martes, 12 de mayo de 2020

PLANO DEL PRIMITIVO EMPLAZAMIENTO DEL TRIUNFO DE LA PLAZA DEL POTRO

El Triunfo de la Plaza del Potro

Un pequeño plano encontrado en un archivo cualquiera, que sirvió para realizar la topografía del excelente trabajo de Casañal en 1884, unos de los mejores planos de esta ciudad, representaba en la llamada entonces plazuela de San Hipólito, un ensanche de la calle S. Hipólito, hoy dividida entre la plaza del Escudo y calle Alonso de Aguilar y en un rincón, un triángulo que me recordó que ese fue el emplazamiento que tuvo originalmente, el Triunfo que ahora está en la Plaza del Potro. Duró su estancia allí 159 años, de 1768 a 1927, muchos más de los que lleva en el actual de la Plaza del Potro, que son de 1927 a 2020, 93. Miguel Verdiguier (1706/1796), escultor, fue director de la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Recibió el encargo del Cabildo de Barcia, para construir el monumento del Triunfo a San Rafael de la Puerta del Puente; fue el autor de los púlpitos churriguerescos del altar mayor de la Catedral; y de la barroca escalera de la actual Biblioteca Provincial. Parte de su obra reside en el Museo de Bellas Artes. Son su obra también las esculturas exteriores de la Catedral de Jaén, y los relieves de la Catedral de Granada trabajos realizados allá por 1780. En Lucena realizó el Cristo del Santo Entierro.

Plano de Casañal para la confección del plano de la ciudad

Detalle del emplazamiento en el plano topográfico

Representación del emplazamiento en el plano de Casañal, 1884, en el de 1851 y 1811 no figura.

Dice D. Teodomiro Ramírez de Arellano: “Muchos son los monumentos dedicados a San Rafael, y casi todos, con corta diferencia, se asemejan, desde el estrafalario de la plazuela de los Aguayos hasta éste, sin duda el mas sugeto a las reglas del arte, y por lo mismo es tal vez el que mas ha sufrido, llegando al sensible estado en que lo vemos: sobre una basa de piedra blanca con recuadros negros, en que se representaba el Hambre, la Peste y las Tormentas, habia tres salientes sosteniendo la Fé, la Devoción y la Perseverancia, estatuas de barro, que han caido hechas pedazos a las pedradas de los chicos; desde aquel punto elévase una gallarda aguja truncada para posar la imagen de San Rafael, también mutilada en gran parte y perdido el oro que la cubría. Este sencillo y precioso monumento era obra del escultor francés D. Miguel Verdiguier, morador en una de las casas de la plazuela en que nos encontramos: él lo dirigió y no falta quien opine haberlo hecho en protesta del mal gusto con que se erigió el costeado por el Sr. Barcia casi frente a su palacio. En el archivo municipal vemos que dicho artista solicitó en 2 de Mayo de 1768, se le concediese por el Ayuntamiento el terreno necesario en la plazuela, y que después de oir el dictamen de los Veinticuatros D. Luis Toboso y D. Diego Velasco, le fué concedido en 15 del mismo mes y año.”

En 1904 la Plaza del Potro sin el Triunfo (Foto Albert Kahn)

Y continúa diciendo:“Nadie dice, ni lo creemos, que fuese costeado por Verdiguier, y sí tradicionalmente se asegura, sin que lo hayamos podido confrontar, que se hizo a espensas del Cabildo de la Colegiata de San Hipólito, si bien no falta quien se lo atribuye á los canónicos D. Lorenzo de Cárdenas y Mondragon y D. Mariano José Saez, lo cual no es posible, porque nada se dice en una cartavida que del primero escribió el segundo, refiriendo todos los actos de su ejemplar vida: estos señores serian los diputados que aquel nombraría para inspeccionar las obras y correr con su costo. Tanto por el Ayuntamiento como por particulares, se ha pensado muchas veces la restauración de este monumento, trasladándolo á la vez á un punto donde luciera y sirviese para embellecerlo, y hasta nuestro malogrado amigo el escritor D. Rafael de Vida y Quesada publicó un artículo encaminado á este fin, citando como lugares mas apropósito, la calle del Gran Capitán, la estación de los ferro-carriles y los jardines de la Agricultura, y el Alcalde D. Carlos Ramírez de Arellano, de quien tanto nos hemos ocupado, proyectó ponerlo en una fuente monumental que se levantara en el centro del campo de la Merced: nada se ha hecho y mucho tememos que el tiempo destruya aquella obra, sin que se utilice en parte alguna.”

Un boceto para una fuente de Verdiguier

Fue en el año 1924 cuando se accedió al traslado. Y la petición definitiva fue llevada a cabo por parte de Enrique Romero de Torres: que entre otras cosas añadió: ”(...) estaba casi destrozado en un rincón de la Plaza del Ángel, y era objeto de profanación por las noches, se restaurase y se trasladara a la Plaza del Potro, y con beneplácito del R. P. Superior de los Jesuitas residentes en San Hipólito, en unión de algunos vecinos que contribuyeron a los gastos del traslado.” Y el 27 de octubre de 1924 tal y como mencionan las dos leyendas que tiene la triangular basa: “DESDE UN RINCÓN DE LA CIUDAD DONDE SE HALLABA FUE TRASLADO AQUÍ ESTE MONUMENTO RESTAURADO EN EL AÑO MCMXXIV.” (Inscripción noreste.) “EL DÍA 27 DE OCTUBRE DE 1924 SE CELEBRÓ CON GRAN SOLEMNIDAD LA INAUGURACIÓN Y BENDICIÓN DE ESTE TRIUNFO OBRA DE ESCULTOR D. MIGUEL VERDIGUIER” (Inscripción noroeste.) Se demuestra la dejadez monumental que siempre ha tenido esta ciudad, por lo que no podemos achacarla ahora sólo a estos tiempos. La importancia de este plano es la representación exacta del lugar del emplazamiento original del Triunfo de Verdiguier hoy en la Plaza del Potro.

ENTRADAS DEL BLOG SOBRE TRABAJOS DE MIGUEL VERDIGUIER


Fotografías del autor, de Khan, del Museo de Bellas Artes
Bibliografía de Paseos por Córdoba de T. Ramírez de Arellano y Wikipedia, Plano de la Cartoteca de la Junta de Andalucía

No hay comentarios :