miércoles, 5 de enero de 2011

LA CASA DE LOS LUNA Y FERNÁN PÉREZ DE OLIVA

Una imagen nocturna de la casa de los Luna.

Por los alrededores de S. Andrés, con la cercana Casa del Duende de la calle de Almonas (Gutiérrez de los Ríos); el caso raro de la Casa de los Angulos; la calle Mancera, y algo más atrás con la casa de “la del amor que huye”, y aunque aún hay mucho donde mirar en el mismo, no podemos dejar el barrio sin pararnos en la llamada Casa de los Luna o de Fernán Pérez de Oliva. 

Vista de la fachada norte desde el jardín.

Es una bonita casa solariega, de estilo plateresco, donde parece que vivió el notable humanista que fue rector de la Universidad de Salamanca en 1529, Fernán o Hernán Pérez de Oliva, (1494-1533), cuya muerte le sorprendió con treinta y nueve años en plena juventud, dejando inéditas sus obras, que se encargó de publicar su tío, Ambrosio de Morales en 1586.

Portada de la mansión de los Luna.

La mansión es un ejemplo de mansión cordobesa del Renacimiento. Está datada en 1544 y se atribuye a Hernán Ruiz el Viejo. El marco donde se construyó es el de la Plaza de San Andrés. En ella, dice D. Teodomiro “hubo una fuente muy raquítica construida en 1794, la cual costó 1012 reales y 24 maravedíes, surtida con agua de la Palma; pero perdida en 1841, la quitaron y permaneciendo así hasta 1861, que pusieron la actual que estaba en la Plaza del Salvador –que parece se labró en 1644-, dándole la dotación de otra de la calle de San Pablo, del agua que nace en la Compañía”. 

Ajimeces que le dan a la fachada su singularidad.

Orti Belmonte comparaba la fuente citada, con la de la Plaza del Potro, porque salvo la parte superior eran muy parecidas. Hubo un tiempo que la culminó el escudo de España con el águila imperial, y fue destruida en 1813 “en odio a las Aguilar del emperador de los franceses, Napoléon” según un texto de Ramírez de las Casas Deza. 

Fotografía antigua del estado de la casa y la plaza.

La plaza estuvo bastante deprimida en los finales del XIX y principios del XX, según podemos ver en el documento fotográfico de esa época de AMC (Archivo Municipal de Córdoba). Luego se reformó la plaza por Cruz Conde en 1925, y después otra vez en 1982, dotándola de un jardín y pavimento de chino cordobés, y me parece que otra más reciente. Tiene unos bancos alrededor de la fuente desde donde se puede disfrutar de esa hermosa fachada. Así mismo, el jardín se compone de naranjos y tres palmeras, dos de ellas unos buenos ejemplares y una tercera en la infancia aún.

Fachada de la calle Fernán Pérez de Oliva

Buscando el origen de la familia que le dio el nombre a la casa, se pierde uno en referencias, pero lo cierto es que hay bastantes al apellido de Luna. Una dice que, Doña Luisa de Luna, hija de Egas Venegas, y viuda de Fernando Arias de Luna vivió en el entorno -no precisa que fuera en la casa-. Otra dice, que D. Luis de Luna fue fundador  del primer hospital de locos o manicomio, que hubo en Córdoba, y de la ermita que se llamó Sangre de Cristo. 

Escudo Heráldico de los Luna.

Existe también un códice que según parece se conserva en la Academia de Ciencias y Buenas Letras y Nobles Artes de Córdoba, donde figura una inscripción que dice: “Este Sagrario se acabó é esta su capilla del hospital del Santo Cristo año de nuestro Salvador Jesucristo M.C.C.C.C. Liij años en XXX iiy años que el dicho hospital se edificó é siete años que la casa de los Lunas. Se publicó en dicho año la dicha indulgencia según é se cumpliera LXX años que Luis González de Luna nació en las casas suyas. Corresponde haber nacido en el año 1363, luego vivió noventa.” Sin embargo, por la dicción se conoce que esta inscripción no estaba completa cuando la copiaron.

    
Plano catastral de la casa y de la ficha de la Gerencia.

