jueves, 23 de enero de 2020

SANTO DOMINGO EN DOMINGO

Morabito de la gruta de San Álvaro

El domingo pasado dimos un paseo por la zona de Santo Domingo, recorrimos la gruta de San Álvaro en primer lugar y luego bajamos por la antigua explotación al arroyo sin llegar a la gran cantera para bajar por su lado sur. Hacía mucho frío, la sensación térmica era superior a lo que mercaba el termómetro. El valle del arroyo Barrionuevo estaba de color gris, aderezado de ruidos de motores de explosión. Con lo fácil que es que la patrulla de la Guardia Civil localice a los eternos infractores, porque no llevan silenciador. Nos pasaron tres sin importarles que éramos dos indefensos senderistas. Cuando pasan por tu lado debes de protegerte porque los brutales neumáticos expulsan piedras del camino y te pueden dar con alguna en la cara. Los domingos no son los días más recomendables para dar un paseo por el campo.

Al fondo Meseta Blanca, abajo valle de Barrionuevo

Recordamos “gestas” que habíamos hecho años atrás, que ahora serían imposibles. A la vista, en el horizonte noreste siempre presente Torreárboles. Una pista que parte de la casilla de los Porras marcaba una tenue línea que nos hizo recordar cuando bajamos desde la pista del Infoca, a la casilla de los Porras, y luego al valle de Barrionuevo, nos asustamos de un camuflado cazador entre la jara que nos dio un buen susto, luego la bajada por el surco de las motocicletas rematado por el agua, era la forma más segura de bajar al feudo del cortijo de Barrionuevo, el surco nos llegada hasta las rodillas. Otra vez, subimos por el sendero que desde arriba, recién llegados del arroyo de Santo Domingo a la pista, baja violentamente al arroyo de Barrionuevo. Cuando subimos me asusté bastante porque no podía bajar a ayudar a Conchi, que venía detrás ya que el riesgo de caerme y arrastrarla era muy alto, decidí animarla hasta que nos juntamos casi arriba. Subir es mejor siempre que bajar.

Roquedal del arroyo Barrionuevo, en el centro el Gran Kan

Recordé como mi Práctika (cámara analógica) recién "arreglada" por el inglés de la Plaza de Colón, y al intentar fotografiar la gruta de San Álvaro comprobé que no se había arreglado adecuadamente y desde entonces está en su funda. O cuando en la loma instalamos una tienda de campaña recién estrenada, para practicar. En ese mismo camino, hace cuatro años,  recibí el aviso de que estaba al nacer, en Montilla Enara, la mayor de nuestro hijo Gabriel, había que volver y desplazarnos luego los cincuenta Km. En ese mismo lugar, que frecuenté solitario muchas veces, me dio una arritmia más exagerada de lo normal y perdí un poco los papeles, hasta que conseguí estabilizarme con ejercicios respiratorios (el dichoso bloqueo lateral y porque no vino por derecho, sino ni ejercicios respiratorios ni nada), y lo logré, sin tirar de la farmacopea que normalmente llevo.

Vista aérea de la gran cantera, se usó para las carreteras

O los recuerdos cuando subí desde el Caserío del Jesús (Jesús, María y José), por lo que los ciclistas de montaña llaman el Gran Kan, ya en la zona de los Porras, una zona muy solitaria. Otro día en el patio derruido del cortijo de Barrionuevo freímos unos chorizos que llevábamos en la mochila en una pequeña sartén, desde entonces llamábamos a Barrionuevo el "Cortijo de los Chorizos". Es increíble la capacidad que tiene nuestra memoria, mientras se posee, puedes hacer un “vídeo” de unas fechas lejanas, muchos años atrás incluyendo determinadas situaciones que se daban en ese momento, y las conversaciones. Son muchas las veces que he recorrido esos lugares solo y puedo acordarme incluso de lo que pensaba en algunos momentos del recorrido. Rememorar hasta los pensamientos adicionales es un lujo, bien es verdad que la mayoría de las veces quedaba constancia inmediata en una entrada del blog.

