domingo, 22 de septiembre de 2019

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE LA CALLE PÉREZ DE CASTRO ESQUINA MONTEMAYOR

Edificio actual (Foto Google)

Hurgando en los recuerdos personales, acuciado por una conversación en la que se dilucidaba qué cuándo había más corrupción, en la dictadura fascista o en la democracia pseudo franquista, he llegado a la conclusión de que es prácticamente lo mismo, han cambiado solo los actores. Antes se caían edificios, acusados de la pobreza del cemento, presas hidráulicas, algún puente. Ahora se caen puentes, autovía en Almuñécar, en la glorieta del antiguo Pryca N-432, piso de la Autovía del 92, por reparto de maletines, y muchos etc. Luego estaba la corruptela estructural, la de los estratos menores, yo tenía un vecino que era municipal de Mercados y siempre traía una bolsa de pago por mirar para otro lado. Las mordidas de la Policía de Tráfico eran de antología, que acabaron radicalmente con el cambio a la Guardia Civil. Hay que señalar que este cuerpo permaneció fiel al Gobierno de la II República, pero que al tiempo, ya en democracia, fueron quienes nos asustaron con el golpe de Estado del 23F, porque el adn patrio es el mismo. Un amigo me contaba como se comían los huevos que ponían las gallinas que criaba su madre para sus hijos, en las visitas oficiales y era imposible decir que no había, era el pago de poder vivir siendo nadie. 



En mi infancia era tremendamente descarado, las jefaturas correspondientes hacían la vista gorda y la corruptela imperaba, Más o menos se dejaba robar. Por poner un ejemplo: en mi empresa se daban unas ayudas por lutos -se llamaban así-, y un policía certificó que un individuo de mi empresa, muy crítico con la democracia eso sí, vivía con su padre fallecido, para poder cobrar la ayuda, siendo falso el certificado porque, vivía muy lejos de la casa del padre fallecido. En este caso fue amiguismo familiar, luego, el policía tiempo después tuvo un acto de “dignidad interesada” conmigo negándome el saludo personal, porque había sido destituido de un cargo pactado por un tiempo. No por la corruptela de la que me enteré al saber que el compañero de trabajo era amigo del susodicho y conocer entonces la falsedad del documento firmado por la dudosa autoridad tiempo atrás. 

Del malogrado Forges


“Pero vayamos por partes. En la calle Montemayor, esquina a Pérez de Castro, o en la calle Pérez de Castro esquina Montemayor, existió un Juzgado que cumplía como Registro Civil. José Muñoz, mi padre, que llevaba a su hijo a todos sitios, cosa no muy normal en el estilo de los cordobeses de ese tiempo, me llevó un día a solicitar una partida de nacimiento a ese organismo. Todavía existía muy acentuado el espíritu de los artículos de Larra con el “vuelva usted mañana”. Después de esperar una cola, un señor detrás de una ventanilla, que a mí me resultó siniestra, con un bigote de hormigas como lo define un amigo, cuando nos tocó se dirigió a nosotros en un tono agrio:

Del malogrado Forges

-¿Que quiere usted?

-Buenos días, quiero solicitar una partida de nacimiento a nombre de mi hijo, es para el ingreso en la Universidad Laboral, aquí tiene el Libro de Familia, su nombre y datos. –le dijo mi padre en un tono de ruego.

-¡Bien!Tienequevenirpasadomañanacondostestigosluegola
expedicióntardaráunosdíasmás. –dijo sin levantar la vista siquiera para mirar a mi padre, sin respirar, sin pausas dejando a la vez el Libro de Familia encima de la repisa interior.

-Sí señor ya lo sé, pero por favor ¿podría mirar usted dentro del libro de familia, por si existe alguna posibilidad de que estuviese antes? –le rogó mi padre en un tono delicado, convirtiéndose en corruptor.

