martes, 22 de octubre de 2019

LOS ABOGADOS DE ATOCHA

Portada de la revista de la Fundación Abogados de Atocha 2014

La pasada visita que hicimos a Madrid no lo fue sólo para cuestiones culturales o de ocio, también quisimos recorrer parte de nuestra historia cercana. Un hecho criminal del fascismo, que no se quiso investigar más para proteger a las alturas, y no destapar la ramificaciones con esa organización allende los mares que está implicada en la mayoría de los asuntos criminales en otros países. Todos los días de nuestra estancia pasamos por Atocha, 55, nos hospedábamos en esa calle y veíamos al pasar el monumento a los asesinados por la ultraderecha fascista de este país y alguna vez que otra nos paramos delante del mismo, creado por Juan Genovés y que homenajea perpetuamente aquellos abogados asesinados.

Entrada al edificio el número 55 de la calle de Atocha

Hasta el 1977, y después, el Partido Comunista de España estuvo sufriendo en sus carnes la lucha contra el fascismo que no perdió la guerra en nuestro país, como en Alemania e Italia. Fue el PCE el partido político que más duramente pagó por traer la democracia a España. El fascismo, esa ideología criminal se introdujo por todas las rendijas posibles del poder y se enquistó gracias a la pasividad de la democracia, y porque no al miedo. Los abogados eran miembros del Partido Comunista de España, todavía no legalizado, y cuyos dirigentes tendrán -o lo están haciendo ya-, que rendir cuentas a la historia por su tibieza a la hora de aceptar todo lo que le pidieron aceptar. 

Una vista de la fachada

Pero eso es otro debate. Nadie pidió el 155 (no había Constitución aún) para el Estado, ni aplicar el Estado de Excepción para el país. EL día 23 un guerrillero de Cristo Rey asesina por la espalda a un estudiante, Arturo Ruiz, afiliado a CC.OO. El día 24 el GRAPO secuestra al Tte General Villaescusa. Unas horas después María Luz Nájera muere por el impacto de un bote de humo de la policía, en la manifestación por la muerte de Arturo. Como se ve la cosa era un verdadero horror, el fascismo se defendía como gato panza arriba. Sirva esta entrada para homenajear a esas personas del Partido Comunista de España que dieron su vida por la democracia en nuestro país que, aunque incompleta, es mejor que la dictadura, aunque algunos, bastantes, la añoren.

Placa de la fachada

Texto publicado en la publicación de la Fundación Abogados de Atocha en 2014:

“Desde hace ya 42 años, el 24 de enero de cada uno de ellos, se recuerda y conmemora el aniversario de los Abogados de Atocha, esos mártires de la libertad que fueron vilmente asesinados el 24 de enero de 1977 en el despacho de Atocha 55 de Madrid. Como es conocido, ese día, un grupo de pistoleros de extrema derecha, irrumpieron en el despacho de los abogados laboralistas de CCOO y del PCE situado en el número 55 de la calle Atocha en Madrid y ametrallaron a las nueve personas presentes. Fallecieron los abogados Javier Sauquillo, Javier Benavides, Enrique Valdelvira, Serafín Holgado y el sindicalista Ángel Rodríguez Leal. Resultaron gravemente heridos Alejandro Ruiz-Huerta, Mª Dolores González, Luis Ramos y Miguel Sarabia.”
Francisco Naranjo Llanos Director Fundación Abogados de Atocha

Monumento 

“En torno a las diez y media se dirigen al despacho de abogados laboralistas de Atocha, donde suponían se encontraba Joaquín Navarro. Suben al tercer piso y comprueban que las voces del interior revelan que es mucha la gente que se encuentra en el mismo, por lo cual deciden esperar en la planta superior hasta que el despacho va siendo desalojado. Es entonces cuando Cerrá y Juliá bajan, llaman a la puerta y cuando Javier Benavides les abre encañonan, al tiempo que preguntan por Joaquín Navarro, quien no se encuentra ya en el despacho. 

