lunes, 18 de febrero de 2019

ENTRE LA MEMORIA Y EL OLVIDO, JOSÉ MARÍA MATENCIO, EDITORIAL SÉNECA

Portada

Haciendo un esfuerzo y pensando que mí recuperación física era un hecho, que no es así, hemos asistido hoy domingo a la presentación del libro de José Manuel Matencio Ojeda, de Posadas, "ENTRE LA MEMORIA Y EL OLVIDO (1910-2010)", otro romántico reto de la Editorial Séneca, bajo la batuta directiva de Óscar Morales. Son muchos los amigos que tengo oriundos de esa acogedora ciudad de Posadas, algunos la enfermedad los ha sumido en el olvido y de otros sólo nos queda una agradable memoria, afortunadamente los que quedan están en su plenitud intelectual, física y mental, bueno, física según el DNI, deberá suponérsele como el valor en la cartilla militar. De la mental e intelectual doy fe y no hay duda y a las pruebas me remito.

La invitación al acto y programa

Si alguien en el teatro abarrotado, no ha tenido en más de un momento un nudo en la garganta, e incluso ha vertido alguna lágrima, o simplemente se han humedecido más de la cuenta los ojos, es o porque se ha quedado dormido, cosa extraña a las doce de la mañana, o le falla algo. Simplemente por vérsele quebrar la voz a los muchos participantes; a la “cantaora”, o incluso al bordón de la guitarra, habría que revisarse el asunto sentimental. Pero por otro lado hay personas que son más duras de lágrima, como yo que creía serlo, pero mentira, la pena es contagiosa. El llanto solidario, con el sufrimiento silencioso de muchas personas durante muchos años, pensando los años que lo habrán sufrido. A aquellos que les robó el fascismo su juventud, la vida de sus padres, y tantas y tantas cosas, incluidas las haciendas.

Vista previa del salón

Ver estas “armas de destrucción masiva”, como son, para los que le niegan el pan y la sal, de todos aquellos familiares de republicanos torturados y asesinados por el fascismo, recuperando su memoria, con un corazón muy grande y ni un ápice de rencor, haciendo poesía, da una idea de la miseria humana que, heredera de los asesinos ignoran y tratan de vender otra historia distinta de la ocurrida. Esta gente a pesar de no tener perdón, por lo menos se lo ordena genéticamente o bien su sangre o sus intereses, pero lo más sangrante es cuando personas hechas y derechas autotituladas de izquierdas, hablan de pasar página y equiparan los daños de trinchera, a los causados en la población civil en esa larga posguerra española, y en este caso no estamos hablando de desaparecidos tirados en zanjas o cunetas, que habría para muchas páginas.

Otra vista del salón.

Decía un buen amigo al hablar de esto, que no hay arma de destrucción masiva más poderosa que la palabra y que cuando ésta lleva aparejada la verdad y sale del corazón, es más “destructiva” aún. Verdad, palabras, derecho a la memoria, rehabilitación de las injusticias, corazón, es mucha miel para la boca del asno, no podemos cambiar a los asesinos, a sus herederos interesados, o indocumentados portavoces. Cuando compruebas con la documentación pertinente, como quienes redactan las leyes, han tenido una vida feliz, de niños ricos, gracias a los regalos que el franquismo hizo a sus padres, algunos hasta fábricas enteras, puedes comprender que no se tiren piedras a su tejado. El fascismo dominante que no perdió en España, y se aclimató en el poder, tienen el sentir de haberse repartido “su patria”, por eso quieren tanto a “su bandera”, y a “su territorio”. Las instituciones de su patria, y la mayoría de los estratos de éstas los consideran suyos, y por esa razón a costa de lo que haga falta tratan de recuperar las parcelas que estiman pierden. Es el botín de guerra.