El señor del bigotito de hormigas, levanto la vista, ahora si lo miró, volvió a coger el Libro de Familia forrado de papel de periódico para su protección y lo abrió. Una fotografía de Jaime Balmes, que era la que había en el anverso del billete de cinco pesetas se dejó ver. Estos billetes eran del cincuenta y uno, evidentemente emitidos por la Dictadura. El funcionario sacó el libro de familia de la repisa y dejó caer su contenido en un cajón que cerró. Ahora con una sonrisa algo más amable, que dejó entrever un colmillo dorado, y algo de más cortesía le dijo a mi padre:

Del malogrado Forges

-Bueno venga usted mañana a primera hora, y no le hacen falta los testigos. Buenos días. –ahora recalcó las palabras y las pausó adecuadamente.

-Muchas gracias y con Dios. -le contestó mi padre y nos fuimos.

Cuando alguien hable de países sudamericanos o africanos, de las "mordidas", u otros en los que aún no hayan pasado a los temas de alta corrupción, deberá saber que es cuestión de tiempo, o sólo con preguntar a quién haya vivido en la década de los cuarenta, cincuenta y sesenta del siglo XX, cuando estábamos recién salvados de las “hordas rojas” y aún éramos  (creo que lo somos cada día más) “la reserva espiritual de Occidente”, que se lo dirá.”

Trinidad y calle Montemayor de camino (autor desconocido)

Pero la curiosidad hace que buscando algunos datos de este Juzgado de Primera Instancia, descubro sobre el edificio, en el Catálogo de Patrimonio de la Junta de Andalucía, que figura con descubrimientos arqueológicos, como cualquier edificio de nuestra ciudad. Con el Código: 01140210400,  detalla la casa y una anexa que fue el Juzgado de Primera Instancia de la pequeña corruptela citada. Y dice la descripción de lo encontrado en ella -seguro cuando se construyó la actual-, lo siguiente: 

"Fase romana: 
-Solería de barro cocido (Corte I. Estructura A): cuatro losas incompletas (0,40 metros de anchura media) de barro cocido sobre una cama de cal. Bajo ésta, a modo de cimentación, cuatro tizones de arenisca muy deteriorados y con una anchura media de 0,20 metros que apoyan sobre una tierra gris muy orgánica con algunos mampuestos. Esta solería define un espacio doméstico delimitado por sendos muros de sillares de caliza (Corte I. Estructuras B y C), que conservan dos hiladas y tres hiladas respectivamente, orientados Norte-Sur, con cimentación de hiladas de mampuestos de piedras calizas, retocados con ripios y fragmentos de tegulae. 

Ubicación plano catastral del número 3 se pasa al 7

-Canal de desagüe (Corte I.Estructura D): Conducción de 0,31 metros de ancho y 0,52 metros de alto, base de tegulae, presenta un desnivel de Sur a Norte. 
-Alineación de ladrillo y mampuestos de pequeño tamaño (Corte I.Estructura E). 
-Restos de pavimento de ladrillo de disposición irregular (Corte I. Estructura F). 
-Calzada de orientación Oeste-Este, compuesta por dieciséis piezas irregulares de pudinga sobre preparación de una potencia de 1,20 metros de una tierra gris muy oscura que absorbe fácilmente la humedad, lo que proporciona una escasa resistencia (Corte II. Estructura A). 
-Cloaca de desagües formados por muretes de ladrillo, fondo de tegulae y tapa de losas de caliza (Corte II. Estructura B). 
-Alineación de fachada recayente a la vía, en la que se han conservado algunos elementos de puerta. Se trata de un muro de sillares de caliza, sólo uno conservado, al que se asociaría un elemento de puerta con una hendidura central en su cara superior que aparece desplazado (Corte II. Estructura C). 
Fase medieval islámica: espacios de uso doméstico: 
-Dos muretes paralelos de mampuesto, fragmentos de quicialeras de mármol gris reutilizadas así como losas de mármol igualmente reutilizadas, conformando un canal cuyo fondo está constituido por una lechada de cal y presenta un tramo recto, de Este a Oeste, para luego girar en ángulo hacia el Norte (Corte III. Estructura A). 
-Mampuesto y bolos y dos sillares de arenisca (Corte III. Estructura B).