Placa del monumento

Pese a ello entran y agrupan a las nueve personas presentes en una de las habitaciones. “Todos juntitos y con las manitas arriba”. Ésta es la última frase que escuchan las víctimas de Atocha, antes de que, según deja constancia la sentencia, “de forma inopinada e imprevista, con frialdad y serenidad, conscientes de lo que hacían, Fernández Cerrá y García Juliá, a distancia no inferior a sesenta centímetros, sin que partiera previa iniciativa ni actitud por parte de sus secuestrados, ninguno de los cuales consta llevara armas ni instrumentos de ataque o defensa, comenzaron rápida y repentinamente, a disparar, en trayectoria cruzada, de forma indiscriminada, contra las nueve personas referidas, algunas de las cuales recibieron los impactos encontrándose de espaldas a sus agresores”. 

Otra vista del monumento

El administrativo Ángel Rodríguez fallece al recibir un disparo en la nuca. Javier Benavides muere también por dos impactos de bala, uno de ellos por la espalda. Enrique Valdelvira, también con dos impactos de bala, fallece el mismo día. Serafín Holgado, con varios disparos, uno de ellos en la cabeza, y Francisco Javier Sauquillo, con una bala en el cráneo, mueren a las pocas horas. El resto son heridos de gravedad y conseguirán salvar la vida, aunque las huellas del atentado serán ya imborrables. 

Visto calle abajo

Los asesinos, se encaminan a la calle León, en busca de sus vehículos acompañados por Lerdo de Tejada, a quien García Juliá explica: “Nada, que nos hemos liado a tiros con ellos”. Albadalejo entrega dinero a Fernández Cerrá para que marche a Almería, ordena el cambio del cañón de la pistola utilizada por García Juliá. Jiménez Caravaca es el personaje que aprovisiona de armas a los asesinos y Gloria Herguedas colabora trasladando las armas a Almería.”
Francisco Javier López Martín, Secretario Formación Confederal CC.OO.

Para saber más:

Fotografías del autor e Internet
Bibliografía de la Fundación y Wikipedia

domingo, 20 de octubre de 2019

VALENTÍN CARDERERA dibujante, coleccionista y viajero romántico (1796-1880)

Valentín Carderera y Solano (foto del folleto)

De casualidad, durante el viaje a Madrid y durante la visita a la Biblioteca Nacional -que estaba en cartera-, tuvimos ocasión de ver una exposición de un personaje para mí desconocido, cosa por otro lado normal, aunque no para los estudiosos del arte, lo que demuestra mi ignorancia supina en la materia. Después de ver la excelente muestra y conocer un poco al personaje me interesé por indagar más allá de la muestra y afortunadamente tenemos mucho donde mirar y documentarnos.

Vista de la muestra

Valentín Carderera nació en Huesca en 1796 y murió en Madrid 1880, con 84 años. Fue un polifacético artista pintor, y coleccionista que llegó a pintor de cámara de la Reina Isabel II. Estudió gramática en Huesca y luego entró en el taller de Buenaventura Salesa en Zaragoza. Posteriormente fue a perfeccionar a Madrid con 20 años, 1816, a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, fue allí discípulo de Maella. Durante los años 1822 y 1831 estuvo en Roma gracias a la beca que le concedió el duque de Villahermosa. Estimo que los mecenas en aquel tiempo colaboraron a que no se perdieran artistas, pero por otro lado creo que no daban puntadas sin hilo desde luego.

Otra perspectiva de la exposición

Durante su estancia en Italia, se impregnó de la monumentalidad italiana, monumentos y paisajes, se contagió de la escuela del Romanticismo y se introdujo en estudios sobre antigüedades. Luego a su vuelta a España fue uno de los grandes impulsores de esta corriente. Destaco en el retrato y tenía una gran influencia en este género del arte de los Madrazo, detallista algo neoclasicista con un cierto toque romántico. 

Desde otro ángulo

Su colección de personajes ilustres atestigua se dedicación al género. Su trabajo: “Iconografía española : colección de retratos, estatuas, mausoleos y demás monumentos inéditos de reyes, reinas, grandes capitanes, escritores, etc. desde el S. XI hasta el XVII” publicada 1855 y 1864, es su obra más importante. La mayor parte de esta obra la realizó en París. Uno de los retratos más conocidos es el que hizo a Baltasar Gracián. Concurrió a exposiciones internacionales en París y Londres. Trabajo temas alegóricos es históricos.