Óscar Morales, Editorial Séneca

Son muy pocas las parcelas ganadas al fascismo, por aquello de que otros, los que pueden hacer leyes de verdad, y anular las torticeras, renovar la Justicia e Instituciones, se están mirando siempre el ombligo. Hasta la prensa la controlan con mercenarios, es verdad que siempre ha habido miserables en todos los sitios, pero ahora el nivel está muy subido. Y no es generalizar porque no se puede, pero el altavoz lo tienen controlado ellos. Otros, comiendo las migajas, que les han dejado, no les quepa la menor duda, las migajas, que les han permitido comer y disfrutar, y por eso son unos verdaderos esperpentos políticos. Vivimos en realidad en un enorme cementerio de elefantes. Puede que algún lector piense que nada de esto tiene que ver con el libro, claro que tiene que ver, hay que fomentar la memoria, y evitar el olvido. Hay que obligar a las nuevas generaciones que no compren los falsos relatos. Yo he trabajado 45 años en el Ministerio de Defensa, y en cierta ocasión un militar se quejaba de que se le exigían una serie de requisitos para renovar las armas no reglamentarias, diciendo: -¡Yo no he ganado una guerra para esto! No tenía edad, la habría ganado su padre, pero la frase justifica las herencias malsanas, y sobre todo el derecho a heredar el botín de guerra.

Emilio Martínez, el Alcalde de Posadas

El literario prólogo del libro, firmado por Joaquín Casado Bono, Cronista de la Villa, cita un pasaje de José Saramago, Nobel de Literatura 1998, que dice: “somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos, sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir"  y continúa Saramago: “Hay que recuperar, mantener y transmitir la memoria histórica, porque se empieza por el olvido y se termina en la indiferencia”, se empieza por pedir pasar página que es la frontera de la mísera indiferencia. No es ni siquiera la libertad de elegir, no se puede ser libre condenando a los condenados, exigiendo más sufrimiento a los primeros, el que ellos no han tenido, porque ojo, quien pide pasar página, hay que mirar su vida y la de su gente y entonces comprobaremos que este asunto o tienen un interés directo o son tan inhumanos como los primeros. Nadie da puntadas sin hilo.

El Cronista de la Villa, Joaquín Casado Bono

Empezó Óscar Morales, el editor, con la palabra, haciendo glosa de los libros editados de malenos, en una de las colecciones de la Editorial, la de Las Posadas del Rey. Muchos de los autores estaban en la sala y otros había excusado su presencia. Conociendo a Óscar y el medio editorial, y sabiendo que hoy en día es lo comido por lo servido, es romanticismo puro. Pero bendito romanticismo, afortunadamente aún hay muchos lectores del papel y no todo el mundo tiene medios digitales. Incomprensiblemente a Óscar se le pidió por el autor cortar su parlamento y nos quedamos con las ganas de conocer la opinión editorial sobre muchas cosas, opinión que es siempre muy interesante. Estimo habría prisa institucional. 

Agradecimientos del autor

Luego Emilio Martínez, alcalde de Posadas, tomó la palabra y versó sobre la memoria y la necesidad de que nadie olvide, que transmitan a las generaciones futuras para que la verdad sea la que impere y no los falsos relatos. Después el Cronista de la Villa, autor del prólogo, Joaquín Casado Bono, leyó el mismo y a continuación la cantante Lola Hidalgo, acompañada por la guitarra de Manuel Sepúlveda “Máñez” deleito a la concurrencia con poemas del libro que habían musicalizado. María Romero recitó "Romance contra la tortura".

Lola Hidalgo y Manuel Sepúlveda, los artistas

José Manuel Matencio, el autor, recitó bastantes poemas del libro y una serie de amigos y amigas de la juventud -alguno de los cuales había venido hasta desde la “república” de Cataluña-, recitaron entre quebradas de voz, a la vez iban saliendo en la pantalla del escenario del coqueto “Teatro Liceo Manuel Rumi Cortés” de Posadas. Eran escenas más de un acto de homenaje a unas personas desaparecidas y con mucho sufrimiento, que de una simple presentación literaria. No ganábamos para emociones, pero reitero, se puede encontrar más repudio en mis notas de no afectado, que en los afectados directos, en los que ni una sola palabra denota, como dije atrás, el más mínimo rencor. Sólo reivindican el derecho perdido de su juventud sin sus seres queridos, años que no les va a devolver nadie. Ni siquiera el daño físico infringido a estos, con la tortura física de su padre y psíquica de su madre. Los que conocían a Matencio padre decían que nunca dijo una palabra sobre todo el daño que le habían causado. 