Cortijo de Barrionuevo y arroyo

Otro día, por el citado caserío del Jesús (cortijo de Jesús, María y José), nos salieron unos perros bastante agresivos (no serían plantilla) y Conchi se negó en redondo pasar por delante de ellos, lo que nos hizo subir hasta encontrar el camino campo a través. Una odisea desde luego llegar a través de la abandonada huerta y su barrizal. Los perros, por muy fieros que sean, huelen el miedo pero ponen reparos cuando le enseñas el palo con punta metálica, normalmente, porque hay excepciones que confirman la regla siempre. Luego fotografíe el cortijo abandonado, cuando pude en otra ocasión, sin perros. Arriba la estación de control del oleoducto, al final de lo que parece un cortafuego y es simplemente la cicatriz de su paso. El arroyo de Santo Domingo corría a partir de la hoy tímida laguna, no había llovido lo suficiente para llenarla y corría de la balsa para abajo, porque por arriba no corría. Por lo que deducimos que se estaba vaciando ligeramente la laguna al no tener reposición.

Cortijo de Jesús, María y José, la sagrada pero extraña familia

Son la mayoría terrenos de Orive. Antaño sólo estaba en ese valle, a orillas del arroyo del mismo nombre, el citado cortijo Jesús, María y José, y el de Barrionuevo, otro cortijo estaba en el margen izquierdo del Pedroches unos kilómetros abajo. La mayoría de las vertientes están destrozadas por las ruedas de las motocicletas, unos inmensos surcos que el agua se encarga de acabar y de enviar la débilla capa fértil al arroyo. La bajada desde la pista de la cresta de la gruta de San Álvaro al cortijo Barrionuevo, está impracticable, destrozada para los caminantes, es la tónica normal. Pero bueno algo es algo, es una preciosa zona cercana y tranquila, con múltiples caminos y destinos, pero los días entre semana no los domingos, y pensar que los frailes se bajaron al Convento de los Mártires, abandonando Santo Domingo de Sacala Celi, diciendo que la zona era insalubre (¿?).

Fotografías del autor
Bibliografía de la memoria y del Blog

viernes, 17 de enero de 2020

ARREGLO DE LA CARRETERA DE LAS ERMITAS

Noticia de prensa de la Carretera de las Ermitas, no Cuesta del Reventón

Vaya por delante mí personal opinión contraria de que lugares que se han conseguido, en este caso por parte de la naturaleza y el abandono para el peatón, se vuelvan a acondicionar para otro tipo de vehículos. Me estoy refiriendo al anuncio de rehabilitar la Carretera de las Ermitas o Camino de los Lagares, que no Cuesta del Reventón (La Cuesta del Reventón o La Trocha, es otra) como dice la noticia del periódico, creo que ABC. Que aparentemente está levantando ampollas en muchos que nos creemos es de nuestra propiedad la antigua Carretera de las Ermitas sin serlo. 

Plano del último proyecto de arreglo de la Carretera

Una vez dicho esto hay que reconocer que la Carretera de las Ermitas antiguo Camino de los Lagares en sus cinco kilómetros desde la esquina del antiguo Hotel el Brillante, hasta el cruce con la primera cruz del antiguo Vía Crucis, tenía su peón caminero mantenedor y así ha sido hasta bien entrada la juventud y madurez de algunos. Era responsabilidad del Ayuntamiento. Prueba de ello son el esqueleto de un seiscientos en su parte superior, cerca del Venero de la Zarza, lo que demuestra que hasta los setenta circulaban vehículos por allí.

Vista de la Casilla de Peones Camineros

Fuente de la Ermitas

Que sí, que hace de eso medio siglo por la parte más corta, pero no tienen por qué pasar vehículos a motor por esa carretera o usarlo algún "valiente" ciclista para bajar a toda pastilla con el riesgo evidente para los que suben andando. Senderistas y familias enteras, simplemente es cuestión de sancionar adecuadamente conductas no autorizadas, ejerciendo la correcta coercitividad para que se cumpla lo que se establezca. Por otro lado, pienso que son muchos los metros cúbicos de zahorra tienen que echar allí para nivelar la Carretera de las Ermitas.