Y otra vista más

En 1838 formaba parte de la junta del Museo Nacional y del Real de Escultura y Pintura (actual Prado) y fue miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la Real Academia de la Historia, siendo el titular de la clase en la de San Fernando de la Teoría e Historia de las Bellas Artes. Viajo por toda España y por eso su colección personal se nutrió se du riqueza monumental, con múltiples dibujos y acuarelas. En 1845, con 49 años, fue miembro también de la Comisión Central de Monumentos, por lo que se considera uno de los pioneros de la protección del patrimonio artístico del país. 

Valentín Carderera, 1846- Federico Madrazo (Exposición)

Publicó en las principales publicaciones artísticas de su tiempo: las españolas, El Artista, Semanario Pintoresco Español, el Museo Universal o la francesa Gaceta de Bellas Artes. También trabajó en la obra “Discursos practicables del nobilísimo arte de la pintura” de Jusepe Martínez (1866). Fue un apasionado coleccionista de obras de arte y libros, desde muy joven. Cuando el Estado adquirió su colección de grabados y dibujos se enriqueció la sección de Bellas Artes de la Biblioteca Nacional. Colaboró a la creación del museo de su ciudad natal Huesca, en 1873, a la que donó gran parte de su colección. Su colección de dibujos y grabados de Goya se conservan en el Museo del Prado y publico una biografía de Goya en el Artista en 1835. 

Baltasar Gracián, Valentín Carderera (Wikipedia)

Del folleto:

“¡Así convertimos el oro en polvo! ¿Por qué la nación ha de renunciar a estas preciosidades que con el tiempo nos pueden atraer tesoros? ¿No vemos que todas estas obras son también trofeos y muy grandes testimonios del genio español? Valentín Carderera y Solano, "Sobre la demolición de los monumentos artísticos", Semanario Pintoresco Español, 19 de julio de 1840, pp. 230-231.

Fachada del antiguo monasterio de San Diego en Alcalá de Henares, dibujo a lápiz entre 1820 y 1859. Valentín Carderera

Valentín Carderera y Solano (Huesca, 1796-Madrid, 1880) estudioso, divulgador, coleccionista y bibliófilo. El viaje constituye el hilo conductor que permite recorrer su intensa vida, con sus logros y sus contrastes. Tras formarse como artista en Zaragoza y en Madrid, entre 1822 y 1831 residió en Italia, donde estudió la obra de los maestros antiguos y entró en contacto con el Romanticismo. A su regreso, fue uno de los introductores del gusto neogótico en España, inspirado por los monumentos que había dibujado en Nápoles.

Cabeza de muchacha, 
Diego de Velázquez 1620/1622 (Exposición)

Carderera perteneció a la élite cultural de su tiempo y contribuyó a sentar las bases ideológicas del nuevo régimen con su trabajo artístico y erudito; presentó sus lienzos en las Exposiciones del Liceo Artístico y Literario, fue académico de Bellas Artes y de la Historia, y vocal de la Comisión Central de Monumentos, desde la que denunció los desmanes que se cometían contra el patrimonio y trató de ponerles freno. Mantuvo una estrecha amistad con los Madrazo; y en 1848 fue nombrado vicedirector del Real Museo, actual Museo del Prado, con José de Madrazo como director. Además, en 1843 Isabel Il le nombró pintor de cámara.

Dios la perdone: y era su madre. 
Fco. de Goya 1796/1797 (Exposición)

Sin abandonar su carrera como artista, Carderera dedicó sus esfuerzos a la salvaguarda del patrimonio histórico español. Haciendo frente a los peligros de la guerra carlista y a las epidemias, recorrió gran parte de la Península para dejar testimonio con sus dibujos y acuarelas de monumentos destacados, muchos de ellos en riesgo de desaparecer arrollados por la modernización impuesta por el nuevo orden liberal y la Desamortización.

Juan I de Castilla en su sepulcro de la Catedral de Toledo, 1853, Valentín Carderera (Exposición)

La nómina de sus viajes es extensa: a los que realizó por España han de sumarse seis estancias en París y Londres entre 1841 Y 1861, durante las cuales trató de publicar sus dibujos de monumentos españoles. En estas ciudades estableció una fructífera relación con artistas y literatos como Prosper Mérimée, Eugéne Viollet-le-Duc, Owen Jones y Richard Ford, entre otros, con quienes compartía el gusto por la mirada nostálgica al pasado y la necesidad de definir su posición en el complejo debate entre tradición y progreso.