José Manuel Matencio, el autor

El autor:

“JOSÉ MANUEL MATENCIO OJEDA, POSADAS (1948)
En esta localidad del Valle del Guadalquivir pasó toda su infancia y juventud. Se trasladó a Córdoba y desarrolló diversas ocupaciones. Finalmente se convirtió en uno de los pioneros del Turismo rural de Andalucía, siendo el fundador de la empresa "Bética Rural". Cursó estudios de Lengua y literatura en la Universidad de Córdoba. En esta etapa fue el impulsor entre sus compañeros del curso de los "Relatos jóvenes", de los que se hicieron dos ediciones. Así mismo fue uno de los organizadores de las jornadas "Malenos en Mauthaussen" (IES Aljanadic, Posadas, 2003). Ya jubilado, su espíritu inquieto y comprometido lo llevó a ser elegido portavoz de la Plataforma por la Comisión de la Verdad que agrupa a 11 asociaciones memorialistas de Córdoba. También es miembro activo de la Asociación "Entre Quijote y Sancho". Este libro pondrá su grano de arena para que esta historia -esta intrahistoria de Posadas-, nunca caiga en el olvido. Nunca vuelva a repetirse.”

María Romero

“Con este libro, José Manuel, hace justicia a un tiempo y a unas gentes, entre ellas a su padre y a su madre, que sufrieron la amargura de la separación durante más de 19 años. La Guerra Civil y la cárcel metieron a más de media España en un túnel sin salida, que sólo con acabó con la  muerte del dictador. "ENTRE LA MEMORIA Y EL OLVIDO” es un libro que revindica la memoria para que nunca lo que ocurrió caiga en el olvido. Un olvido impuesto, durante demasiado tiempo, por el Franquisrno.


El autor firmando libros

“El 17 de agosto yo guardaba celosamente aquel telegrama que hoy comparto. La libertad y la vida serían la tregua que más deseábamos. El 8 de agosto habíamos ido en el taxi de Manolito García "El Palmeño", a recibirlo a Córdoba. Sólo conservo la imagen de mi padre cogiéndonos en sus brazos. Por fortuna, esta imagen la he guardado siempre en la memoria. El recibimiento a su llegada fue extraordinario. La gente, que llenaba parte de la calle Gaitán, gritaba: - “Manolo, Manolo" y "Bienvenido. Bienvenido". Aquellas muestras de cariño, respeto y admiración, dirigidas a mi padre, lo pusieron  ante mis ojos en el lugar que tanto deseaba, ese lugar mítico en que los hijos tienen para su padre.  Hoy, todavía, agradezco el valor y el coraje que los vecinos tuvieron haciendo este recibimiento. Y veo a mi padre, subido en la ventana, agradeciendo a todo el mundo su acogida y diciendo que ahora te esperaba su familia. 

El Cronista Joaquín Casado y el Prof. Antonio Manuel Rodríguez

No pasaría mucho tiempo de su vuelta a la cárcel, cuando alguien hizo una pintada en el cine acusando a mi padre de no sé qué historia comunista. A los pocos días de esto, la Guardia Civil se presentó en nuestra casa. Abrieron de par en par las dos hojas de la puerta, esperando al teniente; a la vez, en la calle la gente estaba expectante. Al poco rato se presentó el teniente: vestía botas con espuelas y polainas de cuero negro acharolado; en la mano llevaba una fusta con la que se golpeaba las polainas insistentemente y, mientras entraba, marcaba el paso,  para hacerse notar más. Sus pisadas sonoras y metálicas recorrieron los escasos metros del zaguán y llenaron de terror toda la casa. Los muros casi se estremecieron".