Datos de la surgencia del Venero de la Zarza

Carretera de las Ermitas junto al Patriarca

A pesar de los muchos kilos de zahorra y su compactación, si viene una temporada de agua en condiciones, o después de la foto de ritual no hay mantenimiento, acabarán los doscientos mil euros del presupuesto posiblemente en el Patriarca, o caerán por Loma Larga a la zona del valle dónde se ubica la fuente de Santa Ana en la Albaida, o atorarán el arroyo de Valdegrajas y otras correntías. No lo duden, a la naturaleza no se la puede doblegar tan fácil. Pero no está de más reparar los senderos peatonales. Yo solicitaría también la reposición de barandales que algún depredador ha tirado al barranco o se ha llevado porque le gustaban las maderas. Y lo más importante la normativa estricta de uso.

Fin de la Polémica Nota de la GMU aunque la siguen llamando Cuesta del Reventón:

"18 de enero 2020. Comunicado de la GMU respecto a las informaciones publicadas sobre el proyecto de mejora de la Cuesta del Reventón. 

1.- El PROYECTO NO ESTÁ REDACTADO: Se trata de una previsión presupuestaria para el ejercicio 2020 en base a la que se redactará el correspondiente proyecto técnico por el Servicio de Proyectos de la Gerencia Municipal de Urbanismo. 

2.- Puesto que no está redactado, aún no existe una solución técnica para lograr los objetivos pretendidos con la restauración del sendero rural histórico “Cuesta del Reventón” y que son los siguientes: • dotar a la Cuesta del Reventón de las necesarias condiciones de seguridad para las personas que hacen un uso responsable del sendero (senderistas, ciudadanos que acuden a las Ermitas de Córdoba, runners, …), minimizando los riesgos de accidente. • dotar al sendero de medidas orientadas a evitar la erosión. 

Todas estas medidas serán respetuosas y coherentes con el entorno natural de la intervención, y atenderán a criterios de máxima integración en el medio y paisaje, evitándose en todo caso soluciones impropias del suelo no urbanizable. Por tanto, las especulaciones vertidas sobre elementos o materiales de obra (bordillos, asfalto,…) carecen de fundamento. 

A este respecto, aclaramos que NO se va a asfaltar la montaña y no se va a adecuar la Cuesta del Reventón para el tráfico rodado. En todo caso, La intervención en la Cuesta del Reventón se regirá por el interés general de la ciudad."

Fotografías del autor citadas y de Internet
Bibliografía citada de ABC, Cordópolis y de Notas Cordobesas

jueves, 16 de enero de 2020

PUNTO FINAL A UNA AFICIÓN DE MÁS DE MEDIA VIDA

Estación de radio de EA7FMC

El otro día, con más frío que pelando rábanos, inicié el desmontaje de mi sistema radiante que empecé a instalar hace ya casi cincuenta años, primero con una modesta antena vertical, a cuya primera instalación me ayudaron un par de radioaficionados y un par de vecinos. Luego fue aumentando la instalación y despues de muchos años se convirtió en la actual hoy se compone de; una torreta de quince metros, triangular y  telescópica, una antena tribanda Hy Gain de 10,15 y 20 m. con un rotor controlado desde el cuarto de radio. Arriba una direccional de UHF y otra de VHF, en polarización vertical, una vertical de UHF y otra de VHF, y una vertical bibanda. Una discocono toda banda. Y un dipolo multibanda 10,15,20,40,y 80 m. ocho bajadas de coaxial y una de cable de control del rotor. A todo ello se suma una parábola con rotor que cubre toda la eclíptica y otra fija dirigida al Astra y otra al Hispasat, lo que suman cuatro cables más. 