El Catálogo de Bienes Protegidos del Conjunto Histórico de Córdoba, de la Gerencia Municipal de Urbanismo, dice en la ficha de identificación MA-25; 

Denominación: Casa de los Luna. Dirección: Plaza de San Andrés. Ref. Catastral: 41482/03. 2. DESCRIPCION. Tipología: Casa solariega. Cronología: Siglo XVI (1544). Patios: Dos patios, (estructurantes) reformados en el siglo XX. Estructura: En general de muros de carga de sillería. Existen indicios de continuidad constructivos con la casa colindante en la Plaza de S. Andrés, por lo que pudieran tener un origen común. Fachada: Dos plantas, en esquina, con portada principal adintelada con decoración de guirnaldas. Destacan las dos ventanas en esquina (ajimeces) con capialzados imitando artesonado. El cuerpo del secadero es de factura modera. Cubierta: Inclinada de teja cerámica árabe. Uso: Vivienda. Conservación: Buena. Reformado a mediados de siglo XX por el arquitecto Carlos Sáenz de Santamaría. Propiedad: Privada. Fue casa de Hernán Pérez de Oliva, humanista, Rector de la Universidad de Salamanca. 

3. MOTIVACION-VALORACION. Valoración DGBBCC: Clasificación Legal:  Categoría:  Valoración PGOU 1986: Protección B. Monumental II. Ordenanza RP-2. Renovación. (Cuerpo recayente a c/ Villalones). Elementos de Interés: Fachada principal. Escudo de los Luna, situado encima de la portada. 

4. CONDICIONES DE USO. Prioritario: -Permitidos: Cualquier uso de los recogidos en el Art. 95 (incluso con carácter de equipamiento o servicio) que resulte compatible con los elementos de interés objeto de protección y niveles de intervención definidos en esta ficha. Prohibidos: Aquellos cuya implantación en el edificio resulte incompatible con los elementos de interés objeto de protección y los niveles de intervención definidos en esta ficha, por afectar negativamente a sus características históricas, tipológicas, constructivas o ambientales. 

5. NIVELES DE INTERVENCION. 0. Cons. Integral: Fachada principal. Portada y escudo de los Luna. 1. Cons. Estructural: Cuerpo original en torno a primer patio. 3. Cons. Tipológica: Cuerpo remodelado en el siglo XX en torno a segundo patio, con dos plantas de altura. 7. Espacio Libre: Patios existentes.

Placa descriptiva en la fachada.

En la publicación Paseos por Córdoba, en el capítulo referido a  San Andrés y concretamente, a la Plaza y casa solariega que nos ocupa, D. Teodomiro dice literalmente: 

“Formando esquina a la calle del Huerto hay una casa, propiedad hoy del maestro de carpintería don Antonio Castilla, aficionado a pinturas antiguas, de las que ha reunido una colección, en que hay algo bueno, particularmente una gran tabla representando la Virgen, y que llama la atención por sus muchos años.

La casa tiene una bonita fachada del Renacimiento, hoy sin uso, y en la esquina dos preciosos ajimeces, uno sobre otro y con los vanos macizos, no teniendo más compañero que otro en la calle de la Pierna. Como un recuerdo de nuestras bellezas artísticas debieran ponerse en uso, lo cual daría importancia a aquel edificio, un tiempo casa de las más principales.”

Añadido contemporáneo del secadero.

Ya en nuestro días y haciéndome eco de un vecino de S. Lorenzo gran conocedor del barrio, Manuel Estévez, ilustre bloguero, cita a la casa como la del platero “Pepito el Sevillano” que: “fue una institución en el arte de la plata y durante muchos años, llenó las tertulias de Córdoba, con su arte y sus platicas. El Marques de la Ensalada y el Duque de la Ribera, fueron sus grandes acompañantes.” continúa diciendo también que, “por uno de los ajimeces se pudo ver en un tiempo la Custodia de Arfe que reparó el platero a principios de los sesenta”. Y concluye: “En la peana de esta custodia se ve el grabado de dicha reparación, al lado de otra del maestro Damián de Castro”.  La sobrina nieta de Pepito el Sevillano, Mercedes, aclara que al fallecimiento del platero, la casa pasó a ser propiedad de sus sobrinos, dos de ellos mantuvieron la platería hasta su jubilación. Actualmente está en venta esta hermosa casona renacentista.

Dintel de la puerta con decoración de guirnaldas.

Cualquiera que conozca algo el mundo de la platería, tendrá conocimiento de la existencia de este platero que ostentó durante mucho tiempo el título del mejor platero de Córdoba, lo mismo que su antagonista que fue otro que se llamaba Obispo, existiendo los refranillos en el gremio de: “eres más bueno que Pepito el Sevillano”, o “peor que Obispo”. Como curiosidad, decir que no era sevillano como el apelativo dice, si no gaditano, concretamente de Sanlúcar de Barrameda. D. José González del Campo Vidal (Pepito el sevillano) falleció el 6 de noviembre de 1978.

