martes, 8 de diciembre de 2009

SAN NICOLÁS DE LA AXERQUÍA


San Nicolas de la Axerquia 1
San Nicolás de la Axerquía, puerta de la Ribera


La mañana del día de la Constitución estuve haciendo unas fotos de lo que queda de San Nicolás de la Axerquía. Estaba ubicada en la salida de la calle Consolación a la Ribera. Tuvo durante muchos años el famoso kiosco de la Ribera adosado a sus paredes, en la fachada que da al río, e incluso aún se ve lo que fue una puerta en su pared, casi en la esquina, y que posiblemente diese a la sacristía o a la casa del rector. El kiosco fue como he dicho antes una construcción adosada, de madera, a lo que fue la iglesia. Nunca entré en el kiosco, pero han sido muchas veces las que he pasado por su puerta, y muchas también las que he visto la nave de San Nicolás sin haber entrado en ella. Y créanme que me hubiese gustado.

Diferentes textos hablan de esa construcción pero tienen algunas referencias contradictorias. No soy un historiador y carezco de legitimidad para aseverar nada, por lo que me basaré en lo escrito, admitiendo que todo tiene algo de verosimilitud. En algún lugar leí que pasaba junto a ella el famoso Caño de Vencesguerra, Venci guerra o Vicente Guerra, del que se hace una descripción breve aspirando a hacer una entrada exclusiva en la referencia al Pianillo de la Coja, e inclusive que en su construcción hubo que tener en cuenta la famosa cloaca.

Se habla de que fue una mezquita. Esto es lógico, teniendo en cuenta lo hemos comentando en alguna ocasión, respecto de la utilización de los lugares de culto por los nuevos dominantes. Parece que los lugares sagrados por alguna religión siguen, de alguna forma, siéndolo para la siguiente. Luego llegó Fernando III y la dedicó a San Nicolás de Bari y trescientos años después, 1642 se dedico también a San Eulogio. D. Andrés de Olivar y Salmerón ya llevaba veintinueve años de rector, y aún le quedaban ocho para que fuera enterrado en el suelo al lado de la Epístola.

Grabado de Wyngaerde

Grabado de Wyngaerde 1567.

Tratar de hacer una descripción de su interior es muy complicado. El grabado de Wyngaerde nos la representa en 1567 de una forma y el de Guedson bastante distinta. He tratado de hacer un esquema de ambos. El primero es más simple y en el segundo nos representa un notable parecido con la estructura arquitectónica de la Catedral insertada en la Mezquita.

Grabado de Guedson

Grabado de Guedson.

Su forma era de tres naves, en dirección este oeste. Una nave central y dos laterales, normalmente la nave sur es la de la Epístola, o lo que es lo mismo la nave que está a la derecha mirando el altar mayor, y la del Evangelio la de la izquierda o norte. Todo esto sin ser muy riguroso en la orientación geográfica, pero a groso modo es así. Está escrito que era de techo bajo, con muchas columnas, lo que la hacían algo incomoda.

Parece ser que en el extremo superior de la nave de la Epístola había una capilla que sirvió de sagrario, y estaba dedicada a Ntra. Sra. de las Huertas, que tuvo una Hermandad de las llamadas de limpieza de sangre -que posteriormente se refundió en una llamada del Santísimo-, dedicada a S. José y S. Rafael. Tenía un cuadro atribuido a Sarabia con un motivo de la Concepción.

Para tratar de seguir una cronología, difícil de seguir pues nos movemos en un amplio periodo del tiempo del orden de seiscientos años, nos trasladaremos al Altar de Ánimas, que tenía Hermandad también. Existía la curiosidad de que una tabla era puesta en la fachada cada vez que la hermandad salía. Fue fundada en 1640 por Juan Jacinto de Góngora que está allí enterrado. Poseía dos cuadros uno una alegoría de autor desconocido pero que llamaba la atención, otro con la pintura de las Ánimas, y un tercero con S. Juan Bautista y El Salvador. Sus Hermanos tenían derecho a enterramiento. Al lado de la Capilla Mayor había dos cuadros de la Virgen y S. José puede que atribuidos a F. Agustín Grande.

En la nave del Evangelio, entre la sacristía y el Altar Mayor estaba la capilla de Ntra. Sra. del Rosario, Sta. Lucía y S. José. También tenían Hermandad que se trasladó de la Iglesia de los Mártires, Se llamó también de Santa Lucía y la Hermandad se preocupaba de enterrar a los ajusticiados.