Gitano entre Aragón y Cataluña, 1831/1880, 
Valentín Carderera (folleto)

Aunque su proyecto editorial solo se materializó parcialmente, algunas de sus vistas de monumentos fueron publicadas en la España artística y monumental de Genaro Pérez Villaamil y en revistas ilustradas de su tiempo, como El Artista o Semanario Pintoresco Español. Su obra cumbre es la Iconografía española, verdadero panteón nacional de papel, una colección de láminas de los hombres de de nuestra historia, fruto de la veneración y mujeres clave de la naciente historiografía liberal por las grandes figuras del pasado.

Mapa de España y Portugal al Exc. S. Marqués de la Romana, Vicente Beneyto 1809, colección F.Cardenera (folleto)

Por último Carderera fue un destacadisimo coleccionista y bibliófilo. Como escribiera su amigo Pedro de Madrazo, “instalado en una espaciosa habitación del piso segundo del palacio de Villahermosa su antiguo y constante protector, vivía Carderera, 'en cuanto a su trato personal, como un estudiante, y en cuanto a la riqueza de objetos de arte de que se había rodeado, como un príncipe”.

Pórtico de la iglesia del monasterio de Santa María la Real de las Huelgas de Burgos, 1847, Valentín Carderera, Museo Lázaro Galiano 

Una galería de más de trescientos retratos, pinturas de Tiépolo, dibujos de Velázquez, grabados de Rembrandt o un manuscrito de Lope de Vega (el Códice Daza) son algunos de los tesoros que hicieron de su casa un verdadero museo visitado y admirado por sus contemporáneos, hasta el que pueden rastrearse obras presentes hoy en instituciones españolas y extranjeras. Además, su pasión coleccionista se vincula con su trabajo erudito: Carderera no solo reunió la mejor colección de dibujos y grabados de Goya de su tiempo, sino que se convirtió en experto en la obra del genio aragonés.

Créditos del folleto

Con esta exposición, realizada en colaboración con el Centro de Estudios Europa Hispánica, la Biblioteca Nacional de España quiere rendir justo homenaje a un personaje que ha dejado una honda huella en la institución: cuando el Estado adquirió en 1867 la colección de dibujos y estampas formada por Carderera, su Sección de Bellas Artes se enriqueció con más de 45.000 obras, incluyendo dibujos, libros ilustrados y estampas sueltas.”

Fotografías del autor, folleto y Wikipedia.
Bibliografía del folleto y Wikipedia

EL MUSEO SOROLLA DE MADRID

Vista aérea

Después de habernos dado unos baños de emociones en la Manifestación de las Pensiones de Madrid del pasado día 16, invisibilizada por la mayoría de los medios privados y públicos, lamentablemente en un alarde de tapar las vergüenzas del Estado y sobre todo del Poder, decidimos visitar el palacete de la que fue casa de Joaquín Sorolla. Desde que se la construyó participando él en el diseño en 1911 año en el que se habitó, terminándose en 1919. Un precioso palacete entre dos grandes edificios de pisos en la Calle Gral. Martínez Campos.





De carácter neoclásica y luego más adelante le añadió un estilo andaluz, con varios patios. Tres jardines concretamente, de distintos estilos en el que destaca el andaluz, una fuente revestida de azulejos de Triana. Dos plantas, la principal o noble, a la que se accede por dos lugares, el principal y uno lateral. En la planta noble están los tres estudios del pintor, el salón comedor y lleno de abundante luz procedente del mediodía, que entra por enormes ventanales. Consta de siete salas, un salón, el antecomedor y el comedor.





La sala primera nos introduce en una serie de lienzos en los que podemos ver la evolución de la obra del pintor. La segunda es el despacho del pintor, donde enseñaba las obras y recibía a los clientes. La tercera es el enorme estudio, uno de los mejores lugares de la casa y mejor conservado. Las salas cuarta, quinta, sexta y séptima eran las dependencias de la casa que ahora son lugares expositivos. Luego está el salón, comedor y antecomedor donde cuelgan cuadros referidos a su familia. El segundo tiene una decoración de un friso realizada por el propio Sorolla.