VIDEOS DEL ACTO




Fotografías y vídeos del autor
Textos del libro

martes, 12 de febrero de 2019

REUNIÓN INFORMATIVA TÉCNICA PLATAFORMA COMISIÓN POR LA VERDAD DE CÓRDOBA

Uno de los muros de la Memoria del Cementerio de la Salud.

“Compañeros de la Plataforma por la Comisión de la Verdad de Córdoba, el lunes día 11, a las 5:30, en la sede de Comisiones Obreras, el equipo que está trabajando en las catas y exhumaciones del cementerio de la Salud, estará con los miembros de la Plataforma y familiares que quieran asistir. En este encuentro, explicarán el trabajo que están desarrollando así como las dificultades que se han ido presentando y las que en el futuro se pueden presentar. Animamos a todas las Asociaciones a que inviten a familiares de las personas que pudieran estar en uno u otro cementerio para que conozcan de primera mano los pormenores de este "momento histórico" que debemos conocer y apoyar para que, por ningún motivo, dichas exhumaciones no se paralicen. También se informará de los pasos que se siguen para la recogida del ADN. Saludos”

Joaquín Casado, José Manuel Matencio y Julio Guijarro

Esta fue la cita a la reunión informativa del extraordinario equipo técnico (humano), profesional, convencido de su trabajo y las dificultades que padecen, que están dándolo todo por esclarecer y colaborar a que la esperanza de cientos de familiares de asesinados por el fascismo -eludo los eufemismos, nada de represaliados, asesinados impunemente-, vea algo de luz. La pena es la de siempre, poca asistencia y las mismas caras, si se restan los observadores sin interés directo, sólo humano, y los cinco técnicos, ¿cuántos quedan? Pero así es siempre, las manifestaciones de jubilados, los de siempre, las de parados van una minoría, las de fachas -aquí no lo lamento-, lo mismo, mucho ruido y pocas nueces, y el fútbol a tope eso sí.

Elena Vera exponiendo el protocolo de trabajo

"La Plataforma por la Comisión de la Verdad de Córdoba la integran: Familiares de víctimas del franquismo, Foro de la Memoria de Córdoba, Círculo de la Memoria de Podemos Andalucía, CNT-Córdoba, CCOO-Córdoba, UGT-Córdoba, AREMHISA de Aguilar, Malenos en Mauthausen de Posadas, Asociación GERMINAL de Bujalance, Docentes por la Memoria Histórica de Andalucía, Dejadme llorar, Recuperación Memoria Histórica de la Rambla, Foro por la Memoria de Espejo, Sindicato COBAS." El equipo técnico de las exhumaciones de Córdoba es: Juan Manuel Guijo Mauri, Antropólogo Dr. en Historia; Elena Vera, Dr. en Historia UNED arqueóloga; Julio Guijarro, arqueólogo; Jesús Román, Virginia Barea, Carmen Aguilera, Pablo Pérez y Juan Carlos Tejero, arqueólogos.

Elena Vera durante su intervención

Abrió la reunión José Manuel Matencio, incansable, fiel a su objetivo, y explico el sentir de la cita. La misma exquisitez que tiene al equipo técnico de las exhumaciones que se están llevando a cabo en el Cementerio de la Salud, en su trabajo, la tienen a la hora de informar del mismo, información imparcial y exclusivamente técnica. Dejan claro que la premisa de su labor, la más importante es la defensa de los Derechos Humanos, brújula que les guía en su trabajo. Es un asunto complejo y su único objetivo es recopilar datos que determinen la presencia de hechos concretos, en un ámbito contaminado, como lo es un cementerio con modificaciones constantes. 