Cancela acceso al primer patio

Importante si encontramos el portón abierto, pasar al zaguán, con vistoso artesonado y asientos de obra en dos de sus rincones, cancela forjada con el escudo heráldico de los Luna, y disfrutaremos de la vista de un hermoso patio que es uno de los más bonitos de Córdoba. Dentro del mismo a la izquierda tiene unos arcos cerrados con cristalera, que contienen una galería y, dentro de ésta está la monumental escalera de subida a la planta superior. 
  
                               Patio y brocal del pozo                               Fuente y escalera

El patio precioso, enchinado, con un pozo y una fuente de surtidor en el centro, y rodeado de múltiples restos arqueológicos. A la derecha una escalera pequeña, al aire, con una pequeña columna salomónica en su comienzo, capitel y fuste,  que sube a la planta alta también. Por las ventanas del fondo del patio, donde está el pozo, puede verse el otro patio posterior.

Fotografías del autor salvo la del AMC
Bibliografía Gerencia de Urbanismo, Paseos por Córdoba

19 comentarios :

Manuel Estévez dijo...

Amigo Paco


Esa casa que presentas sabras que está en venta para el que la quiera comprrar.

Los sobrinos de Pepito el Sevillano
(dos de ellos), son los que están en ella de forma casi habitual.

Ya dijimos en otra entrada que la ventana esquinada, es el despacho que utilizaba Pepito, y por dentro tiene un acceso de escalones no muy bien estructurado.

Los sobrinos de Pepito, ya de cierta edad, están emparentados con el Látigo Negro, pues uno de sus hermanos menores que es juez en Madrid, estuvo casado con la hermana más pequeña del cura, y digo casados porque actualmente están divorciados.

La segunda remodelación de la Iglesia de San Lorenzo (1966), tuvo mucho intervención en plan de consejos de Pepito, pues era un hombre que entendía de todo.


Saludos

Mercedes Martínez Molina dijo...

Pepito el Sevillano, que por cierto no era sevillano sino de Sanlúcar de Barrameda, era mi padrino. Tras su fallecimiento la casa pasó a propiedad de sus sobrinos, entre ellos mi padre, y dos de ellos han mantenido la platería hasta hace pocos años que se jubilaron. Tu medalla de concejal salió de allí.

Mercedes Martínez Molina dijo...

Querido Manuel, sólo precisar que mi tío no es ni ha sido juez en Madrid, fue juez de instrucción en Vitoria y después se trasladó a Jerez de la Frontera donde se jubiló el pasado septiembre como juez de menores.

Y es cierto estuvo casado con una hermana de Juan Novo, pero llevan muchos años divorciados, con lo cual, creo que el parentesco entre los dos sobrinos que están habitualmente en la casa no existe.
Y también es cierto que la casa está en venta. Saludos.

Anónimo dijo...

Ambrosio de Morales y Fernán Pérez de Oliva tuvieron una estrecha relación familiar con Montilla, es muy importante apuntar este dato para entender estos personajes. Gracias por el artículo. Desde Espejo, saludos.

Manuel Estévez dijo...

Estimada Mercedes


Pido perdón por el error de Madrid, es que cuando tu tio se casó con Inmaculada Novo, se marcharon a Madrid.

No sé quien de los dos hermanos es su padre, pero uno que vive en la Ciudad Jardin, que es un tipo muy formidable, me dijo:

Mi hermano es Juez.

Lo de Madrid, lo he supuesto yo y pido perdon por ello.


Saludos

Francisco dijo...

Buenas noches a todos, me gustaria preguntar a los entendidos si alguien sabe donde se situaba el Hospital del Santo Cristo o la Ermita de la Sangre mencionados en este buen articulo. Un saludo y gracias.

Paco Muñoz dijo...

Muchas Gracias por la extensión de los datos Manuel, y por la justificación de algunos a Mercedes.

Mercedes, no sabes la alegría que me da tu precisión de primera mano, porque los que nos movemos preguntando aquí y allí tenemos muchas imprecisiones, siempre lógicas por las transmisiones orales. Con tu permiso le haré un añadido a la entrada con los datos que aportas pues los que leen la entrada principal, por llamarla de alguna manera, muchas veces no se paran en los comentarios, que cada vez estoy más convencido de que son lo que vale de verdad de las entradas. La entrada es la “provocación” a las distintas memorias. Me ha costado algo de trabajo situarte Mercedes -ya estoy algo mayor- y te he mandado un mensaje a tu correo, lástima no haberme acordado antes porque alguna vez hemos hablado de esto, pero ya hablamos de años, tu eras un poco más chavala que ahora. No se si la ultima vez que nos vimos fue Guadalquivir abajo o en la presentación de tu libro. Muchas gracias, me ha dado mucha alegría leerte.