Siempre había situado a Sorolla en ese costumbrismo impresionista, luminoso y llamativo. Yo me atreví cuando pintaba, ya no pinto nada y cada vez menos, con su Niños en la Playa, que lo tuvieron mis padres en su salón muchos años, y cuando fallecieron lo traje a casa y le he perdido la pista. Como es natural era una burda e inocente copia. Trato de explicar que es un pintor que me llamaba la atención, y sobre todo su forma de pintar la luz, pensar en él, siempre se me representaba con sus personajes del mediterráneo, pero la realidad conociendo su trayectoria no es tan así.





Su obra es variada con mucho cuadro pequeño, algunos casi miniaturas, de distintos estilos pero predominando el impresionismo. Una nutrida colección de cerámicas llena las paredes de las habitaciones del semisótano. Esculturas de amigos y una importante colección epistolar. Muebles de estilo, y multitud de otro tipo de objetos decorativos complementan esa hermosa casa que es una obra de arte en sí, y que afortunadamente se mantiene para el placer de quienes la visitan. Ver los pinceles del artista y sentarte en un banco de su patio, de cualquiera de sus patios, es un verdadero placer.

Museo de Sorolla (fotografías)

 



Fotos y vídeos del autor, google y folleto
Bibliografia de wikipedia

domingo, 6 de octubre de 2019

LA BATALLA DE ALCOLEA 151 ANIVERSARIO


Cartel conmemorativo

Siglo XIX, 1868, cientos de personas la mayoría a la fuerza, no por convicciones, murieron a las puertas de Córdoba, en los campos y puente de Alcolea, esa barriada en la que las mujeres se censaban para evitar las leyes (leyenda o no) de la “perfumada” "Isabelita la beata". Una cruz encerrada en una baranda con apariencia de ser un panteón, simboliza esas muertes que, como casi todas por no decir todas, las de las guerras son injustas e inútiles. Un monumento al que no se puede acceder porque el camino a la vera que está, que fue público ahora está en manos privadas porque así lo quiere el señor propietario. Y menos mal que por lo menos autoriza una vez al año a entrar en sus tierras y pasar por el camino público para homenajear a estas personas muertas.

Programa del día 28 acto oficial

Foto del monumento

Las Señoras de Alcolea arreglando el monumento

El año pasado fue el 150 aniversario, una fecha redonda como son las de las conmemoraciones. Al amparo de la celebración se celebró una representación de los hechos, que en el fondo son históricos. Digo esto porque hay mucha equivocación en algunos “ilustrados” de la izquierda. Nadie de la izquierda de este país comulgaría con ninguno de los dos bandos que se mataron entre sí. Ambos contendientes solo satisfacían intereses monárquicos, de uno u otro bando elegidos por la “gracia de su Dios”, mientras los intereses y los derechos de pueblo, morían también pero con otro tipo de balas, las que siempre han asesinado a los españoles. Cuando se habla de la constitución de 1812, también pasa lo mismo, yo no hubiera votado a una constitución que dice en su artículo primero que la Iglesia Católica es la única, y que el sistema de Gobierno es la monarquía.

Homenaje musical Elisa Rodríguez

 Corona, Maria Ángeles y José

Lectura de poemas Marta Rodríguez

Dos artículos como simple muestra, que me impiden aceptar esa constitución. “Art. 12. La religión de la Nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única verdadera. La Nación la protege por leyes sabias y justas, y prohíbe el ejercicio de cualquiera otra. Art. 14. El Gobierno de la Nación española es una Monarquía moderada hereditaria.  Y estos de la Constitución de 1868: “Art. 21. La Nación se obliga a mantener el culto y los ministros de la religión católica. El ejercicio público o privado de cualquier otro culto queda garantido a todos los extranjeros residentes en España, sin más limitaciones que las reglas universales de la moral y del derecho. Si algunos españoles profesaren otra religión que la católica, es aplicable a los mismos todo lo dispuesto en el párrafo anterior.  Art. 33. La forma de gobierno de la Nación Española es la Monarquía. Más de lo mismo.