Julio Guijarro y Juan Manuel Guijo

También desde el punto de vista de la dificultad para la obtención de datos concretos, tanto por lo citado, lo es el tiempo de que disponen. Motivo que les hace priorizar. Las dificultades administrativas, los palos en las ruedas que se ven desde mi óptica, la de un observador imparcial, también por no formar parte, afortunadamente, del calvario de los familiares de represaliados. Por eso el equipo técnico trata por todos los medios de luchar contra el tiempo y que su trabajo, por lo menos, rinda los frutos que puedan servir a posteriores excavaciones. Hubo intervenciones, algunas muy particulares, y a todas se les dio la oportuna explicación. 

Otros dos técnicos del equipo

Es de lamentar que los respectivos gobiernos andaluces, todos del mismo color en los últimos casi cuarenta años, sólo hayan dado pasos con la entrada de IU en el mismo. Y aun así es un tema que no les ha interesado lo más mínimo. Ahora las perspectivas ya se saben lo que son, traen a la memoria el fabulismo de Samaniego, en aquello de la zorra y al cuidado de las gallinas. Y no hace falta estudiar en Salamanca para darse cuenta de la actuación. La Ley de Memoria Histórica de Andalucía surgió por la presión de IU. 

Angelines, Joaquín, Floren, Matencio, Guijarro y Guijo

Y la Ley de Memoria Histórica estatal por la iniciativa del socialista Zapatero, pero parece que solo fue de cara a la galería porque no fue adecuadamente dotada ni se garantizó su despegue. Luego ya sabemos las opiniones del registrador de la propiedad de Santa Pola, ahora en otro sitio mejor, cuando se vanagloriaba, en un brindis dirigido a quienes les están comiendo el terreno, la ultraderecha y el fascismo camuflado en la filas de su partido, de haber dotado la Ley con cero euros.

Luis Naranjo en su intervención

Luego desde mi punto de vista de observador externo, veo que a la justicia (con minúsculas) le quema el asunto y también tratan de echar balones fuera. Durante la reunión se comentó la presencia de un forense en una exhumación, dibujando a este como un señor sin medios, con zapatos relucientes y traje, sin ganas e incluso sin saber qué es lo que estaba haciendo, y que al final supone una destrucción de pruebas que pudieran servir para una posterior denuncia ante un hecho supuestamente delictivo como lo son restos humanos con signos evidentes de violencia. Quien fue Director General de la Memoria, Luis Naranjo, afirmó que es la Junta ante esas evidencias la que tiene que llevar el asunto a los juzgados, y que el en el ejercicio de su responsabilidad llevó varios de estos asuntos. Otra cosa fue la respuesta de la justicia, que en la mayoría de las veces (queda mejor que en todas) fue como la aportación económica a la Ley del registrador de la propiedad, M. Rajoy, cero.

Un interviniente

Por otro lado se expresó por Florentina, miembro de la Plataforma, el sentir de los familiares, aunque dijo que deben precisarlo en una reunión exprofeso, ya que la que nos ocupa es meramente informativa en pro de la transparencia, y sobre todo y según las aclaraciones del equipo técnico que se sepa el correcto empleo de dinero público, para el fin que está destinado, con absoluta claridad. Como digo la representante de la Plataforma, dijo que los familiares necesitan resultados en virtud de las edades de los familiares, no palos en las ruedas ni retrasos administrativos, retrasos que conllevan la destrucción absoluta de los restos en el momento que no se les dé el tratamiento y protección adecuados. Hablaron los técnicos de la contaminación inmediata de unos restos de casi ochenta años, y que están en un estado pésimo, y más si se les somete a una influencia del exterior.

Vista de parte de la sala

Se les llena a algunos políticos la boca (no generalizo), muy fácilmente y no tienen la humanidad necesaria para darse cuenta del sufrimiento de miles de personas con este asunto. Es clarísimamente un tema de Derechos Humanos. Es una verdadera vergüenza que a España sólo la gane en desaparecidos violentamente, Camboya, ese país que nos daba miedo cuando llegaban las noticias de las atrocidades cometidas por su gobernantes contra sus ciudadanos. Pues éste no sólo es el segundo mundial en el ranking de atrocidades, sino que su “glorioso” ejército ganó una guerra contra los que dice que está llamado a defender, su propio pueblo. Desde la pérdida de las colonias, sólo ganó esta y yo no estaría orgulloso de ello. Bueno perdón hay otra, la de Peregil, contra los cabreros de la isla. Y lo más llamativo es que la mayoría, se autotitulan cristianos o mejor dicho católicos que es algo distinto, y son cómplices de una atrocidad mayor que el asesinato y que es la no reparación. Y para qué hablar de los "auto inmatriculadores de la pradera", con bendecir a los verdugos y ampliar la nómina de “mártires” tienen bastante.