Fotos del autor y autores citados
Bibliografía de Notas Cordobesas

sábado, 21 de septiembre de 2019

SOBRE EL CAMINO DE LA FINCA LA CONEJERA

El recorrido de la Conejera de Wikiloc

Hoy he recorrido, al hilo de una noticia que circula de que parece van a cerrar un camino centenario, el de la Conejera, el mismo de ida y vuelta. Dos señales y dos zanjas burdas, son los avisos de lo que puede ocurrir si no se remedia. Las señales te dicen lo de siempre “Propiedad privada Prohibido el paso”, lo normal. De todos es sabido que no hay un palmo de terreno en ningún sitio sin dueño, todo lo tiene, aunque muchas veces te preguntes sobre el sentido de esas grandes extensiones improductivas muchas y con un aparente carácter de abandono bastantes, pero sin embargo la propiedad siempre trata de prohibir el paso.

Catastro de 1950

Topográfico 1ª edición

Raster ING con detalle zanjas y señales

Es verdad que conocemos abusos de quienes utilizamos esos caminos, traducido en suciedad, en ocasiones el fuego y destrozo con algunos vehículo motorizados, pero no lo es menos que, los ciclistas cuidadosos, que hay muchos y, sobre todo lo caminantes, poco daño pueden hacer a ningún camino, pasando por él. Sí por el contrario, no es la primera vez que los usuarios han colaborado en que no hay daños mayores. He escrito sobre la zona varias entradas en el blog, todas relacionadas con la propiedad de la Conejera; cortijo, aljibe, camino, y vivencias, nunca me ha llamado nadie la atención para nada por esos caminos centenarios o milenarios si queremos trasladarnos más atrás, que se puede.

Perfil

Raster sin trazado de la ruta

No estaba construida aún la carretera CO-3404 cuando pasé por primera vez por esos lares, y estoy hablando de la friolera de unos sesenta años. La actual carretera CO-3408, que vulgarmente la llama todo el mundo la del “catorce por ciento”, era un camino de piedra suelta. En ella se celebraba una prueba ciclista que se llamó “La subida al Cambrón”. El cambrón es un arbusto que se daba por esos parajes, y la peña que vigila desde arriba el Cortijo de Cabriñana y el Valle de San Benito -lugares harto conocidos por mis antepasados-, se ha llamado siempre la Peña del Cambrón.

Llano del Lagar de la Cruz

Cintas de las que había varias entre árboles

Límite Conejera, zanja y montón de tierra

En los años 1955/56 estábamos en el Colegio San Antonio de Padua, en la calle Alta de Santa Ana y dirigido por D. Enrique Rodríguez Castro, a quien siempre llamé mi maestro, a pesar de que me marché de su colegio por un error de apreciación que tuvo conmigo. Normalmente siempre tienes una serie de compañeros, de esos que siempre titulas con el apelativo cariñoso de amigo. Yo tenía y tengo afortunadamente dos, Juan Martínez y Pepín Gálvez, a los que siempre que me refiero a ellos les antepongo el prefijo “mi amigo” fulano o sutano. 

Primera señal en la linde oeste

Troncos cerrando el paso por otro camino al oeste

Cruce con el camino del Rosal

Con el primero, Juani, decidí un día subir por la cuesta que subían los ciclistas, en la prueba citada en la que muchos se echaban la bicicleta al hombro, que la hacía parecer ciclocrós, por su dureza. Andando desde nuestra casa, por el camino, que no era ni carretera, llegamos hasta lo que ahora es el cruce con la CO-3404 que, como he dicho no estaba construida. A partir de ahí giramos al oeste por el camino que parece quieren acotar. Llegamos al cruce del Camino de la Conejera que estaba empedrado, dejando a la derecha la subida al cortijo y desde allí seguimos hasta la carretera de Villaviciosa, a la altura de poste del miriámetro.