Y compañero de Espejo, queda expuesto tu detalle sobre la relación de tío y sobrino, Fernán Pérez de Oliva y Ambrosio de Morales, con Montilla. Gracias.

Francisco, estoy tratando de mirar en algún sitio esa ubicación, porque no he encontrado datos exactos. Como me llamó la atención igual que te la ha llamado a ti, pensé en precisarlo. Posiblemente en el Archivo haya algo.

Mercedes Martínez Molina dijo...

Querido Manuel. El tipo "formidable" del que hablas es mi padre. Gracias por el halago, no sabes la ilusión que me ha hecho.

ben dijo...

Creo haber oído en radio Córdoba de
los años 60,en un programa sobre
leyendas y misterios,una preciosa
leyenda sobre esta casa,creo.
La cosa iba,si mal no recuerdo,de un enorme tesoro que había enterra
do en la misma,de una enorme pie
dra que se levantaba,para acceder
al mismo,pero que se cerraba,no sé
si se apagaba la bujía,o si se dejaba de rezar una oración,Seguro
que Manuel,sabe algo de esta leyen
da.Lo mismo no es de esta casa.
Como siempre tu escrito es perfec
to Paco y las colaboraciones de
alta calidad.Os escribo,esperando
que se despierten los nietos,para
abrir los regalos de los Reyes Ma
gos,momento grande.Felicidades pa
ra todos vosotros.

Paco Muñoz dijo...

Ben esa leyenda es sobre el Palacio de Orive, no sobre esta casa. El programa de Radio Córdoba al que te refieres era uno que hacia Manolo Salcines, y me parece que se llamaba Paseos por Córdoba. Luego nos metían miedo con el ¡Qué se apaaaga la veeela! Hasta que se apagó y Doña Blanca se quedó debajo del portal.

werrybee dijo...

Excelente entrada amigo Paco, me ha gustado mucho leer los datos que aportas tanto en la entrada como los blogueros en los comentarios.
Si aparezco por aquí solo puede ser por un motivo y es que esta casa también ha quedado inmortalizada en el cine, esta vez en una gran película (no todas iban a ser malas). Ya te pasaré una captura.
Hablando un dia con un señor que estaba allí, no solo me dejó pasar al patio sino que me comentó que aparte de la película se habían grabado entrevistas y actuaciones musicales (creo que de flamenco).
En concreto me habló de Teo Escamilla como amigo y asiduo de la casa, por motivos profesionales.

ben dijo...

Bueno,falta que alguien diga el pre
cio de venta de la casa,lo mismo
con los tiempos que corren,está a
buen precio.

Molón Suave dijo...

Estupendo artículo, Paco. Pero esa plaza y esa casa tienen para mí no muy buenos recuerdos. Cierto día, volvíamos mi mejor amigo y yo de los salesianos. Veníamos corriendo casi todo el camino y sudorosos. Era febrero. Había llovido hacía un par día, pero aquel día lucía el sol. Junto a la puerta de la casa había un montó de arena, todavía húmeda. Mí amigo y yo estuvimos jugando con ella. Mi amigo estuvo un buen rato tumbado de espaldas en el montón, sin duda, demasiado y sudoroso. Como consecuencia, cogió una pulmonía y unos días más tarde fallecía. Desde entonces pasa por esa plaza a disgusto y casi a la carrera.
Por otra parte, para completar el barrio, tienes que hablar de la Casa del Orive, aunque ya en los comentarios se ha tocado un poco su leyenda. La casa merece un artículo de los tuyos.

Manuel Estévez dijo...

Estimada Mercedes


Me alegra que haya quedado aclarado el error de Madrid.

Hace unos días he estado hablando de forma muy personal con Inmaculada, que ha venido al entierro de su hermana Mercedes.

Y la verdad es que por discreción no le pregunté nada del que fue su marido.

Y eso que yo los traté bastante cuando se hicieron novios.

Reconozco que la certeza, es la certeza y sobra todo lo demás.

A principios de los años sesenta, vino a Córdoba el programa de la Cadena Ser Radio Sevilla, CONOZCA USTED A SUS VECINOS, un programa totalmente musical que dirigía el popular locutor RAFAEL SANTISTEBAN.