Torre de antenas

Luego los equipos: Yaesu 901 DM, de 10 a 160 m. que fue el Rolls Royce de la radio en su momento, un amplificador lineal de 1Kw., de la misma marca, un conversor de satélite U-VHF de la misma marca, rotor de antenas. Dos equipos Stándar de VHF uno de banda lateral y el otro de FM, un equipo de UHF, dos equipos más de UHF portátiles, un Kenwood toda banda, incluyendo las bandas nuevas. 2 fuentes de alimentación de 12 v. 30 Amp. Un Scanner toda banda, que alimenta la antena discocono citada en el párrafo antenas. Y una serie de trasmisores portátiles de VHF y otros de 27 Mhz. Cualquiera de estos equipos generaron la envidia en su momento, pero hoy en día son de una generación anterior. No me quiero olvidar de dos grandes micrófonos Yaesu uno el MD-1 y dos manipuladores electrónicos de telegrafía, de categoría y el módulo Han Keyer. Amén de aparatos de medida, generador de RF, voltímetro electrónico y medidores de ROE, y unos cuantos etcs.. Sin reseñar la amplia bibliografía técnica, que sería las delicias de muchos aficionados.

Restos de antenas

Hay que decir también que he practicado e implementado diferentes sistemas de comunicación, SlowTV (barrido lento), Radio Packet, Teletipo, Amtor, contactos con satélites, y muchos novísimos sistemas de comunicación, que hoy están obsoletos. Hemos puesto en marcha repetidores en la serranía, en diferentes bandas de radio, y otros sistemas, en suma estado al día en su tiempo de las novedades de la afición, que hoy son más tecnológicas y adaptadas a la computación e Internet. Todo lo dicho reconozco que, por utilizar un lenguaje técnico normalmente no entiende nada más que el iniciado, puede sonar a chino a los lectores, por lo que pido disculpas a los que no son conocedores de este mundillo. Pero la realidad de esta entrada es el aspecto jubilatorio de una afición que me ha dado muchas satisfacciones. Por poner un ejemplo, hablar con una persona en Mongolia (Ulán Bator) u otra de Nueva Zelanda (lo más lejos), con aparatos que te habías construido tú con válvulas de TV usada, así como las antenas de varillas y cables usados, es un lujo de verdad. 

Otros equipos

Corte de cables y perspectiva de torre

La realidad es que lo que en su momento costaba un riñón ahora ni regalado lo quieren los radioaficionados (lo digo con conocimiento de causa, nadie con los que he hablado han manifestado interés por las antenas, equipos y demás sistemas, que seguro no hay discusión en el precio), Internet y el dispositivo móvil, aparte de socializar los sistemas de comunicaciones, los han hecho más asequibles a todo el mundo. Una cizalla me permitió cortar cables coaxiales y regalárselos a un vecino que recicla material. Cada vez que cortaba un cable estaba cercenando años y años de vivencias. Pero así es la vida. Esto ha llegado a su fin y hay que dejar el lugar en su estado anterior, sin antenas cables y útiles que han cubierto con creces su tiempo vital. Casi cincuenta años de afición son bastantes, muchos de ellos robados a mi mujer y a mis hijos, cosa de lo que no nos damos cuenta normalmente, sí cuando la rectificación a lo mejor no produce los efectos deseados, pero creo que más vale tarde que nunca.

Instrumentos de medida

Dos parábolas

Intentaré vender algunos dispositivos, porque me da pena tirarlos a la chatarra, como seguro tendré que hacer. Y aún debo mi primer equipo comercial. Las antenas están utilizables y todos los equipos sin duda. Pero es que cada día quedan menos aficionados técnicos. La biblioteca posiblemente me plantee, donarla a la Biblioteca Central, Ya que la mayoría de manuales y revistas tienen una calidad técnica e histórica de categoría. Mis hijos nunca han sido aficionados a este asunto, y ellos podrían ser los herederos naturales, pero no. Mis nietos son pequeños, y a lo mejor cuando el tiempo haya hecho de las suyas y vean las fotografías, les llama la atención pero ya será pasado. Lo cierto es que estoy desmontando mi afición de cincuenta años, y da una cierta pena. Los diplomas obtenidos y las tarjetas certificados de contactos, pasarán a mejor vida en la basura porque sólo a mí me merecen un valor. Así es la vida normalmente la edad, la salud y los tiempos marcan la pauta y como tal hay que tomarlo.