Camino de la Conejera

Curioso alcornoque

Restos de empedrado

Luego continuamos hasta el Lagar de la Cruz, y la actual CO-3314 que no soltamos hasta las Ermitas, para bajar por la Trocha o Cuesta del Reventón, a la carretera de las Ermitas, y luego la del Brillante a nuestra casa, Juani a la Puerta de Almodóvar y yo a la Judería. Un recorrido considerable para dos niños, que superaba los veinte kilómetros. La realidad es que yo tenía 12 años y Juani 14, y eso fue una hazaña, la misma de Federico Martín Bahamontes que ganó ese mismo año el Tour de Francia, 1959. Hoy día de despedida del verano de 2019, 21 de septiembre (yo sigo utilizando la p), 60 años después, he vuelto a hacer el camino de La Conejera, y me he cruzado en dos ocasiones un coche por ese camino a notable velocidad, para ser un terreno tan accidentado. 

A la izquierda entrada al cortijo

Pino caído

       A la izquierda al arroyo de Buenas Aguas o D. Lucas

“El Camino de la Conejera estaba empedrado en algunos sectores, en el fondo siempre ha sido para mí un poco siniestro, los caprichosos arbustos de la ladera oeste del cerro de TVE nos parecían sacados de un bosque de una película de terror. La dehesa de alcornoques de la Conejera es preciosa. Antes no estaban las torres de TVE y otros servicios, que acaparan todo el cerro de cota superior a los seiscientos metros y que llaman del Lagar de la Cruz. La televisión se creó en España en 1956 y llegaría a Córdoba allá por 1960. La señal, que llegaba fatal por cierto, venía desde Guadalcanal por el canal 4, que obligaba a unas mastodónticas antenas, de las que aún quedan restos en algunas azoteas.”

Otro cruce

Sendero al olivar este

Al fondo cruce con la CO-3408

He deducido que era la propiedad, y que la entrada al mismo la habrá hecho por la Matriz, ya que las zanjas que cito impiden el paso. O por los prefabricados barracones frente al camino de San Cristóbal, que siempre me parecían a aquellos que veíamos en las películas de la guerra de Corea. Me adelantó a notable velocidad pasado el cruce del cortijo y luego me cruzó otra vez, de vuelta antes del cruce que sale donde estaba el mojón del miriámetro. La primera vez el acompañante contestó a mi saludo, porque redujeron la velocidad a mi altura, la segunda ni me miraron. No sé por qué, pero me parecieron los ocupantes unos porteros de discoteca, por lo menos eso pensé haciendo comparaciones por su volumen físico.

Zanja en la linde este

Cruce de caminos linde este

La otra señal en la linde este

Tengo la matrícula del vehículo, por si no son los propietarios, los que han usado el camino. Si lo son, no se han dirigido a mí en ningún tono prohibitivo, lo que denota que parece que no hay aún voluntad de ejercer coercitividad con los usuarios del camino. Si no lo son no vale nada de lo dicho, si incumplían, por otra parte, la normativa de circular un vehículo de motor por un camino, aunque no han llegado al extremo de que quien me amenazó desde un quads, cercano a la ermita del Cerro Muriano camino de Torreárboles. 

Otro trozo de empedrado a la vuelta

El vehículo citado en el texto

Mi consideración final es que ese camino es un camino de cientos de años, y debía mantenerse como tal, con diálogo. La realidad será la que deba ser y si hay que aportar un granito para que lo siga siendo se aportará. Los signos de la presunta prohibición son los comentados, dos señales encima de la blanca y negra de coto, con el texto de que es una propiedad privada, algo obvio, y el añadido que prohíben el paso, y dos zanjas con amontonamiento de tierra, que no llegan ni por un asomo a los crueles muros de Trump ni de Netanyahu. Es broma. La finca La Conejera o Conejeras como titula el Catastro, linda con las del Rosal, La Matriz (parcelación), Villares Altos, San Cristóbal y Lagar de la Cruz. La contienen cuatro parcelas distribuidas entre los Polígonos 84, 85 y 89 y arrojan una superficie de 1.359.140 m2. 