Vinieron a Córdoba, contratados en el Colegio San Andrés, de Antonio Cabrera.

Recuerdo la llegada del autocar con todos los participantes, y pude comprobar como tu tio PEPITO EL SEVILLANO, le buscó acomo al vehiculo EXACTAMENTE ENFRENTE DE LA VENTANA DE SU DESPACHO. Lo digo porque lo vi personalmente. Hubo incluso algunos clientes del Bar Maza, que quisieron fotografiarse con el famoso y bajito locutor.

Saludos

Talbanés dijo...

Es preciosa esa casa, siempre me llama la atención cuando paso por allí. Un saludo Paco.

Paco Muñoz dijo...

Ben

Por muy mal que estén los tiempos, para mí que pasando de cincuenta euros es ya un capital, será prohibitiva. Bromas aparte, aunque no son tan broma, si estás interesado y puedes, no hay problema en ponerte en contacto con los propietarios.

Molón

Lamento mucho eso que cuentas e imagino que tuvo que ser un gran golpe para ti. Hay que ver como se entrelaza lo bueno y lo malo de la vida con cualquier cosa que saquemos a relucir en este “pueblo grande”. Lo del Palacio de los Villalones te remito a esta entrada:
http://relatosdeconchi.blogspot.com/2010/11/cuento-el-espiritu-de-dona-blanca.html
aunque es una buena idea.

Manuel

Almacenes Puente y Pellón y Galerías San Sebastián patrocinaban en gran medida “Conozca usted a sus vecinos” y en cierta ocasión cantó un señor “El Maletilla”, tan mal, tan mal, que la gente pidió que fuera otra vez a actuar a Radio Sevilla. Entonces Pepe da Rosa también me parece era del elenco.

¡Que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva…! ¡Pero si esto es el diluvio! ¡Pues cómprese un paraguas en casa de Rubio!

Talbanés

Sí que lo es ya ves lo que dice Werrybee –un gran experto en cinematografía, para mí una enciclopedia sobre el séptimo arte- sobre ella relacionada con el cine.

Werrybee

Seguro que tienes un buen documento, relativo a ella. Pero no recuerdo ninguna película asociada a ella, a lo mejor cuando lo digas se viene a la memoria.
Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Francisco

Para intentar aclarar, si es posible, tu pregunta sobre el Hospital. En esa época, comenzar diciendo, que un hospital podía ser una pequeña casa con unas cuantas camas.

Y haciéndonos eco de lo escrito por D. Teodomiro -que posiblemente él citara algunas fuentes sin el excesivo rigor necesario- dice que, esquina a la c/ San Antonio o Barberos (actual Hnos. López Diéguez), había en una casa que hacia esquina, unos telares de seda, regentados por una señora cuyo nombre no se me puede olvidar nunca, porque mi madre se llamaba igual, Dolores Muñoz, y que una casa arriba de la citada, estaba la llamada del Parador de S. Andrés, que era mayorazgo del marqués de Alcañiz(¿?). Comenta que en el 1570 vivía en ella Doña Luisa Luna, y que un día bajó a la capilla del Hospital contiguo para un juramento relativo a un problema de entrepiernas.

Yo me atrevo a aventurar con las cautelas lógicas de mí desconocimiento que, la casa de locos y el hospital llamado de La Sangre de Cristo, se ubicarían en esa acera que va desde López Diéguez a Manchado. Reitero Francisco, que es aventurar primero a que sea cierta la existencia de ambas cosas y que según los datos por ahí andaría la ubicación. Algo por lo menos aclaramos abreviadamente.

Un saludo.
adecuado rigor, pero es lo que hay, a mano-

Francisco dijo...

Gracias por la información en esa zona lo situaria yo tambien, ademas D. Teodormiro prevee su desaparicion y que pronto formara parte del jardin de la casa del Marques de Santa Marta. ¿esta casa podria ser la que tiene la fachada principal a la plaza de San Andres haciendo esquina?
Un saludo.

Paco Muñoz dijo...

No, Francisco, como estamos en la acera citada la casa es la solariega es la que hace esquina con la calle Manchado, en la otra esquina hay un supermercado. Parece ser que era una que llamaban de los Guzmanes, y el marqués de Santa Marta la adquirió en el XVIII, es la casa que todavía conserva residuos de la guerra civil. Símbolos que el Ayuntamiento debía haber forzado su retirada ya, son una alusión a un militar llamado Varela. Te iba a haber enviado una referencia a Google pero como no se tu correo, si me lo envías te lo mando. 7fmc@wanadoo.es