sábado, 26 de agosto de 2017

ESTA MAÑANA LA CUESTA DE LA TRAICIÓN

Los zumaques resisten las altas temperaturas

Esta mañana me encontré con mi prima Conchi en la Cuesta de la Traición, yo salía del arco del Arroyo del Moro, cuando se interna en los chalets de la Aduana, por la pared de la alberca, rozando el territorio del cerrado hotel Mihrab y habiendo dejado a un lado la seca fuente de la Raja. En ese trozo de recorrido hay una pequeña surgencia en la orilla del arroyo que también ha dejado de manar. Han clavado en esa zona unas estacas que no se qué significan. 

Conchi y servidor (foto de Conchi)

Charlando de cosas del campo y de cuestiones familiares, se me pasó la colonia de zumaques que quería enseñarle, de los que luego le envié una foto. Si, por el contrario, pude señalarle las ondulitas o ripple-marks, en inglés -que curiosamente no conocía-, esas estructuras formadas por la acción del agua sobre la arena y que luego solidifican los años. Después las fuerzas telúricas de la naturaleza las levantó del lecho playero, posiblemente del mar de Tetis y las subió a la Cuesta de la Traición cuando formó esta serranía. 

 
 El arco del arroyo y la entrada a la alberca

Nos despedimos en el Lagar de la Cruz, ella siguió por lo que llamó Sendero del Lobo camino de las Ermitas y yo volví a la Cuesta de la Traición. No era para mí una opción seguir a Conchi, que es una gran deportista y para más inri, joven. Me enorgullece decir que es una defensora a ultranza de la naturaleza, su condición de organizadora de eventos deportivos acentúan esa defensa.

 Los zumaques

El fruto del zumaque

Las ondulitas

Considera mi prima Conchi, que la sierra no debe darse cuenta que pasamos los caminantes por ella y así es en bastantes usuarios, no desde luego lamentablemente en otros. Sé de buena tinta, que reparó uno de los puentes, cuyos maderos estaban podridos. El mantenimiento por quien proceda, de estos centenarios senderos, es nulo absolutamente, la foto y si te he visto no me acuerdo. Si por lo menos no hubiera quien los destroce, podíamos darnos por satisfechos.

Fotos del autor y de Conchi

2 comentarios :

Andalucía Viajes dijo...

¿Este fruto es comestible? Gracias por el artículo muy interesante :) Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Sí, pero con ciertas limitaciones, dice Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Rhus_coriaria que el fruto inmaduro y en determinada cantidad puede ser tóxico. Normalmente por su contenido en taninos era usado para curtido de pieles, pero en la cocina de oriente medio se usaba para condimentar.
Saludos.