Entradas sobre la Conejera:


Fotografías del autor y autorías citadas
Bibliografía Blog Notas Cordobesas

martes, 17 de septiembre de 2019

DEL GRAFITO A LA VELADURA-III EXPOSICIÓN DE ALUMNOS DE JOSÉ LUIS MUÑOZ

Cartel anunciador obra Andrómeda

El verso veinte del Cantar del Mío Cid dice, más o menos: “Dios, que buen vassalo si ouiesse buen Señor!”, que es lo mismo que: “Sería buen vasallo si tuviese buen señor” en este caso la frase a aplicar es la contraria: "¡Que buenos alumnos salen de un buen profesor!" Es lo que comprobamos disfrutando la “III Exposición de Alumnos de José Luis Muñoz”. Está expuesta del 11 al 25 de septiembre, por lo que quedan muy pocos días. Como más vale tarde que nunca, yo la he visto hoy, y se ve la categoría en las obras la categoría del enseñante. Está instalada en el claustro del patio barroco de la Diputación Provincial y puede verse de 10 h. a 14 h. y de 18 h. a 21 h. los días laborables y de 10 a 14 h. los sábados y festivos.

Momento de la inauguración (foto J.L.Muñoz)

En su página web copia José Luis una frase del inglés David Hockney: “No es necesario creer en lo que dice un artista, sino en lo que hace” La frase expresa claramente la realidad de los artistas. David es: pintor, grabador, fotógrafo, escenógrafo, dibujante, ilustrador y litógrafo, entre otras disciplinas. Yo he contado cincuenta y seis obras entre la que se incluyen dos del profesor tituladas Perseus y Andrómeda. Las cincuenta y cuatro restantes las he condensado en un vídeo ante la dificultad de publicarlas todas. Mejor verlas, porque las fotografías no tienen calidad al estar realizadas con la cámara del teléfono.


Patio barroco de la Diputación Provincial

Un poco de José Luis Muñoz y hay mucho más de su página web: “Nacido en Córdoba (España) en 1969.  Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla en 1993. Mis mayores influencias son el simbolismo y la pintura del renacimiento, pero, tanto estética como conceptualmente, me divierte fusionarlas con el cómic y el cine que tanto me hacen disfrutar. En las composiciones busco una actualización de símbolos universales de la mitología o literatura clásicas, desde mi visión contemporánea.

Perseus (José Luis Muñoz)

Andrómeda (José Luis Muñoz)

En cuanto a la forma, me gusta cuidar mucho la elaboración de la obra, dando la mayor importancia a la composición. Técnicamente, parto de un dibujo detallado al cual voy añadiendo color poco a poco a base de veladuras, primero de temple y acrílico y posteriormente al óleo con resina alkídica. Aunque me gusta el detalle, no busco el realismo fotográfico, prefiero que la pintura parezca pintura, y a menudo coloco mis personajes sobre fondos planos con elementos simbólicos dibujados y escritos o con pan de oro.”



Direcciones del pintor:


Fotografías del autor y de la exposición
Bibliografia de la web de José Luis Muñoz

domingo, 15 de septiembre de 2019

LA BERREA EN EL PARQUE NACIONAL SIERRA DE CARDEÑA Y MONTORO

Hermosa fotografía de un macho de Arturo de Frias Marques

El día de hoy hemos estado cuatro matrimonios amigos en Cardeña, visitando el Centro de Visitantes primero, almorzando después y disfrutando de la hermosa dehesa y sus habitantes, bajo una necesaria lluvia, que la manida DANA (tormentas de cojones) ha dejado por aquellas latitudes, residuos de lo que ha molestado por Levante y el este de Andalucía. Es espectacular ese territorio. La primera vez que lo vi, después de coronar el Puerto del Calatraveño me impactó, cuando era una odisea subir por esas carreteras, estoy hablando de hace más de cuarenta años. Mirar a un lado y otro y ver el valle de los Pedroches era un espectáculo muy hermoso. Años después y viendo el Valle de Alcudia, ya en terreno manchego fue muy parecida sensación.