Otra vista de la sala

Los familiares de los miles de asesinados por el fascismo en España, no tienen categoría de víctimas del terror. Se les niega el pan y la sal, y lo que es peor están solos en su lucha. No sé si es premeditado, porque casualidades las justas, y al igual que con los asesinatos se pretendía una aniquilación total estimo que, con dejar pasar el tiempo, y no cerrar de una vez esta criminal herida, conseguirán la extinción del problema.  ¿Será verdad eso de atado y bien atado? Una ley de amnistía inmoral, firmada eso sí con la amenaza de las pistolas, que no disculpa nada las concesiones, hizo que asesinos y expoliadores de fortunas grandes y pequeñas se repartieran el botín de guerra al más claro estilo inquisitorial, y posiblemente traten de que no se muevan esos temas porque muchas de las fortunas de este país lo han sido, para no perder la tónica de la historia, a costa de la sangre de otros. Los judíos los expulsaban cuando la deuda con ellos eran brutal, a los moriscos les quitaban sus propiedades ¿Hay diferencias?

Fotos del autor 
Textos de la Plataforma por la Comisión de la Verdad 

lunes, 11 de febrero de 2019

PASEO POR LA CAMPIÑA CERCANA

Plano General del IGN

Hace mucho tiempo que no hacia este recorrido por terrenos de la campiña cercana, de la margen izquierda del Guadalquivir, desde la antigua Madrileña (fábrica de ladrillos para la construcción del Campo de la Verdad), hoy barriada moderna, hasta Galapagar Alto, en el cruce con la carretera CO-3200 que nos lleva y nos trae a Bujalance, para volver por Alcolea y la N-IVa. Son muchas las veces que por lo tranquila (salvo un desesperado que te puedas encontrar contagiado de esa tranquilidad circulando a toda vía) y variada he optado por esta ruta de campiña.

Tramo del Telégrafo

 Depósitos de Emacsa

Cruce con la Vereda de Granada

La cota mayor es de 187 m.s.n.m. en el cerro llamado El Telégrafo, por haber estado ubicada allí una de las torres telegráficas ópticas de la línea Madrid-San Fernando (Cádiz), que no llegó a funcionar prácticamente porque antes se puso en marcha el telégrafo eléctrico. Torre que enlazaba con la de Chancillarejo (Alcolea) y luego Villafranca (La Junca) y que cada dos leguas jalonaban todo el territorio. De allí al cerro La Peralera y luego al Cortijo Malpartida saliendo así de la provincia.

Torre de la Barca

 Cortijo de la Barca

Cortijo Montesina

Pero no va de telégrafo óptico, si no de un paseo por la carretera de la campiña CO-3204, hasta Doña Sol para luego coger la CO-3200 hasta la CO-3105, que nos baja a la Barriada del Ángel de Alcolea, pasando por ese lugar en el que muchos deberían estar, pero por ser como es este país, solo están, en su mayoría los desgraciados roba gallinas, mientras quienes roban a todos y grandes cantidades de dinero y salud, están bañándose unos con ridículos bañadores amarillos semitransparentes (éste está provisionalmente con pijama de rayas), y otros liándose en banderas de España para que no se les note la corrupción.