Fotografías del autor.

martes, 14 de enero de 2020

EL TRIANGULO ROJO

Triángulo rojo

Lo bueno que tienen las redes, o las cosas cotidianas que pasan es que te obligan a interpelar a la historia para escarbar en asuntos que no conoces en profundidad. En este caso me llamó la atención el triángulo rojo que exhibían dos flamantes ministros del gobierno español, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, en el acto de juramento del cargo. La verdad es que no soy muy dado a los pines y simbolismos, pero reconozco la necesidad de saber lo que significan. Sólo uso una bandera republicana que llevo en la mochila, y que antes llevaba en la gorra de salidas al campo y que me miran todos los días con extrañeza en el hospital. Fue un regalo y tenía muchas ganas de tener un pin de esa clase.

La entrada de la Nueve en París

Los nazis cuadriculados, ya marcaron a los judíos y tenían un poco sofisticado método de marcar a los seres humanos según la visión fascista de las cosas. Había otros triángulos invertidos, el rosa, el negro y el morado, con el que señalaban a personas de ideología, sexual distinta, razas o etnias no elegidas e incluso cuestiones religiosas. En los campos de concentración como Dachau y Bunchenwald, que fueron especiales para “alojar” en ellos a los comunistas y a los socialdemócratas existía esas marcaciones. El color rojo símbolo del comunismo fue el usado para este colectivo ideológico, pero luego sirvió también para “marcar” a demócratas, anarquistas, sindicalistas, masones, etc. En nuestros tiempos se usa para señalar la lucha antifascista.

Los ministros Pablo Iglesias y Alberto Garzón

En Mauthausen no eran los triángulos rojos los que imperaban, allí hubieron recluidos más de siete mil republicanos españoles, a los que colocaron triángulos azules, que significaba ser “apátridas”, siguiendo las indicaciones del fascismo español. Siete mil españoles que siguieron luchando contra el fascismo fuera de su España, que tenía presos el gobierno nazi, y no eran reconocidos como españoles por el gobierno afín del general Franco. Es indudable el sufrimiento de estas personas a las que sometió el régimen, hoy blanqueado por muchos medios de derechas y una oleada de incomprensión histórica supina. En el cementerio de Pére-Lachaise de París hay un monumento a los exiliados españoles que tienen el triángulo rojo con una S, que marcaba a los presos políticos españoles.


Símbolo del monumento citado en el texto

La pena es que todas estas personas, dignas de una novela individual para cada una de ellas, no han tenido el reconocimiento adecuado por los gobiernos democráticos. Muchos de ellos, los que no fueron detenidos, fueron las primeras fuerzas liberadoras de París que entraron en ella con el General De Gaulle. En un viaje por la zona  de Lyon que hicimos hace unos años, tuvimos la oportunidad de ver tumbas con muchos nombres españoles en las lápidas, en un pequeño cementerio en un pequeño también rincón de una carreta de montaña. Héroes anónimos, pero héroes que dieron su vida por la lucha antifascista. Nada más que en su homenaje deberíamos llevar, los que creemos en su sacrificio el triángulo rojo.

Tengo un amigo con casi veinte años más que yo, que es una enciclopedia viva. Por aquello de la vejez y el demonio. Sabe muchísimo y además tiene una memoria prodigiosa que a mí me complementa con cuestiones de calle, cercanas, lo que en los libros no se puede consultar, me dice:

“Hay o hubo una novela llamada triangulo rojo, sobre los españoles  en los campos, la nieta de uno que estuvo allí, nos trajo un de las cartas de su abuelo donde contaba como vivía en el campo, él no volvió se quedó en Francia, y la que volvió fue la nieta, íntima amiga de mi hija. Desgraciadamente la chica murió hace 3 o 4 años y le hicimos un entierro civil en el tanatorio, música, lecturas, etc. fue conmovedor, yo antes fui a San Rafael a enterrar a Vivancos, en el patio civil que había y no se si todavía hay. Un abrazo.”