Fuente en Cardeña y Ayuntamiento

Durante el celo de los ciervos, sucede el episodio que se llama berrea, llamado así por el sonido que emiten los machos, haciéndose notar. Normalmente en nuestras latitudes es a finales de septiembre. Los machos pretenden formar su harén y marcar su territorio sexual. No solamente es sonora la demostración de testosterona, hay peleas entre ellos para que en la selección natural monte a las hembras el más fuerte. En las luchas tienen una parte muy importante la cornamenta. Normalmente las lides por las hembras suelen ser donde éstas comen y beben habitualmente. Conocidos los lugares se organizan visitas a sitios específicos para verlos en su hábitat desde la distancia.

Expectantes

Manada (Foto A. Corcuera)

Una vez conseguido el plácet del lugar y ganado a los otros machos, el vencedor, que hasta puede juntar 40 o 50 hembras, empieza a coitar con ellas. Son montas cortas, que pueden quedar resueltas en un par de intentos. Si la hembra no queda fecundada, ésta nuevamente ovula a los dieciocho días. El periodo de gestación dura 235 días y pare un solo ejemplar. Las cornamentas los machos las mudan todos los años, en marzo se le caen y empieza de nuevo su crecimiento, cuya exuberancia lo es en función de la buena o mala alimentación de éstos. Y nuevamente el ciclo se inicia, si en los periodos de levantamiento de veda no cae en manos de aquellos que son aficionados a ello.



Nosotros a instancias del responsable del Centro de Visitantes, que nos recomendó unos determinados puntos de la carretera CO-5101, de Montoro a Cardeña. Comienza en Montoro en la N-420 y termina 33,54 km más arriba en Cardeña otra vez en la N-420. Esta última es la carretera nacional de Córdoba a Tarragona por Cuenca, que parte de la N-4 en Montoro y abandona la provincia de Córdoba y Andalucía, pasado Azuel en el río del Pueblo Pardillo, antes de Fuencaliente. Esta carretera la CO-5101, es una carretera a mi modo de ver un poco abandonada, sin esenciales medidas de seguridad que, mientras discurre por los hermosos terrenos de la dehesa bien, pero cuando se deja caer al valle del Guadalquivir requiere todas las dosis posibles de prudencia y atención. No la recomiendo para bajar de noche y lloviendo.



La berrea normalmente sucede al atardecer, salvo algún ejemplar muy desesperado, o la imitación de algún gracioso, que los hay. Pero obviando estos extremos, el espectáculo de manadas de hembras y algunos gabatos y varetos, a ambos lados de la carretera, es digno de verse. Normalmente no se asustan y se pueden fotografiar sin problemas y al ser la dehesa un territorio semi llano de gran separación entre encinas o alcornoques, pueden observarse a distancia con más tranquilidad, y disfrutar de ver los animales en su hábitat natural. Esta bendita agua ha venido muy bien aunque hay que desear un otoño más lluvioso que verdee los dorados suelos de la dehesa pronto.



Un gabato asustado había saltado con su madre de un lugar a otro de la dehesa, por la carretera, pero luego no sabía volver a su lugar de origen, había que saltar la otra malla que, a pesar de no ser muy alta, para él lo era. Intentaba una y otra vez entrar por la malla y se daba de golpes en los postes de cemento de la cerca. La madre lo observaba en la distancia. Decidimos ayudarlo. El asustado gabato corrió bastantes metros en dirección Cardeña. Me adelante, cuando me lo permitió el aliento, por el margen contrario en el que le estaba y traté de que no se alejara más. Cruzó la carretera, ese era el riesgo que pretendíamos evitar, el que fuese atropellado. Es verdad que esa carretera tiene poco tráfico, pero en estos días hay mucho curioso, como nosotros, para escuchar el espectáculo de la berrea y ver los ciervos por allí, que podría ocurrir un fatal desenlace.