Saltamos por razones de fecha nuevamente a la nave de la Epístola para decir que, a continuación había una capilla con una Dolorosa, y un Crucificado, que también tenía Hermandad, ésta se llamó de Ntra. Sra. de Loreto. En esta capilla había un texto en su retablo que databa su construcción, decía que ocurrió en 1718, siendo Hermano Mayor D. Diego de Góngora.

Siguiendo ahora en la pared de la nave del Evangelio, había detrás de una urna el altar de Jesús del Huerto, erigido por el Sr. Góngora. Entre este altar y la puerta de entrada desde la plazuela, había otro de Ntra. Sra. de Loreto con un enorme crucifijo. Tenía una inscripción que lo databa en 1727 y que era de la Cofradía de la citada advocación anterior.

Al final de la nave del Evangelio estaba la capilla del Bautismo con dos cuadros, uno de las Ánimas y otro de San Juan bautizando a Cristo. Otros textos atribuyen la procedencia de esta capilla a la Iglesia de Omnium Sanctorum, pero sin embargo en otro lugar hablan de su traslado a la de Santiago.

El coro al final de la nave central, como lo requiere la lógica. Cayó en él un rayo en 1810. Una referencia a las inundaciones de 1784 y 1821, primero de enero y 26 de diciembre respectivamente, había en la fachada, a modo de azulejos igual que los que hay en la Iglesia del Santuario de la Fuensanta, señalando el nivel de las aguas en las avenidas.

La Sacristía era de tamaño mediano en la que habían dos cuadros uno de Dalila cortándole el pelo a Sansón y otro representando a Jesús muerto, atribuido a Antonio del Castillo. Su archivo tenía datos de las crecidas del río, en notas marginales. Comienza su libro de bautismos en 1557, el de casamientos en 1586 y el de fallecimientos en 1596.

La Hermandad de la Oración del Huerto figura en San Nicolás de la Axerquía en el siglo XVII. Los gastos aparecen en el libro de cuentas del visitador general de la Diócesis. En 1820 aparece un reglamento que establece una sola procesión en Semana Santa, y refleja que las imágenes continuaban en San Nicolás y Eulogio de la Axerquía. En el año 1877 la parroquia se traslada al ex convento de San Pedro el Real (San Francisco) y este es el último dato de la existencia de la parroquia. El fondo documental de la parroquia está en San Francisco.



San Nicolas de la Axerquia 1

Puerta que consideramos la principal en la plazuela.

San Nicolas de la Axerquia 1

Lugar donde estaba el kiosco adosado.


San Nicolas de la Axerquia 1

Fachada de la calle Consolación.

San Nicolas de la Axerquia 1

La casa del rector.

San Nicolas de la Axerquia 1

Un rincón de la plazuela.


San Nicolas de la Axerquia 1

Vista desde Google.

Catastral San Nicolas de la Axerquia

Catastral de San Nicolás de la Axerquía, que es una propiedad privada.

Por gentileza de Saqunda tenemos la ficha de la GMU de la finca y sus niveles de protección y, una fotografía que la añadimos, de la casa del rector cuando aun tenía cubiertas. Significativo la playa de coches en que estaba convertida, caóticamente la plaza de Badanas. Como bien dice la ficha su uso de lo que fue Iglesia y Mezquita es ahora aparcamiento.



San Nicolas de la Axerquia Plaza

Plaza de la calle Badanas, que se llamó de S.Nicolás de la Axerquía.

8 comentarios :

Ben-saprut dijo...

Bonita e interesante información. Siempre que paso junto a este edificio me suelo preguntar si será esta la última vez que lo vea antes de que se venga abajo.

Dos cosas, Paco: ¿Se sabe si existe un plan pensado a futuro? Si como dices es de propiedad privada, seguro que su dueño está a la espera de su caída para especular con el terreno.

¿Y se conoce el destino de su patrimonio interior?

Gracias y un saludo.

Paco Muñoz dijo...

Ben, en el Catastro está fechado en 1930, como suelo residencial. Construido 180 y superficie de suelo 63 m2. El domicilio es Badanas 26.

Otra cosa es el nivel de protección que tenga, que habría que verlo en la Gerencia. El problema no es que se caiga, es que hacer un agujero en ese subsuelo ya sabes y se lo pensará el que lo haga.