Fotografías de las redes
Bibliografía de Wikipedia.

jueves, 2 de enero de 2020

LA FILANTROPÍA ES SOSPECHOSA DE MUCHAS COSAS

Maquinaria en Euskadi

El otro día me espetó un desconocido, posiblemente amargado por medio de un anónimo, lo siguiente: “Que usas Las máquinas del Hospital amortizadas y viejas, o las que critica tu amigo El Coletas por qué donó el dueño de Zara y el Consejero pide más y más para salvar más vidas…” (Respeto la construcción gramatical del susodicho) eludo seguir porque lo que precedía seguro no lo entendía ni él. Esto venía a cuento por un comentario en el que yo hablaba de la batalla que mantiene la maquinaría oncológica y la entrega increíble del personal que la maneja. Este miserable hacía referencia a la enfermedad, especialmente la que me ha tocado a mí y alababa la limosna filantrópica de un poderoso, personajes que nunca dan puntadas sin hilo, ojo y al Consejero andaluz de derechas (que ha anulado se comenta la subasta de medicamentos, anulación que ya sabemos a quién beneficia y a quien perjudica), para que veamos de la pata que cojea. 

Otra máquina radioterápica

Detrás de los movimientos filantrópicos de las donaciones está la ingeniería fiscal que sus bien dotados gabinetes jurídicos manejan muy bien para eludir el pago de los impuestos. Y a saber si detrás, en el intrincado mundo de los negocios, está la participación en la fabricación de un determinado modelo de máquina, u otros elementos comerciales, por aquello de meter además de la publicidad del buenísimo, la colocación de un producto, primario o secundario. Te mato el burro, te regalo la bicicleta y me hago publicidad gratuita, aquello que contaban del torero paisano. “El historiador y escritor Rutger Bregman dejó, hace unos meses en el Foro de Davos (World Economic Forum), un discurso demoledor por ir directamente a la posible solución a muchos de los problemas del mundo: los impuestos. “Escucho a la gente hablar de participación y justicia, igualdad y transparencia pero casi nadie menciona un auténtico problema: la evasión de impuestos”, aseguró Bregman. Y añadió: “Dejad de hablar de filantropía y empezad a hablar de impuestos. Impuestos, impuestos…”.

La filantropía en los negocios

Si los “filántropos” pagaran hasta el último céntimo de euro de lo que tienen que pagar, los técnicos de la medicina -en este caso, en otros serían otros técnicos-, decidirían que maquinaria médica debe adquirir el Estado, administrador del interés general y de los fondos del mismo. Maquinaria que mejor le viniera a nuestro Sistema de Salud, sin amarrarse a determinadas marcas, que si bien pueden ser buenas son fruto de la limosna y presuntamente se pueden prestar a cuestiones ajenas al interés general. Los estados deben dotar sus respectivas Sanidades Públicas de lo mejor y dejarse aconsejar por sus expertos.

Bomba de cobalto, Milán 1930

Que mejor filantropía para los poderosos que pagar sus impuestos, y que las ganancias de determinadas empresas no vinieran de abusos laborales con sus trabajadores. Que mejor filantropía que las fábricas que tienen en el extranjero estuvieran en su país, con convenios justos y condiciones laborales del siglo XXI, aunque esto del siglo no es garantía de justicia laboral. “Si buena vida os quité mejor sepultura os di”, decía D. Juan Tenorio. O “la limosna denigra a quien la da y prostituye a quien la recibe”. Pero claro muchos creen que sin las máquinas del riquísimo gallego no se van a curar, aparte de tema de su dignidad que se puede entender, prefiere ser un pobre agradecido a un ciudadano digno protegido por su gobierno.