Tramo Cañaveralejo Alto y Doña Sol

Arroyo Cordobilla

Doña Sol

Lo dicho, subida de la Madrileña, dura hasta el puente, cruce de la A-4, depósitos de agua de refuerzo de la zona sur  de EMACSA. Un cruce a la derecha el antiguo camino del Judío, o la vereda de Granada, o el Camino viejo de Castro, antiguo camino Mozárabe, o la modernísima ruta senderista GR-43, todas la misma. Este camino en su zona media tiene unos hermosos cortijos, y lo más llamativo un aeródromo entre los cortijos de Coronadas y Judijuelo, en una meseta a 250 m. de cota, con una bonita perspectiva sobre el valle el Guadalquivir y la sierra. 

Tramo de Doña Urraca
Cortijo de las Monjas al fondo Mesa de Montalvo

Cruce de Galapagar

Sigo por el antiguo CV-158, hoy CO-3204. Pasó por el complejo de eventos Torre de la Barca, en un lugar privilegiado arriba de una torrontera del Guadalquivir, para bajar a la cota 98 m. más o menos, donde está la desviación al Cortijo de la Barca y cruzar el arroyo de las Coronadas, iniciar otra subida de aproximadamente un kilómetro hasta la cota 167 m. -que obliga a meter coronas mayores-, en los terrenos del Cañaveralejo.

Galapagar Alto

Galapagar Bajo

A la izquierda La Montesina para cruzar poco después el arroyo de Cordobilla al que se ha sumado al poco el de Alfayatas, y girar al norte donde nos encontramos con el inmenso cortijo de Doña Sol. Ahí abandonamos la CO-3204, que continúa para la Mesa de Montalvo y la Morena, y seguimos por la Vereda de Baena o CO-3200. En esa curva se acerca la carretera al río nuevamente.

Centro Penitenciario

Tramo de La Molina

Campo solar

Cortijo de las Monjas a la derecha y después Doña Urraca, de nombre medieval. En el Km. 4 nos cruza el oleoducto Rota-Zaragoza, el de los americanos para sus bases, y por el que decíamos de niños, se llevaban de vuelta el aceite de oliva. Una nueva bajada y cruzando antes el arroyo de Galapagares, dejamos la Vereda de Baena para circular por la carretera CO-3105.

Barriada del Ángel y Alcolea

A la derecha a el cortijo de Galapagar Alto, y pasamos por encima de la A-4 nuevamente. Antes vimos a la izquierda Galapagar Bajo. A la derecha, arriba, la otra torre telegráfica citada en el primer párrafo, la de Chancillarejo, cerro del Torreón, 215 m.s.n.m., el cortijo Galapaguito abajo, y a la izquierda la prisión provincial, perdón el Centro Penitenciario. 

Viaducto

Puente de Alcolea

A la izquierda La Molina y un campo fotovoltaico y a lo lejos, entre los olivos, la bonita figura de La Isabela. Nos cruza ahora el Gasoducto Córdoba-Badajoz, cuesta abajo de un kilómetro llegamos a la entrada de la Barriada del Ángel. viaducto sobre la vía convencional del ferrocarril, tímida zona industrial, y la N-IVa y el Puente de Alcolea, el de Novaliches sus “quijás” y Serrano. Ahora Alcolea, el Montón de la Tierra, el Cementerio moderno de la Fuensanta, la no menos moderna cuesta de la Lancha, subestación de Endesa, Universidad Laboral y Rabanales 21, que no despega lo que debiera. 

Tramo N-IVa

La Lancha y Subestación

Universidad Laboral

A la izquierda Las Quemadas, bajada de la Cuesta de Rabanales, fábrica de cerveza, antigua venta en ruinas, arroyo de Rabanales, cerca de Lagartijo, totalmente destruida la casa, San Carlos, y la Choza del Cojo. Nuevamente en la ciudad. Hemos recorrido unos cuarenta kilómetros, la margen izquierda del Guadalquivir por la campiña cercana, carreteras secundarias, para luego bajar por la margen derecha, hasta la ciudad esta vez por modernas vías. Algunas subidas se me han atragantado lo que denota que el paso del tiempo es evidente. 

Fábrica de Cerveza Rabanales

N-IVa llegada a Córdoba ciudad

Fotos del autor, Google y planos IGN.