Volvió a cruzar otra vez, y pudimos acorralarlo porque asustado se echó en el suelo tratando de mimetizarse con la escasa hierba seca que había. Paco y Conchi se acercaron por detrás y yo por delante traté de que no se levantará, lo cogimos entre los tres y como pudimos lo elevamos por encima de la malla y lo dejamos caer suavemente al otro lado. Al principio se mostró titubeante por la manipulación, pero se levantó de inmediato y se separó de la malla, adentrándose en la dehesa. La madre no se veía, pero seguro lo encontraría o se acoplaría a otros grupos. Fue un espectáculo, digno de ver. Luego después, delante del enorme cortijo Casas de Mañuelas, el guarda comentó que estaban todo el día reponiendo gabatos a la cerca correspondiente.


Gabato buscando a su madre

Una cuestión accesoria, al verme con la cámara me dijo, educadamente pero ejerciendo una coercitividad quizás no necesaria por no ser una autoridad, que yo no podía fotografiar una propiedad privada, que él era el guarda. No entré en discusión porque no era momento para un debate legal. A mí no me correspondía ilustrar a ese trabajador, que además dijo cumplir órdenes de los dueños. Pero a los dueños, habría que decirles que si no quieren que fotografíen su casa desde un lugar público que es la carretera, que la tapen, por los lados y por arriba (para que ni siquiera los satélites puedan). He obtenido fotos que están en la red en Internet que son de Google y otros servicios aéreos, y en ellas se puede ver el cortijo desde todos los ángulos posibles en 3D. Tendrán la propiedad, exageradamente inmensa, pero desde la carretera el horizonte es libre y si en el te encuentras un caserío como este, sin poderlo evitar entra en el encuadre fotográfico.


Gabato mimetizandose 

Luego consultando, simplemente por curiosidad, el Catastro, el cual en su información pública también pone una fotografía de la fachada oeste del caserío (el que estaba prohibido fotografiar), nos referencia que la parcela citada tiene unos cuatro millones de metros cuadrados de superficie, pero es que la superior, con el mismo nombre tiene once millones y medio de metros cuadrados, y como yo no voy a hacer ninguna oferta de compra, no he consultado más parcelas. Lo que corrobora lo hermosas y bien cuidadas propiedades únicamente destinadas, en lo que se ve, a la cría de esos esbeltos y hermosos animales que, supongo, no tienen prohibición de fotografiarse. Evidentemente ninguna fotografía de las realizadas lo es con intención de ningún tipo de lucro, simplemente el interés en conocer nuestro territorio y sus usos.

Curiosos en la carretera

Finca Casas de Mañuelas (foto de Google)

Más abajo por los terrenos de Garci Gómez vimos otro aficionado que nos habló de “luchauras” pero que había que esperar al atardecer. Y una nutrida formación de buitres planeando a notable altura. Contamos seis o siete. Un pantano, el del Arenosillo casi seco, y una serie de Molinos, Don Diego, Juana Molina, Risquillos, etc. Ya  llegando a la hermosa ciudad de Montoro, destaca el Molino del Corregidor en altura y otras cortijadas lamentablemente en ruinas, en un terreno que había pasado a ser serrezuela todo sembrado de olivar, con pendientes que nos hizo pensar en la dificultad de la recolección del fruto. Un agradable día, por la lluvia, la comida, exquisita (menos mal que ninguno es musulmán y algunos de nada), la experiencia de la dehesa, la del gabato y sobre todo la selecta compañía, a la que tengo que agradecer el trato que me dispensan.  
 


 


 




Fotografías del autor, de Arturo de Frías Marques, Azeral y de Google.
Vídeos del autor
Bibliografía de Wikipedia, Catastro, y Web de javier.jimenezshaw.com