"Anticipa la caridad previniendo la pobreza" (Maimónides)

La caridad para las religiones que la tengan en su ideario, la justicia social para los ciudadanos dignos, y sobre todo la protección de los gobiernos hacia sus administrados. Y la fiscalidad la adecuada, acorde con la máxima progresiva que pague más quien más tenga y quien más gane. Que un obrero que gana una miseria, se violente porque le suban dos puntos de IRPF a quien gana más de 130.000 euros al año, es el tonto del dicho del obrero de derechas. “Art. 31 de la CE: 1.-Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio. 2.-El gasto público realizará una asignación equitativa de los recursos públicos, y su programación y ejecución responderán a los criterios de eficiencia y economía.” 

Mariposas

Para terminar un cariñoso reconocimiento al personal del departamento de Oncología Radioterápica de la Salud Pública de Córdoba, que trabaja a un ritmo que no es normal en unos profesionales que tienen en sus manos los tratamientos para las personas, para aliviar, con un ánimo inequívoco de curar, determinados tipos de cáncer. Funcionando con una maquinaria que, si bien no es obsoleta, en función de la rapidez de la tecnología, y las horas de batalla que lleva, tiene lagunas de averías y retrasos, que el propio personal con su profesional entrega trata de minimizar en todo momento, para que los pacientes apenas se den cuenta y todo ello sin perder la amabilidad y exquisitez que les es característica. 


Fotografías de Internet
Bibliografía citada

miércoles, 1 de enero de 2020

LAS UVAS, MI TÍO PEPE, LA RADIO FIN DE UNA ÉPOCA, EL MUNDO EN SUMA.

El Big Ben del Parlamento de Londres

Yo me tomaba las uvas cuando tenía unos pocos de menos años que ahora, y menos achaques, con las señales del Big Ben el reloj del Parlamento británico antes de que aquí fueran las doce. La sintonía previa del reloj eran dos letras V de la victoria; tin, tin, tin, tiiin, tin,tin tin tiiin. Tres puntos y una raya repetidas. La emisora de la BBC, me ofrecía a pesar de su extranjerismo, un aire de más libertad que las de aquí que aún daban el parte, avisado con el sonido de atención de un cornetín militar, del que luego aprendimos su lenguaje en la mili. 

Mi tío Pepe a la derecha en la campaña de África

Con mi tío Pepe, militar defenestrado por el régimen fascista, por dudar en el primer momento del golpe, que estaba destinado en Sevilla, y no incorporarse al primer toque, pero como todas las personas que conozco de la Memoria Histórica no anhelaba venganza. Malvivía reparando aparatos de radio, con la maleta de comprobación de válvulas de radio de Maymó. 

Las uvas

A pesar de que le falto el canto de un duro para pasar por el paredón, ya le habían dado sus útiles personales a su mujer, y gracias a que el barbero de la mezquita, mi abuelo Rafael tenía mano con el obispo Pérez Muñoz, al que le recortaba de vez en cuando la tonsura, consiguió de éste una carta que llevaron en mano al miserable de Queipo de Llano directamente, documento que hizo que le devolvieron sus útiles personales. 

Un aparato de los años 1950

Se incorporó al golpe, participó con su unidad en alguna acción militar de finales del conflicto, e inmediatamente después de terminar fue expulsado del ejército con sus compañeros que se libraron del fusilamiento por dudar en la incorporación inmediata al golpe fascista. Con él hablaba más de tecnología que de política, tenía auto condena al silencio. Hay que reconocer también que yo tenía ocho o diez años. 

Un joven radioaficionado

Con él aprendí telegrafía, vamos me la enseñó. Me hice un manipulador de Morse y practicaba pensando que podía salir a las ondas, luego escuchaba a los radioaficionados en las bandas de onda corta. Me defendía bastante bien y era una alegría descifrar los pitidos, puntos y rayas sonoras. Escuchábamos un perfecto castellano de las emisoras de Radio Pekín, Radio Tirana, Radio Moscú. 