Voy a ver si encuentro en la gerencia la ficha o sino preguntaré a un amigo. Por curiosidad, pero será lo que te digo, el riesgo de tocar allí debajo. Primero una mezquita, luego setecientos años de iglesia, enterramientos y aunque lo hayan limpiado, no se habrá quedado del todo. La protección seguro serán las dos portadas, pero habrá que ver las fichas.

Ben-saprut dijo...

Ya entiendo la dejadez. Pues posiblemente su futuro sea esperar a que se degrade tanto que sea necesario derribarlo, y ampliar la plaza hasta la Ribera.

Perdemos un edificio histórico, pero ganamos en espacio público abierto, que si se hace bien... Porque con estos antecedentes, posiblemente cualquier cosa que se plante allí crecería bastante bien. ¿No crees?

Paco Muñoz dijo...

Es posible que lleves razón, aunque el edificio tiene derruida lo casa anexa que creo era la del rector, el resto si lo ves en google tiene una cubierta completa y por ambas puertas, la de la ribera y la de Badanas o plaza, tiene placa de cochera. Luego tiene un uso y la degradación sólo afectaría a la casa anexa.

Saqunda dijo...

Hola Paco, tienes un ritmo de escribir que no me da tiempo a leerte todo...
He buscado la ficha en la web de la Gerencia de Urbanismo:
http://gmu.ayuncordoba.es/index.php?option=com_content&view=article&id=1289

Como intuías lo que está protegido son las portadas, y el resto del espacio está sujeto a lo que pueda aparecer en el subsuelo.

Paco Muñoz dijo...

Saqunda es una delicia y una tranquilidad saber que estás ahí. Esto nos contesta a Ben y a mí oficialmente. La ficha está muy clara y la he incorporado para su consulta, así como una fotografía, de hace pocos años, cuando se aparcaba en la plaza. De pena. Afortunadamente hoy sólo lo hace los "caras", hasta que los pillen. Muchas gracias Saqunda.

Francisco Díaz Luque dijo...

Paco, soy Paco Díaz Luque, el hijo de Paco Díaz Roncero. Ha supuesto una verdadera alegría para mí el haber sabido de tí a través de este tu interesantísimo y delicioso blog, al que he accedido casualmente buscando información sobre San Nicolás de la Ajerquía, por transcurrir cerca de esta desaparecida iglesia cordobesa parte de la trama del libro "La mano de Fátima" de Ildefonso Falcones (a partir del capítulo 25, por si deseas echarle un vistazo, sin duda te gustará.) Hace mucho tiempo que no nos vemos y me ha emocionado auténticamente ver tu foto y leer tus entradas, que destilan verdadero amor por nuestra ciudad, por la CULTURA con mayúsculas, y por nuestra historia. Te mando desde estas líneas un cariñoso y sentido abrazo, desde mi reconocimiento del afecto que siempre profesaste a mis padres y a mi familia. Gracias por ello y por esta inagotable fuente de placer que es tu blog.

Paco Muñoz dijo...

Paco que gran alegría me has dado. La he leído muchas gracias. Paco tu padre y tu abuela eran como de mi familia. Tu padre para referenciarlo en mi casa era el Paco de Luisa. Vivimos juntos en la calle Medina y Corella, yo tenía un par de año o tres, y ahora voy para los setenta y uno. De una forma u otra estoy cerca de tu familia, no he perdido la relación con tu tío Pepe, y tengo una más estrecha con tu prima Susana su hija. Muchas gracias por tus palabras, en cierta ocasión estuve en tu escuela con Rafael Pulido, te buscamos, pero coincidió que no estabas por alguna razón. Siempre he querido glosar la figura de tu padre, pues era uno de los grandes artistas que ha tenido esta ciudad. Lamenté mucho su partida, pero es la ley. Espero que tu madre esté bien. dentro de lo que cabe. Mira una curiosidad, tu padre trabajaba en un pasillo que separaba nuestras casas, la de mis padres y la de tu abuela, y mi madre tendía la ropa allí, pues siempre el titulillo de mi madre era que una sabana se le manchó de pez, de las bombos de Paco de Luisa. Luego hablaban de tu bisabuelo, que era un personaje, para mi madre. En fin que de recuerdos. Cualquier día te visito en la escuela y yo estoy a tu disposición para lo que modestamente pueda colaborar contigo. Un abrazo muy fuerte y muchas gracias.