Grupo de vecinas y vecinos en el monumento

Tropas y pueblo por la calle

Las mujeres de Alcolea del siglo XIX


Pero es que esas normas mejoraron lo que había, que es lo curioso. Por ello cada cosa en su tiempo. Pero hay que reconocer que entre un absolutismo y un liberalismo como aquel había grandes diferencias. Ambas cosas están desfasadas en nuestros días porque el neoliberalismo actual es más de lo mismo. Abusos y más abusos sobre los trabajadores y beneficio para una burguesía, que hoy, aunque tampoco lleguen a fin de mes se hace llamar clase media. De los poderes económicos para que hablar. Habría para destacar mucho sobre este asunto, pero la misión de esta entrada es otra, no hacer pedagogía, que tampoco viene mal. Y así que cada palo aguante su vela.


Las tropas y el pueblo por la calle

Preciosa estampa de las figurantes

Es de alabar la gestión de un pueblo, de unos vecinos, es verdad que espoleados por las almas mater que son siempre las que encienden la mecha. Que ni siquiera han tenido reflejo en la prensa radio y televisiones de esta ciudad, que desparrama mucho dinero en llevar a su casas, por altavoz, pantalla o papel impreso, cansinos eventos. Y digo lo de cansinos por lo de repetitivos, que rozan el fundamentalismo competitivo entre organizaciones católicas, pero que no son capaces de publicitar nuestra historia cercana representada en el esfuerzo de una barriada que ha querido, con su propio esfuerzo y dinero, y eximias ayudas, recordar y representar un episodio de nuestra historia cercana.

Ni las grandes producciones...

Los generales

La tropa menuda

He tratado de encontrar en las hemerotecas noticias de este 151 aniversario, y solo las he encontrado del anterior, el 150, en 2018. Los medios de información cordobeses no se han preocupado de este evento, y eso es lamentable. 322 personas de la barriada han rememorado esas fechas, e interpretado un guión escrito por ellos. Una enorme obra de teatro en la que los actores no eran profesionales. En la que hasta el vestuario lo han fabricado ellos, pero no optan a ningún Oscar en ninguna de sus modalidades. Las excelentes fotografías lo dicen todo; una tribuna, un acontecimiento, puestecillos en la calle y una ambientación digna de un premio, aunque el mejor premio es la voluntad de los vecinos. Luego celebraron el acontecimiento. Hasta contaron con la presencia de un familiar lejano del General Serrano, el supuesto vencedor de la batalla. Digo supuesto porque quien perdieron fueron los españoles.

Una empalizada

La tropa y la gente

Atacando

En los postigos de madera de las ventanas de las galerías de la hoy Facultad de Filosofía y Letras, antes Hospital de Agudos, hay grabados en ellas los nombres y fechas de muchos heridos en la batalla, esos fueron los perdedores del hecho. Los de siempre. Las disputas “reales” de los endogámicos Borbones las debieron solucionar ellos sin que costara la vida a cientos de personas. 

Defendiendo

Otra empalizada

Retirada

Solo queda de ese momento de la historia un desangelado monumento que también, los vecinos de Alcolea, han remozado, blanqueado y limpiado. Lástima que no se pudiera limpiar la historia de la misma manera, ahora que corremos tiempos en los que se trata de reescribir criminalmente por miserables. Un emotivo acto de discursos breves, poesía, música y una ofrenda floral, fue el recordatorio del evento el día antes de lo lúdico.

Los resultados de la disputa monárquicas

Siempre pierden los mismos

Ayudando al caído

Para mi es imposible reseñar nombres, máxime no habiendo estado lamentablemente presente. Siempre me olvidaría de alguien y todos tienen similar derecho a recibir la enhorabuena por el hecho ciudadano, por la conmemoración, que debería asentarse para todos los años. Una asociación que represente la iniciativa, que pueda recibir ayudas de las instituciones y que sea responsable, con sede y almacen para guarda el atrezo, sería ideal y me consta que va por buen camino. 

Dramatismo, bonita fotografía

Tribuna de público

Después de la guerra la ansiada paz

Sólo quiero destacar la formidable labor, hay que señalar a alguno en representando de todos los vecinos, de Mari Ángeles Velasco, porque sé a ciencia cierta de su esfuerzo que, no desmerece en absoluto el de los demás. Ha sido un esfuerzo colectivo de los ciudadanos de Alcolea, una perfecta organización e interpretación de todas/os a los que hay que dar la ENHORABUENA.  

Otras entradas del Blog relativas a Alcolea:



Fotografías: lamento desconocer el nombre de los autores, pero se pueden incorporar a posteriori. Y eliminar las fotografías con las que no esté de acuerdo el fotografiado.