La criminal guerra de Vietnam

Radio París que tenía un locutor que se llamaba como Paco el de la Luisa, Francisco Díaz Roncero. Sin olvidarnos de Radio España Independiente. Hablaban cosas de España que no se escuchaban ni leían aquí. Era otro mundo, estábamos al orden del día en política internacional. Un día escuchamos de primera mano el asesinato de John F. Kennedy y antes habíamos seguido la crisis de los misiles de Cuba.  

La entrada en la Habana 

Mi tío Pepe había estado más cerca de la muerte en Sevilla,  que en todas las penalidades sufridas en la campaña de África. Pero va de nochevieja, que inevitablemente estaba unida a su persona. Por lo tanto en esas noches viejas de mi niñez, yo llevaba una hora de adelanto al fascismo de este país. No eran muy así que digamos, la fiesta de la nochevieja, era más la Navidad; de candelas en el callejón de la Casa de Ídem; de tímidos amores; de solidaridad vecinal, nada se tenía pero nada era tuyo plenamente; de buena gente en suma. Pero la radio, la onda corta nos tenía al día, nos tuvo a lo largo de muchos años.

La detención y posterior asesinato de Lumumba

Escuchamos los años posteriores a la guerra de Corea, 1953; el comienzo de la guerra de Vietnam, había que seguir vendiendo armamento; el bip, bip, del Sputnik I, 1957; La entrada esperanzadora de Fidel y los suyos en la Habana, 1959, y la huida de seboso Batista; el asesinato en 1961 de Patricio Lumunba, en el Congo esquilmado por el miserable de Leopoldo de Bélgica; la crisis de los misiles en Cuba en 1962; y el asesinato de John F. Kennedy en 1963. 

Parte de mi instalación de radio

Y el sistema de antenas

Muchos acontecimientos mundiales que escuchados en esas emisoras eran distintos que los que escuchabas en las radios nacionales. Por eso mi amor por la radioafición ha continuado hasta nuestros días, en los que por diversos motivos personales procedo a dar por terminada mi actividad de más medio siglo, como operador y de casi setenta años como escuchante, con el desmontaje previsto de mi instalación de radio en casa. El fin de una época de radio. El 2019 se ha ido, bienvenido el 2020, aunque le pese a mucha gente.

Fotos de Internet y personales
Bibliografía del recuerdo.

viernes, 27 de diciembre de 2019

INDICE 2019 Y RESTO DE AÑOS DESDE EL 2008

Calle Judería, carro laceros y vendedor de chumbos
(foto A. Moreno)

Incluyendo este índice, son 1934 entradas en el blog las que están relacionadas, desde los años 2008 hasta el mes que estamos de 2019. Digo igual que dije en el anterior índice 2018 me parecen muchísimas entradas. Se da la paradoja que es tal el carácter de públicas de las mismas que cuando las leo pasado el tiempo no las reconozco como mías. De alguna manera se pierde siempre la paternidad. Lo mejor como siempre, los comentarios, que dan para hacer una entrada en exclusiva. No me olvido de los insultos anónimos que también son para hacer un tratado de cobardía y pobreza mental. Unos y otros tienen su valor. Muchas gracias a los lectores por estar ahí y a los que opinan y critican educadamente porque me enriquecen.

Calle Judería antaño

La Judería más actual

     
      
   
     FEBRERO ( 16 )
   

El autor con su padre José Muñoz en Cádiz, año 1948
      
     ▼  MARZO( 13 )
      
      
     ▼  ABRIL ( 21 )
      
      
     ▼  MAYO( 17 )
   

El autor setenta y dos años después, año 2019
      
     ▼  JUNIO ( 11 )
      
      
     ▼  JULIO ( 17 )
      
   
Un carro en la puerta de la Taberna la Mezquita

     ▼  AGOSTO ( 9 )
      

El zoco actual de la Judería
   
     SEPTIEMBRE ( 13 )
      
   
     OCTUBRE ( 8 )
      
   
     ▼  NOVIEMBRE ( 10 )
      
   
     ▼  DICIEMBRE( 10 )