del Río al Lagar de la Cruz. El 20 de diciembre de 1882, D. José Santiago y Ortiz, ayudante de Carreteras provinciales y caminos vecinales, firmó el proyecto de la construcción de esa carretera que dejó entonces de llamarse Camino de los Lagares para llamarse Carretera de las Ermitas, me imagino que para que las visitas reales fuesen más fáciles, o para lo que sea.

Desde otro ángulo (Foto Pepe Ramírez)

Desde la primera cruz del Vía Crucis primitivo hasta la Fuente de las Ermitas, publico parte del proyecto que cita el lugar que hoy, 137 años después se repara por deslizamiento de la misma. Podemos ver en el mapa del proyecto como se llama a lo que la gente, modificadora por sistema de los topónimos, llaman Cuesta de los Pobres, en un alarde turístico de quien ayer puso los carteles. La llaman los técnicos en el plano del proyecto CUESTA DEL REVENTÓN, con mayúsculas, de lo que no hay duda. 

Vista desde el tramo de las Ermitas (Foto Pepe Ramírez)

Reitero Carretera de las Ermitas, antes Camino de Los Lagares, expoliado en parte pasado el monolito de Piquín por el propietario de esa finca, y luego por nuestra Sra. del Rosario y la Alamiriya, para buscar el Lagar del Bañuelo. La Trocha se ha llamado siempre Cuesta del Reventón, que enlazaba el Camino de los Lagares con la Fuente de las Ermitas, y a partir de ahí era el Camino del Bejarano. Así que todos los carteles están erróneamente diseñados. Y el obcecado fraile que lo mantiene también está equivocado, pero no está uno para discutir con frailes.

Trazado del tramo de las Ermitas y abajo Cuesta del Reventón

A lo que vamos, la carretera se diseñó para acceder al Desierto de Belén más cómodamente, en carro o automóvil y luego en 1926 o alrededores, se enlazó con la de Villaviciosa en el Lagar de la Cruz, con motivo de la inauguración del Monumento al Sagrado Corazón de Jesús. Se puede ver en una fotografía como estaba recién terminada, en la curva de la fuente. A la izquierda se ve el Camino del Bejarano. De esta carretera quedan unos poyetes de quitamiedos, y el puente sobre el Valdegrajas en la curva, sin olvidar a la centenaria fuente.

La curva, puente del Valdegrajas y la Fuente

Pues hace unos meses la carretera cedió y se deslizó el firme por la vertiente de Valdegrajas, y algunos de esos blancos y significativos “quitamiedos” que se divisan desde cualquier parte de Córdoba, y ahora te lo avisan en el Cruce de Trassierra con un cartel que te dice que está cortada, mientras duren las obras, en el Km. 11,500. Tengo la impresión, eso sí desde una óptica de lego absoluto, que no es la obra que necesita esa carretera, que está cuarteada por otros sitios, y eso que no llueve. Pero seguro que será la opción presupuestaría de parche más lógica. Sabe más el loco en su casa que el cuerdo criticón en la ajena.



Hoja del expediente, firma del responsable y carretera y detalle

El “chapuz” me permite recordar a quien lo quiera asumir -aunque en el fondo me da lo mismo-, que lo de la Cuesta de los Pobres es un reclamo turístico, que se ha llamado siempre la Trocha o Cuesta del Reventón, y lo que llaman ahora Cuesta del Reventón se llamó de siempre Camino de los Lagares (con las anexiones ilegales por parte de las fincas citadas), y en 1882 se llamó Carretera de la Ermitas, ya que era el único camino transitable, entonces, con vehículos hasta el Desierto de Belén desde Córdoba. Deseo que el arreglo de la carretera CO-3314 en el punto kilométrico 11,500 de para unos pocos años más, que se sumen a los 137 que lleva de vida asfáltica.

UN AÑADIDO

Lo que parecía un chapuz, y puede que lo sea por motivos presupuestarios, lleva camino de ser una obra de más enjundia, esperemos que cuando esté finalizada aguante lo necesario.




Diversas instantáneas de la obra 10-8-19

Fotografías de Pepe Ramírez, y otros autores no conocidos
Bibliografía del Expediente de la carretera que me lo facilitó Manuel Trujillo de A Desalambrar

4 comentarios :

car res dijo...

La Cuesta del Reventón,nunca fue una carretera,fue(no se ahora)eso una cuesta de tierra,cuyo último tramo hasta la fuente,era muy empinado,así que cuando las personas ya mayorcitas la subían,descansaban, ponían los brazos en jarra y decían-por eso la llaman del reventón,porque
ya estoy reventá-.Bueno hay que decir,que en aquellos años de los cincuenta y sesenta,el senderismo no era lo fuerte de los cordobeses/as.El camino desde el Cañito hasta el comienzo de la cuesta,era relativamente cómodo,incluso había trozos con asfalto,pero imposible para la bicicleta.Me parece que ahora,han llamado Carretera del Reventón,a un trozo asfaltado que han hecho desde el desaparecido Cañito,seguramente en honor a la famosa cuesta,muy popular en aquellos tiempos,me parece bien.
Salut y a beber mucha agua. Cuídate.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Carlos, estamos hablando del finales del xix, la Cuesta del Reventón fue accesible en carro, porque está en una crónica de haber subido por ella el director del periódico, con Manuel Silvela. Otra cosa son tus recuerdos que coinciden con los míos, por la edad similar.Un abrazo

Jaquis dijo...

Alguien podría decir hasta que fecha está la carretera cortada por la obra.

Paco Muñoz dijo...

Se te podría decir lo que le contestaba Miguel Ángel al Papa: -Cuando acabe. Pero la realidad es que quien lo puede estimar, no saber el tiempo exacto, será la Diputación, su Unidad de Carreteras. Un saludo